Explosionó la primavera de las emociones, estallaron el júbilo y el llanto al unísono. La alegría y la tristeza, de la mano, pasearon el alma y en cada rincón de los recuerdos, detenían su paso mirándose, sintiéndose, amándose...
Marinel.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Algún día lejano...en once pasos...



1/La herrumbre de mis huesos no traiciona, 
es suave delatora de sucesos que ocurrieron.
No es ave traicionera que de a poco
 te lleve hasta su nido y te devore.
 Es fiel cotilleadora.

2/Ha entrado en el jardín de mi aposento,
 quizá no se fue nunca y yo lo sepa, 
mas es ahora cuando está cuerpo presente,
cual  moribundo exhalando sus últimos suspiros,
sin falta de alimento.



3/Me avisa sin remiendos ni costuras
 del tropel que se avecina.
Heme aquí mirándola vencida, 
sabiéndome presta al desatino de viajar un viaje conocido
 a la vez que sin respuestas.


4/No tuvo a bien el paso de los años,
 echar tan sólo flores a mi paso.
 También hallé arbustos espinosos
 rasgándome la piel con alborozo.



5/Son ellos insensibles, no así  el vestido que me guarda,
o aquel otro invisible que arropa mi interior.
Se hizo vigía de mi barco en duermevelas amorosas, 
 portera de vanos sentimientos, también de los candentes crepitando
 entre mis manos u odiosos pensamientos confrontados,
 alimento al fin de orgullo innecesario.



6/Jamás renegaron ser columnas del andrajo de mi cuerpo,
 ni antes cuando la juventud semejaba eternidad, 
ni luego en decrépito festejo o ahora en marcha fúnebre
 hacia el cortejo con la muerte.




7/Me iré con ellos puestos sabiéndolos perdidos a dormir
 el más allá que se desliza sigiloso entre mis dedos. 
Jugamos la partida del partir sin aspavientos, ellos y yo.
Yo y mis secretos.
Viví desde el nacer para morir. Hoy sé que muero.


8/Vacía no, a eso vendrán luego los sin hueso. 
Ahora marcharé con mis recuerdos.
 Algunos rodeados de vívidas personas que se quedan,
 otras ya partieron a esperar les diese alcance.
 Ya deben sonreír desde sus púlpitos u hogares tan etéreos.


9/Amé, me amaron y si nada me lo impide, amando moriré.
 No a todos tuve y sin embargo amé también algunos  que no fueron
 presente en mi vivir; a alguien en concreto.
Pero ese es mi secreto.

10/Llegado está el momento,
de ver la sangre despedirse.
 Mis huesos me dictan con crujidos
 el camino que seguir, no el de regreso 



martes, 30 de agosto de 2011

Instante incontrolable.


No sé bien en qué momento fue marchándose la noche con su luna y sus estrellas. Por mucho que me debato intentándolo  atrapar, no lo consigo.  Ese instante en el que muero para vivir de otra forma, siempre de mí se me va. Huye rápido y veloz sin que pueda darle alcance, más tarde sé que llegó, porque en el mundo del sueño mi mente desvarió:

En una bañera ubicada, con los cabellos serpiente y rodeada de seres, dormito tan complacida que se me iría la vida y no estaría al corriente. Hay peces de colores nadando por las paredes, conejitos escondidos, y pájaros coloridos. Mariposas y nenúfares. El  agua se hace de seda derramándose en el aire. A todo esto se une una suave enredadera paseando por mi  baño.
Cual si fuese un escenario en el que soy decorado, va pasando por mi lado la noche  sin más cautela, sin un asomo de culpa viéndome ahí tirada en medio del sueño, más pareciéndome a un leño que a una mujer que ahora sueña.


http://i51.tinypic.com/256zmv4.jpg
 
 
"Temes a la imaginación. Y a los sueños más aún. Temes a la responsabilidad que puede derivarse de ellos. Pero no puedes evitar dormir. Y si duermes, sueñas. Cuando estás despierto, puedes refrenar, más o menos, la imaginación. Pero los sueños no hay manera de controlarlos." 

Haruki Murakami

domingo, 28 de agosto de 2011

Mírame...

Hace tiempo que sé de sus disputas por salir...son esas que habitan en mi interior anhelando su momento de gloria. Les dediqué uno de mis textos sacándolas a todas de paseo, pero sé bien que cada una tiene su momento.
Más abajo, en el escrito de hoy,sale a relucir una de ellas...
Sabréis cuál si escucháis este audio donde Beatriz Salas, me hace el honor de leer aquellas letras pasadas homenajeando a...
Mis habitantes...









No dejes de mirarme.
Obsérvame desapacible sintiendo cada gota de sudor resbaladizo bajando por la almohada en donde a no pocos instantes hicimos la morada de extravío y de locura desatada.
Una cueva de solaz.
Abriga con tus ojos cada poro de mi piel enardecida que acunada por tus ojos aún tirita.
No es frío lo que siento.
Absorbe con tus manos los montículos terrestres de mi cuerpo que ahoga exclamaciones en tus besos tan sabrosos mientras nado dócilmente por tus ojos.
Sin branquias no respiro.
Conviérteme en hoguera de esta orilla de la playa del deseo haciéndome creer que de tus ojos brotó la lluvia calándome los huesos, tornándolos de azúcar.
Manjares para dos.
Tan sólo soy mujer de construcciones, castillos en el aire yo fabrico y en cada ventanal  de tu mirada, pinto un jardín y lo disfruto.
No dejes de mirarme.

http://blog.securibath.com/wp-content/uploads/2009/07/mujer-desnuda-lluvia.jpg


sábado, 27 de agosto de 2011

Anidando en las alturas.

Se asoma el horizonte desgajado de color y en una latitud que me concierne se talan los silencios.
Allá en la lontananza del olvido aún resuenan ecos de bellos paraísos rasgando lo imposible.
Absurdamente aúno toda dicha que sembré por mi camino cosiéndola  en  recuerdos ,algunos inventados, zurziendo entre suspiros,  paisajes de sentires y besos arbolados.
Mis manos entretienen mis lamentos ante esta sociedad resquebrajada. En esta lasitud recién amanecida, dilato los sucesos agridulces del vivir, quizá, alejándome en exceso de estar agradecida.
¿Me siento infame por hacerlo?
No. Es cosa mía si palpo los sentidos; si pienso, si río o lloro o me lamento, si me conmuevo o estoy agradecida.También si no agradezco. Vivir me da derecho.
Encierro  la guarida de mis ojos tratando de evitar algún desborde  del mar que se me agita en las entrañas, mientras advierto llegar hasta mi mente un vástago sentir que me reclama el néctar de mi sangre. Ella empozoñada en el desvelo, lucubra sin cesar bajo este cielo negro que ensancha su extensión como un presagio: es pésimo el rencor si, por temor, le das alojo, me dice quedo. El odio acude a mí pidiéndome cobijo; le doy asilo en la distancia. El ìmpetu marchó cabizbajo en busca de sosiego.Tropiezo una y otra vez en la esperanza que yace adormecida.
Siento el deber de hacer titánicos esfuerzos, probablemente lucha encarnizada, en pos de un futuro hoy incierto, que pinte de sonrisas el mañana.

http://eimper-imagenesfantasia.blogspot.com/
Desconozco qué fin puede tener este desgarro interior dañándome la noche, mas sé que no habrá nada que me impida seguir anidando en la locura de...
Dar forma a las nubes a mi antojo.

jueves, 25 de agosto de 2011

Haciéndose refugio.


Nació el sueño al morir el día. Tras la cortina intangible, delgada línea divisoria de las estancias del vivir, surgió el encantamiento.
El caballo galopante y onírico, traía las alforjas cargadas de latidos. Llegar hasta ella  fue  una proeza palpitante.
A lomos de la ensoñación, al trote de los sentidos, cabalgaba él, cual caballero andante, ondeando una lánguida utopía.
Descendió lento. Caminó pausadamente. Se acercó a su somnolencia. En sus manos ausentes de color, apareció una caricia ralentizada en el rostro nacarado femenino. De sus labios sonrosados emergió el estandarte de un beso volador hasta sus labios carmesís.

El amanecer replegaba sus tropas  nocturnas en el horizonte...

"Un beso robado a contraluz  quedó flotando en su aposento. Llegó la aurora a su ventana y aún tenía el gusto de su aliento clavado en las papilas. Pasaron lentas las horas por su lado y allí en el pensamiento quedose anclado el tacto húmedo de su lengua bailando con la suya. Llegó la noche al lecho, y al dormir, poblaron sueños dos bocas haciéndose refugio la una de la otra.
En lento transcurrir pasó la vida dejando siempre abierto a los sentidos el tacto de aquel beso."

http://www.arteinformado.com/documentos/artistas/5167/el_beso_II.jpg

martes, 23 de agosto de 2011

Ebria de dicha.


Ignora en qué punto se perdió en cavilaciones. Cuándo o cómo obvió el mandato de la vida de asumir resignadamente los sucesos que la concernían directa o indirectamente.
Entonces, sólo entonces, creó una capsula a su alrededor haciéndose ermitaña pendiendo de su propia decisión contra corriente.
O eso creía.
Despertó gravitatoria. Ufana se enredó en los hilos del viento. Feliz se meció en la tormenta. Sosegada reposó en las nubes plateadas. Robó al cielo azul una porción de su color haciéndose un vestido radiante.  Intrépida subió más allá del arco iris asomándose a sus vistas.  Amigó a las flores a su paso.
Bebió sentir hasta el hartazgo.
Descendió ebria de dicha. En su interior crepitaba el fuego de la victoria, un remolino de triunfo libertario había hecho mella en sus sentidos obnubilando la razón.
Le bastó a su brevedad, a ese periodo efímero de vida que intuía tocando su fin.
Sonaron violines en manos de la brisa. Acariciaron sus alas los oboes de la lluvia. Aflautadas notas trajo el amanecer de un día solo, el de su marcha fúnebre.
Ahora sí. 
Acató la directriz sin objetar, dejó raíces inacabadas, recogió su corta experiencia y…
La mariposa voló libre

 Foto cedida por Antonio Marín Segovia. 
Gracias, Antonio.


"El querer lo es todo en la vida. Si queréis ser felices lo seréis. Es la voluntad la que transporta las montañas."

lunes, 22 de agosto de 2011

Me gusta el mar...

Me gusta el mar cuando amanece en la quilla de mi barca predispuesto a mecerme en oleajes variopintos,
rumor de caracolas me enardecen, haciéndose caballos galopantes en la bruma que emerge en mis entrañas buscando mis instintos.
Los cuentos de sirenas cobran vida, mis pies se hacen aletas buceadoras, sus dedos son de espuma de corales llevándome en la cima de sus olas.
Me pierden los sentidos si me mece en  la húmeda  oquedad de sus llanuras, sus aguas infinitas y envolventes me mojan con sus gotas  saltarinas pintadas de color de aguamarina.
Me gusta el mar cuando atardece  en calma chicha con clara vocación de acunar entre sus brazos este mi esquife anclado en el reposo de la dicha.
Bravío el mar rebosa en la planicie de mi cuerpo,  maderamen donde  habito, crujiendo en escarceo con su linaje de líquido ancestral al abordaje.

http://cahokiawichita.files.wordpress.com/2010/01/la_isla5.jpg


Me gusta el mar…

sábado, 20 de agosto de 2011

Todo son amapolas...

Veo campos de amapolas con sus trajes rojos llenándolo todo. La visión me produce tristeza, desasosiego irritante. Al mirarlas, por alguna infeliz razón, en este presente confuso, me atemoriza  su sanguinolenta presencia.

Ábreme la puerta, le digo, que no quiero vivir aquí. Me apeo de esta vida infame donde como una plaga devastadora los sentimientos se van por el sumidero.

Ábreme, le repito, que sentirme parte de este maremoto  de agravios hastía mi alma ya de por sí dolorida. Necesito bajarme de este tren de incierto destino, de nulas paradas en el interior y muchas en el descontento, la desolación, la desidia, el ultraje y la crueldad.

Ábreme, insisto, o en el primer campo de soles  que surja como un milagro…me tiro.

No me responde. Se niega a abrirme. Me obliga a mirar por la ventanilla con un gesto brusco en mi mejilla, ahora enrojecida. Veo un paisaje tenebroso con montones de seres oscuros cuyos ojos proyectan una luz cegadora que imprime un desconsuelo profundo. Una desoladora tristeza asoma a mi rostro viendo sus dientes de luna dando chasquidos al masticar una nada densa e insípida como la misma palabra que la alberga.

El tren de mi vida tiene asideros. Aferro mis manos evitando el mareo de saberme  banal   frente al injusto paisaje que rodea a esas gentes. Al fin tomo conciencia del peso de mi culpabilidad cayendo sobre mis hombros haciéndome sentir la bajeza de mi egocentrismo.  Me siento vacía, tanto como el que ocupa sus bocas.

Ábreme, musito, que quiero unir mi pena a la suya y hacer una vastedad de penas que asole los edificios del alma de todos los que la posean, de aquellos que aún conserven un atisbo de cordura.
Ábreme, que…


http://www.excursionestambul.com/wp-content/uploads/2009/05/gelincik.jpg


Todos los campos son de amapolas...

miércoles, 17 de agosto de 2011

Pídeme...


Déjame regalarte algo imposible:
¿Una estrella tal vez, te gustaría?
¿Quizá un tibio rayo de sol?
¿Una escalera al infinito?
¿Una  sirena de cuento?
¿Una canción dormida?
¿Un despertar de ensueño?
Pídeme un imposible, que yo lo invento, le pongo alas al firmamento y me confabulo con su extensión.
Tan sólo has de pensar con gran cuidado lo que deseas: no hay vuelta atrás
¿Un cometa  del futuro?
¿Un jardín de diapasones?
¿Una flor hecha de nubes?
¿Una brisa en el jarrón?
¿Una luna en tu balcón?
Pídeme cualquier vestigio de deseo desatado en la locura, que yo te lo crearé con la punta de la pluma  guardada en el corazón en barnizado de rojo.
Pídeme sin más temores, sin posible azoramiento. Estoy aquí para que pidas anhelos con sentimiento imposibles de atrapar.
Yo los dejaré a tu alcance con tan sólo imaginar…
Seré maga para ti.
Tan sólo...

http://es.best-wallpaper.net/wallpaper/1600x1200/1107/Beautiful-girl-magic_1600x1200.jpg

Pídemelo.

*Tengo algunas tareas pendientes por hacer y aunque puede que hoy sí pueda visitaros o comentaros a lo largo del día en algún momento, mañana y pasado me va a resultar imposible, incluso el fin de semana lo tengo bastante saturado.
No sé,ya veremos cómo transcurre todo. 
En cuanto pueda retomo el rumbo.
Besos.

martes, 16 de agosto de 2011

De caminos y *¿¡"caminos"!?*...

 
Porque dicen que del amor al odio va un paso…


Cuando tus pasos siguieron la senda de pasos mía
hicimos una atalaya  sin pensar que ocurriría.
En ella con mucho amor recorrimos pasito a paso lo bueno
Lo malo se abrió camino desde el cielo como un trueno.
*

Cual tormenta desatada  colocándonos obstáculos
tropezamos varias veces enredando nuestros pasos.
Al final del  des-entuerto  no sin mucho desvarío
inventamos otros pasos en un camino sombrío.
*

 Más tarde sin una brizna de tiento y sin tomar el aliento,
 nuestros pasos mal andados cargados de desatino,
hicieron de las plabras unas flechas sin control
y con mucho afinamiento.
*

Hay un tesoro escondido en la punta de tus pies,
son los pasos que no diste y que yo no seguiré.
No nacerán al camino, no habrá parto dolorido
o indoloro tan siquiera.
Esos pasos son quimera.
*
En la punta de los míos nuevos pasos han nacido
descubriendo nuevos rumbos que sólo yo seguiré.
Toma el portante y camina que yo no me moriré 
no eres aquí bienvenido ya te quedas advertido
que si vuelves en tus pasos saldré corriendo y huiré.


http://mural.uv.es/gisgrasu/enfado.jpg

domingo, 14 de agosto de 2011

Tomando oxígeno.

Respira el tiempo en el espejo. Mis pupilas se alojan en punto infinito obviando el entorno más cercano. Una enredada hiedra  podría nacer en mis  pies escalando la curvatura de mi cuerpo sin que reparase en ella. El vaho que produce mi aliento empequeñece ese horizonte inexistente anclado en mi mirada; lo nubla.
No es motivo para el persistente intento de encarrilar estos débiles pensares, esta indolencia, esta dejadez en la que me he sumergido, buceadora empedernida, deseando encontrar bajo su superficie las palabras desgastadas por mí misma capaces de hacer sinfonía de colores los instantes anodinos.
No las hallo y salgo una vez y otra a tomar oxígeno para volver a la inmersión del no estar si no es para sentir.
Ahora siento, sólo eso o tanto como eso.
El hálito de vida exterior que se agolpa en el cristal no es sino un reflejo de mi propio aliento con sabor al café que acabo de tomar. Me llega el aroma de mi boca hacia mi nariz, ese órgano prodigioso y delicado que distingue seres u objetos, recopilador innato de instantes, avezado instrumento remontador de recuerdos, cúspide al fin, del momento en el que estoy.
Son muchas remembranzas las que vienen, se masifican haciéndose una aleación difusa, casi inconexa, algo trepidante incluso.
El espejo es la puerta por la que introducirme hacia otras épocas pasadas separando entuertos, alineando, clasificando, discerniendo…

http://3.bp.blogspot.com/_xXXPF9h52FE/TGQ4TEjcerI/AAAAAAAAQXY/1bbq673J4HU/s1600/in+the+mirror.jpg


O intentándolo.

viernes, 12 de agosto de 2011

Entre pinceles y olas.

¿Qué cuadro puedo pintar con los pinceles que tengo?
Voy a pintar de acuarelas este lienzo de tu cuerpo. En mi manos una paleta con los colores primarios vertidos desde mis besos. Mis manos son los pinceles bordeando tus secretos, dándole forma al paisaje de la ropa de tus huesos.
Mis pies haré enredaderas que asciendan en degradé desde tus pies a tu cuello, pintaré de blanco puro la luna replandeciente acunada en tu cintura, luego  dibujaré mil estrellas que me cuentes una a una.
Trazaré un río salvaje que baje desde tu cuello hasta el lago de tus sueños más profundos, unos árboles frondosos, quizá unos sauces dormidos tras el repique del agua en la que habré convertido ese tu pecho, mi almohada, donde perfilaré mis cabellos como hierba con rocío descansándolos del ruido.
Acabaré mi pintura dispuesta a ser enmarcada con el gozo de tu risa pintada en blanco y azul. Un  oleaje marino donde la espuma  de nácar, pueda parecer luceros  mecidos por el vaivén al compás de tus gemidos, caracolas que me canten mientras el cuadro yo acabo, mientras tu cuerpo yo…

http://4.bp.blogspot.com/_28cygXsFb4o/Sr54lcf-blI/AAAAAAAAJ6s/S_zhqPDPvsg/s400/collage83.jpg


Pinto…

jueves, 11 de agosto de 2011

Lluvia inspiradora...

Llovía...
En los campos, la oscuridad devoraba la luz.
El silencio se tragó otros sonidos.
Sólo la lluvia y su rumor.





Llovía...
En algún rincón del bosque
Los besos húmedos del cielo
Reverdecían el paisaje
Haciéndolo mágico.




Llovía...
En el paraje de su alma
Oscurecida
Creció un jardín de hermosas flores.





Llovía...
Y en el árido desierto
De  su nada
Brotó una  mujer 
Recogiendo flores



*Todas las imágenes son de Imagen adicción.

martes, 9 de agosto de 2011

Âme...recuerda su primera obra.

 -Hace mucho tiempo, fui invitada a una fiesta de disfraces,escrita naturalmente.Se trataba de crear un personaje, disfrazarlo y escribir una historia entorno a él. El mío fue ella y su disfraz, uno que adoro. Su historia...más abajo la tenéis...Hoy me apeteció reponerla, volver a sentirla como el día que la escribí, revivir la multitud de sensaciones que me produjo. Esperando que os guste, que no os resulte pesada y que os haga sentir algo, os la dejo hoy para vosotr@s.


...Me hallo desconsolada. Permanezco aquí acurrucada en un rincón de la gran sala de baile.
Parezco destartalada más que acurrucada.
Y es que en estos instantes me siento abandonada a mi suerte.
La niña de mis amores sintió de pronto un hastío enorme respecto a mí, y me dejó mal colocada en esta hermosura de sala de grandes espejos, donde antes entre pirueta y pirueta me lanzaba sonrisas de luna.
No soy capaz de articular palabra. Soy incapaz de mover un solo músculo de mis blandas piernas. Mis dedos permanecen estáticos.
Hace horas que todas las niñas han salido por aquella inmensa puerta lejana. Las luces se apagaron a excepción del farolillo azul que siempre dejan junto a la barra. Nunca entendí el por qué de esa luz celestial. Probablemente un capricho de esa profesora estricta y amorosa que vuela para sus alumnas cual madre pájaro enseñando a sus vástagos.
Âme, quiere volar también.
Albergué durante mucho tiempo la esperanza de hacerlo, más pronto comprendí el imposible…
No obstante, hubo momentos de vuelo en brazos de esas chiquillas juguetonas, de mi niña dulce.
Fueron instantes de alcanzar las estrellas desde las manos de esa pequeña vestida con tutú.
Cuánta emoción sintió mi corazón plastificado al sentir el maillot, las medias y las zapatillas atadas a  mis tobillos.Mi cuerpo al fin formaba un todo con el estudio. Ahora Âme era una más de esas bailarinas que parecen flotar al son de la música.
Risas, suspiros, jadeos por el esfuerzo, todo se graba en los oídos de esta muñeca danzarina, como ellas me llaman.
Cada paso, cada gesto, cada movimiento quedan archivados en mi mente artificial. En mis ojos grabados a fuego, cada chassé en tournant, cada brissé, cada fouetté...
De repente las luces se encienden. Así…lentamente, una por una. La gran sala resplandece hasta amortiguar por completo la luminosidad azul del pequeño farol.
Siento el corazón desbocado. Me parece un potrillo saltarín. Escucho murmullos y risas, pasos que se acercan…
¡Son ellas! ¡Y vienen hasta mi rincón!
Mi tierna niña me coge con amor. Todas se me acercan con sus tutús, sus moños estirados, sus labios pintados de rojo, sus mejillas coloreadas y sus ojos rasgados en negro bañados de sombra dorada.
¡Qué hermosas están! Pienso…
Pero si estoy de pie!!!
No puedo creer lo que está ocurriendo. Entre todas me han llevado al centro de la sala. El parqué brilla como nunca cuando clavo mi mirada en el.
Llevo las puntas, todo el peso de mi cuerpo descansa sobre los dedos de mis pies. Al fin me atrevo a mirar al gran espejo frontal.
Âme, cree morir de placer al descubrirse exactamente igual al resto.
Música planeando en suave vuelo hasta mi mente. Brazos extendidos como alas desplegadas, pies en posición, y el alma al aire…
El final de la obra resulta apoteósico. La gente aplaude con fervor inusitado poniéndose en pie.
Esta bailarina ha actuado como nunca.
Todos han vivido sus sensaciones de muñeca olvidada. Su ilusión al verse ser de carne y hueso despojándose de ese disfraz impuesto pudiendo al fin...
 Volar…
Una frase que me encanta de una grandísima bailarina:
*"Danzar es sentir, sentir es sufrir, sufrir es amar; usted ama, sufre y siente. ¡Usted danza!"

Isadora Duncan

lunes, 8 de agosto de 2011

"Fluoresciendo" el camino...


Inhabitada, desposeída de artilugios vestidores, en completa desnudez, desalojada de lugares insanos en la mente, con el corazón en duermevela….viajo.
Alcanzo a sentir mis manos como guirnaldas de colores mecidas por la brisa y de ellas, gotas de espuma se alzan veleidosas hacia el cielo salpicando el azul.
Mecen mis avatares los tiempos acunados en la memoria, en ese regazo imaginado, se balancean las culpas, marchan despacio los pesares, se prodigan los dulces sabores, se amamantan  futuros.
Agiganto mi esencia achicando la barca que soy mientras navego lenta hacia el territorio desocupado, allá donde el temor se hace diente clavado en las entrañas, la incertidumbre es una garra apresando al miedo.
Vacua soy en ese paraje distinto que invento a golpe de herrero agotando el calor de su fragua para dar forma a lo informe.
Veo luces de neón formando un universo paralelo hacia el que me dirijo.” Fluorescen” los sentidos almibarados, crecen las olas en el mar del pensamiento, vuelan las mariposas huidizas de la  hiedra que asciende por la ventana de mis ojos.
Todo me emociona hasta la lucha.
Peleo maullando panza arriba para discernir entuertos, acabando enredada en los hilos de la ignorancia suprema de la que salir; es el arte del resuello, del goteo sudoroso, del hálito emponzoñado.
Sigo viajando hacia no sé dónde o hasta cuándo, mientras mis manos cual guirnaldas, pretenciosas ellas, insumisas ellas, osadas ellas, labradoras incansables, intentan dibujar haciendo surcos, una fiesta colorida en cualquier oleaje yermo en el que me aventure.

http://2.bp.blogspot.com/_5HvClwynKY0/TBwsNjWBV8I/AAAAAAAAAf4/2P85g5WBM-E/s1600/mujer_barca.jpg


Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog