Explosionó la primavera de las emociones, estallaron el júbilo y el llanto al unísono. La alegría y la tristeza, de la mano, pasearon el alma y en cada rincón de los recuerdos, detenían su paso mirándose, sintiéndose, amándose...
Marinel.

viernes, 10 de agosto de 2012

Tentativa vital.


Me veo serpenteando hasta tu tallo.
Hiriente es la subida
en ocasiones.
Me atraes cual magnetita
hacia esa tu belleza rutilante.


Ignoro tus espinas repujando
en alumbre el corazón.


¡No me abandones, no!
Ni tú
ni tus enigmas.
Envuélveme en aromas afrutados,
en ese tacto ardiente de tus manos
guiadas por el río carmesí.
Sé en mí cual ese gerifalte
volador impresionante buscando
mi confín.
¡Oh vida enrédame en tu enjambre
de sucesos!
Hambrienta estoy de ti.

*Imagen del corazón recogida de la red. La rosa es mía.

A partir de hoy haré otro lapsus vacacional. He estado y no, pero ahora no estaré hasta Septiembre, así que os dejo este poema vital y un millón de besos hasta la vuelta.
Hoy trataré de pasar por vuestros espacios en la medida de lo posible.
MUAKKKKKKSSSSSSS

martes, 7 de agosto de 2012

Viajera...

Viajar...
 En volandas
 de una hoja azulada.
No una hoja cualquiera:
Una límpida y bella donde quepan tantos versos
como gotas chiquititas,
donde el rocío de mi savia
se meza.
Sobre ella bamboleada
ir surcando cualquier mar,
y
 hasta pequeños
 jardines.


Encaramada a mi hoja

ir contando primaveras,
viendo como los inviernos,
enamorados de ellas,
nos persiguen.
Navegar en volandas
 de una hoja azulada.
No una hoja cualquiera:
Una límpida y bella donde quepan las estrofas
que versen sobre mi vida,
que relaten los ascensos,
 así como las bajadas
hasta el final de este cuento
al clarear la alborada.


*Imagen de Google.

viernes, 3 de agosto de 2012

A galopar, a galopar...



Búscame a ras del aire, bajo la estela de un arco iris perdido, entre los bríos de lo inmutable o en el paisaje grisáceo que surcan pájaros ilusorios.

Trotando a lomos de la evasión bajo una nube de pensamientos o en la lazada de un sol hambriento sobre la piel.
Alazán de mis pasiones, cabalguemos por caminos siderales dejando atrás los paisajes intrincados hasta el confín de los días. 
Llegaremos al ocaso, hasta el dulce abrevadero de un silencioso espacio donde me encuentres dormida apaciguando el cansancio.


*Imagen de Google.

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"