Explosionó la primavera de las emociones, estallaron el júbilo y el llanto al unísono. La alegría y la tristeza, de la mano, pasearon el alma y en cada rincón de los recuerdos, detenían su paso mirándose, sintiéndose, amándose...
Marinel.

sábado, 29 de diciembre de 2012

Como un libro nuevo...


Me va a costar un mundo conectarme de hoy al día dos, así que os dejo algo que leer mientras tanto, acompañando la lectura de un millón de besos y abrazos para tod@s, 
con todo mi cariño.


jueves, 13 de diciembre de 2012

De luna lejana...

Creo que la perorata ya ha estado demasiados días angustiándoos, así pues, os dejo el final, esos deseos de vivir estas fechas de la mejor manera posible, intentando aferrar el más mínimo aleteo de felicidad.
Yo sigo intentándolo, instante feliz que pasa:
Lo tomo a sorbitos para alargarlo al máximo.
:)
Felices fiestas.
Imagen de Google, editada por mí.

Besos a tod@s y gracias siempre, amig@s

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Misterios los ojos.

Imagen de Google.

Crecen en los párpados sutiles palabras,
me hablan en pretérito, 
 y de  esos anhelos a los que doy alas.

Siento sin dolor, un leve seísmo viniendo de dentro.
Es constatación, hecho consumado
que los ojos son de pura verdad,
pátina engarzada al paso del tiempo.
A su alrededor:
Surcos de labranza 


 Vidrieras del rostro,
 balcón para alma.
Oasis de islas donde se recala.
Sutiles misterios de germinar lento,
contra los que juegan:
Lluvia, frío, sol...
Un tropel ingente de sentir
en flor, arreboles varios.

Pájaros esquivos,
guarida alegórica
del vivir en flama.



Ojos verdes, sólo parte, de Salvador Díaz Mirón.
*
"Ojos que a través del velo
radian buenaventuranza,
mi alma a vosotros se lanza
en alas de la embriaguez,
miradme una sola vez,
ojos color de esperanza."

lunes, 10 de diciembre de 2012

No sé bien...

Cavilar...
Acomodo en la lumbre del eterno pensar. Divagar mientras viene el invierno. Pasará, más tarde pasará, y vendrá una nueva estación y otra más y otra más.
Cavilar...
No sé bien si soy yo quien espera o es la vida la que espera sin más.



*Imagen de Google.

domingo, 9 de diciembre de 2012

A esa libertaria lágrima del despertar y el sueño.

He visto la luz cortando la alborada,
 rasgándola cual daga
sobre el lecho.
 Orquesta de aromas amanecidos
sobrevuelan mi olfato.

De mis pupilas nace voluntaria
una lágrima furtiva.
Ronda el arco de mi  iris,
 perezosa, resbalante, sin pena
deslizándose en mi rostro.

Paseo salobre,
 ahuyentador de oscuridades,
que  cual perpetuas moribundas
 se alejan.

En horas vespertinas,
 cuando el níscalo dorado
sea refrigerio lunar, 
volverá el húmedo ósculo
  arrimando el sueño,
y cual golondrina anidará junto a mí
en la llanura de mis sábanas.


Imagen de la red.

*¿Nunca habéis sentido resbalar una lágrima perezosa al despertar, cuando el bostezo es imparable o cuando en la noche el sueño se os apodera?
Pues a esa o esas lágrimas me refiero.
:)

viernes, 7 de diciembre de 2012

Aleteo.

Entre tu rostro y el mío
miradas bailarinas
y labios a nado.

Imagen de Google.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nocturnidad bucólica.

A lo lejos nace el sol atribulado, tiritante de frío, desperezándose como un racimo de amaneceres tibios templando apatías.
Despierta recostado en una nube pulverizada de una lluvia nonata de nombre rocío.
En la hora vespertina, abrigado el astro en su vientre de espuma, dormirá.
Será entonces cuando en las lindes del cielo, rebaños de esponjas balarán a la luna.
En ese instante, mi mirada, vagará por el cercado de la noche, 
observando diminuta, 
el pastoreo de las estrellas.

"La noche estrellada". Óleo sobre lino de Omar Ortíz

lunes, 3 de diciembre de 2012

Construcciones empíreas...

Préstame...
Imagen de Google.

el éter de tus sueños,
y allí crearé un aposento
 para el descanso de nuestras utopías.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Gaviotas...

Como decía la canción:
Cien gaviotas dónde irán?
Imagen de Google.

En la canción eran cien, en el mundo real  son incontables...¿Dónde o hasta dónde irán?

sábado, 1 de diciembre de 2012

Igual fuera y dentro,pero de distinta forma,por distintos motivos...


Maltrecha sensibilidad, ese sentimiento que nos queda grande en el exterior y aquí profesamos.
¿Qué miedo contrae tan grata emoción, cuando en paralelo, en mundo enredado es nuestra condena, nuestra salvación?
Huidizos enredos de  caligrafías son como arritmias, descompases mundanos, pálpitos furtivos de la realidad.
Nacen las poesías, las líricas prosas reivindicativas, a veces aviesas, más bien doloridas, con tal desazón, que brotan hirientes.
Cálido embeleso de tecnología.
 Se crean universos, se prodigan besos, abrazos y gestos sin voces ni piel, batallando contra esa existencialidad que coarta siempre. 

Imagen de Google.



Libertario cobijo donde incluso aquí, humanidad al fin, brotan intereses, compromisos fatuos por los comentarios...
No vale saber del impedimento que supone tener que atender aquel otro cosmos, si no llegas mucho, tu blog pasará a la inexistencia, si llegas puede que también. 
Es libertad alcanzo a entender,pero reconozco que tanto trasiego buscado para desconectar de lo tangible, acaba siendo una vorágine incomprensible a veces.

NOTA,AÑADIDO O EXPLICACIÓN:

Necesito explicarme, (un defecto mío más) aún a sabiendas de lo poco que será comentada esta extensa entrada, lo poco leída por entero que será, pero soy así y a estas alturas de mi vida, no es fácil que cambie. Quienes me conocen, mi círculo afectivo, saben de mi extremada sensibilidad, también de mi cabezonería, de mi infinita paciencia, pero también de cuando estalla ésta. Mi hijo siempre dice que soy un público excelente; me meto tan de lleno en todo, siento tanto todo que puedo llorar y reír con facilidad.
El caso es que esta entrada, no es sino una reflexión hacia mí misma, dicha en "voz alta"
Me doy cuenta del malestar que me produce comentar a alguien siempre sin obtener respuesta. Lo hago porque me gusta, en cierta manera sin esperar nada a cambio, me dejo llevar por lo que siento y comento desde el corazón. Sin embargo, repito, percibo cierta desazón si no me comentan, me duele tal vez, ser una inesperada comentarista, no bienvenida y no obstante sempiterna.
No me gusta sentir esto, me ofendo conmigo, me recrimino que esto es así, lo sé e incluso prefiero que así sea.
¿Entonces?
No he perdido la capacidad de sorprenderme, me doy cuenta, y este mundo paralelo, acaba arrastrándome a sensaciones reales que alguna vez pensé, cuando me hospedé aquí, no me ocurrirían. También para lo bueno he de añadir, porque en este lugar he encontrado sentimientos maravillosos, cariños inmensos, complicidades.
Dejo ya este pegotito reflexivo, os dejo besos, pido disculpas por el brote espontáneo de sinceridad despidiéndome hasta otra entrada.


Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog