Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

lunes, 30 de septiembre de 2013

En las garras de otros.

Hubo un día en que el cielo mudó.
Negras nubes, un presagio sin voz
impregnó los hogares.
El cansancio cuajó, como aquellas
 caléndulas  en altares sin piel.
Carroñean las aves entre
la miseria sin bastión
ni bandera.
El apátrida crece 
extranjero en sí mismo,
como crece la hierba,
como yaga una herida
si la aguja no enhebra
la esperanza que cura.
 Mas la hubo...
La mató quien ordena
 atajar el problema
 sin dar tregua al pensar.
No hay ayer, ni mañana o jamás.
Combatir hollaría las tinieblas,
sin embargo algo impregna 
las fuerzas, que aclimata,
que yerra el camino a seguir.
¿Dónde el arma
si las bocas se cierran?
Sobre sábanas rotas,
sólo lágrimas prestas...




sábado, 28 de septiembre de 2013

A mi niña niñita.

Me conoces, y ya sabes
lo mucho que canto, lo que invento
entre música y cuentos...
Ufff,¡ tantos!
Te podría cantar sin parar,
ya verás:
Esta tarde he inventado un castillo
de azahar, con bandera
de nácar y torres de cristal.
Laralá, laralá.

En las puertas espejos
donde puedas mirar,
¡cuánto has crecido ya!
Yo a los once, tu edad...
¿para qué recordar?
Laralá, laralá.
Como sé que te gustan
he montado cocinas
cargaditas de enseres
para las magdalenas
¿Cómo dices que se llaman?
¡Ah, sí, cupcakes!
En inglés queda bien.
¿Un adorno?
No, cien.
Laralé, laralé.

¿Ves amor como soy muy cansina?
Canto y canto y no paro
si no...pregúntaselo a tu hermano
al que siempre canté
y conté, que también.
Laralé, laralé.
Ya paro, ya paro.
Sólo quise decirte 
que te quiero, te amo.
Subidita a tus puntas
¡bailarina sufrida!
Hoy te  duelen los pies...
Un masaje,¿qué tal?
Y un gran beso después.

Laralé, laralé.

* Este año es de tránsito para mi niña, es un año de dolor, sufrimiento, esfuerzo físico y mental. La danza es así: Infinitamente hermosa a la vez que dolorosa. Si consigue pasarlo, comenzará los cursos de profesional, años de risas y lágrimas por delante. Así que todo es poco para sacarle la sonrisa y hacerla sentir arropada.


jueves, 26 de septiembre de 2013

Conozco un planeta...

Amor, amé desde que tengo sentido. Retrocedo en el tiempo y es atávico en mí, como estos apéndices que hoy esculpen letras o tratan de hacerlo en un intento, tal vez vano, de hablar de ti a través de ellas. Te fundiste en mi ser al nacer y te llevo al galope por la pradera de mi alma, ahí donde emergen ríos silvestres de las montañas incólumes del desvarío.
Amo, a pesar de lo errátil a veces, dejándote dominar mi existencia embarcada hacia tu orilla. También sé, que lo hago por esa arribada a puertos de inconmensurable gozo, de ternura radiante, de instantes de inigualable deleite contrarrestando esos abordajes en arenas malditas.
Amaré pese a todo, sobre una marea en zozobra, sobre áridas tierras o esponjosas parcelas, aferrada a alfileres o en la nube viajera.
Sea pues...asumamos la pérdida...
Porque Amor, se me antoja que es nada este amar sin reserva, un exceso imperando en un mundo que yerra cada vez más lejano de ti.
¿Llegarás a ser fábula, una triste quimera?


martes, 24 de septiembre de 2013

Repeliendo...:D

Se me escapa el corazón en un segundo travieso, uno de esos despistados, beodo de sentimiento. Lo malo es que son muchos...se han montado un regimiento de achispados desjuiciados. Y para no decaer o ceder a sus múltiples diabluras, en mis labios he plantado una ajenjo nada menos, que repele la guerrilla de ese bicho que vive en medio de mi esternón y sus segundos rastreros.


domingo, 22 de septiembre de 2013

Gula. Picardía dominical...u otro día cualquiera. :)

Confitura de limón en las hebras de tu pelo, 
chocolate y caramelo sobre tus labios en flor
 y en su centro, todo olor, suave crema de guayaba.
El verbo sabe mejor, mmmm, si rozo con la punta
 de la lengua, la vainilla de tus sesos, 
los pomelos de tus ojos, o la fresa del mentón.
Más abajo,¡sabe Dios!
Desmedida tentación:
El frutero está repleto de frutas de la pasión...


jueves, 19 de septiembre de 2013

Por momentos...Micromundo.

"La mar ofreció su espuma.
 La luna, una parte de ese halo
 que la viste de misterio..."

La realidad es tan dura como 
una roca gastada de un perdido malecón;
permaneciendo arraigada, y, a pesar de lo aferrada,
 es vencida por el mar, por el viento, por la sal,
o por el maléfico tiempo.
Empequeñece al letargo de las horas, que implacables,
van  transformando, lamiendo...
Anhelo correr un velo, maldito y  tupido velo
para no ser ese escollo roído por la intemperie,
enmascarar los embates del presente adulterado,
temeroso y corrompido, hacer del velo MI NIDO. 
Olvidar que un día nací al saber que soy sin mí.

Fotografía de Howard Schatz

"La mar ofreció su espuma.
 La luna, una parte de ese halo
 que la viste de misterio..."

martes, 17 de septiembre de 2013

Aroma invasor...

Perfume penetrante llegando hasta su olfato,
bendito olor imaginado sobre los poros de su piel.
¡Fue tan raudo y vivaz aquel  instante embutido en desconcierto!
Miró en derredor en busca de ese aroma desprendido,
 fragancia deseada con ávido deseo.
Mas no fue sino un triste espejismo el que encontró.
Halló de nuevo aquel desierto en medio de vorágine
de gente, donde al fin, efluvio tan sutil
se evaporó entre las dunas de esencias variopintas.
Trepó la enredadera de la desilusión
e hizo reponerse al goce del momento.
Siguiendo su camino, se alejó cargando
fantasía y aflicción.


viernes, 13 de septiembre de 2013

Amanecida...otro día más.

Asciende al cristal la dulce cantinela del amanecer. Tras de mi mirada, ya las candilejas de la habitación comienzan a ajarse hasta conformarse con ser un vestigio de la oscura noche que marchó a hurtadillas buscando el crepúsculo.

Hay  un ventorrillo de tan delicado sobre mi cabello, que me cosquillea bajo del mentón, es un coqueteo suave y delicado para mi deleite. No existen obstáculos para ese aire melifluo no ya tan de estío, lo dejo pasar y en libre albedrío pasea por el cuarto.

Es la hora temprana de todos los días, esa de abertura para los corceles de mis ojos, siempre tan ansiosos por trotar salvajes tras las musarañas y luego arrellanarse entre los paisajes que ven y no ven.

Al poco, cuando ya recorren todos los ladrillos, el asfalto, ese jardincillo harto conocido, o aquel horizonte casi presentido entre los inmuebles, vuelven al galope, saltando las nubes, hasta mi mirada. En ella se explayan sobre panoramas que sin ser tangibles, pueden recorrer sin salir de mí.

Da comienzo el día, otro día más, en la misma forma que todo el collar de días que cuelga en mi cuello. Mis pies son certeros dándose a los pasos, mientras yo acaricio, repaso, pienso más que piso...

Imagen de Google.

martes, 10 de septiembre de 2013

Puntadas oníricas.

Al hilo de las sábanas, tras las celosías, se  prenden confusiones, se hilvanan con acierto o sin concierto y hasta los sueños bordados desaparecen en un lugar llamado amnesia.

Mujer soñando, de Eduardo Naranjo.

sábado, 7 de septiembre de 2013

De enajenaciones...

Ser cual bulbo brotando entre tus pies, 
enroscando  la savia de mi cuerpo
en la dermis temblorosa de la tuya
e ir hundiéndome en tus poros de forma 
que acabe en engullido, fusión ya indisoluble.

Me viene al pensamiento la Mandrágora.
Te sanaría  océanos de males, trastornos o dolencias
 e incluso los pesares, con toda mi raíz...


La dosis de mi cepa, tras un hervor febril entre los dos,
emanaría efluvios indoloros, de júbilo insensato.
-Aroma alucinante-
Histórica epopeya de etérea somnolencia
y pieles convertidas en floresta
haciéndose jardín.
*Imagen de Google.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

De flores delicadas bajo mis pies...

Brotaron amapolas en mis pies.
Fingí no sentir el tacto tan sutil, de terciopelo.
Me icé sobre las puntas danzando en un sin fin
sobre las hebras de pasión, 

-cual Agapornis inseparable de su amor-

Impávida floté la suavidad de su esplendor.
Nací de pronto al orificio negro del pensar...
que no puedo volar en ese pedestal
enrojecido sin dañar raíz vital,

-el tallo delicado de su cuerpo-

Viré mis holgazanes huesos.
Mirando más abajo del mentón,
en un lapso sin tiempo de ráfaga rubí,
apenas comprendí mi loco atrevimiento:

-ababoles no eran mi sustento-

Noté a la postre la doblez de los esquejes.
Cesé la danza hostil en elemento tan sensible,
marché de una zancada hacia el invento
de no pisar ese jardín enfebrecido,

-no siendo más tullido a mis arrestos-

Imagen de Google.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Aquí...

Bajo mis ojos...

Imagen de Google.
...Reside tu mundo.                                                                                                                     

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog