Es el corazón un pájaro libertario. Viaja con sus alas entre la sangre, sobre los huesos y el complicado engranaje de nuestro cuerpo. Saben a gloria sus aleteos felices de los que siempre cae una pluma, y cual una bella durmiente, se aposenta en el lecho de la mente haciéndose recuerdo intenso e inolvidable...
Marinel.

viernes, 28 de febrero de 2014

El descanso.


Querid@s amig@s, voy a tomar asiento y descansar dejando vagar 
mis ojos por los matices del paisaje. 
Volveré a derramarme entre mis letras.
Hasta entonces:
Sed felices.
Gracias y besos muchos a tod@s
:)

jueves, 27 de febrero de 2014

Paseo ausente.

¿Necesitar para el aireo de algo incomprensible?
¿Qué necesitar para el entendimiento, para esa comprensión al fin traslúcida?
Tal vez este sostén bajo mi tronco, dos pies que me avasallan llevándome al camino.
Quizás el asombro en desatino haciéndome sombra-¡je!
y como siempre un bolso capaz de transportar desilusiones en porciones
que ir llevándome a los labios
matando los silencios por incrédulos vencidos.
Andar y mientras ando, no camino sobre hojas 
que caen a su destino o bajo un sol cualquiera de la estación
correspondiente, es uno que lozano se divierte con mis sesos
de valiente que no arruga la frente con un gesto mohíno ante su
fulgor desmesurado. Se muere atropellado por este pensamiento.
Necesito andar en búsqueda de de enseres
que me encuentren: un eco ya dormido, palabras
que murieron sin nacer, equívocos pensares, sentires relucientes...
¡Qué sé yo!
Lo que se suele una encontrar en un paseo ausente sobre unos pies
que guían y un corazón que pugna con la mente.


miércoles, 26 de febrero de 2014

En el andén...

Mírala que linda ahí sentada, acicalada, viendo pasar trenes cargados de transeúntes que la miran gozosos al ver su indefinible aspecto. Siempre está. Nadie sabe su edad, si va o viene y tampoco les importa. La quieren en cuanto la conocen. Ella siente un flechazo tras otro, se deja enamorar. Enajenada de felicidad, a veces se comporta de manera irracional, cruel en ocasiones, con desdén e infantil otras, pero sabiéndose amada sin límite, perdonada y vuelta a amar sigue actuando a su antojo. Sin embargo...
Se la ve triste a menudo...y es que nunca nadie permanece junto a ella para siempre.
Mírala, que linda la vida ahí sentada, acicalada en el andén, sempiterna la espera.


lunes, 24 de febrero de 2014

Como barcos de papel...

Si, fantaseando, te echas al agua cual barco de papel
 has de saber que corres el riesgo de hundirte.
La humedad desbarata el material de las quimeras, 
se lo traga en sus fauces higrométricas
engulléndolas a su albedrío, así como
se sorben las lágrimas; esas linfas
en el mar del sentimiento donde sólo 
hay pájaros de incesante alear. 

Podrás pretender el flote jamás a la deriva,
ni en los más alocados sueños, aún a sabiendas
de la fragilidad de tus pretensiones.
Te valdrás de la ilusión para el empuje
y, eso, te llevará tan lejos como 
la utopía te permita llegar.
Disfrutarás del oleaje imaginando
la arribada a la orilla del logro.

Tal vez las mareas te aproximen,
quizá atraques en algún malecón 
y reposes del viaje bajo el cielo infinito.
Acaso no  llegues nunca a sentir el gozo
del abordaje sintiéndote perdid@,
extraviados los anhelos, desorientada
la meta, sin percibir que la auténtica
 felicidad se hallaba en la travesía...


sábado, 22 de febrero de 2014

SI PUDIERA...

Bajaría el cielo para tocar las nubes etéreas mitigando el exceso de realidad. Exprimiría un rayo de sol para el frío que se me aloja dentro dándole el calor perdido en este recodo del abigarrado presente. Tomaría el celeste azul y pintaría los grises oscuros de cada doblez del tiempo que acontece. Sobre todo, tomaría prestadas las alas de los intuidos, tal vez necesitados ángeles, para volar.
Si pudiera...
Hurgaría en la tierra buscando las raíces cuando me siento desarraigada; demasiado volátil para vivir la realidad. Prendería el ulular del viento a mi garganta cuando me trago la voz, no siempre a voluntad. Arrancaría hojas de árboles que tapasen la desnudez de mis asombros aún inesperados.
Asiría del mar la tinta de esos cefalópodos de múltiples manos para enmendar mis escrituras, que como ésta, son fruslerías insulsas brotando como oleaje cuando no sé que escribir y lo necesito.
Mas, no puedo.
Por eso he de verterme en este rincón tangible e intangible a la vez, este lugar límpido, aparentemente anodino, indoloro e insípido además de verosímil a mi propósito y despropósitos.
Aquí, como el agua, me dejo llevar por mis corrientes.



viernes, 21 de febrero de 2014

Avecilla veloz.

Eres tú, pensamiento, cual pequeño colibrí rasgando
 el espacio hasta llegar a la flor donde libar los secretos.



miércoles, 19 de febrero de 2014

Báilame...

Crepúsculo... filamento del día sumido en el adiós.
Báilame al son de la ninfa del agua hecha
nívea pureza en  noctámbulo arcón.
 Llévame entre tus brazos de sólido ónice
 hasta el dulce vaivén del ensueño, desde allí al albor,
 donde el beso del sol sea un vals tan ligero que me eleve hasta el cielo.

Báilame los recelos, esos trasgos aviesos
 que aparecen tras la marcha del astro de fuego. 
Con nocturnidad aprovechan lo insomne horadando el trasiego,
 intentando ahuyentar cualquier nido de paz, convertirlo en arpegio lunar
 sin luceros a los que encomendar ese acorde insensato, 
el sendero fatal persiguiendo fantasmas.

 Báilame en el gualdo rastro de ese día que se va.
 Báilame al compás de las flores del campo,
 de la brisa  en el bosque, de la fina llovizna
 y del brío de los ríos en perpetuo danzar.
Báilame que vivir es bailar.



martes, 18 de febrero de 2014

Hurtando nadas al tiempo.

Ha llegado, como llega la primavera: de repente
Un instante de nada, sí, pero  vasto en mis ganas. Ha desmadejado el entorno de improviso y he sentido el estrafalario deseo de besarlo en la boca y jugar con su jugo. Adorando el truncar mis vorágines, se me adhiere como suave resina en el tronco hecho olvido. Sí...ha logrado hacerme olvidarme de mí, del conmigo, de cualquier otra cosa que no sea él...
El vacío. 


He viajado de pronto a la lasitud del sofá que es amigo adaptado a mi cuerpo, el aliento sobre el suave cojín, se hace líquido, sin pudor lo vierto. Ahhh, maravilla...deshojando yo el tiempo, sin más, como si deshojase sin querer queriendo una margarita.
Deshojar...deshojar los segundos marchitos y acoplarlos a un rítmico bombear placentero; único. Perderme siendo fácil poderme encontrar, ¿no me ves? estoy aquí, no he tomado vehículo alguno que no sea vagar con la mente por los silos del no poder más.
Y, ¿por qué?
Por nadar, sí, por nadar contra corriente, por llevar un rumbo contrario a la gente, por sólo virar, por el simple hecho de estar sin estar.
No hacer nada. Hurtar al tiempo un destiempo en un paraíso, en una parada, un doblar la esquina a lo habitual sentiéndome fresca como primavera que olvidó marchar.

lunes, 17 de febrero de 2014

Shhhh

Yo, silencio, no digo.
¿Qué decir si mi voz 
puede ser tu cancela?
Shhhhhh
Enmudezco contigo.



sábado, 15 de febrero de 2014

¿Somos lo que somos?


¿De qué estamos hechos?
¿De huesos y sangre? 
¿Tan sólo de eso?
Me miro de cerca,
de lejos...

¿Seremos un enhiesto sueño
dentro de un suceso?
¿Somos espejismo en este desierto?
¿De qué estamos hechos?


viernes, 14 de febrero de 2014

Día de los enamorados. O no...en clave de humor. :D

Se escapan tus flechas, díscolo Cupido!
Habrás de tensar ese arcaico arco

de tiempos pasados o derramarás
amor en un charco.
!Se enamorarán ranas y nenúfares!
O mejor será que mudes por fin
ese tu artilugio y las viejas flechas.
Tócate las cejas, párate un poquito
a pensar...bonito,
porque hasta la fecha,
son muchos errores tan harto
elocuentes, que el otro día
vi un gato besando una fuente.
                                     -Y de todos es sabido que gatos y agua no casan-

Oh cupido dulce, de rubios cabellos...
¿No andarás bebido de néctar del cielo
y tu pulso firme sea tembloroso?
Si esto no fuera...

Tal vez seas anciano para jubilar
aunque con los tiempos que corren
entiendo que el cosmos te quiera estirar.
¡Apañados vamos sin ese relevo!
Me dan tiritones de solo pensar
en cuantos amores despeñados van...




*Las viñetas son de la red.
:D

miércoles, 12 de febrero de 2014

Un día del revés...


Mañana puede ser un buen día para dejar mariposas revolotear tras de mí, 
rogándome que las sienta...

martes, 11 de febrero de 2014

Tontás...otra vez... No os quejaréis, estoy de rebajas...2x1, ja,ja,ja

Repetimos...
^-^
Esta es la buena,¿vale?
Lo digo, querid@s comentaristas que habéis tenido a bien comentar la entrada anterior, porque mi homenaje a Shubert...tachán!
No vale.
Ja,ja,ja
Estoy, ejem, digamos que suscrita a un concurso en el que todos los once de mes tenemos que hacer una entrada sobre músicos, cantantes, actores, actrices etc,etc,etc
De nuestro siglo.
Pero yo que soy como soy...lo olvido y me da el flechazo de hacerla de alguien que me gusta mucho o me parece simpátic@ y la hago sin más.
Así soy yo...el colmo de qué?
De todo, visto lo visto.
En fin, que gracias por molestaros en comentar la anterior y ahora dejo esta de una señora que está vivita y coleando aún, por suerte!
Creo que valdrá, si no, no sé,ja,ja,ja

Yo misma me he dado la idea al citar a la gran Nana Mouskouri, una señora de voz preciosa de cuyos labios, cualquier canción se eleva al firmamento.
Griega de nacimiento, como podéis haber deducido de su nombre, Nana, hija de un proyeccionista de cine, desde muy pequeña comenzó a amar el arte; sobre todo la música.
Vivió la segunda guerra mundial siendo estudiante en el conservatorio y gracias a su profesor pudo continuar con sus estudios. Sin embargo Nana se sentía atraída por géneros diversos y su manera de aproximarse a ellos, era haciendo escapadas nocturnas a pequeños clubes de Jazz donde cantaba. Su profesor al enterarse le dio a elegir entre Jazz o clásica y Nana siempre comenta que acabó por elegir la música...
Es en uno de estos clubes donde la conoció Harry Belafonte y más tarde la ayudaría a darse a conocer en América.

Ioanna, a quien sus amigos llaman Nana, debutó como vocalista en un cuarteto de Jazz llamado Los Atenienses que actuaba en bares de Atenas ante un público no siempre agradable. Aquí Nana va curtiéndose como artista y es en uno de estos bares o clubes, donde la conoce el productor y compositor Manos Hadjidakis, quien se siente profundamente atraído por la particular voz de esa joven miope y acaba por hacerla su protegida dándola a conocer en los círculos intelectuales y selectos de la capital griega.
En esta época, Nana conoce a Melina Mercouri, actriz y cantante casada con el director de cine, Julius Dassin, padre de quien seguro conoceréis, Joe Dassin.
Gracias a Hadjidakis y Dassin, Nana participa en la escritura de L'enfant du Pirée, para Melina, que acabaría siendo la canción estrella de la banda sonora de Jamais le Dimanche.
Hadjidakis sabe sacar partido de su cara de niña buena con sus gafas de pasta y la presenta junto al cuarteto a los concursos de todo tipo hasta que al fin ganan uno de la radio que les hace darse a conocer en toda Grecia.
Sin embargo, Nana decide dejar el cuarteto en 1960, para probar suerte en solitario y nada pudo hacer mejor, porque gracias a su ya trayectoria, tenía fans tan importantes como el primer ministro
Constantin Caramalis, que la llevaría a actuar ante grandes personajes ilustres visitantes.
Así es como pudo actuar ante Robert Kennedy, El que sería en el futuro rey de España, Juan Carlos y Aristóteles Onassis, por nombrar algunos.
Es también en 1960 cuando decide instalarse en Francia donde conoce a grandes cantantes franceses como Edith Piaf que la marca profundamente y al gran Jacques Brell de quien se hace tan amiga que mueve cielo y tierra para darlo a conocer en su país.

Casada en dos ocasiones, la primera con el músico Yorgos Petsilas del que se separó años más tarde y tras treinta años juntos, acabó por casarse de nuevo con su productor, André Chapelle, a quien continúa unida.
Nana no es una mujer cualquiera, comenzó a obtener grandes éxitos a partir del 1959, gracias a su versatilidad para interpretar todo tipo de géneros desde el jazz, pasando por el pop, folclórica, clásica e incluso el gospel.
Su primer triunfo a nivel internacional, vendría en el Festival internacional del Mediterráneo en Barcelona, un año más tarde, llegaría el León de oro de Berlín y ese mismo año, obtendría su primer disco de oro por su canción La Rosa blanca de Atenas.
En 1963, se presentó, como representante de Luxemburgo, en el Festival de Eurovisión, quedando en octava posición. A partir de ese momento, Nana subiría como la espuma y sería conocida en todo el mundo.
Tuvo el valor de meterse en política en contra de la dictadura de su país, lo hizo hasta la restitución de la democracia en 1974.
Embajadora de Unicef y representeante de Grecia en el parlamento europeo en 1994.
Como veis, nada se le hace grande a esta dama de la música.


En España se hizo muy popular gracias al conocido José Luís Moreno, que la invitó con bastante asiduidad a su programa.
Nana se retiraba de la música, pero antes decidió hacer un tour por todo el mundo, que comenzó en el 2005 y acabó en el 2008 en el Odeón de Herodes Ático en su Grecia querida.


Y hasta aquí llego, más que nada, porque con dos tontás, me siento lo suficientemente tonta por hoy, ja,ja,ja
Os dejo un vídeo con una canción que me gusta mucho y cantada por ella más.
Y have a dream...





De nuevo los enlaces de quienes sí aciertan siempre, lo hacen de maravilla y son mis compañer@s de concurso, los otr@s participantes a los que os animo a visitar:

Yeste, participante y creadora del concurso. Matt, Miguel, Rafa, Mª José, Anabel, Lehahiah, Mandarica, Bypils e Inma.

Llegó el 11 de nuevo y como siempre, de la mano de Yeste Lima.

Entrada para las Tontás de Yeste Lima a la que os animo a visitar sin duda alguna, es una mujer estupendísima.

...Vela el aire los pájaros en su duermevela, acaricia las aguas con sus manos etéreas y las mece en sus sueños donde bellas sirenas cantan a media voz, las aquieta en su furia y sus penas. Merodea los paisajes con sus ojos vacíos de color a llenarlos del color de sus rasgos diversos y los peina, hace bucles o alisa con suave dulzor mientras suena un eco de nubes, una flauta, un violín o un tambor....
Es la música que brota del alma impregnándolo todo, estallándolo en gozo, perfumando el amor, lo romántico, hermoso.
Es la música el final; el albor...
*Mi nimia aportación a su exquisita obra...algo de lo que me transmite escucharla.




Franz Peter Shubert, fue uno de esos compositores que supo entregar al aire la esencia de su alma, esa inspiración  innata de los genios de la música.
Nació en Viena, hijo de familia humilde y numerosa, Franz, desde su más tierna infancia amó la música. La de violín inculcada por su padre, maestro de escuela, y el piano, de la mano de su hermano mayor Ignaz.
Comentar que fue el mayor compositor de "Lied", composiciones breves extraídas de un poema, para ser cantadas o tocadas al piano generalmente, aunque pueden ser orquestadas con instrumentos de cuerda y viento. 



Seguidor de los grandes como Beethoven, Haydn o Mozart, llegó a considerársele el último gran representante del estilo clásico de máximo esplendor en éstos y enfatizado por él con su romántico lirismo.

De muy niño, su profesor de música ya le habló de la imposibilidad de enseñarle nada más, porque según él, Franz tenía el don de la música dentro. A los once años fue admitido como miembro del coro de la capilla de Viena y puesto a las órdenes de Antonio Salieri en la institución musical Stadkonvikt gracias a una beca por su talento musical.


El deseo de componer se le reveló pronto y con premura inusitada, compuso obras que se interpretarían en su mismo colegio, por la orquesta en la que él mismo era violinista.

Tras este período, trabajó como ayudante de su padre en la escuela, algo que para Franz era un suplicio, ya que jamás sintió interés alguno por la docencia, sin embargo, es en esta época cuando fructificaron algunas de sus mejores Lieds, como El Rey de los elfos, inspirado en un poema de Goethe, uno de sus autores preferidos. A la postre, acabó por abandonar el hogar paterno e intentó sobrevivir gracias a sus composiciones. La historia lo tilda de tímido a la vez que lisonjero, por llamarlo de alguna manera. Se dedicó en cuerpo y alma a la creación y consiguió un escaso número de seguidores lejos de la pompa y el boato,  gente bohemia dada al disfrute de la vida en toda la extensión de la palabra.




Para subsistir,  pronto se dio cuenta de que tendría que acabar creando óperas u obras teatrales, pero su falta de dramatismo, le llevaron a escribir algunas sin demasiado éxito, como por ejemplo: Alfonso y Estrella o Fierabrás.
Sin duda, su campo musical era el tan nombrado Lied.  Fue tal su dominio en esta técnica que llegó a escribir en un corto período (1815-1816) ciento cincuenta obras sin que ninguna de ellas perdiese un ápice de la calidad que lo caracterizaba.
Los ciclos, La bella molinera y Viaje de invierno, además de otros muchos, son títulos entre los que cabe destacar el famoso Ave María, A la música, La muerte y la doncella,  que definen su genialidad en esta especialidad.

A pesar de su creatividad, jamás vivió de manera holgada económicamente hablando y vagabundeó de un hogar a otro acogido por sus amistades. Tampoco jamás tuvo una relación amorosa estable, siendo bastante casquivano en esto, llegando incluso a coger sífilis y una gonorrea que complicándose con el tifus, lo llevaron a morir a la temprana edad de treinta y un años. Tras morir, su obra se revalorizó al fin, al ser defendida por otros insignes compositores como Robert Shuman o Félix Mendelssohn

Durante el que sería su último año de vida, carcomido por los dolores físicos y mentales de los que se habla en su biografía como posible trastorno bipolar, Franz escribió una de sus más famosas Lied. El compositor la creó a partir de la letra del poeta alemán: Ludwig Rellstab
Es tan hermosa en su profundidad, en esa melancólica serenidad, tal vez premonitoria de su final sin tan siquiera haber encontrado el amor y la calma necesitadas, que conmueve hasta la médula escucharla.


Os dejo la letra aquí y como habréis podido advertir, la música de su más famosa"Serenade" abre mi entrada, por si os apetecía envolveros con ella al digerir mi "tontá", cantada por Nana Mouskouri es un auténtico placer que me hubiese encantado ofreceros, pero Youtube no me ha dejado o yo no he sabido. :)

Quedo implorando mis canciones
a ti a través de la noche;
Abajo, en la tranquila arboleda,
¡Amada, ven a mi lado!

Murmurantes, esbeltas copas susurran
a la luz de la luna,
el acecho hostil del traidor.
No temas, tú, amada.

¿Oyes gorjear a los ruiseñores?
¡Ay! Ellos te imploran,
con el sonido de dulces quejas,
imploran por mí.

Comprenden el anhelo del pecho,
conocen el dolor del amor,
conmueven con los argentinos sonidos
a todo tierno corazón.

Deja también conmoverse tu pecho,
amada, escúchame;
¡Trémulo aguardo el encuentro!
¡Ven, hazme feliz!



Y no puede faltar en esta tontá, el enlace de cada uno de los demás participantes. 
Aquí los tenéis:
Yeste, Matt, Miguel, Rafa, Mª José, Anabel, Lehahiah, Mandarica, Bypils, Inma


lunes, 10 de febrero de 2014

De vértigos y sonrisas.

     Qué eres felicidad, sino un vértigo emocionante?







Tus guiños me llenan  los labios
 de sonrisa efímera, de breve alborozo
y fugaz tintineo.
Soy, tras tu estela, como una titubeante
estrella muriendo y renaciendo
                                en cada uno de tus parpadeos.



sábado, 8 de febrero de 2014

A volar, a volar...





No todos los vuelos llevan al aire,
al aire de los sueños.
Para soñar volar.
Para volar el aire.


viernes, 7 de febrero de 2014

De uñas...

Suelo ser calma, persona, sin presumir; educada
Me abstengo de vorágines linguales que pueden acabar
en dura verborrea o enfrentamiento hostil. 
Me  aterran las batallas,
ese tejido basto de lo "humano" carente de latidos.
No siempre, he de añadir; no siempre.
Los años hicieron resistencia a la amalgama de buenas intenciones,
me fueron despertando el alma helada, esa vigía callada,
la parte de mí misma guerrera empecinada 
saliendo de trinchera a la ofensiva 
Hay cosas imposibles de entender...
Me duelen, me rugen, arañan mis entrañas.
Los niños de las guerras, carnaza de las balas.
Su hambruna, sus heridas, sus llantos...
Espanto en la mirada.
La suya sobre trémulos temblores,
la mía mutilada.
Y sale al fin la fiera que se esconde gritando exacerbada.
Las manos quisieran ser espadas,
la voz, un lanzallamas en contra
de esos pocos que tiran de otros muchos
sin mente, sin redaños para plantarle
cara a dueños de la muerte indiferente,
al filo de guadaña segando las vidas incipientes,
el futuro de seres indefensos, matando sus sonrisas
e ilusiones... la esperanza.
El odio me atenaza.
Me queda la palabra trepidante, conmovida.
Me quedan muchas lágrimas y una fiera
insomne con letras como garras.




miércoles, 5 de febrero de 2014

Deprisa, rápido, veloz....

Pasó el día rápido, ni tan siquiera sé si se detuvo.
Traté de darle alcance al divisar la noche,
pero ya era tarde.
Vino y se fue.
¿En qué estaría pensando para no detenerlo?
Divago a la luz de la lámpara, las estrellas reirán,
revolotearán ante mí como luciérnagas traviesas.
Vendrá  el sueño a vencerme y no habré charlado con la luna...


martes, 4 de febrero de 2014

" Eriz-onte"...Madrugada sensual.

Te miré al desnudo,
horizonte liso de vellones blancos,
mullidos en suave rocío
de la madrugada.
Un frío apogeo erizando pieles,
la tuya tan lejos,
lejos de la mía, límpido
confín de dulce mirada.
                                                         
Obra del pintor Alex Alemany


Dejé al descubierto el agua salada
de mis ojos quietos y te dí mi piel,
la piel de mis huesos, la de los latidos,
 dándole la espalda a la somnolencia
de la noche aciaga.
Hice un bebedizo de besos
aromatizado de poros abiertos
a tus ojos fijos sobre mis colinas.
¡Qué suceso ingenuo, pura candidez! 
Se tornó demencia e infantil arrobo
amar lo insensato, copa del deseo,
 cuando el titubeo del amanecer 
se avino a arroparme.

Mágica lazada se hizo la yedra
para el desabrigo de mi dejadez,
tú ya te cubrías mientras te alejabas
sonriendo en soslayo a mi desnudez. 

domingo, 2 de febrero de 2014

¿A dónde la voz...?

Corrió la voz...
Y ella, inmutable, la dejó partir.
Pensó que era hora de que conociese mundo,
sintiera la aventura de desprenderse
de su garganta; algo así como el regazo materno.
La imaginó titilante como una estrella,
regocijada en su osadía,
ansiosa por descubrir otras voces,
otras palabras que adherir a las suyas;
el amor.
De pronto sintió pena, una pena profunda
tan vivaz como su ausencia que ya iba agigantándose.
Supo de sus seguros silencios apocada,
nimia ante chillidos espeluznantes, voces airadas,
sonidos silentes como punzadas.
Recobró la compostura elucubrando...
¿Y esas otras dicciones suaves que hallará?
¿Y esas palabras lisonjeras dándole la bienvenida?
¿Y esos murmullos de felicidad?
¿Y..?
Se sentó al borde del mutismo, entre la calma
y la espera.

*Acuarela de Steve Hanks

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog