Es el corazón un pájaro libertario. Viaja con sus alas entre la sangre, sobre los huesos y el complicado engranaje de nuestro cuerpo. Saben a gloria sus aleteos felices de los que siempre cae una pluma, y cual una bella durmiente, se aposenta en el lecho de la mente haciéndose recuerdo intenso e inolvidable...
Marinel.

martes, 29 de abril de 2014

En el mundo genial...

En el mundo genial de las cosas pequeñas...
Si perdí el asombro, soy cual caracola
que perdió su mar.
Las busco, las hallo, las nado, las hago más anchas.
Las estiro mucho hasta hacer gigantes.
Me vuelvo a asombrar...
En el mundo genial de las cosas pequeñas.




domingo, 27 de abril de 2014

El sentir...¿unánime?

¿Es unánime lo frágil?
Cual diminuta figura de cristal proclive a la rotura.
El miedo es su tortura, deviene la carencia de valor y lo ilusorio
ante su permanencia, es alhaja sin igual.
El vuelo natural muta en cordura, se adhiere el asombro a lo sutil
de la locura de anidar el devenir de esa fractura.
El hecho de sentir esa, ¿endiablada? inconsistencia
implanta la consciente tesitura
entre la fortaleza o la blandura...


viernes, 25 de abril de 2014

Pradera de lunas.

Ser ese brote que de súbito aparece cual gencianas que florecen
entre suaves margaritas; tan níveas, tan sencillas, tan bonitas!
Ser como ellas, azuleando el claror de un latido acompasado.
Del tumulto ser timón virando hacia la quietud
siendo mutismo en azul y sellar, desaforado clamor,
en la pradera de lunas bajo el albur deshojado.


jueves, 24 de abril de 2014

Como terremoto...

Si me ves apenas cuando la aflicción asola,
es cuestión sólo, de la presteza con la que paso
por su calleja.
Como uno de esos terremotos pasando de largo
en el bulevar de los sueños rotos con los que Sabina
nos regaló versos Chavelianos desde sus manos...

martes, 22 de abril de 2014

Si...

Si siembro vientos, si equivoco el pie al izarme del lecho, si tropiezo dos veces en el mismo agujero, si no hallo un buen árbol que cobije mis huesos, si el mal no espanto con mi canto velero, si me duermo en laureles, si temprano amanezco, si palabras no entiendo, si desisto del sueño...

¿Que será de mis síes, si sin ellos no soy, ni si quiera parezco?

jueves, 17 de abril de 2014

A la hora apacible.


A la hora apacible yo le canto y le cuento
como, un momento antes,
me invadía el ajetreo y sumida
en su red, ignoré la bonanza posible
de un instante de asueto.
A la hora apacible yo le canto y le cuento
de la tela de araña que vagó por mi cuerpo,
de la ausencia de mí y mi resuello.
A la hora apacible yo le canto y le cuento
como quedo adherida a su calmo sosiego,
a su hilacha de sueño.


* Y a vosotr@s os canto y os cuento, que como no me voy pero tampoco me quedo, 
no llego a visitaros con la debida tranquilidad, así que en pocos días vuelvo.
Besos y gracias. 
¿Os apetece un baño?
:P
.

miércoles, 16 de abril de 2014

Ese puente...

En esta espesura del bosque de la vida,
invento; tejo ramajes donde dormite lo insondable
sin temor al vahído.
Y, en todos los trazados, me alcanza el corazón
haciendo puentes...



lunes, 14 de abril de 2014

De cuando en vez...pasión

Se hizo calma en la pasión
colapsados los poros de rocío.
Tu cuerpo junto al mío en el reposo 
como bandera blanca en rendición.
Entonces...un suspiro de tus labios 
exhalado chocó frente a los míos 
rasgando el trémulo sopor.
Cayó la blanca flor de aquel sosiego
mudando en rojo de fragor sin titubeo...






sábado, 12 de abril de 2014

Indomable...

Indómita, lucha por no desfallecer.
En la profunda vastedad de la consciencia
la bruma hace acto de presencia,
susurra e incita  el rubor de la tarde.
Los fanales abiertos, osados,
ansiosos por subsistir al tránsito
 inconsciente parecen proclives
al descenso...



viernes, 11 de abril de 2014

Día 11, una "tontá"...distinta. Como dice Yeste, Migueleando...

Llegó la Tontá de nuevo y me viene a la mente, cada vez que llega, que a lo largo de esta participación en la propuesta de Yeste, mis despistes me llevaron en dos ocasiones a equivocarme y publicar cosas de mi gusto sin ceñirme a las reglas, repito: por puro despiste
Esto me avergonzó un poco la primera vez, pero la segunda decidí rectificar y tras publicar una entrada sobre Shubert cuya música me encanta, hice otra.
Naturalmente, Yeste, con toda la delicadeza del mundo, fue quien me indicó mi nuevo error, pero ya, en esa entrada errónea, habían dejado su huella varios amigos de este mundo bloguero, entre los que se encontraba Miguel, al que conocí a través de estas tontás.
Miguel era un hombre de escritura irónica, simpática e inteligente. Me dejó su comentario sabiendo, seguramente, de mi equivocación, no obstante, con su simpatía natural, obvió mi despiste dejándome sus palabras, esas que ahora forman parte de la estela de su adiós definitivo en este mundo de redes y en el enredado mundo real.
Estés donde estés, seguro que será un sitio especial donde seguirás encontrando amig@s. 
Miguel, ha sido un placer conocerte.
Os dejo el último comentario que tuvo a bien dejarme en mi desliz...

Como Toro: ya sé algo de Schubert. Jajaja.
Lo cierto es que me gusta escuchar música clásica de vez en cuando, pero soy un completo ignorante, además de tener un oído enfrente del otro.

Y la música que me encanta, la artífice de mi error, me parece una bonita manera de decirle adiós...

     

Yo lo conocí menos, como he dicho, a través de las tontás, pero otras personas lo conocieron mejor y también se han sumado a su homenaje. Os dejo los enlaces por si queréis saber más de este hombre que ha cambiado de residencia...

Ana, Jorge, Nieves, Macondo, Marga, Mª José, Jesús, Luisa, Yeste, Bypils, Inma, Covadonga, Dolega, Brisa, Dess

miércoles, 9 de abril de 2014

De arenas...


La fantasía, a veces, muere hidrópica y exánime se hunde
en esa vastedad llamada realidad
donde es fortuna contar una por una la granítica
extensión en apariencia devastada.
Es cosa de sapiencia comprender el espejismo
del revés, pues toda arena viene a ser
ya no un lago, sino océano.
Es grande o es pequeño,
según el que lo ve...
Heroico aquel que ingobernable sigue en pie
en busca del oasis, lo encuentra y bebe de él.

lunes, 7 de abril de 2014

Te hablaré...

De esos amaneceres donde escucho el bombeo de la sangre
como un río lejano de mí y un respiro de rosas marchitas
me produce indolencia.
No estoy bien ni estoy mal.
Sólo estoy y mis pétalos van...


sábado, 5 de abril de 2014

De rimas azules.

Me acomodo en azul y un murmullo de mar
 exorciza el instante de fragores diversos.
Las estrofas vienen saliendo cual cielo 
de otro firmamento por entre las letras
 de quienes supieron, y saben, 
escribir poemas calando el adentro...
No miento:
Se hace ritmo el latido 
se acurruca sintiendo las rimas
que nos mecen lento e ignoro
si vivo, si muero, si tan solo duermo
 abrazada al piélago de sentir en verso.




jueves, 3 de abril de 2014

El abrazo...

Si me sientes ligera y en tus brazos me pierdo,
puede ser que jamás nunca estuve...
Quizá tus deseos gravitaron solos
sobre los sopores de larga vigilia
 buscando la dicha del mirar cubierto.
Volaron así tus brazos hasta mis anhelos.
Quizá se abrazaron en el firmamento de
la fantasía, de ese espacio yermo tan solo
sembrado por las ilusiones de sentir tangible
lo que fuera sueño...




martes, 1 de abril de 2014

Como golondrinas...

Hay palabras que llegan siendo olvido sin dejar ni una huella.
No hacen nido.
Migran con su levedad. 
Las hay arribando alegres cual batir de alas, como golondrinas
de una primavera sin poema detrás...
Anidan la fría oquedad del tronco sin ramas de lo insustancial.
Esos pajarillos, vocablos de arrullo,  son ellos las rimas que llenan ausencias,
 terrenos baldíos, balcones vacíos tan solo ocupados por la soledad.



Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog