Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

jueves, 21 de agosto de 2014

Siempre...

Siempre...
Que palabra tan grande para un tiempo tan pequeño.


*No es que vuelva ya, pero os echo de menos siempre y el tiempo será nada cuando el retorno sea un hecho. Os dejo esto para certificarlo.
:)
Besos y gracias a tod@s!!!

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"