Parecía una primavera de cristal...frágil, quebradiza, al filo de un rayo de sol perseguido por nubes malhumoradas prestas al llanto, mangoneadas por un invierno resentido reacio a partir...
Marinel.

martes, 31 de marzo de 2015

Con los pies en el aire...

¿Son mis pies esos de ahí arriba?
Parecieran dos alas dispuestas a tomar el vuelo. Me sonrío y los miro remolones meciéndose en la cálida brisa, no recuerdan el frío o las tormentas, ni siquiera rememoran la lluvia atrapados en las botas. Hmmm, qué placer sin igual su desnudez, esa carencia de abrigo tan deliciosa bajo el sol torrencial. El estío se asoma entre espasmos de lucha por quedarse y mis dedos se mueven al compás de una música alojada en mi mente....laralá, laralá...
La felicidad es así de sencilla. La pequeña fortuna de tener estas parcelas de alegría ante un hecho insignificante que nos hace sentir pletóric@s.


sábado, 28 de marzo de 2015

Hallarse.


Henos aquí, existir...
a la merced de tus huellas.

jueves, 26 de marzo de 2015

Fragancias de ensueño...

Al aroma de limón, bajo el manto
 de la noche, fragante desadormezco.
Mis senos son atalayas izadas
sobre tu espalda al murmullo de tu aliento.
Rumor de lilas silvestres en el pretil del anhelo.
 Mis manos recorren tus laberintos de odoríferos
 arbustos mientras dejo que...
Un efluvio de besos tenues abra tus ojos herméticos.
Ya se despierta un latido, ora otro avivando tu desvelo. 
Al almizcle de jazmines se va regando el deseo. 
Las siemprevivas urdimbres de ternura
que sembramos van brotando de pasión.
Mi pelo sobre tu pelo se desliza
 por los poros de tu piel, camina 
a pasito lento mientras tus fanales
brillan perfumados de contento.
Amanecen los azahares en cascada
entrando en la habitación, se escancian
sobre la almohada haciéndome despertar.
Los efluvios se quedaron en el frasco de los sueños...







martes, 24 de marzo de 2015

Gris, ese color...

¿Qué tendrá la bruma que obnubila la mirada,
 la encierra en el tejido deslucido del espacio,
 la hace ocaso, la clausura?
Es como un árbol desleído, a ratos desgajado, en otros mutilado
tan falto de raíces luminosas que deriven en radiantes.
Orean los pensamientos pendidos de escasez,
casi como lánguidos helechos al borde de su tiesto.
Tanto gris en derredor, se ríe de la risa, se lleva el pundonor
dejándome ahíta de ese intermedio de color.



domingo, 22 de marzo de 2015

De otras aguas...

Sintiéndose submarina dejó que la brisa
izara lo interno de su sentir. Justo antes
de partir para convertirse en lluvia, clamó
otro devenir fluvial...
Rogando frente al piélago marino,
 alzó su voz de cristal:
Lévame cual ancla, llévame hacia el mar
donde las gaviotas danzan sobre espumas
de nácar soñando lechos de coral.
Déjame nadar a contra corriente
persiguiendo el cosmos del espejo
acuático de ese cielo ansioso.
Mírame los brazos abiertos clamando
flotar entre lo salobre de tu vastedad.



sábado, 14 de marzo de 2015

Partiendo...

Me siento aquí conmigo, desnuda de otros, sola en mí, abrazada a los pesos que mis hombros sostienen. Mis manos desprenden el cálido aliento con las que las regué antes de depositar mi abrazo.
Ellas, las manos, cuasi siempre desnudas, son, sin embargo, provocadoras de incendios sobre la piel. ¡Cuánto admiro esos apéndices!
Así, hoy, desprovista de ropajes superfluos, parto hacia otro cobijo. No estaré lejos. El día ha amanecido desnudo de sol. Él también sale a despedirme de este lugar donde florecen letras en imágenes, tanto si están expuestas, como si las tenemos que visionar desde la mente. Es este mundo un territorio plagado de imaginarias...


Marcho a sentir otro ajetreo o a dejar que la vorágine me absorba. Voy hacia un lapso en otro jardín momentáneo y efímero, pues, no ha mucho tardar, estaré aquí de nuevo plantando semillas que regaré, ya sabéis con qué:
Mis letras derramadas.
Pero no dudéis ni un segundo de que os llevo conmigo...venís en mí cual mariposa de sueños y he de decir, que vuestro peso es ligero y agradable de soportar.
:)

 *Vuelvo después de Fallas, amig@s!
Besos y abrazos para tod@s.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Henchidas de color...

Mujer, lanzas tus palabras al espacio, las insuflas de tu aliento cual si fuesen globos de colores para que encumbren cimas, sorteen obstáculos, acompañen vuelos, se enreden también en las ramas de araña de los árboles.
Mujer, las abres al universo, tan solo para que viajen sabiendo que habrá lugares donde se entretengan o las retengan, dependiendo del peso de su sustancia...

sábado, 7 de marzo de 2015

Matineando...

Qué hojarasca se mueve en el bosque
 de la entraña cuando te siento.
Llegas, y...
Remolino de emociones
 allá va hendiendo el cielo.
Hay millones de corpúsculos
brillando en el haz de luz
traspasando el ventanal.
Parecen purgar anhelos
 con el ámbar de su riego.
Observo tu lejanía
rasgando las copas altas
de montones de recuerdos.
Es tu sonrisa diáfana la que
 llena mi habitáculo,
 la que mora mis meandros
sosteniéndome los huesos.
Hoy te he sentido tupido,
amanecer de este invierno,
Sé que te alberga la duda
disfrazado de entretiempo.
¡Ay, alborecer risueño!
¿No sientes la brisa fresca
 sobre los árboles quietos?
La primavera se troncha
jugando a desorientarte,
se te hace cosquilleo.
Tal vez por eso rías y rocías
con tu baño luminoso
la estancia donde yo
 leo...






jueves, 5 de marzo de 2015

Pérdida de tiempo...

Dime:
¿Tú quieres perder el tiempo?
Suavemente, despacito,
a pasitos muy pequeños
 sin dejar hueco a la prisa.

Si tú quisieras perderlo
yo me perdería en tu tiempo
 para que me tropezaras y
al mirarnos, me miraras
queriendo perder tu tiempo.

Camparían nuestras miradas
en los lagos de los cuerpos,
y la sed se perdería bebiendo
de nuestros besos.

Las manos desanudadas
 construirían laberintos
para poderse perdernos...



lunes, 2 de marzo de 2015

Cilíndrica

Sospechaba, que buscar las aristas, era afán inútil.
La redondez no hallaba la esquina, ni siquiera el doblez.
La lisura era tal, que resbalaban las manos.
En las yemas el tacto deslizante. 
Soy como un botón, se dijo, uno en exceso sutil.
Pensó:
Si fuese una cremallera de múltiples dientes
podría cerrarme y abrirme, sin mucho empaque
tal vez, pero no estaría expuesta de manera permanente
a las miradas que observasen mi escasez de filigranas.
Su simplicidad la abotonaba al crujido lastimero 
y hasta sus vértebras se estiraban escudriñando
horizontes donde hallar otros relieves...



Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"