A llenarme las manos vuelven, a lanzarme en picado sobre ese mundo inconsistente, voluble y esquivo...hacia esa marea capaz de atormentarse o hacerse balsa para mis latidos.
Marinel.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Umbral azul...


Ha cruzado el umbral como una ráfaga de aleteos colibríes
 en busca de una flor que libar en mis pensares.
La he visto posarse levemente cual una de esas gotas
 de lluvia bailando en el ventanal.
Su pugna por salir indemne del  peso de la humedad 
me ha recordado la batalla que libro ante mi pereza,
esa desgana persistente, ese repiqueteo acuoso sobre el alma, 
que aposentándose en mis dedos, los entumece e impide su revuelo...
Hasta ahora.
E ignorando hasta cuándo sentirá el ímpetu
 de dejarse mojar por las letras, doy planeo
 a la mariposa azul de mi inspiración.

lunes, 10 de octubre de 2016

Un instante de vuelo...fugaz.

Hoy entreabrí la puerta.
Chirriaron sus goznes quejándose del inesperado movimiento.
En mis pupilas tanto tiempo ausentes de estos parajes de ensueño...las mariposas azules.
Azul...siempre el azul revoloteando a mi alrededor. Siempre letras persiguiéndome. Siempre
poemas acentuando mi vida, tildándola de emociones, subrayándola de apegos y sentires,¡tantos!
Hoy entreabrí la puerta porque me dio un vuelvo el corazón, se resquebrajó su reverso y brotaron alas,sí, las que me llevaban hacia esos otros mundos caligráficos donde os encontraba entre poemas e historias infinitas cuyo contenido propiciaba mis latidos y con ellos mi vuelo.
Hoy quise volar de nuevo con mis casi olvidados flancos,
que tan sonoros como los goznes, reclamaban retorno aún momentáneo y fugaz...



*Os echo de menos, pero estoy con otras letras entre manos ahora, menos agradables, más de hincar los codos...esfuerzo que me aleja de aquí aunque no del todo porque de cuando en cuando viajo por vuestras letras y las absorbo con infinito placer.
Os llevo en el corazón.
Besos para tod@s. Nos vemos en cuanto pueda.

sábado, 28 de mayo de 2016

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"