Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

jueves, 30 de marzo de 2017

Tejido acuático...


Se vertió una lágrima.
 No recuerdo qué gesto suscitó
su caída en desnivel desde
 la sima de mis ojos 
hacia la comisura de mi boca.
Me pareció ecléctico aquel roce, 
casi una oda breve, 
un versito diminuto
 buscando la estrofa de mis labios.
Inherente a mi, salió soberana
 como chispa fluvial
en busca de la urdimbre
 del abismo de la emoción.


lunes, 27 de marzo de 2017

Mis pájaros...

Fotografía deKylli Sparre

La primavera está enajenando a mis pájaros.
¡Pobres!
Llevan rumoreando una eternidad enramillando
 su alegría, cuando llegan días de invierno
y muda su canto feliz en canto tirititón.
Ellos, mis pájaros, iban y venían con 
sus piquitos cargados para anidar.
Anidaron. Siempre lo hacen.
 Año tras año anidan sin pedirme permiso
en las ranuras de la salida del gas,
 en la ventana de atrás.
 (Nada romántico, les digo)
Hubo un tiempo que tomé la determinación de exterminarlos.
Llamé a quienes ofician eso de hacer desaparecer pájaros y nidos.
Vinieron y se fueron ante mi abatimimento, 
mi sentimiento de culpa, mi incapacidad
 para la vileza.
Desde entonces viven aquí  sin vivir en mi ni conmigo.
Ellos traen rumores de primavera, 
rayos de sol de cielos despejados y celestes,
siseo de flores, silbidos de vientos.
Fabrican su nido y al tiempo, una algarabía de piares
 chiquitos inundan la cocina 
en cada amanecer.
Yo me acurruco y ronroneo de placer ante sus cantos. 
Me aíslan por segundos del mundo,
 construyen otra especie de nido floreado y disperso
 desde donde tomo impulso
y sin volar como ellos, vuelo.

sábado, 25 de marzo de 2017

Helor...


Se helará la flor de mi vida
en hierático óbito.
Entrará por los resquicios
de ventanas y puertas
el invierno más duro a mis brazos guarecerse.
Yo me meceré a la espera del beso no dado.
Soñaré, en el último hálito,
 verte aparecer 
 con los labios sonrojados.
¿Vendrás como nunca viniste?
Si aterida me hallases...
Bésame por si pueda no irme.
Bésame como nunca lo hiciste.


jueves, 23 de marzo de 2017

Reincidente...


Reincides, mujer.
Siempre vuelves al agua.
Aferrada al jugo de tu sustancia,
exploras oleajes bravíos desde donde
 saltar las penumbras, los paisajes
inhóspitos, las ténebres sensaciones.
Ahí, en la magia del fluir, hallas la ansiada paz del silencio.
Ahí, distanciada de la caterva,  hechizas un instante oceánico
para encontrarte a ti misma en lo íntimo de tu alma. 
Prendida la mirada en el firmamento arrebolado ante tus ojos,
ERES , al fin, tú y nada.
Celaje y linfa a contraluz ante el asombro 
de 
tu 
entraña.








lunes, 20 de marzo de 2017

Como hojas ilusorias....


Fueron desprendiéndose de 
algún lugar boscoso del cerebro
como hojas de un otoño pasado 
que quedaron expuestas al deterioro
del tiempo y sus inclemencias.
Hojas ilusorias, impalpables,
 porque de tocarlas se deshacen
entre los dedos.
Sin embargo...
Desde un recóndito rincón,
otras manos hábiles y siemprevivas,
 creaban con ellas pequeños barquitos de papel.
Barquitos coloridos, frágiles y fuertes a la vez, capaces
de navegar tan lejos como los pensamientos.
Barquitos botados de un etéreo recipiente para
fondear la manera de anclarse en versos.
Versos gestados bajo el sol de la memoria
que morían de ganas de surcar los mares al viento
 y volar los vientos del mar de las palabras.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Un Mirlo-Grillo como homenaje...

Nació el pajarito Grillo.
Le pusieron Grillo por su color
y su piar tan raro.
Era cantarín y negrito el pajarito.
Chiquito como un mazapán.
Grillo va creciendo y en verano
oye como cantan los grillos:
¡Más fuerte, más fuerte que hace calor!
¡Más deprisa, más deprisa que el otoño llegó!
Grillo mira todo con sus ojitos
 de pajarito curioso, mira al sol
descarado hasta que el sol le puso el 
pico anaranjado.
Durante el día, Grillo pía y pía
mil cantos que va ensayando.
Por la noche, después de cenar,
pliega sus alas y duerme oyendo
los grillos cantar.


*Sirva mi poema como homenaje
 a la gran poeta Gloria Fuertes.

 Y con este humildísimo homenaje, os dejo estos días
de Fallas en los que andamos,(nunca mejor dicho) muy
liados l@s valencian@s.
Besos para tod@s y hasta prontito.
Muaaaakkkksssss




lunes, 13 de marzo de 2017

Humo

Es este devenir indiferente
el que me convierte en humo,
 el que pasa por mi lado invidente,
me avasalla y escancia
en la mesa del olvido...

Imagen relacionada

domingo, 12 de marzo de 2017

Hoy...de rositas

Hoy desperté abrazada al haraganeo
 sin asomo alguno de desazón.
Hoy voy a ser  merodeo,
neblina densa e inatrapable,
efluvio a tu alrededor.
Pasaré por tu lado sin disimulo
entre sonrisas de picardía.
Seré vestal preparando el fuego
 de la ilusión de dejarte a un lado.
Gran inmersión en el olvido,
obra maestra de la evasión.



Deleitada en el desovillo, veré de a poco
como mi piel va envejeciendo entre la espuma.
Será el silencio  acariciante hasta la locura,
 de irme perdiendo de una en una entre las pompas
de laxitud y en esas aguas de soledad sentirme
 embrión regocijado, a nado, parapetado.
Hoy pasaré de puntillas por el reloj y
me iré de rositas sin compasión.




viernes, 10 de marzo de 2017

Por cada latido...



Tras la liberación de mi cuerpo y mis huesos
llegará el pensar y traerá alguna sonrisa al evocarme.
Un gesto de mimo que la brisa del júbilo haya ido
 guardando en el receptáculo transparente del alma.
A ese lugar abstracto  acudirán quienes cohabitaron mis días,
 salvando los escollos, a  rescatar regocijos de instantes de bonanzas.
Custodiados en la liviandad de esa parte del adentro que imaginamos
sobreviviéndonos, permanecerán en alerta, 
prestos a salir a esparcirse en forma de remembranza
entre los corazones que amaron mis defectos y virtudes.
Por cada latido aproximándose a la sonrisa de sentirme
de nuevo, quiero una flor etérea sobrevolando, besando con dulzura
de pétalo en descenso, el lugar donde se ubican los recuerdos
trayéndome de vuelta.

martes, 7 de marzo de 2017

Mañana, mis manos...sentirán mis latidos.


Resultado de imagen de manos de mujer wallpaper

Y vendrá el mañana como hoy, como ayer, buscando las manos
de ella. Esas manos hábiles, múltiples, largas como  sarmientos
llegando a todos los resquicios. Manos allanando caminos de otros, manos 
acomodando sentires y enseres ajenos, ahuecando almohadas para otros sueños.
Mañana vendrá y ellas estarán cual bellas durmientes sobre el corazón
donde sus latidos la hacen saber de su fortaleza.
Frente a la apatía, el "siemprebregar" y la indiferencia, ellas
mullirán un lecho de paz de ausencia vital. Yacerán inermes
cuidándose solas desde lo infinito de un tiempo cruel
que no la valora e incluso la hiere de miles de formas
bajo el desvarío de quienes las creen menos aún que nada...
Mañana será un cómodo sofá para su terneza, su valor perenne
-en el diccionario hombría también-
¿Cuándo mujería?
¿Cúando borrarán esos signos torpes de desigualdad?
Girará el mundo una vuelta más y ellas, ausentes de toda labor,
solo se alzarán buscando una estrella para iluminar las mentes
abyectas, esas donde el corazón por más que bombee...no puede llegar.




*Mañana es el día de la mujer.  No hace falta ser feminista para sentir el ninguneo, la desvalorización y desigualdad aún vigentes por mucho que se haya adelantado. Los micro machismos, la violencia de género, malditos ellos...Un día que no ha servido para mucho a lo largo de los años, pero que debe cambiar a base de recordarlo a todo el mundo.
 ¿Qué sería el mundo sin mujeres?
Y yo, mañana, dejaré que mis manos sientan mis latidos...

sábado, 4 de marzo de 2017

Tres...


Los observo desde una distancia indefinida.
Ni lejos, ni cerca, ni encima.
Lleno.
Medio.
Vacío.
¿Con qué vaso me quedo?
Necesito del vacío para mi soledad abigarrada,
para la paz del alma y la quietud de algarabías.
No beber nada. Convivir en ella. Sentirla hasta la fusión
y no ser por momentos más que un trozo de humanidad perdida.
Necesito del medio para el equilibrio, para ver más o menos
huyendo de lo homogéneo porque nada es idéntico.
`Para afligirme si lo aproximo al vacío inapetente
o congratularme con el mundo si lo veo rozando el borde.
Necesito el lleno para esquivar oquedades desapacibles,
para mirar el medio arañando el desánimo y verlo caudaloso 
y a punto del vertido hacia mi esencia abatida.
Los tres me quedo.
Cada uno en su lugar y en su momento,
que por cierto no siempre elijo.
¿Mi vida son tres vasos?
¿Todo lo traduzco a eso?



miércoles, 1 de marzo de 2017

Blancoazulada...

Blancoazulada. 
Así te quiero, rosa mía.
Flor entre las flores.
Aun sin ser mi favorita, te me abres e incitas
a que adore tu ser.
Delicada y fugaz es tu esencia.
Tu transitar, un paseo sin prisa
ni una pausa siquiera.
Has de revolar
el aire con tu aroma infinito,
vienes a decorar por un tiempo fugaz
nuestro ágil andar sin saber hacia dónde o el cuándo...
Nace breve tu esplendor, va perdiendo tersura
 hasta la muerte de tus pétalos envejecidos.
Perecen guardando la esperanza de secarse
entre las hojas de un libro adornando el mirar.

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog