Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

sábado, 4 de marzo de 2017

Tres...


Los observo desde una distancia indefinida.
Ni lejos, ni cerca, ni encima.
Lleno.
Medio.
Vacío.
¿Con qué vaso me quedo?
Necesito del vacío para mi soledad abigarrada,
para la paz del alma y la quietud de algarabías.
No beber nada. Convivir en ella. Sentirla hasta la fusión
y no ser por momentos más que un trozo de humanidad perdida.
Necesito del medio para el equilibrio, para ver más o menos
huyendo de lo homogéneo porque nada es idéntico.
`Para afligirme si lo aproximo al vacío inapetente
o congratularme con el mundo si lo veo rozando el borde.
Necesito el lleno para esquivar oquedades desapacibles,
para mirar el medio arañando el desánimo y verlo caudaloso 
y a punto del vertido hacia mi esencia abatida.
Los tres me quedo.
Cada uno en su lugar y en su momento,
que por cierto no siempre elijo.
¿Mi vida son tres vasos?
¿Todo lo traduzco a eso?



34 comentarios:

  1. lo importante es el agua ingerido, y que ha permitido hacer, y el que espera para que sigas existiendo

    El que reposa....se enfanga

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, la verdad es que he ingerido e ingiero mucha agua...si eso sirve para seguir existiendo...
      Seguiré el consejo.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  2. Sin agua no podemos vivir y necesitamos un recipiente para beber. La cantidad cada uno la sabrá, o debería.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred, yo no podría, soy sedienta desde que recuerdo y recipientes hay muchos de los que beber...el mundo está lleno de ellos para aleccionarnos. Y la medida, pues, no siempre acertamos, pero somos quienes deciden hasta cierto punto, sí.
      Besos.

      Eliminar
  3. La vida son más que tres vasos y en el fondo de su corazón tu protagonista lo sabe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, sí...para qué voy a mentir...lo sé. Pero me salen estas cosas, Rafael, y yo les doy vía libre.
      :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El vaso vacío, medio o lleno significan nuestro ánimo u optimismo ante la vida...Estoy de acuerdo contigo, cada uno de ellos cumple su misión, todos se alternan y se complementan, porque vamos cambiando, transformándonos, madurando...Cada momento es distinto y único...Y a veces los vasos se convierten en fuente, río o catarata...
    Mi abrazo y feliz finde, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, así es, de eso tratan mis letras, de las distintas visiones que vamos adoptando frente a los sucesos que nos rodean y tiene preparada la vida para nosotros.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Muy buena explicación, que me hará ver en lo sucesivo, con otros ojos los medios y los vacíos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, me alegra que te sirvan de algo mis letras. Yo suelo dar salida a lo que me nace sin calentarme mucho el seso y a veces ni yo misma me entiendo.
      No es éste el caso, sin embargo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. RetiH, gracias. No es filosofía ni nada de eso, pero gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Lo importante es que esos tres vasos te permiten escribir un poema.
    Y todo lo demás, también.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, suelo pensar que la vida a pesar de los pesares, vale la pena y que ha de tener algo espléndido a la vuelta de una esquina...así que, bueno, mientras escribiré de vasos o lo que sea.
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  8. Los tres vasos pueden representar los distintos estados de ánimos, los puedes necesitar a los tres, pero el mejor quizás el lleno, representa la vida por su contenido: agua...
    Muy interesante entrada, me encanta.
    Te sigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Carmen, pueden ser los distintos estados de ánimo, claro que sí. Siempre se suele hacer esa famosa similitud del vaso medio lleno o medio vacío según nos encontramos anímicamente, así que el lleno ha de estar también.
      Somos agua en gran medida, por eso nos atrae tanto.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  9. Somos lo que sentimos y según nos encontremos rebosamos agua o nos falta.
    Tu poema es hermoso.
    Un beso, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy original similitud como siempre, sorprendes con tu poesía siempre nueva, siempre fresca, un placer leerte. Abrazos Marinel.

      Eliminar
    2. Carmela, así de simple y cierto, tienes razón.
      Y yo, como siempre...dándole mil vueltas inútiles, jajajaja
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Maru, no es gran cosa mi similitud, no creas...desde que recuerdo se ha hablado de los vasos llenos, medios o vacíos, pero bueno...me salió y lo dejé.
      Mil gracias.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  10. No puedo responder por ti, pero si sé que no siempre podemos elegir, a veces ni siquiera queremos. Me ha encantado tu analogía la historia recurrente de los tres vasos y la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, qué haces tú por aquí en domingo?!
      Mil gracias por la deferencia, hermosa.
      Huy no, no siempre podemos, por no decir casi nunca, por eso cuando podemos elegir, hay que valorar ese privilegio.
      :)
      Gracias.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  11. Lo has explicado muy bien para crearme la duda a mí también.

    ResponderEliminar
  12. Ahhhh! pues a mi nunca se me hubiera ocurrido todo eso por tres vasos....claro, yo vivo en el manicomio! :DDDDD

    Besos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liliana, jajajaja
      Creo que voy a arrojarte un vaso de agua fría:
      Todos vivimos ya en un gran manicomio!!!
      Besos :)

      Eliminar
  13. Somos vasos de emociones que desbordan y cuál rio ...toman su propio cauce y tino.

    Te dejo mi abrazo de luz y agua ☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AtHeNeA, así somos, es verdad...
      Abrazo de luz para ti.

      Eliminar
  14. Habría que aceptarlo todo en la vida por mucho que cueste.
    Aunque es mejor mirar siempre con optimismo, porque el desánimo hunde.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola, de hecho lo aceptamos...no queda otra. El optimismo es ideal...por eso hay poco.
      ;)
      Abrazos.

      Eliminar
  15. Estoy de acuerdo con tu visión de la vida, mi querida Marinel: yo también me quedo con los tres, y también con la certeza de que la vida es un misterio que jamás terminaremos de comprender.

    Un beso grande ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fer, jamás.
      Así que a vivirla y ya sabremos de otros misterios...
      Un beso grande.

      Eliminar
  16. Cada vaso cumple su misión, son como cada momento de la vida, y nos vamos adaptando a ello según las circunstancias.


    Un cálido abrazo Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sneyder, así es, no cabe duda.
      Me gustó exponerlo, sin más.
      Cálido abrazo para ti.

      Eliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog