Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

sábado, 29 de diciembre de 2012

Como un libro nuevo...


Me va a costar un mundo conectarme de hoy al día dos, así que os dejo algo que leer mientras tanto, acompañando la lectura de un millón de besos y abrazos para tod@s, 
con todo mi cariño.


jueves, 13 de diciembre de 2012

De luna lejana...

Creo que la perorata ya ha estado demasiados días angustiándoos, así pues, os dejo el final, esos deseos de vivir estas fechas de la mejor manera posible, intentando aferrar el más mínimo aleteo de felicidad.
Yo sigo intentándolo, instante feliz que pasa:
Lo tomo a sorbitos para alargarlo al máximo.
:)
Felices fiestas.
Imagen de Google, editada por mí.

Besos a tod@s y gracias siempre, amig@s

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Misterios los ojos.

Imagen de Google.

Crecen en los párpados sutiles palabras,
me hablan en pretérito, 
 y de  esos anhelos a los que doy alas.

Siento sin dolor, un leve seísmo viniendo de dentro.
Es constatación, hecho consumado
que los ojos son de pura verdad,
pátina engarzada al paso del tiempo.
A su alrededor:
Surcos de labranza 


 Vidrieras del rostro,
 balcón para alma.
Oasis de islas donde se recala.
Sutiles misterios de germinar lento,
contra los que juegan:
Lluvia, frío, sol...
Un tropel ingente de sentir
en flor, arreboles varios.

Pájaros esquivos,
guarida alegórica
del vivir en flama.



Ojos verdes, sólo parte, de Salvador Díaz Mirón.
*
"Ojos que a través del velo
radian buenaventuranza,
mi alma a vosotros se lanza
en alas de la embriaguez,
miradme una sola vez,
ojos color de esperanza."

lunes, 10 de diciembre de 2012

No sé bien...

Cavilar...
Acomodo en la lumbre del eterno pensar. Divagar mientras viene el invierno. Pasará, más tarde pasará, y vendrá una nueva estación y otra más y otra más.
Cavilar...
No sé bien si soy yo quien espera o es la vida la que espera sin más.



*Imagen de Google.

domingo, 9 de diciembre de 2012

A esa libertaria lágrima del despertar y el sueño.

He visto la luz cortando la alborada,
 rasgándola cual daga
sobre el lecho.
 Orquesta de aromas amanecidos
sobrevuelan mi olfato.

De mis pupilas nace voluntaria
una lágrima furtiva.
Ronda el arco de mi  iris,
 perezosa, resbalante, sin pena
deslizándose en mi rostro.

Paseo salobre,
 ahuyentador de oscuridades,
que  cual perpetuas moribundas
 se alejan.

En horas vespertinas,
 cuando el níscalo dorado
sea refrigerio lunar, 
volverá el húmedo ósculo
  arrimando el sueño,
y cual golondrina anidará junto a mí
en la llanura de mis sábanas.


Imagen de la red.

*¿Nunca habéis sentido resbalar una lágrima perezosa al despertar, cuando el bostezo es imparable o cuando en la noche el sueño se os apodera?
Pues a esa o esas lágrimas me refiero.
:)

viernes, 7 de diciembre de 2012

Aleteo.

Entre tu rostro y el mío
miradas bailarinas
y labios a nado.

Imagen de Google.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nocturnidad bucólica.

A lo lejos nace el sol atribulado, tiritante de frío, desperezándose como un racimo de amaneceres tibios templando apatías.
Despierta recostado en una nube pulverizada de una lluvia nonata de nombre rocío.
En la hora vespertina, abrigado el astro en su vientre de espuma, dormirá.
Será entonces cuando en las lindes del cielo, rebaños de esponjas balarán a la luna.
En ese instante, mi mirada, vagará por el cercado de la noche, 
observando diminuta, 
el pastoreo de las estrellas.

"La noche estrellada". Óleo sobre lino de Omar Ortíz

lunes, 3 de diciembre de 2012

Construcciones empíreas...

Préstame...
Imagen de Google.

el éter de tus sueños,
y allí crearé un aposento
 para el descanso de nuestras utopías.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Gaviotas...

Como decía la canción:
Cien gaviotas dónde irán?
Imagen de Google.

En la canción eran cien, en el mundo real  son incontables...¿Dónde o hasta dónde irán?

sábado, 1 de diciembre de 2012

Igual fuera y dentro,pero de distinta forma,por distintos motivos...


Maltrecha sensibilidad, ese sentimiento que nos queda grande en el exterior y aquí profesamos.
¿Qué miedo contrae tan grata emoción, cuando en paralelo, en mundo enredado es nuestra condena, nuestra salvación?
Huidizos enredos de  caligrafías son como arritmias, descompases mundanos, pálpitos furtivos de la realidad.
Nacen las poesías, las líricas prosas reivindicativas, a veces aviesas, más bien doloridas, con tal desazón, que brotan hirientes.
Cálido embeleso de tecnología.
 Se crean universos, se prodigan besos, abrazos y gestos sin voces ni piel, batallando contra esa existencialidad que coarta siempre. 

Imagen de Google.



Libertario cobijo donde incluso aquí, humanidad al fin, brotan intereses, compromisos fatuos por los comentarios...
No vale saber del impedimento que supone tener que atender aquel otro cosmos, si no llegas mucho, tu blog pasará a la inexistencia, si llegas puede que también. 
Es libertad alcanzo a entender,pero reconozco que tanto trasiego buscado para desconectar de lo tangible, acaba siendo una vorágine incomprensible a veces.

NOTA,AÑADIDO O EXPLICACIÓN:

Necesito explicarme, (un defecto mío más) aún a sabiendas de lo poco que será comentada esta extensa entrada, lo poco leída por entero que será, pero soy así y a estas alturas de mi vida, no es fácil que cambie. Quienes me conocen, mi círculo afectivo, saben de mi extremada sensibilidad, también de mi cabezonería, de mi infinita paciencia, pero también de cuando estalla ésta. Mi hijo siempre dice que soy un público excelente; me meto tan de lleno en todo, siento tanto todo que puedo llorar y reír con facilidad.
El caso es que esta entrada, no es sino una reflexión hacia mí misma, dicha en "voz alta"
Me doy cuenta del malestar que me produce comentar a alguien siempre sin obtener respuesta. Lo hago porque me gusta, en cierta manera sin esperar nada a cambio, me dejo llevar por lo que siento y comento desde el corazón. Sin embargo, repito, percibo cierta desazón si no me comentan, me duele tal vez, ser una inesperada comentarista, no bienvenida y no obstante sempiterna.
No me gusta sentir esto, me ofendo conmigo, me recrimino que esto es así, lo sé e incluso prefiero que así sea.
¿Entonces?
No he perdido la capacidad de sorprenderme, me doy cuenta, y este mundo paralelo, acaba arrastrándome a sensaciones reales que alguna vez pensé, cuando me hospedé aquí, no me ocurrirían. También para lo bueno he de añadir, porque en este lugar he encontrado sentimientos maravillosos, cariños inmensos, complicidades.
Dejo ya este pegotito reflexivo, os dejo besos, pido disculpas por el brote espontáneo de sinceridad despidiéndome hasta otra entrada.


jueves, 29 de noviembre de 2012

Azul volátil.

Imagen de Google.

Transita mi sangre un revoloteo, pájaro quizá, buscando cobijo.
Lo presiento azul, azul como el cielo, azul como el mar.
Vuela a ras del tiempo, de mi voluntad, de luces y sombras.
No persigue nada, tan solo volar en esta maraña de huesos y carne,
en esa otra esencia que solo se nombra sin verla jamás.
Desenjaula el día, abre el intersticio de la realidad,
para en volandeos, llevarme a la noche,
esa pajarera donde habitan sueños.
Mi pájaro azul, llegada la luna, aquieta sus plumas,
se enrosca estelar sobre mi regazo.
Titilando queda junto a mis latidos, como un universo
al fin contraído.
Pájaro y mujer quedan sosegados,
nocturnos azules donde dormitar.


lunes, 26 de noviembre de 2012

Duda existencial,( cuento breve)

Arrastraba el caracol su parsimonia hacia un charquito producido por la lluvia, cuando alcanzó el momento exacto en el que una gota se fundía en el agua.
¡Cuánto desearía ser ella, se dijo el molusco, ágil, ligera, rápida!
Viéndolo venir, la gota, precipitándose al vacío, a la inevitable pérdida de su individualidad, se dijo:
¡Cuánto daría por ser ese lento caracol!

No sé…
Últimamente dudo:
Si hoy me siento gota, mañana caracol y viceversa. 
Ufff.
Imagen de Google.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Vestido roto.

Cuando todo se aquieta, el latido asoma convirtiendo el silencio en acordes.
En ese impasse  sopeso la vida, la asciendo y en su cima, me introduzco en el celaje en espera. Me aguardan hospitalarios, todo un racimo de hilos soñadores que enhebrar introspectivamente. Ignoro qué prenda saldrá de ese misterio de tejido...
Hoy, pugna por salir un vestido roto, deshilachado o a medio hacer. Un barullo imposible de reparar.
Letras sin sentido, frases amasijo, vacuas expresiones.
Sin embargo, rebeldes sin causa, hilvanan pensamientos desvaídos contra mi voluntad.
Quizá debiera guardarlo todo bajo siete llaves hasta el precioso instante de hacer de siempre...
Una primera vez.
Imagen de Google.


miércoles, 21 de noviembre de 2012

Rapsodia en fuga otoñal...

Mueren otoños las hojas, 
de tristezas pretéritas 
nacen valses profundos.

En las manos piruetas
los ayeres sin tino,
la nostalgia es ecléctica.

Duermevelas de besos
entre danzas  al pairo,
provenir desvaído.

Imagen de Google.

martes, 20 de noviembre de 2012

Como pompas coloridas...

Tenía un verso mohíno rondándome sin descanso,
 escabullido en mis letras, renegando de salir.
De repente, lo intuí...
¡Lo que desea es jugar! ¡Era un versito infantil!
 Y me puse a imaginar...
Lo fantaseé dispersado, 
colorido, hecho pompas de jabón. 
¡FELIZ, RISUEÑO, AFRUTADO
DE DIVERTIRSE AGOTADO!
Y de tacto tan sutil que al tocarlo, 
el corazón  zozobrado,
 en pos de ese cosmos grácil,
 se me hizo avecilla al fin.
*
*
Tenía un verso mohíno...
Imagen de Google.

"En cada niño nace la humanidad."
Jacinto Benavente-

domingo, 18 de noviembre de 2012

Prólogo de un día más.

Cual cítara viajera, serpentea el sol entre las nubes. Espejismo dorado tras la lluvia que atrajo a la tierra rumor de caracolas.
Secreteo de caminos, magia inaudita, espasmo onírico y finito.

Imagen de Google.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Ave poética.

Llévame lejos, poema,
 allá donde el tiempo es oro,
 un lujo por muchos dado
 y por muchos recibido.
Múlleme de versos nido
 de donde echarme a volar
 a ras del verso en instante.
Sé tú mi espada de plumas,
 mi palabra contenida,
 mi latido sin compás.

Amo  tus brazos surcar,
 eso ya lo sabes bien.
Sin asedio, con ternura
 aléjame hasta la altura
 del infinito sin fin,
 allí donde quieras ir,
 a donde quieras llevarme
 difuminando mi suelo.

Rímame entre las brumas
 de sentires tan ajenos,
 tan livianos, nada austeros,
 sabrosos como beso  jadeante.
Ve siempre tú por delante
armonía en aluvión.
 Víveme confiada en ti 
que jamás te me marchaste,
 se por siempre mi estandarte,
mi barco de la pasión.

*Imagen tomada de Google.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Sensación de tus ojos...


Notarás al mirarla que racimos de auroras dio fulgor a sus venas,
es su mónada el camino para las huellas de tu avance.

Su espesura cobijo de la memoria donde el recuerdo es estela persiguiéndote 
hasta la entraña de su ser, allá donde el regazo es tregua,
remanso absoluto de aguaceros sin nombres.
Sólo ella y tú, despoblados de todo lo adyacente,
vórtice mágico de vuestras esencias en es 
                                                                 pe
                                                                            ra...

jueves, 8 de noviembre de 2012

Sueño de mariposa.


De sus élitros frágiles:
Nace.

 No hace nada era larva
 avanzando en la tierra.

¿Y mañana?
Fantasea la galana...

Mariposa nocturna,
 arco iris con alas, 

deja ya de soñar, 
que tu ciclo se acaba.

martes, 6 de noviembre de 2012

Tal vez, en mis manos...

Se guarece la sombra tras el rescoldo.
Hay un pájaro en vuelo, 
ciento en reposo, como esperando.
No sé bien de esa espera, 
sólo imagino
 la zozobra que achica sus alas blancas.
Una paz en sosiego bruñe su pico
de esperanza marchita.
Déjame anidarte en las cuencas vacías
de mis manos en trance.
Te alzaré como copa hacia el aire incorpóreo
 de soleados espejos, de oropeles de plata.
No consigo alejarme de resuellos lisiados,
 correrías del pasado,
un minuto tan solo hecho huella en mi espalda.
Añoro esa brisa recalando en mis dientes,
 acicate de dicha, pasajera y radiante.
Se guardó en los bolsillos de un futuro apartado,
predispuesto a emboscarse.

" Paz",Óleo de Andrés Pacheco

domingo, 4 de noviembre de 2012

Paisaje singular.

Me entregué al vacío de la piel,
a ese paisaje anudado al encuentro,
 perseguido por dunas, carreteras suaves
 y caminos de olas.
 Observé desde mi atalaya,
un lugar de amplitud infinita,  de hechuras diversas
 donde sendas bordean suavidad de colinas
 o montículos varios.
 Un dominio provisto de jugosos deleites,
 de descansos vitales y de urgentes envites.
Carreteras insomnes paseando minutos,
 travesías de sueños,
 bulevares de gozo donde la encrucijada
 es acopio de fuerza. 
Veo, en este atlas preciso,
 esquinas, recodos, recovecos y cuevas.
 Reconozco el bullicio de un deseo perentorio
que cual vid se retuerce
para obrar el milagro de licuar ese germen,
 morador absoluto de su dermis frutal. 

Imagen de Google.

viernes, 2 de noviembre de 2012

De instantes malheridos.


Recuerdo cómo fue que me vino a la mente eso de morir. Le tengo mucho respeto a lo de desaparecer para siempre, no puedo evitarlo, es hablar del tema y una especie de relámpago cruza mi espina dorsal estremeciéndome.
De repente, me da por reflexionar sobre ese espeluznante pensamiento, y al unísono, otro se adhiere al primero:
Es pasajero.
Me digo. El instante, me refiero. Pasa raudo cual centella. ¿Muere también?
No. No me lo pregunto. Lo afirmo:
Los instantes mueren.
Algunas veces, yacen malheridos en un rincón indefinido, en ese cosmos invisible de donde nacen para morir. Se saben, como nosotros, perecederos y el hecho de saberse caminantes transitorios, los sumerge en una depresión congénita comprensible.
¿Cómo no entenderlos si estamos hechos de ellos, si en una de sus muertes, nos morimos, tal vez, por una solidaridad impuesta que acatamos dócilmente y sin remedio?
¿Cómo no, si coexistimos en permanente sobresalto frente a lo irremediable? 

Imagen de Google.

martes, 30 de octubre de 2012

En suspensión

Veloz entre las nubes surge el agua,
en esos intersticios  se suspende, se lanza por esa magnitud
espacial sin límite.
Es como un hombre marcándose un reto incomprensible, 
tal vez por esa inacabable atracción que ejerce
ese misterio.
Allá en el soplo turquesa del aire:
vuela.
Por unos instantes,la linfa es pájaro, es fusión torrencial, es lluvia.
Ahonda en la superficie ingrávida, haciendo una obertura precipitada,
pureza sublime, majestuoso amaranto decorando el éter sustraído a su encanto. 
Y cae...

Imagen de Google.

 Juan Ramón Jiménez " Lluvia de otoño"
(Unas gotas)

(Llueve, llueve dulcemente...)
... El agua lava la yedra;
rompe el agua verdinegra;
el agua lava la piedra...
Y en mi corazón ardiente,
llueve, llueve dulcemente.

Hola a tod@s.

jueves, 18 de octubre de 2012

Cuestión de ida y vuelta...

          Se hizo libre entre los recovecos grises, allá donde el pensar desciende por la ladera enrevesada.
 Partió meciéndose suave, etérea, tan frágil su contorno...
Suena su lontananza a música en el paisaje de mi alma.
Deja auspiciado, un soplo contenido, un conato de promesa de volver.
Dejo que se lance a la aventura, viajera sin premura, quedando a la merced de su retorno.

                                 
*Me siento algo cansada, así que he dado vacaciones a la imaginación, a mis letras. Las dejo ir por unos días. Volverán y aquí estaré
Será como darles un sorbo de descanso, un jarabe dulzón para su cura...
Os leeré y en unos días estoy de vuelta con ella.
Besos.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Una levedad.


Imagen tomada de Google , modificada y escrita por mi.

lunes, 15 de octubre de 2012

Abriendo el tejido...


Tímida la luz
acecha la noche.
El día florece.
Mirada en revuelo,
al sueño dormido.
La bruma fenece.
Labora la mente,
teje el corazón
apaciblemente.
* Imagen de Google.r

sábado, 13 de octubre de 2012

Sin saber por qué...escribo.


Suena la vida
Baila en mi alma
Un tenue escalofrío.

Imagen de Google.

En las nubes, un pájaro deshilacha el bordado del cielo
su plumaje son hilos que se deja al pasar.
Siento el anhelo de una flor en mis manos,
que me pierda en su aroma.
Mudan las estaciones, como muda el sonrojo
si pienso en la necesidad de plasmar lo que siento.
No es poema, ni cuento, solo escribir.
¿Para qué?
Tiembla mi ombligo con las hormigas en batallón
sabiendo la respuesta:
Ésta soy yo adherida a las letras, 
sin un porqué necesario y sin embargo vital.
Ayer vino, hoy se va.
Jamás se detiene el ciclo a esperar el susurro del lápiz,
en dibujo pueril de mis manos,
o el intento-vano- de aferrar la maestría del poeta.
Sólo sé...
Sostengo una flor en mis manos
y  me pierdo en su aroma,
una letra ya asoma... 
Es cual pluma ligera que me hace volar.
Yo soy ésta, sin más.

jueves, 11 de octubre de 2012

Un jardín de nada...

Sé de un tiempo límite que un día llegará  en postrer aliento.
Volveré a ser nada...
Llegado el momento, miraré hacia atrás tan solo un segundo, sintiendo que dejo bien cosido al mundo, todo lo que he sido. 
Quiero ser jardín donde los que me amen puedan pasearse sintiéndome en él. Dejaré mi esencia por entre la hierba, siendo suave adiós, rociado de amor.
No es baladí esto que pretendo, sabiendo que soy  puro sentimiento, sensible hasta las lágrimas, a veces, jumento empecinada en no mover los pies y sí las alas que invento.
Entre arpegios de emociones, plantaré flores de violín que dancen por mí, rojas azaleas tan evocadoras de pura pasión.
Bajo la cornisa, cerca de la acera, plantaré mil risas y un naranjo colmado de azahar, diapasón de primavera.
Partiré con sigilo, dejando enterrados los minutos tristes bajo el arbolado para que de ellos, broten...
Mares afrutados.

Imagen tomada del blog, Alma de mujer.

martes, 9 de octubre de 2012

Apuesta estelar.



Apostó con la luna,  que una estrella, sólo una, haría del sueño una fortuna.
Y enriqueció.

Imagen de la red.

domingo, 7 de octubre de 2012

Entre inventos...


Si me creo el invento de creerme cuento…
Un extraño murmullo, un ronroneo hace alojo en mis tripas.
Ese audaz pensamiento me regocija y me toma en sus manos y me ensortija como bucle voraz.
Es como una besana por donde arar.
Brotan ríos de tinta para plasmar ese suave aleteo de conspirar contra todo el entorno que me rodea.
Me siento Casiopea navegando de espaldas por entre estrellas  con  un peso abundante de vanidad.
¡Pero nada me importa!
¿Y transitar en el vasto universo?
Soy  Aludra la azul tras las cuatro vestales de brillo rutilante, que persigo mirando siempre adelante sin perderme ni un paso del  firmamento.
Abotono en mis manos con desparpajo el insulso sentir  de creerme un sueño:
Me pellizco
Me muerdo-suave, eso sí-
Y me río por lo bajo…
Ja, ja, ja
Soy un cuento real dentro de mis inventos.

Imagen de Google.



viernes, 5 de octubre de 2012

De guardas y abordajes...

Te quiero en el cubículo perfecto,
ahí donde guardarte sea un arte del sentir.
Desnudo sensaciones que vienen a invadirme
a éste mi refugio y desde aquí,
invento devenires sin premura.
Se da la circunstancia irrefutable
de que te quiero aquí.
Y sigo mi entelequia
dejando un beso cálido en tus labios.
Acerco tu perfil y en tus cabellos,
me olvido de mis dedos.
Ahí, en esa elevación bajo tus ojos
un mimo.
Otro aquí, 
en ese terciopelo de tus párpados.
Sigo sin decidir salir o no salir
de mi hospedaje,
prefiero divagar en abordajes...
Susurro en la escollera de tu oído:
Yo soy el mar,
navega en mí.

Imagen de Google.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Instantes sentidos.

No importa el instante que vuelve o aquel que se aleja sin verlo volar, sólo presentido.
Importa su huella.
Miro arrebujada desde mi sofá la tarde que muere. El sol se desnuda de calor incierto, deseoso ya de soñar a solas.
Sonrío a las sensaciones que pasean dentro de mi hogar. Es mi  chifladura de íntimo mirar, donde me evanezco.
Un libro dormita sobre mi regazo. Lo escucho roncar suave y comedido. Si lo despertase no se ofuscaría, me daría todo sin pedir jamás.
Eso sí es amor, me digo soltando un bostezo.
Ni los pensamientos pueden avanzar con esta pereza que lo herrumbra todo.

Imagen de Google.

Intervalo cómplice,sueño en mariposa que vehemente viene y  después se va.

lunes, 1 de octubre de 2012

A la hora del crepúsculo, dice la luna...

Preludio de ti,
de tus alternancias
buscando el lugar donde guarecerme.
Me envuelves en gestos
hechos con premura
e insólito engaño.
No logro entender ese hacerte daño
cobijando luces
por entre mis dedos, 
a la vez que el halo
de tu certidumbre me rodea con celo.
Envolvente tiempo
de futuro aciago 
temo para ti,
recordando siempre lo que no seremos.
Yo en velos me quedo
llorando el destino
de jamás tenernos...

Imagen de la red.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Esquivo fulgor.

Segura de que existe ese fulgor, que en medio de los grises y los ocres resplandece, se oculta y enmudece; mis manos alargadas, en voluntario desliz, se estiran persiguiendo ese matiz, el leve parpadeo titilante que arranque de raíz este estandarte, haciéndome no un ave, sino mil.
Imagen tomada del blog Alfa y Omega.


jueves, 27 de septiembre de 2012

De sueños que fenecen...


Si se muere un sueño de los que me quedan,
 habitando dentro,
tendré que enterrarlo.
Unos son muy fuertes, están enraizados,
mas otros en cambio...
¡Son tan delicados!
Que en un choque brusco con la realidad,
se me precipitan a un vacío aciago,
del que los extraigo para el funeral.
¿Cómo no enterrarlos?
¿Qué hacer sino eso?
No podría dejarlos que vivieran muertos
en la falsedad de creerse vivos.
Si otro fenece, sería uno más,
- me digo entre lágrimas-
Pero no, no es cierto.
Cada muerte suya es un poco mía.
Yo los fui pariendo, crecieron conmigo.
Aún me permanecen algunos ilesos.
Por eso los mimo, les canto, les cuento,
retardando un algo la cruda verdad.

Imagen de Google.

martes, 25 de septiembre de 2012

Adioses de aire.


Arreciaron aires venidos de lejos envolviendo todo lo adyacente, lo habitado dentro. Removió su espíritu y hasta sus cabellos, luego de hacerla caer en sus brazos rendida a ese aliento, se marchó en un soplo, dejándola sola abrazada al silencio.

Imagen de la red.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Porque vives en mi mente como el mar, madre...


Me parió un invierno,
y mi madre amada.
Por si hubiera duda…
 me hice carne humana:
Me brotaron ojos como dos ventanas.
Me salió nariz aromatizada.
Me nació una boca de besos dotada.
Como un árbol nuevo con sus nuevas ramas:
Mis manos nacieron al aire y el agua
Mis pies caminantes se hicieron raíz,
mi cuerpo fue mapa.
Todos esperaban mi llanto estentóreo,
mi madre temblaba.
El llorar jugaba por los laberintos
de mi esencia errada.
La luz no venía dándole color
a mi tez de nácar.
Mi madre lanzaba sollozos al alba.
El vivir dudaba.
Hubo zarandeos, trajines,  palmadas…
Se vino la mar encendida en rabia,
a los tragaluces de mi rostro en flama,
furioso desborde de furiosas lágrimas.
Nadie lo creía.
Mi madre…
Reía y lloraba


*Imagen tomada de Google.

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog