Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 1 de octubre de 2012

A la hora del crepúsculo, dice la luna...

Preludio de ti,
de tus alternancias
buscando el lugar donde guarecerme.
Me envuelves en gestos
hechos con premura
e insólito engaño.
No logro entender ese hacerte daño
cobijando luces
por entre mis dedos, 
a la vez que el halo
de tu certidumbre me rodea con celo.
Envolvente tiempo
de futuro aciago 
temo para ti,
recordando siempre lo que no seremos.
Yo en velos me quedo
llorando el destino
de jamás tenernos...

Imagen de la red.

34 comentarios:

  1. Poesía pura. Eso de las "tus alternancias" me ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. Tristeza y dudas que envuelves en una bella poesía.
    Besos....

    ResponderEliminar
  3. La luna nos dice el pasado, nos trae el presente, nos quema los sueños... Qué hermoso poema de añoranza Marinel! Como siempre me quedo en tus versos. Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  4. Unos versos lindisimos.
    Me han gustado mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Los hay que prefieren adentrarse en su soledad, en nombre de no sé que idea. Sí, los hay y al otro sólo le queda intentar sanar sus heridas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pensemos en lo que somos y no en lo que seremos.
    Pensemos en lo que tenemos y no en los que tendremos.
    Pensemos en el hoy, no en el mañana.

    Así no nos llevaremos desengaños.

    ResponderEliminar
  7. En el ADN del ser humano viene inscrita a fuego la insatisfacción. Jamás estamos satisfechos del todo, siempre sentimos que nos falta algo: más belleza, más dinero, más poder, más reconocimiento, más lo que sea. Es así que se nos complica tanto ser felices, cuando en realidad sería bastante sencillo.

    ResponderEliminar
  8. Cada cosa con su tiempo, con su hora, con su premeditado destino por el destino mismo.

    Buen octubre Marinel.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Esa nostalgia que duele, así somos, Marinel.
    Va en nuestra esencia, creo.
    Ojalá pronto hablemos de Encuentros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. La realidad que nos atrapa. Así es aunque en ocasiones duela.

    mi beso

    ResponderEliminar
  11. Absolutamente envolvente, verbo que marca la tónica deeste nuevo amanecer sela semana, con laluna bien presente, tienes razón. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Marinel, bella manera de aceptar la certeza, una confesión dura pero vestida por la poesía. No le aunque (como decimos por aquí), que no sea nuestro caso, puede ser el de muchos o el nuestro, pero se vuelve un motivo inspirador para un poeta como tú.
    Un buen comienzo de octubre para mi, con la esperanza de que todo será mejor acompañada del talento de mis amigos/as que me alegran la vida y me place.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Marinel que la luna sea testigo de futuros sin velos, afrontados con la mirada fija en el horizonte dejando pasar todo lo que fue.

    Besos,

    ResponderEliminar
  14. Unos versos dignos de la luna,nadie más podría hablar así,con esa delicadeza para decir algo tan duro como ese vagar eterno sin ver jamás el origen de su luz.
    me quedo con esta estrofa,por su decir y su musicalidad:

    "No logro entender ese hacerte daño
    cobijando luces
    por entre mis dedos,
    a la vez que el halo
    de tu certidumbre me rodea con celo."

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Marinel,ese canto de la luna al sol,ese desencuentro en el crepúsculo encierra una acertada y bella crítica...A veces en la comunicación cuando uno llega el otro se va,desgraciadamente,lamentamos la falta de unión,pero no cambiamos,seguimos haciendo siempre lo mismo...no sabemos alargar ese bello crepúsculo,que daría lugar al entendimiento y al milagro...
    Mi gratitud por tu cercanía y tus bellos poemas,amiga.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,poeta.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  16. Cuanto me ha gustado este poema. Que sería de los poetas y quienes no lo somos, sin ese sin vivir con el que la narturaleza nos obsequia cada día.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay, pena, penita pena!
    Vagar con la sola asistencia de la incertidumbre.
    O solo con la presencia de una luna y un lucero, sin más.
    Para eso estáis ahí, firmes visores poetas, cantando octubres .
    Un abrazo, Marinel

    ResponderEliminar
  18. La tristeza envuelve el presente, pero la luna va tejiendo sueños para alejar la soledad, no llorar al destino, encontrar ese punto de unión, ese encuentro de luz…..esperado.

    Un inmenso y cálido abrazo

    ResponderEliminar
  19. Que hermosa manera de escribir la tuya Marinel. Sea bello o triste lo que escribas veo en tus versos los sentimientos.

    Te dejo un beso y se feliz!

    ResponderEliminar
  20. Los desencuentros que verdaderamente duelen son aquellos que debieran haberse producido. Me encantan tus palabras.
    Besosw

    ResponderEliminar
  21. Hermoso y nostálgico poema donde la única certeza es la de núnca poder tenerse... me gustó.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Hermoso y triste poema, mejor no darse por vencido a ese destino
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. La luna es bella, pero tu poema más.
    Lunática, selenita que juegas con el mar y sus mareas.
    Tu poema es bello, pero tu eres más.
    bssssoss

    ResponderEliminar
  24. La hora del crepúsculo es la más preciosa del día, si te llega sentada mirando al mar...Mmmmmm lo más.

    Pero sí cielo, en los tiempos que corren mejor no mirar a mañana, mejor quedarse en le hoy que Dios sabes lo que nos espera... pero mira, cuando llegue lo que tenga que llegar, llegó:-)


    Preciosas tus palabras como siempre MARINEL.



    Un beso muuuy graaande y muuuy feliz día... no lo olvides, dile a la luna que viva ahora y ya está:))

    ResponderEliminar
  25. La soledad y la duda, dos partes de un todo que muestran el deseo humano de buscar los sentimientos ya perdidos.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. El final no existe. Eso lo ha inventado el ser humano. Siempre hay un después. Y en el crepúsculo se ve muy claro ese devenir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Entre el sol y la luna puede que se den momentos con impresiones de este tipo, Marinel. ¿Por qué no?

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  28. Hola
    Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes, te felicito!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: mendezcarla90@gmail.com
    Carla.

    ResponderEliminar
  29. Esos destinos que la poesía crucifica y la vida los devuelve pletóricos de alegría. No lloremos antes del olvido..dejemos que nuestros sueños libres..alcancen su felicidad..volando sin miedo.
    Besotes desde le sur

    ResponderEliminar
  30. Hola, Marinel:

    Llega la hora crepuscular, la noche se avecina y, a veces, la soledad nos pone nostálgicos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. llorar el destino de jamás quererse es un destino común a muchos, y que sin embargo, sigue siendo una inconsolable puñalada.


    precioso poema.



    BESO


    SIL

    ResponderEliminar
  32. Un bello crepúsculo de íntimos sentimientos y recuerdos.

    Sentidas letras, Marinel.

    Besos y abrazos alados.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog