Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Esquivo fulgor.

Segura de que existe ese fulgor, que en medio de los grises y los ocres resplandece, se oculta y enmudece; mis manos alargadas, en voluntario desliz, se estiran persiguiendo ese matiz, el leve parpadeo titilante que arranque de raíz este estandarte, haciéndome no un ave, sino mil.
Imagen tomada del blog Alfa y Omega.


26 comentarios:

  1. Me gusta la palabra "titilante", cuando la leo me recuerda a ti.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que existe ese fulgor,aunque por ahora estemos rodeados de grises y ocres, seguro que la luz aparecerá, espero poder verla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ...la riqueza de tu léxico es como un océano de coral...suelo pensar, que cuando escribes, te transformas, en la sirena-guardadora de palabras ,sentimientos, y pensamientos que surgen de los tesoros escondidos en él mar...tu lectura , es una cita
    con el asombro y el gozo asegurado !!
    Buen finde, besukis de colores
    Begoña




    ResponderEliminar
  4. Hay días en que la luz se oculta, se camufla tras las sombras, que solo el aleteo de tus mil aves y una más despejarán para que vuelva.
    bsssoss

    ResponderEliminar
  5. Que bello fulgor.
    Me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ese fulgor esta en ti y a veces resplandece y llegas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Nunca dudemos de que ese fulgor existe ni de que siempre es capaz de salvarnos.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Oooooléeee! Autentica maravilla que se degusta como pocas esta de hoy. Te ha quedado redondo. Cuántas ocasiones creemos tenerlo al alcance y creemos rozarlo con la llama de los dedos. Ahí los sentidos juegan un gran papel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta el final " haciéndome no un ave, sino mil". Me hace sentir ese vuelo en plena libertad, mucho más allá del tiempo y el espacio. ¡Qué bonito es leerte, Marinel!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ya vendrá el fulgor, ahora está escondido pero volverá para darte alas y ser tú.

    Besos desde mi nube

    ResponderEliminar
  11. Ese fulgor es lo que yo llamo la gracia. Es difícil de alcanzar, es presa esquiva, pero si la atrapas sale a flote tu mejor yo. :)

    ResponderEliminar
  12. El fulgor es esquivo de las sombras, pero vence y resplandece nuevamente. Preciosa imagen igual que tus versos.


    un abraXo!

    ResponderEliminar
  13. No lo he encontrado todavía.

    Pero debe estar ahí, a un tris de nuestras manos.


    Precioso.


    ABRAZO GRANDE



    SIL

    ResponderEliminar
  14. Delicado y profundo poema,
    escrito con sensibilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué hermoso, qué hermosa figura 'hacerse no un ave sino mil' aun siendo esquivo!
    Marinel: Cada día elevas el listón poético.
    Abrazos, éstos sí, MIL

    ResponderEliminar
  16. Eres como una puesta de sol, mi querida amiga.
    Siempre que llego a tu casa, me recibes con la luz que desprenden tus letras.
    Te dejo mis cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  17. Ese fulgor es lo que te da la luz, la inspiración entre matices de colores que resplandecen cuando tú utilizas tu pluma. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Tus palabras transmiten ese fulgor
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Amiga, existe ese fulgor. Es la luz que irradian tus poesías y las miles de aves son las letras que vuelan hacia nuestros sentimientos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Delicadas sensaciones tras la lectura de una prosa poética de indudable belleza.
    Saludos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  21. Sin más palabras

    UNA BELLEZAAAAAAAAAAAAAAA


    Abrazos mucho, Marinel

    ResponderEliminar
  22. Marinel, el despertar el sentimiento en el lector, es un placer para el escritor/ora, así hoy tu sugerencia profunda de una colorida esperanza alienta los días grises. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  23. Mil aves vuelan ese fulgor que aunque parece quívoco, resplandece... Hermosa rima. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Marinel...tus ojos vislumbran la luz interna de la naturaleza,esa luz,que pinta la belleza y nos atrae poderosamente...Qué bonito ese vuelo que levantan tus letras,huyendo de la materia y convirtiéndote en inmensidad casi divina...
    Mi felicitación por la belleza en la forma y en el fondo.
    Mi abrazo inmenso por tu cercanía.
    FELIZ SEMANA,MARINEL.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog