Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

sábado, 31 de mayo de 2014

En la quietud.

Transita laxa a través del murmullo
de la enramada primavera.
 Percibe el aroma intenso del misterio
arrebujado en la espesura,
meciéndose en sus pupilas fijas
sobre el horizonte calmo.
Más acá, esa incógnita, se desliza
en pequeños sorbos por el engranaje
de su cuerpo hasta llegar a la entraña
 sedienta de una remota certitud.



jueves, 29 de mayo de 2014

Hay días...

Hay días que te despiertas canción...
(Frase de mi hija, dirigida a mí, mientras la sobaba  y besaba esta mañana para despertarla) 
¿A que suena bonito?

Ilustración de Raquel Díaz Reguera


* Tenía que hacer una entrada con este gesto entrañable que, a pesar de ser refunfuñado debido a mi pesadez en cuanto a caricias, tarareos y sobeteos se refiere por lo mucho que le cuesta levantarse,  a mí me ha parecido un precioso e inesperado regalo.
:)

miércoles, 28 de mayo de 2014

A una humedad...

Rodó con tibieza la furtiva lágrima.
Solitaria ella...salió de su exilio.
¿A dónde irás lamento de agua?



lunes, 26 de mayo de 2014

Entre cielo y tierra.

He pensado una escalera bordeada de flores bajo el firmamento.
De escalones amplios y cantos rodados con grietas suaves
por donde la hierba salga en libertad a observar el talle de las lindas
damas que tan perfumadas brotan como estrellas
de constelación muy particular.
Subir los peldaños en la noche oscura cuajada de soles de plata,
asir en mis manos uno de esos astros, ocluir los ojos y
hacerla fugaz persiguiendo un ansia.
Verla descender hasta mi escalera, oler primaveras, palpar la bonanza
de sentirse tierra poblada de aromas, colores y formas
que ni en sus mejores sueños pudo imaginar.



sábado, 24 de mayo de 2014

Ay...

A galope muerto...qué digo...
¡muerto no! pausado.

Anduvimos ausentes del trote,
perseguimos mariposas a la deriva del paso
sin conciencia del camino recorrido,
ni tan siquiera otear levemente los paisajes.
Hasta que las mariposas inatrapables rieron
alejándose de nuestro cansancio.
Hastiados del insistente relincho de nuestros corazones
sosegamos el espíritu bohemio.
Retuvimos el ímpetu.
Observamos.
Y, al beber de nuestros ojos
descubrimos la dulzura de encontrarnos.

Óleo de Yuri Yarosh




jueves, 22 de mayo de 2014

De súbito...

Eres el jardín de mis sueños.
Dijo la metáfora.
Y brotó una flor.



martes, 20 de mayo de 2014

Cosas tan sencillas.

Adoro los amaneceres  trayéndome el placer de recuerdos embebidos de risas
al aroma de un buen café y un espléndido yogur.

Mujer con taza, riendo. Fotografía de Stephen Colhoun

domingo, 18 de mayo de 2014

De laberintos...

Dejarse llevar por la emoción,
es adentrarse en un laberinto
tras una ceguera incomprensible...

Poner el corazón en cada paso
obstaculiza la razón e impide
encontrar la salida...


sábado, 17 de mayo de 2014

De la pared sola...

A la pared desamparada, a su triste desnudez,
a la desangelada pared como a la espera
de un artilugio que de abrigo a su presencia.
Me pregunto mientras te miro, pared sola,
vacía de todo... 
Cómo vestir tu ladrillo cimentado,
ataviar tu frialdad, con qué ruborizar
la oscura piel de tus pétreas mejillas.
Pienso en azul celestemarino donde 
embarcar una góndola  y un blanco fular
sobre tu espacio submarinocelestial sea
la vela que te arríe.
Clamas auxilio, lo sé, lo noto.
En mi vasta propensión a diluirme en fantasías
 sé que me miras con tus ojos sin fondo reclamando ropajes.
Llegará ese momento, se avendrá de mis manos
el resorte impelido hacia el urgente pergamino de tu piel.
De lo inánime; surgirá  la magia, la impresión,
 el asombro instantáneo, ese repente
mudando este instante en titubeo.
Seguimos detenidas frente a frente
dos tabiques vacíos...buscando la manera
de embozarnos y entendernos.

Fotografía de Angie Sol

jueves, 15 de mayo de 2014

¿Qué será?

¿Qué será este incendio que sin quemar crepita?
Devasta la entraña y la embasta a su danza hipnótica. Teje una urdimbre, la lanza como en avión de papel sobrevolando el espacio y en su vuelo va arrasando, horadando lo tupido y desgarrado de este mundo. Aparentemente hastiado predispuesto a ser ceniza, se iza de nuevo cual luz incandescente que no acaba. Se proclama jardinero y planta al oreo su sustancia, de ahí, como por ensalmo, emergen sus centelladas como pequeños bocados adhiriendo remembranzas, presentes y futuros, añoranzas y deseos, los placeres y desgracias.
Se filtra por los pensares, los desarma, los pule, hasta los encuadra proyectándolos con fuerza inusitada en vuelo raudo, con  prisa pero sin pausa.
Al fin, ese misterio se exhibe, bien con puntas afiladas o con aristas tan dulces que comerías a vaharadas. Amas al fin su poder, te subyuga, te atenaza. Te viste de rumoreos, sube al amor a horcajadas o de riguroso luto se acerca con la guadaña.
 Da cabida  a todo,  nada hay que no le ataña. Es un cosmos infinito que nos quema sin quemar, nos paisajea a su antojo y zarandea desde el alma.
Ese incendio que nos aviva o nos mata, que crepita y nos arrasa no es otro que las palabras...





martes, 13 de mayo de 2014

La cumbre de las horas.

Entumecido el día, fantasea un vuelo rasante hacia el atlas de su piel. 
Idílico instante de ovillarse entre su abrazo confortable. 
Amparada en la quimera, se ciñe al corazón cada latido
dejándose llevar por el reposo...

Obra del pintor Pino Daeni

domingo, 11 de mayo de 2014

Haciéndome isla.

 Haciéndome isla encontré la ración de mesura vital.
Parpadeo tan sólo y me veo pasear en la orilla de mi mar
que no es otro que el pensar... en permanente oleaje.



jueves, 8 de mayo de 2014

Querida mía...

Se hace  un ovillo en el hueco de mi regazo alargándose
 dolorida cual la sombra de un ciprés que no creyó...
¿Recuerdas?
Apenas embrionaria en la lisura de mi entraña, buscabas recovecos,
perseguías la duda sin descanso por minúsculos que fuesen los recodos
instigada por malos intestinos cuyas patrañas reconcomían tu espíritu ligero.
Ahora tu tamaño te intimida y te contrae cual si fueras a parir una implosión.
Querida incomprensión...
Querida mía:
Precipitada hacia lo ilógico del mundo que rodea y merodea las esquinas
de un adiós que no llegó, quedaste a merced de mi regazo, siamesa de mi ser
dando bandazos de locura en mi esternón...


* ¿Alguien entiende este mundo?
Se nos va de las manos...

miércoles, 7 de mayo de 2014

Bailar, ¿a solas?

Llega el viento suave y la mece,
 la baila con sus brazos
de aire en un vals delicado
 bajo empíreo ritual.
Un izarse de flores, 
un vaivén sin igual de ramajes
cual oboes musitando en etéreo.
Es la orquesta ancestral del
 vivaz apogeo de la naturaleza.
Contonea su andar por parajes
de sueño que plañen de gozo
ansiando tenerla
 y en sus brazos 
trenzar.



lunes, 5 de mayo de 2014

Vestigios...

En la zona abisal del océano quedó anclado el olvido
cual símbolo ante el embate de mareas que llevaron
al naufragio aún antes de zarpar.
Allá en lo profundo chirría la herrumbre dolorida
  del mar que no arribó...


domingo, 4 de mayo de 2014

No sólo hoy...

Me acomodo en ti como cuando acurrucada
contabas historias para mis oídos
mientras tus manos recorrían mi espalda
o amasaban lento mi cabello lacio.

Es en tu recuerdo donde reconforto
todos los vestigios de malos presagios
notando de nuevo bajo mi mejilla
el sonido lento de tu corazón.

Rítmica y alegre, suave y tenaz
llegaba tu voz hasta mis pensares
hasta hacer de mí una primavera
en el lecho calmo de tu manantial.

Alegres burbujas de risa locuaz
en tus ojos verdes de intenso mirar
ahora siempre míos bajo mi mirada
que acomodo siempre en tu recordar.

Madre...ya no es sólo hoy...
es siempre que mía serás.


Felices días, madres.

viernes, 2 de mayo de 2014

De ónice y tirana..



Se hace escollo la noche cuando desvelada 
se da a la oratoria paseando lenta su son incansable.
Ensordece entonces con copiosos ruidos, 
nos desviste todo en las lentas horas y en la desnudez
nos hace refugio de su inconsistencia .
En su letanía deja al descubierto dejos de amargura
junto a la atonía del tiempo macerada en negro.

Necesita alma con la que arroparse sintiéndose humana,
 se nos mete dentro haciéndose piel.
Desvía la mirada si la luna observa con ojo avizor.
No afloja su estridente paso ebria de murmullos.
Tirana de ónice satén, aleja a Morfeo
 de entre nuestras sábanas,ya, su abrazo
no es... y en las entretelas de airadas miradas,

se pierden los sueños bajo el cetro avieso
de su mala hiel.

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog