Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 29 de febrero de 2016

Un día cualquiera y chofff

Hola amig@s...
Hoy era un día normal hasta que algo ha truncado tal normalidad.
Tengo la suerte de tener amig@s dentro de este mundo, con los que comparto y departo por correo y ese hecho, hoy, repito, ha sido lo que ha hecho que me entere de un comentario malidicente, falso y doloroso que alguien ha hecho sobre mí en el blog de una mujer estupenda. Un comentario que no viene a cuento, que se hace con la única intención de dañar a dos personas, una de ellas yo y lo han conseguido, para qué mentir.
Por mi parte, he intentado aclararlo todo y por ende, pedir que se me/nos pida disculpas, pero quien ha comentado no tiene ni perfil...así de sucia es la gente, así de cobarde, de los que tiran la piedra y esconden la mano...
En fin, que he hecho plof...
Me tomo unos días. Lo iba a hacer para fallas, pero lo hago antes para pensar en este enredado mundo que poco a poco se va pareciendo más al real y van saliéndole más cardos llenos de espinas.
Nunca me he metido con nadie. Siempre respeto a todo el mundo, no sabría ser de otra forma...Pero siempre-ilusa de mí-he esperado lo mismo en correspondencia...
Besos a tod@s l@s que sé que sí son de verdad y me dan mucho más de lo que doy.
Gracias y disculpad esta entrada, pero necesito un algo de equilibrio.
No pensaba tener que recurrir a la moderación de comentarios, pero sintiéndolo mucho, he de hacerlo. Perdonad las molestias.


domingo, 28 de febrero de 2016

Ciertos vuelos...

Lo que está de paso no se ha de enfrascar.
Colegir al fin que hay vuelos de adarme.
Hienden las corrientes y después se van.
Son planeos hábiles. 
Son posar las alas para acelerar.
Van dejando atrás unas primaveras,
arraigan inviernos, palidecen arreboles,
evanecen rubores como se disipa 
aquel primer beso que quemó los labios.
Llenan los bolsillos de doncelleces mal curadas,
bonanzas sembradas sin germinación.
Devaneo fugaz.
Alas como pies levantando el aire
y en su polvareda arrastran miles
de partículas de  hechos radiantes
perfumes de flores, una vía de tren, 
las algarabías...
Transforman candores en recio bastión,
desde el que luchar contra toda ínfula en revoloteo.
Lastran en los ojos un río salobre en busca del mar.



viernes, 26 de febrero de 2016

Confín...

 *Fotografía de Zena Holloway

Me elevó la música.
Me desposeyó de todo el abrojo, la ira o enojo.
Me flotó, flotó...
Mullido el espacio, me presta su abrazo.
Errante, en ascenso voy surcando nadas,
ellas son las huellas por las que llegar
hasta ese confín donde mis dormires
junto a los acordes, abran los sentidos,
 den serenidad al batir de alas de mi corazón
que vaga en suspiros buscando ese nido
donde reposar sin tocar el suelo y ondear
el cielo hasta ensortijar la nube lejana,
el rayo de sol de aquella mañana,
la luna lechal o el rocío fresco
del anochecer.
Perecer en alegoría, de fondo el piano y, a la sazón...
       Vuelvo a uterizarme, amniótico instante, gozo, reinmersión
 sintiendo elevarse aquella canción de ayeres lejanos que ahora no son:
"Arrorró, arrorró.
Duérmete mi niña, duérmete en la cuna.
Cuéntale a la luna lo que aconteció
mientras hubo sol.
Arrorró, arrorró."

                                      

martes, 23 de febrero de 2016

Uno...

En días como hoy un pensamiento se me enraíza:
Dejar Blogger...




Un inciso, amig@s...
U hoy está Blogger febril o soy yo, pero no puedo comentaros porque sale algo extraño a la hora de hacerlo, como una repetición del blog que impide comentar o, repito, yo no sé hacerlo. Sea como fuere, me sucede esto, aunque esta mañana pude en dos blogs, el resto que he visitado es una odisea imposible para mi. Así pues, lo siento pero desde el móvil me resulta incómodo, ya sabéis...la miopía dichosa, jajajaj
¿Me perdonáis?
Eso sí, si alguien sabe qué ocurre y tiene a bien explicármelo, lo agradecería.

domingo, 21 de febrero de 2016

Delicado roce

Por entre los dedos llega una fragancia
sutil, acendrada, veloz en descenso
hacia el esternón repleto de augurios.
Llegó, vio y venció toda resistencia.
Aquella caricia caminó su rostro,
bajó hasta sus labios, aterciopeló
su mueca de asombro. Ahí se quedó.
En tan leve gesto, toda una ambrosía
abriendo compuertas a la obstinación
de no acoger tactos más allá de ella.
La debilitó ese delicado roce paseando
su lágrima, llevándola, aún sin quererlo,
al azoramiento de pura emoción.
¡Cuán afable mimo! 
Manos son jardines floreciendo
sobre la extensión de su faz licuada. 
Por entre la almohada se desliza el llanto,
se cierne en su sueño cual suave crepúsculo
de una sensación que creyó olvidada...

Fotografía de Brooke Shaden

jueves, 18 de febrero de 2016

Otra ojeada...

Ayer perdí una estrella.
Notó mi mirada un hueco en el firmamento, ese que tantas noches
se fija en mis retinas con adhesivo de admiración, incredulidad,
veneración y, ¿por qué no decirlo? aturdimiento.
Un vacío cruel pensando en que ese desierto oscuro, pudiera significar
 el fenecer del lucero tras una infinita lentitud agonizando.
Sonreí pensando en mis últimas pesquisas en la poesía...
Me nace muerte por doquier...
Es un delito del que debo escabullirme.
Así pues, decidí mirar con otros ojos, no con estas pupilas llenas
de hierba en la que crece rocío de puro sentimentalismo.
No.
Me cambié la ojeada.
La pensé corriendo con piernitas de plata. La imaginé veloz por entre las demás
descendiendo vertiginosa hacia la tierra buscando el lecho apropiado
para su evanescencia. La vi feliz dejando atrás el agónico ritmo de su
irrefutable desaparición. Sentí su anhelo por dormitar en el mullido
colchón de un lago cualquiera donde, y por sorpresa, emergería
un bello nenúfar de perfecta blancura con el que atraer miles de ojos
e inspirar a tantos poetas que perdieron su estrella...



martes, 16 de febrero de 2016

Sin límites razonables...

No morir.
No sentir el estertor de un abrazo lúcido, 
ese bocado en el alma donde el juicio
hunde sus fauces sin compasión...
¿Por qué morir anquilosada en la razón y no
 cuando la locura se inyecta en los latidos?
Quería ese núcleo existencial ido e imprudente,
 retozón y desbocado bailándole a la negrura.
Arabesque en espacio sin límites razonables.
Grand jetés ahuyentando bandadas de días oscuros
como cuervos dispuestos a picotearle la mirada.
Vivir en equilibrio, seguir los pasos, seguir, seguir...
Hasta agotar el oxígeno o hastiar al aire.
 Hasta sentirse presa del sinsentido.
 Hasta quedarse rota como muñeca
desechada por el uso de la vida,
 pero...
No morir.


domingo, 14 de febrero de 2016

Pétalos derramados

En el eco del olvido enmudeció la tormenta,
la lontananza rió en cascabeles de sol.
En el paisaje oreado, bajo sombras arboladas,
del pensamiento brotaban ígneas flores encarnadas
cuyos pétalos, en vastedad alfombrada,
cosquilleaban de amor.


viernes, 12 de febrero de 2016

martes, 9 de febrero de 2016

Desde el andén...

Quisiera "prosear" la noche cuando duerme
 y se hacen vigilia mis instintos.
Esas nocturnidades sibilinas parecen
 observarme desde su irónica negrura.
Llega el hartazgo de campar en la penumbra.
La tentación yace a mi lado. La ojeo una y otra vez
anhelando y temiendo tomarla entre mis manos.
Pienso en trenes e ignoro el porqué.

humo-tren-gif-animado

Hasta oigo su silbido acercándose.
Me veo en el andén del lecho a la espera
de ese ferrocarril que me lleve a otro confín.
Al fin decido tomarlo haciendo de las horas
un viaje fascinante en el que descubrir nuevos
paisajes y gentes desde el trayecto de las letras...
El vacío del tiempo se llena.
Otro "gruyere" como yo les llamo
a los muchos vacíos que nos pueblan:
Deja de serlo.
Me lo como despacito como un buen queso 
mientras se avista a lo lejos la alborada.



sábado, 6 de febrero de 2016

Sequía

Fotografía de Kylli Sparre

Bajo la cimbra del sol
sin arco iris que rasgue
la techumbre celestial,
viajo sobre áridos caminos
flotando en el azul ensueño
de sentir la lluvia...

miércoles, 3 de febrero de 2016

lunes, 1 de febrero de 2016

Ás...si me pierdo

Si me pierdo en el tiempo...
Enmudeceré.
 Extraviaré la sonrisa.
Lloveré aguaceros.
Oscurecerán mis azules.
Cual estatua de piedra miraré los senderos.
El temor menguará mis hechuras sin miramiento.
Si me pierdo...
¿VendrÁs a buscarme hasta mi silencio?
 ¿RastrearÁs mi voz hasta hacerla verbo?
¿RescatarÁs la alegría en mis labios tensos?
¿SecarÁs el diluvio de mis ocelos?
¿PintarÁs con azules todo lo negro?
¿AblandarÁs con tu abrazo todos mis miembros?
¿Me insuflarÁs de tu aliento?
 Si me pierdo...

Escultura de María Gamundi

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog