Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

martes, 9 de febrero de 2016

Desde el andén...

Quisiera "prosear" la noche cuando duerme
 y se hacen vigilia mis instintos.
Esas nocturnidades sibilinas parecen
 observarme desde su irónica negrura.
Llega el hartazgo de campar en la penumbra.
La tentación yace a mi lado. La ojeo una y otra vez
anhelando y temiendo tomarla entre mis manos.
Pienso en trenes e ignoro el porqué.

humo-tren-gif-animado

Hasta oigo su silbido acercándose.
Me veo en el andén del lecho a la espera
de ese ferrocarril que me lleve a otro confín.
Al fin decido tomarlo haciendo de las horas
un viaje fascinante en el que descubrir nuevos
paisajes y gentes desde el trayecto de las letras...
El vacío del tiempo se llena.
Otro "gruyere" como yo les llamo
a los muchos vacíos que nos pueblan:
Deja de serlo.
Me lo como despacito como un buen queso 
mientras se avista a lo lejos la alborada.



49 comentarios:

  1. Cuando la penumbra no nos deja ver es una buena decisión tomar el tren de los sueños. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, leer es soñar sin duda alguna, es otra manera de hacerlo, que en esas horas de insomnio se intensifica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Preciosa Foto animada echando vapor y humo por la chimenea de la locomotora.
    Así con esa sensación, te leo y cada vez, me gusta mas como escribes.

    Y te veo comiendote ese trocito de queso. Por cierto, no se si llegaste a conocer, aquellas comidas, que algunas personas hacían, en el compartimento, casi siempre de 3ª clase.
    Era todo un ritual.
    S acaban el pañuelo "de Yerba" lo extendían sobre sus rodillas, sacaban la Media Telera,
    Cortaban con la navaja un trozo de pan, hecho por ellos mismos, luego sacaban un buen trozo de buen queso curado, e iban cort ando cachito de queso, cacho de pan y con la misma navaja, lo llevaban a la boca.
    Todo eso sin prisas.
    ¡¡ Ah !! primero antes de comenzar a comer, ofrecían, "Ustedes Gustan" incluso insistían, que le acompañáramos.
    Aparte de las horas que se tardaban en esos trayectos de ferrocarril, servían para aprender sobre la convivencia.
    ¡¡ Bueno !! y por que cuento yo todo esto. ¿Será por la Foto ?

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, me ha encantado que mi escrito te haya llevado a recordar esas vivencias tuyas que no he vivido, pero que me parecen preciosas de recordar y te agradezco hayas compartido conmigo.

      Supongo que mi comparación de la lectura con comer queso a pequeños trozos para saborearlo, te ha hecho rememorar esas comidas con aquellos pañuelos de yerba que me han hecho sentir mucha curiosidad.
      Soy así... me gusta asemejar lo impensable y para mi leer en las noches de insomnio es como paladear uno de mis alimentos favoritos.
      :)
      Gracias por tu comentario.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Hermosas metáforas nos dejas, Marinel.
    Prosear o versalizar, unas veces y otras.
    Esos trenes nos llevan a destinos insospechados mientras viajamos entre imágenes, sueños y palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica, sí...el caso es dar rienda suelta a las letras mostrando el sentimiento que llevó a su desborde...
      Eso es un libro, sí...un hermoso viaje en tren.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Y por las noches haremos lo de siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, porque nos gusta y porque nos divierteeeeee
      Jajajaja
      No me digas que mis letras te han recordado a Los Ronaldos???
      Aynsss

      Eliminar
  5. Todas las noches nos entregamos a ese viaje misterioso, que a veces recordamos y otras no...Y es que las letras nos llevan por tantos caminos y paisajes, que el tren de la imaginación siempre nos espera, Marinel...Y a veces nos salva de la realidad.
    Mi abrazo y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, no todas las noches me espera la lectura para viajar, la verdad...son las menos-por suerte; prefiero leer de día-pero cuando la noche se enquista en la vigilia, leer es viajar por sueños maravillosos que siempre nos salvan.
      Un fuerte abrazo con cariño.

      Eliminar
  6. Una decisión fascinante, no la temas, lánzate a coger el primer tren, a viajar y descubrir nuevos paisajes, nuevas ilusiones, a ¡VIVIR!
    Buscando nuevos retos, nuevas aventuras, divisando a lo lejos esa nueva alborada, olvidando esos "gruyeres" que te pueblan.
    Esos trenes, cada madrugada me llevan tan lejos...:)

    Besicos guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daphne, a vivir otras vidas entre páginas y páginas que son como un buen viaje en mitad de la noche...sí, eso suelo hacer cuando no puedo dormir...
      Durante el día hay otros trenes o vehículos que tomar para seguir viviendo.
      :)
      Besicos para ti, hermosa.

      Eliminar
  7. Sí, es el "tren de los sueños", que dice Ester.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, hay tantos trenes de esos...!
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Los trenes suelen llevarnos a lugares preferidos, y a sueños incorporados por nuestros instintos, son parte de las cosas diarias, pero cuando forman parte de otra cosa llamada sueños, la emoción me transporta a mi casa manchega, a mi gente, a mi ayer que tanto amo. Gracias querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, lugares preferidos e incluso inimaginables donde apearse de la rutina particular y vivir otras vidas...leer es algo tan fascinante,¿verdad?
      Gracias a ti, amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Entonces coge ese tren.
    Cualquier día cambiará de ruta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, ese tren lo cojo habitualmente, quizá demasiado últimamente a esas horas porque el sueño me huye...leer me hace viajar por las horas.
      Luego están esos "otros" diurnos de más difícil subida...los andenes parecen monstruos a punto de devorarnos la ilusión...
      Cosas mías, ufff
      Besos.

      Eliminar
  10. Es bueno que te hayas subido al tren, porque desde el andén la vida es estática.
    No importa que los vagones vayan cargados de sueños que se disipan por la mañana, mientras vas viajando hay nuevos paisajes.
    Muy bello, Marinel, como todo lo que escribís, con sensibilidad y delicadeza.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, siempre es bueno subir al tren de la lectura porque desde esa inactividad física, la mente viaja como un tren a vapor...
      Aunque lo mejor es o sería apearse de esos viajes en la noche, que no las haya de insomnio y viajar a la luz del día. Se hace larga la noche sin dormir.
      Gracias siempre.
      Besos.

      Eliminar
  11. Ese tren nos lleva por rutas desconocidas, en la fantasía que los sueños hacen de las noches...

    Precioso, Marinel

    Mi abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayra, son rutas fantásticas y maravillosas en el tren de las letras...
      Gracias..
      Mi abrazo para ti.

      Eliminar
  12. Mágico! así.. sencillamente mágico todo lo que te sale MARINEL!

    Desde el humo de esa locomotora y la chica que lee, pasando por el gruyer que te comes mientras te haces con el insomnio de la noche que se va contigo subido a tu tren ¡ todo, preciosa! y precioso aquí.

    Mil besos y mil gracias por todos tu regalos en letras aquí y en todas partes... de corazón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, bueeeenoooo, ¿¡mágico!?
      Ay, María...es porque tú quieres verlo así, cosa que te agradezco con el corazón, pero sólo son palabras para describir una noche de vigilia en la que la lectura te incita a atraparla y viajar en ella como un buen viaje en tren...
      Nada más.
      Mil besos y mil gracias a ti por tus entradas maravillosas y tus comentarios.

      Eliminar
  13. Me ha gustado la palabra prosear.... Un saludo desde Murcia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alp, bueno, son cosas mías, ya sabes..
      Un saludo.

      Eliminar
  14. ¿A quién a quién dices que te comes como a un queso?...Muy hermoso querida. Joder desde bien pequeñito los trenes han sido mi pasión. Hasta aquellos que echaban humo, y te ponían toda le frente más negra que un tizón.

    Besos Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, jajajaja
      Al vacío del no dormir al leer, es como saborear un buen trozo de queso, jajajaja
      Una que es muy asinnnn
      Los trenes son fascinantes, tienes razón.
      Besos.

      Eliminar
  15. Precioso Marinel, tu inspiración no cesa, sigue así. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estelas, gracias. Bueno, a veces, las más, es sólo necesidad de derramar letras y no siempre con mucho sentido.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  16. A veces es necesario coger esos trenes y dejarnos llevar a otros lugares y perspectivas , para descubrir realidades más bellas hay dentro de nosotros mismos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, es cierto, siempre hay que tener esos trenes en el andén de la vida...
      Besos.

      Eliminar
  17. La noche, los trenes, la lectura... nos conecta con otra forma de ver la vida y al final, nos damos cuenta que no somos tan raros.
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alondra, puede que tengas razón, todo está conectado desde nuestra particular perspectiva y no tiene porqué ser o demostrar rareza alguna.
      Un afectuoso abrazo para ti.

      Eliminar
  18. Entretenido viaje parece... Y fructífero a la vista de tu satisfacción. Viajera de las letras y la vida.

    Un gran abrazo, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, leer en la noche "insómnica" es un viaje distinto y sin duda, muy fructífero.
      Viajera soy.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
    2. Ernesto, leer en la noche "insómnica" es un viaje distinto y sin duda, muy fructífero.
      Viajera soy.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  19. Precioso tu poema Marinel, he sentido ese tren, he viajado contigo de la mano de tu poesía. Y la sensación es eso, poética, viajera, hermosa... Un fuerte abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julie, mil gracias. Tú siempre ves en mí, desde tu cariño, lo que yo no doy alcance a ver...
      Fuerte abrazo para ti.

      Eliminar
    2. Julie, mil gracias. Tú siempre ves en mí, desde tu cariño, lo que yo no doy alcance a ver...
      Fuerte abrazo para ti.

      Eliminar
  20. Bello poema, un viaje en tren lleno de letras hermosas que nos evocan mil fantasías...
    Besitos en el alma, Scarlet2807

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Scarlet, gracias. Así es la lectura: un viaje fascinante lleno de fantasía.
      Besos para ti.

      Eliminar
    2. Scarlet, gracias. Así es la lectura: un viaje fascinante lleno de fantasía.
      Besos para ti.

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Omar, gracias, me alegra que te gusten.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Omar, gracias, me alegra que te gusten.
      Saludos.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Lapislázuli, siempre es bueno, sí.
      Abrazo.

      Eliminar
  23. Hay una sola forma de vencer a una tentación.
    Cayendo en eeeella jejejeje.


    Más besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog