Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

domingo, 11 de mayo de 2014

Haciéndome isla.

 Haciéndome isla encontré la ración de mesura vital.
Parpadeo tan sólo y me veo pasear en la orilla de mi mar
que no es otro que el pensar... en permanente oleaje.



62 comentarios:

  1. Demasiada soledad, ¿no crees?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio, la soledad si es buscada no es soledad.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Esos pensamientos que van y vienen...
    Muy lindo! Gracias por compartir. Bendiciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jackie, como las olas del mar.
      Gracias a ti.

      Eliminar
  3. Observar como van surgiendo pensamientos, y se enlazan otros... ese oleaje que no cesa...
    Preciosas palabras Marinel, feliz domingo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milena, justo eso. Se nota que sabes de danzas.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  4. Preciosa metáfora la de tu mar, felicidades.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Eso es precioso, pero …fuiste lo que fuiste y eres, en determinados momentos, ahora ya no estás allí, ahora hay locuras, puedes disfrutar del aire, de la naturaleza, de caminar despreocupada, a veces me encanta hacerlo. Y salir de esa isla solitaria, y simplemente ver pasar a la gente por la calle.
    Pero te entiendo.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, gracias. En realidad es un aislamiento buscado y por tanto, reparador de pensares, de ubicación necesaria para seguir en ese otro olear de la vida.
      Nada como pasear por la orilla del mar físico y psíquico.
      Besos muchos.

      Eliminar
  6. El oleaje es pertinaz y efímero. Pero rompe la soledad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, la soledad a veces necesita de oleajes para dejar de serlo.
      Un beso.

      Eliminar
  7. compartir la soledad con el mar es maravilloso. Hoy extraño mucho el mar. Viví a 20 metros del agua.

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, a mí me encanta y me gustaría muchísimo vivir tan cerca como tú lo hiciste.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. No es demasiada soledad la de una isla? Prefiero el continente, eso si con el mar cerca.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel, a ti no te resulta necesario aislarte con tus pensamientos de cuando en cuando?
      Eso sí, siendo archipiélago...
      Besos.

      Eliminar
    2. Prefiero peninsula para no aislarme del todo.

      Besos

      Eliminar
  9. Soledad deseada, ¿quién la tuviera?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, yo creo que todos la tenemos cuando así lo queremos.
      Besos.

      Eliminar
  10. Date un respiro.
    Siente y nada más.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, quizá el sentir tanto sea lo que me impide respirar bien...
      Besos.

      Eliminar
  11. Hay momentos en que se necesita ser isla, sí.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolega, veo que me entiendes perfectamente.
      Besazo.

      Eliminar
  12. Aislarse es aprender a ser libre... creo. Me ha gustado meditar contigo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julie, es una manera de liberarse, sin duda.
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  13. A veces necesitamos sentirnos islas y notar como las olas nos refrescan y nos dan fuerzas para seguir adelante en la vida. bellas letras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, exactamente eso es este aislarse con los pensares.
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  14. La mesura en la isla del pensamiento,todo un hallazgo tu metáfora.
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elsa, lo has descrito perfectamente.
      Cariños.

      Eliminar
  15. Isla y mar, como todo un universo interior.

    Saludos, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, todos vivimos con nuestro propio universo.
      Saludos.

      Eliminar
  16. A ratos viene bien estar con uno mismo, pero sólo a ratos.

    Buena semana hermosa, besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, naturalmente. A mí me encanta sociabilizarme, pero también aislarme por momentos.
      Buena semana.
      Besos.

      Eliminar
  17. El mar del pensamiento con sus calmas y sus olas...Siempre inspirándonos e impulsándonos a escribir, mientras el corazón aletea en él como una gaviota libre, sintiendo su inmensidad...Mi gratitud por compartir y mi abrazo siempre, Marinel
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, el mar del pensamiento es el espejo de ese otro mar de la vida donde como gaviotas picoteamos sin descanso.
      Mi gratitud hacia ti, siempre.
      Abrazos.

      Eliminar
  18. Solo desde esa orilla podemos aprender a escuchar nuestro interior, a meditar en la paz del silencio entre fuertes corrientes y arrulladoras olas que nos impulsan a seguir…

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sneyder, preciso comentario de lo que quise decir al escribir mis letras.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  19. Yo también necesito esa isla y ese mar... y abandonar el pensamiento al vaivén de las olas, para luego recogerme en su orilla...
    Es una marejada que se baña en la delicadeza y viceversa, como para regenerarse uno.

    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, realmente creo que todos en alguna o muchas ocasiones sentimos ese olear por la orilla de la vida, ésta isla que llevamos dentro cada cual donde nos guían las mareas.
      Besos muchos.

      Eliminar
  20. Isla para descansar del bullicio de tierra firme,para hablar un rato con nosotros y aclarar dudas.
    Yo también tengo mi isla particular.
    Que disfrutes de tu playa...

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jerónimo, exacto, y creo que todos sabemos de esos paseos internos por la orilla de nuestro mar.
      Gracias. Idem
      Abrazos.

      Eliminar
  21. Esos momentos de búsqueda interior, de careo con el yo que nos habita... son imprescindibles.
    Nos oxigenamos y tomamos fuerzas para volver al continente.
    ¡Preciosa entrada, Marinel!
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juglar, imprescindibles en verdad. Son bombeos vitales para seguir.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Versos intimistas y sanadores. ¿Que haríamos sin nuestra isla interior?
    Gracias por compartir tu esencia.
    Un abrazo.
    mara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amanecerdeluniverso, cierto, ¿qué haríamos?
      Gracias a ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Me gusta mucho... Habrá que hacerse isla...

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, no hay más que ponerse a ello.
      Besos.

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Añil, así son esos momentos, sí.
      Gracias a ti.
      Besos.

      Eliminar
  25. Mimetizándonos en Isla nos hacemos más Niños, con esa Mentalidad que puede hacerse flexible de adultos. Motiva nuestros Pensamientos en continuo vaivén de Olas de colores.
    Profunda y Reflexiva.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, mimetizándonos con los sentidos, así de sencillo y complicado a la vez.
      Abrazos.

      Eliminar
  26. Mejor que isla península MARINEL, que tu pensamiento jamás te aísle de los demás cielo. Tú, contigo misma pegadita a nosotros :))

    Muchos besos

    PD
    Cada vez que vengo veo que has cambiado un poco el formato, supongo que buscando el ideal, si te vale mi opinión... con este, lo has logrado:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, lo de isla es porque encentro vital aislarse con una misma de cuando en cuando, sustraerse de lo tópico y rutinario profundizando en tanto que llevamos dentro sin ver a veces.

      Pues mira, me ha dado por ir cambiando la cabecera, su imagen y lo seguiré haciendo porque me gusta tanto cambiar las cosas de sitio!
      Ja,ja,ja me cansa siempre lo mismo.
      Gracias, me alegra que te guste.
      Besos muchos.

      Eliminar
  27. Hacerse isla está bien si es solo a ratitos. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris, por supuesto, todo en su justa medida es bueno.
      ;)
      Besos.

      Eliminar
  28. Así son el mar de sentimientos que nos recorre como la vida, nada se puede hacer más que vivirlo todo, y siempre soñar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Si las supiésemos utilizar, cuántos problemas se evitarían....Ellas, sin embargo, son inocentes, No podemos decir lo mismo de los usuarios...

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Ola de mar abierto o de la que choca contra las rocas... esa es la cuestión.
    La isla protege pero atrapa.


    Más besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog