Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

jueves, 27 de septiembre de 2012

De sueños que fenecen...


Si se muere un sueño de los que me quedan,
 habitando dentro,
tendré que enterrarlo.
Unos son muy fuertes, están enraizados,
mas otros en cambio...
¡Son tan delicados!
Que en un choque brusco con la realidad,
se me precipitan a un vacío aciago,
del que los extraigo para el funeral.
¿Cómo no enterrarlos?
¿Qué hacer sino eso?
No podría dejarlos que vivieran muertos
en la falsedad de creerse vivos.
Si otro fenece, sería uno más,
- me digo entre lágrimas-
Pero no, no es cierto.
Cada muerte suya es un poco mía.
Yo los fui pariendo, crecieron conmigo.
Aún me permanecen algunos ilesos.
Por eso los mimo, les canto, les cuento,
retardando un algo la cruda verdad.

Imagen de Google.

38 comentarios:

  1. Yo creo que si un sueño muere... y era un sueño hermoso, no se entierran.. se quedan en el recuerdo, abrigando futuras posibilidades de volver .. quizá en otra medida, pero con la misma esencia..
    Yo tengo tantos sueños hermosos en el recuerdo de los que algunos.. sin saberlo.. transmitieron su esencia a otros que llegaron a buen término.. y hoy son una realidad..
    un beso preciosa.
    flor-i

    ResponderEliminar
  2. Participo de lo que dice Isla, los sueños bonitos, aunque sean utópicos y no se cumplan, hay que mantenerlos vivos en la memoria, muchas veces, son los que nos sacan de los peores momentos.
    Los sueños tenebrosos, desgraciados, negativos, muchos de ellos si que se cumplen desgraciadamente, a pesar de ellos, son los que hay que enterrar y olvidarlos, siempre debemos esperar que vendrán tiempos mejores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Todos son nuestros: los que viven, los que fenecen, los que enterramos, los que nos empeñamos en mantener con vida, pese a los embates de la realidad...
    Todos.

    Hermoso

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que triste sentimiento.
    Me has hecho llorar con tu prosa tan delicada.
    Hay sueños que es mejor dejarlos volar o enterrarlos en un recuerdo, aunque duela....
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Marinel,tu poema es naturaleza viva y en tus letras siento ese otoño,que deja caer sueños y hojas al suelo...Pero,como dice el poeta,todo pasa y todo queda.En el alma queda la intensidad de esos sueños,que han sido vividos con el corazón,amiga...
    Mi felicitación por tu sensibilidad y grandeza interior.
    Mi abrazo inmenso y feliz jueves,Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. Llevas razón, Marinel: cuando un sueño se nos rompe, morimos un poco.
    Ellos, los sueños, nos conforman y nos sostienen, nos dan la alegría y nos calman en los malos tiempos. Terrible es que se nos caiga alguno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Tengo en tan alta concepción a los sueños que, a veces, me atemoriza que se cumplan..
    Mientras a unos sueños sucedan otros, la vida sigue teniendo sentido.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Es terrible cuando muere alguno, sobre todo si es de los grandes, de los que hemos visto crecer poquito a poco...
    Pero también sé que si crees en ellos, con todas tus fuerzas, a veces se hacen realidad.
    Sigue regándolos para que no marchiten.
    Cariños varios, mi niña.

    ResponderEliminar
  9. Unos porque son bellos, otros para perdonar, ninguno para olvidar , los recuerdos son vivencias que nos han configurado, si se olvida un recuerdo, habrá que hacer un funeral.
    Un sueño es siempre vida soñada y vivida porque se vive soñando y se sueña viviendo, ""si precisas olvidar un sueño , comienza de nuevo a soñar".
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado. No puedo expresarlo como quisiera.

    Vivo enterrando sueños.


    Por suerte, me quedan muchos aún vivos.



    Abrazo sin fin.



    SIL

    ResponderEliminar
  11. Habrá que dejar que los sueños mueran
    como murieron los presentes
    como murieron los vivos un día.
    No así la estela que los hechizó.

    (Hoy YA NO cumplía años mi marido. YA NO)

    Marinel, este post me ha soltado las lágrimas.
    Un abrazo. Dos

    ResponderEliminar
  12. Esta noche, Marinel, si tienes un sueño, persiguelo. Nunca lo entierres, si pretendes conquistarlo. Un beso

    ResponderEliminar
  13. MARINEL,existe la muerte plural y aquella que nos pulveriza para renacer sedimentadas en la mememoria.

    Me agrada como lo planteas.

    Un abrazo:Elsa.
    Te agradezco el certero comentario que me has dejado!!

    ResponderEliminar
  14. Revitalicemos pues los que quedan vivos para que vuelen y hagan lo que tienen que hacer y para que materialicen si deben y pueden materializar(se).
    A los muertos dejémoslos como están, que las cosas suceden como deben suceder. Al menos eso creo yo!

    Mil besos,Marinel!
    Felicidades siempre.

    ResponderEliminar
  15. Precioso, Marinel. Versos intimistas agarrados a la realidad de esos sueños que desaparecem, mueren, y con ellos un poco nosotros también.
    Sí, hay que mimar los que aguantan con nosotros.
    Precioso, Marinel.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  16. Marinel, amiga, somos sueños que sueñan, su esencia es nacer y morir, quiero decir, nosotros y los sueños, pero nos queda el poema como un ancla (sueño de efímera perdurabilidad)Estamos condeanado a soñar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Duele cuando los sueños se van al vacío e irremediablemente mueren aún cuando se luchó mucho por hacerlos realidad.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Lo mejor es cuidarlos, alimentarlos y dejar que crezcan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. SIEMPRE TÚ TAN PROFUNDA!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  20. Marinel los sueños son como las nubes, se van algunos como se marchan ellas, algunos mueren de hastío pero otros nacen, están ahí esperando a que los hagas tuyos.

    Morir los sueños, todos, es la muerte.

    Besos,

    ResponderEliminar
  21. Nuestros sueños nos acompañan siempre, se agarran con tal fuerza al alma que no los dejamos morir; se quedan en algún lugar recóndito del corazón aguardando, a su luz... para emanar de nuevo con más empeño y fuerza si cabe.

    Cuando creo que mis sueños fenecen, pienso en una bonita frase de Gustave Flaubert, que dice así " Ten en cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.

    Tanto me gsuta, que me acompaña en un rinconcito de mi blog, "Barcos de papel".

    Hermosas letras derramadas, amiga Marinel, un placer reparar siempre en ellas.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. ....en el camino algunos sueños se evaporan dejando una estela para que
    vuelvan nuevos proyectos de ilusión
    y los sueños nunca falten para que la vida crezca y se renueve...un tema que alimenta como maná del desierto....con una exquisited tan
    duce y prufunda que lo vuelvo a leer. Un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  23. Mmmmm ¡¡qué bonito MARINEL!!

    Como mi FLOR creo que los sueños importantes los preciosos y valioso... jamás mueren, solo duermen, porque siempre, siempre mientras vivamos hay posibilidad de que se realice. Como tú dices por cada sueño que dejamos ir o morir, lo hacemos un poquito nosotros... a veces no se cumplen, pero a alguien como tú estoy segura que en ese caso sieeempre le reemplazará uno nuevo. Una vida sin sueños es gris... tirando a oscuro... no se sueña con fantasías, se sueña con lo que nos ilusiona, lo que nos da alas y fuerzas para seguir... por eso no podemos dejar que se nos vayan los sueños... mientras los persigamos seguiremos vivos, solo así se vive... jajajaja ¡¡vaaaaaaya mitin te he soltado!! :-)

    Buenoooo para compensarte el rollo TE DEJO UNA DE SUEÑOS :-)


    Un beso inmeeeeeeeenos preciosa y feliz tarde... no lo olvides llenita de sueños ¿vale?:-)

    ResponderEliminar
  24. Lo pavoroso es enterrarlos, aunque... algunos sigan vivos hasta el final.Bella alegoría de lo inalcanzable, presente sólo por la añoranza. Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
  25. Los sueños no son perfectos. Pero, justo por ello, son tremendamente creativos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Los sueños son nuestros vuelos, debemos dejarnos llevar por ellos, quizá algún día consigamos conseguir esos deseos truncados en la vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Lo sueños debemos cuidarlos, ellos nos dan felicidad y la tremenda complicidad de aunarlos en otros sueños.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  28. Hola Marinel, hace tiempo que no paso por tu blog, voy sin tiempo. Pero reconozco que vale la pena leerte.
    Tu poema me hace pensar en mi propia vida.
    Nunca he matado un recuerdo, los malos los almaceno como algo para aprender. Mis sueños, siempre los tengo presentes y lucho para vencer, aunque muera sin conseguirlos.
    te felicito por tu poema.
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  29. Sueños muertos,
    dejan vida
    y sus alas.

    Saludos, Marinel. Que tengas bonito día.

    ResponderEliminar
  30. Con las trizas de un sueño, a veces, bien podemos ensamblar otro nuevo, a lo mejor más adecuado. A veces se rompen y con el tiempo advertimos que era mejor así. Recuerdo las palabras de un escritor, que a uno de sus libros le puso "el ojo más azul": recordaba una historia de su niñez, cuando una amiguita rezaba y rezaba implorando a Dios que le diera ojos azules, y como al cabo de un año eso no sucedió, abjuró de su creencia. Entonces él la miró y se dio cuenta de que era hermosa así, y que unos ojos azules le sentarían de manera horrenda. Besos

    ResponderEliminar
  31. Los años y los sinsabores han deslucido mi capacidad para soñar, pero no la han eliminado, aún sigue en pie, maltrecha pero en pie. No la dejaré caer.

    ResponderEliminar
  32. Los sueños no mueren nunca, solo que a veces nos empeñamos en ocultarlos en el olvido.

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Son nuestros los sueños y cuando se rompe algo nuestro muere con ello. Pero son ellos o través de ellos cuando vivimos, nos alegran y a veces no apartan de la dura realidad, ellos quedan en el recuerdo si no llegan a nacer…
    Sueña que la vida es sueño…Y los sueños, sueños son…
    Ya lo dijo Calderón de la Barca.

    Un cálido abrazo Marinel

    ResponderEliminar
  34. Los sueños nunca mueren...se quedan ahí flotando ...quizás otro los encuentre y viva en tus sueños...
    Si hubiera un cementerio de los sueños, sería tan grande como el universo.
    bsossss

    ResponderEliminar
  35. No, no los dejes morir hasta tener que enterrarlos: cada sueño que se va es un miembro de nosotros mismos lo que fenece.
    ¡Bellísimo poema!

    ResponderEliminar
  36. vivimos por los sueños, hay que cuidarlos y mucho
    hermosa entrada
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Si un sueño muere,... un sueño mejor se hará realidad!!!
    Hermoso, hermoso como escribes, siempre un gusto leerte.
    Marinel, Disculpa mi ausencia, he estado en un asunto que no me da tiempo para comentar, he pensado en actualizar en un blog solamente, ... no se por cual decidirme... es que este mundo es muy atrapador...
    Buen fin de semana, un abrazo

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog