Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 10 de diciembre de 2012

No sé bien...

Cavilar...
Acomodo en la lumbre del eterno pensar. Divagar mientras viene el invierno. Pasará, más tarde pasará, y vendrá una nueva estación y otra más y otra más.
Cavilar...
No sé bien si soy yo quien espera o es la vida la que espera sin más.



*Imagen de Google.

39 comentarios:

  1. Nosotras esperamos, insertas en la vida, como en un juego de muñecas rusas.

    Un beso muy grande, mi buena amiga.




    SIL

    ResponderEliminar
  2. Así pasa la vida entre cavilaciones y sueños.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Siempre somos nosotros quien esperamos...siempre.
    Preciosa entrada
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. No hay espera posible, todo avanza de forma geométrica o ¿es aritmeticamente?

    Un abrazo y no esperes tanto, lánzate.

    ResponderEliminar
  5. lo relativo se inserta en la voz hablante
    cavilaciones que oscilan dentro y en otros

    buena jornada

    ResponderEliminar
  6. Cavilaciones necesarias, sin duda (pero sin quedarnos "pegados" cavilando)...

    Creo que ambos nos esperamos, la vida y nosotros.

    Hermoso tu breve escrito.
    La imagen acompaña en el sentir.

    Linda semana para ti,Marinel querida.

    ResponderEliminar
  7. Es la vida la que espera...con mucho más.
    bsssazoss.

    ResponderEliminar
  8. No creo que la vida espere a nadie.

    ResponderEliminar
  9. Cavilar y divagar...ideas y sentimientos,que se van turnando...La vida nos ofrece cambios y nuevas perspectivas para seguir cavilando y pensando...y sintiendo,claro está.
    Mi gratitud por compartir la belleza de tus letras.
    Un beso y feliz día,Marinel
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. La vida... una suma de estaciones que vamos recorriendo.
    Cavilando en el mejor de los casos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. La vida, una suma de esperas.
    Un abrazo y buen comienzo de semana..

    ResponderEliminar
  12. Hola Marinel, ni la vida ni nosotros esperamos, vamos avanzando conjuntamente siempre estación tras estación, y eso si, entre cavilaciones y sueños, felicidades.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Cavilar, pensar, soñar, yo me quedo con vivir cada minuto sin preguntarme el por qué de las cosas, de la naturaleza en la que me pierdo, la disfruto como disfruto enlazando letras que algunas veces dicen y otras no dicen nada.

    Pensaré un poco, sólo un poco.

    Besos,

    ResponderEliminar
  14. Cavilar, reflexionar, pensar, razonar, discurrir... eso es lo que nos diferencia de los seres irracionales, lo que eleva el espíritu. Nos esperamos siempre con la vida y ella nos espera en el diario siempre incógnito.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. la vida , habitualmente no espera

    agarrate a la misma

    ResponderEliminar
  16. Hola Marinel!!!
    Pensamos... pero a veces es mejor salir al encuentro de lo que tenemos delante, la vida no espera y las estaciones se suceden...no las hagamos esperar.

    Un enorme abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  17. Siempre estamos esperando sin saber muy bien el qué.Y creo que la vida es tal vez la única que no espera,nunca se detiene.Somos nosotros los que un día la abandonamos...

    Lúcidos pensamientos Marinel.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. La vida es, siempre es. Estemos nosotros o no estemos, siempre es, por esa razón, no debemos esperar solo actuar, porque es la vida la que pasa y jamás espera.
    Me agrada cuando reflexionas Marinel.

    Desde mi primavera un beso y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  19. No hay que meterse en una espiral de la que luego no se sabe salir. Lo único seguro que tienes es el día de hoy, entonces para qué marearte con el futuro? Vive el presente.

    Besotes hermosa!

    ResponderEliminar
  20. Que más da si esperamos o es la vida
    la que espera por nosotros, dejemos
    que todo fluya en pos de una vida
    plena y esperemos, esperemos que
    los llene para poder dar.
    Un abrazo y eso a esperar.

    ResponderEliminar
  21. Querida Marinel yo creo
    que somos vida y espera.

    Filosófico poema.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  22. Avanzamos estación tras estación como la vida misma...Nosotros seremos relevados por nuestra esencia, mientras que la vida seguirá siendo ella.
    Precioso, Marinel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Mientras esperamos esas estaciones, disfrutemos con la que tenemos y con tu prosa poética.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Aaayyy MARINEL nooo, no es bueno cavilar tanto, te lo dice alguien que tiene por cabeza una olla exprés... llega un punto tras cavilar que todo va en espiral y llegado ahí, corta... cierra los ojos y salte de ahí, no es que esperes, es que desesperas cielo. Pensar es necesario, merarse en el giro contante de la cabeza además de improductivo, suele ser destructivo... sal, oxigénate, intenta pensar en cosas que te gusten, cambia de escenario... lo que sea que te haga tener la sensación de que tomas las riendas tú, del todo nunca es posible, pero al menos en la parte que te haga volver a tener paz.

    Un beso graaande preciosa...y descansa, cierra los ojos y duerme, ahí todo es como deseas y te da fuerzas para... jajaja seguir cavilando:-)

    ResponderEliminar
  25. Me has dejado cavilando un buen rato.
    Letras hermosas para reflexionar y crecer.
    Cariños varios, mi niña.

    ResponderEliminar
  26. Nosotros esperamos, la vida por alli nos lleva por delante
    Abrazo

    ResponderEliminar
  27. Como una hojita en Otoño...

    Saludo enorme, Marinel.

    Buen día.

    ResponderEliminar
  28. No espero nada de la vida, mi estimada Marinel. Salgo a la vida a conseguir lo que quiero. Cavilar es un dialogo discreto y privado con nuestra alma.

    Tus letras, siempre dulces!!

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
  29. Pensando, pensando se pasa el tiempo, las estaciones...y las cavilaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Las dos Marinel, las dos...

    Te dejo mi abrazo y deseo de una muy linda semana.

    P.D: Que sigan floreciendo tus letras, que sean de esos azules que nos derramas en tu entrega, aunque tenga que correr para ponerme al día,jejeje.

    ResponderEliminar
  31. Cavilar para vivir siempre es mejor que vivir para cavilar.
    Mientras pasan estaciones que no se detendrán es bueno liberarse de las frustraciones y no dejar que la vida espere, tendremos que ir a por ella, sin más.
    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  32. A veces creo que las dos esperan, o esperamos.
    Abrazos, Marinel

    ResponderEliminar
  33. Esperamos, porque nos preocupa, Pero debemos de hacer lo que nos hace felices. Besos.

    ResponderEliminar
  34. A veces nosotros también entramos en un largo letargo; ese letargo invernal que nos llena de dudas ante muchas cosas.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  35. La vida es algo que siempre se escapa, es intangible y lo mejor es no pensar en ella, vivirla, amiga mía, es lo que tenemos que hacer. Pero no me preguntes cómo.
    Te dejo mis cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  36. La vida nunca espera, es lista y siempre sigue adelante.

    Cavilar es bueno, siempre y cuando no haga que la vida nos tome mucha delantera y no podamos disfrutarla.

    Bellas tus letras, como siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Creo que eres tú quien espera y tu espera se contagia al que sigue... Qué bello poema sobre el tiempo.Me ha encantado. Mi cariño para ti.

    ResponderEliminar
  38. La vida pasa muy rápido cuando se vive a la ligera, cavilar y soñar nos hace la vida más placentera.

    Reflexiva entrada!

    Abrazos alados.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog