Parecía una primavera de cristal...frágil, quebradiza, al filo de un rayo de sol perseguido por nubes malhumoradas prestas al llanto, mangoneadas por un invierno resentido reacio a partir...
Marinel.

viernes, 10 de marzo de 2017

Por cada latido...



Tras la liberación de mi cuerpo y mis huesos
llegará el pensar y traerá alguna sonrisa al evocarme.
Un gesto de mimo que la brisa del júbilo haya ido
 guardando en el receptáculo transparente del alma.
A ese lugar abstracto  acudirán quienes cohabitaron mis días,
 salvando los escollos, a  rescatar regocijos de instantes de bonanzas.
Custodiados en la liviandad de esa parte del adentro que imaginamos
sobreviviéndonos, permanecerán en alerta, 
prestos a salir a esparcirse en forma de remembranza
entre los corazones que amaron mis defectos y virtudes.
Por cada latido aproximándose a la sonrisa de sentirme
de nuevo, quiero una flor etérea sobrevolando, besando con dulzura
de pétalo en descenso, el lugar donde se ubican los recuerdos
trayéndome de vuelta.

30 comentarios:

  1. y es que cada momento es inigualable


    besos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa semblanza de...¿La muerte?, se me antoja un hablar de después, de cuando ya no se nos pueda tocar... en todo caso, como siempre muy logrado tu poema, tienes alma de artista. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maru, sí, la muerte o más bien el después de ella.
      Gracias, no soy artista ni de lejos, pero gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Momentos personales, sentidos en arpegio que siguen uno tras otro, son tus letras derramadas: en caída libre . Precioso devenir de la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, ciertamente son mis momentos...has dado en el clavo.
      Caída libre de letras, Ester, caída libre...
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  4. Cada latido es como un segundo de vida...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, sí, sin duda así es.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Latido tras latido crece una vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Parece una eternidad magnífica.

    Ojalá.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Todos soñamos con ese lugar abstracto donde se guardan los recuerdos, solo permanece el espíritu y aquellos con los que compartimos la vida, los que quisimos.
    Hermosamente expresado, Marinel.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, gracias.
      Es grato pensar que pueda existir un lugar así.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  8. Precioso Marinel, el final especialmente. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, gracias.
      Cosas mías.
      :)
      Fuerte abrazo para ti.

      Eliminar
  9. Cada latido y cada recuerdo te traerán de vuelta Marinel y seguirás siendo flor, que inspire a todos los que te queremos...
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M. Jesús, mil gracias.
      Me gusta pensar que de alguna forma...nunca me iré del todo de entre los que me quieren.
      Abrazo con todo mi cariño para ti.

      Eliminar
  10. me encantan tus escritos los disfruto enormemente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar, mil gracias.
      Eres un encanto.

      Eliminar
  11. Me encantaría conocer ese lugar tuyo de recuerdos que debe ser un cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, muchos de los recuerdos ya viven allí y desde allí se nos vienen.

      Eliminar
  12. Maravilloso momento de absoluta libertad.
    Me encantó

    ResponderEliminar
  13. A veces, querida Marinel, ese ir y volver es el oxigenarse tan necesario para entendernos y sentirnos libres y, como en una simbiosis, para que, nuestros seres queridos y/o cercanos se retroalimenten de nuestra nueva vitalidad.
    Gracias amiga mía por darnos tanto!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, así es. No creo que yo pudiera decirlo mejor, así que gracias a ti.
      Besos.

      Eliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog