Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

domingo, 29 de julio de 2012

Días de agua y rosas...


Alguien me dijo en un instante alejado del tiempo:
Hay cosas hermosas que no nos pueden quitar, detalles bonitos, complacientes, felices. Esos hay que arañarlos como sea y los españoles sabemos hacerlo.
Yo quedé pensativa…
Sí, dije, momentos tatuados, imborrables, ufanos por la dicha que conllevan y aportan a nuestra precaria felicidad.
¡Eso!
Bebí un traguito de agua fresca, miré la piscina rodeada de verdor, las rosas con sorpresa, guardianas de la verja, 
esas amarillas rotundas, que al abrirse son anaranjadas, fieles decoradoras del búcaro de mis ojos.
Siento el cálido ventorrillo en el rostro, escucho risas, gorjeos de pájaros impresentables comedores de uvas. 
Asiento al fin, comprendiendo lo que es flotar por encima de la prisión de la rutina y  el tesoro que supone tener un oasis de agua y rosas en medio del desértico vivir.

*Os dejo un cachito de oasis montaña para vosotr@s, amig@s querid@s.
Besos.

41 comentarios:

  1. Esos detalles de vida...

    Buen y maravilloso día, Marinel!

    ResponderEliminar
  2. Menudo oasis! Así se lleva mucho mejor la rutina, q hay de vez en cuando que airearse.
    Besoss

    ResponderEliminar
  3. Deliciosa y refrescante entrada que al menos, nos lleva durante este instante a un lugar plácido donde despistarnos del árido panorama que vivimos.

    Un beso grande, y feliz oasis

    (Últimamente, y aún en vacaciones, sigo formándome o actualizándome en algunos aspectos tecnológicos que me interesan. Pero siempre que puedo entro a leerte)

    ResponderEliminar
  4. Marinel la vida últimamente se ha empeñado en rodearnos de nubarrones negros pero como bien dices sabemos aislarnos y vivir rodeado de lo esencial, la naturaleza.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  5. Vengo desde el blog de Laura y me encuentro con una filósofa/poeta de armas tomar.
    Tienes tanta razón, en el centro del desierto están los oásis.

    Un saludo desde una Copenhague bañándose en la gran piscina de la felicidad y el amor por la vida,

    Ian.

    ResponderEliminar
  6. Aislarse en ese oasis reconforta
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. Chiissssttt, no publicites mucho tu paraíso, no sea que se te llene de gente y se eche a perder. ¡Je,je,je! ;)

    ResponderEliminar
  8. Respirar los aromas de ese oasis. Perdernos en él apreciando cada mínimo y bello detalle.

    Disfrútalo a fondo para poder mirar la rutina con otro color.

    Bonita entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Lo que nunca nos podrán quitar son los sueños; por lo demás, nos podrán cobrar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Marinel, por ese frescor maravilloso.

    Abrazos siempre

    ResponderEliminar
  11. Así es la felicidad, momentitos para disfrutar de lo que nos rodea.
    Besosss

    ResponderEliminar
  12. Marinel, el oasis está en nosotros, que somos quienes lo creamos, y está allí donde sentimos el gozo.
    Te dejo un abrazo y disfruta tu oasis.

    ResponderEliminar
  13. esos paraisos, a veces perdidos, a veces encontrados, son lo que tenemos que aprovechar y disfrutar de su felicidad. un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Que maravilla! bendito oasis, para desconectar del mundanal ruido...

    Me gusto tu entrada, disfrutemos de esos momentos en plenitud.

    Saludos y un placer.)

    ResponderEliminar
  15. Gracias por este "bocadito" de belleza y serenidad. Disfrútalo, chiquilla.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Gracias por el cachito de oasis, refresca todo el cuerpo.

    Esas pequeñas cosas, son las más grandes y las que nos hacen crecer.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. ¡Cómo te admiro, y sanamente te envidio hoy, Marinel, que de forma tan sencilla hayas sabido deleitarnos con el placer de las pequeñas cosas!
    Montaña
    Uvas pintadas
    Vientecillo agradable
    piscinas de fondo azul
    Oasis si desierto...
    Vívelas estas pequeñeces, que sin embargo van a engrandecer tu felicidad y tu fidelidad a la cita poética.
    Abrazos mil, Marinel.

    ResponderEliminar
  18. Una maravilla para el espíritu, disfruta cuanto puedas.

    ResponderEliminar
  19. LOS ÚLTIMOS VERSOS DE TU TEXTO COMPAGINAN PLENAMENTE CON ESTE JAZZ QUE ESTOY ESCUCHANDO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  20. Hola Marinel!!!
    Tenemos a nuestro alcance momentos mágicos,llenos de belleza que nadie nos puede quitar y debemos recordarlos e intentar tenerlos siempre a mano.

    Una belleza de fotografías,gracias!!
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  21. La vida está hecha de detalles, de momentos. Y cada cual tiene que ir coleccionando esos instantes. Como tú has hecho. Y construir un álbum de recuerdos vitales. Un registro en la memoria que nos hará ser felices dentro de la infelicidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. No nos pueden robar lo bello, que acuñamos en el alma, Marinel.

    Nadie puede.


    Abrazo infinito


    SIL

    ResponderEliminar
  23. Con todo lo que nos quejamos y a pesar de tener sobre todo ahora razón para quejarnos, somos afortunados, no hay duda.


    Un abrazo gigante, Marinel.
    Y mil gracias.

    ResponderEliminar
  24. Gracias por compartir el oasis que verdaderamente sacia nuestra sed. Es necesario redescubrirlo día a día. Tendemos a perderlo de vista muy a menudo y eso hace que nos hundamos en arenas movedizas en el medio de lo que creemos es puro desierto.

    Un beso, Marinel

    ResponderEliminar
  25. La vida es la suma de muchas cosas pequeñas, aparentemente sin importancia, pero lo que da enjundia a la vida. Gracias, Marinel.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. :)

    Qué paz destilas, Marinel.

    Disfruta de esos bucólicos instantes, que ya habrá tiempo para pelear los días que se avecinan.
    Un besito, linda.

    ResponderEliminar
  27. Ahora amiga, que el tiempo feliz se refugia en la noche. Ahora que los rostros de nuestros amigos no disimulan la abrumadora dureza de lo que han hecho estos sinvergüenzas con el país. Surgen voces como la tuya que nos hacen ver aun en la oscuridad, la belleza. Gracias Marinel ¡eres una gran poeta y un magnifico ser humano!

    ResponderEliminar
  28. eso es saber vivir a tope y en profunidad !!!! me gusta la idea de tatuajes invisibles que dejan huella
    en nuestro yo profundo...pasajes de dias, momentos que marcaron nuestroas caminos, son la identidad
    de nuestro vivir!!!! Gracias por darnos la alegria de participar en ese oasis de "placidez"....Un abrazo inmenso de Begoña

    ResponderEliminar
  29. Ayyy Marinel, somos como pequeños gusanos de seda que tejemos dentro de nuestro caparazón momentos creados con esa mezcla de lo que nuestro ojo ha visto alguna vez y la fantasía que deseamos, es nuestro refugio donde nos sentimos libres, plenos, felices y aislados de la penosa realidad que se teje fuera de ese caparazón.

    Ojala algún día podamos romperlo y tener la fuerza y las ganas para volar a todas esas fantasías que cada dia fraguamos.

    Un beso enorme Marinel, te dejo el link de mi nuevo capítulo donde Laura y Javier visitan París, la ciudad del amor...

    http://eltinterodeunaescritoraamparodonaire.blogspot.com.es/2012/07/acordes-tu-lado-capitulo-vii.html

    ResponderEliminar
  30. De veras un oasis. ¡Claro que si!. más con tus palabras.
    Entre las rosa y el agua me quedo con las rosas. ¡Hace 0º grados en estos momentos acá!

    Besos mi querida amiga

    ResponderEliminar
  31. Qué bello escribes, amiga. Ya te extrañaba. Gracias por hacernos disfrutar de ese instante alejado del tiempo... Precioso rincón. Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  32. La belleza de los detalles es lo que nos hace la vida más agradable a la vista y al corazón.

    Muy bonito post.

    BESITOS.

    ResponderEliminar
  33. Nadie nos puede quitar el derecho de pataleo, aunque en medio de este desierto hay hermosos oasis para llevar mejor los días.

    Besos

    ResponderEliminar
  34. Desde luego mi niña, hay cosas que por más que se empeñen no nos podrán quitar.
    Momentos, instantes,detalles minúsculos que nos llenan la vida de paz.
    Como ver brotar una rosa, como contemplarla en su esplendor... como tumbarse en la hierba mientras dejamos que el sol nos acaricie la cara.
    Eso, esos detalles nos ayudan a sobrevivir a la rutina diaria.

    Preciosas las flores de tu jardín.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  35. A disfrutar entonces de ese verdadero oasis que tienes al alcance de tu mano,Marinel. Disfruta de la rosa, del agua, del sol, la conversación, los pájaros, pero de nosotros también,eh?... no se te ocurra olvidarnos!! ;)

    BESOS MILES.

    ResponderEliminar
  36. Hola Marinel, gracias por regalarnos este maravillosao oasis que es un verdadero remanso de paz. QDTB, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Paso por tu oasis montaña para saludarte, Marinel.
    Interesante reflexión la que se puede hacer por esas palabras que te dijeron hace tiempo.
    Tal vez todo consista en no agobiarse demasiado y seguir en la brecha intentando sobrevivir a tanta quema.

    Un abrazo de Mos desde la orilla vacacional.

    ResponderEliminar
  38. Un bello oasis
    de rosas y letras
    es el que nos has dejado,
    hay instantes que quedan
    guardados en el corazón
    ojalá que los áridos
    se vayan en el viento.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  39. Tu alma tierna te permite reparar en esos diminutos e inmensos detalles que existen para que seamos felices Marinel.

    Te dejo un beso y se feliz!

    ResponderEliminar
  40. Disfrutar de tu oasis en los tiempos que corren es una respiro maravilloso. Gracias por dibujarlo en tus letras.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  41. hola Marinel,
    es el arte del escritor: ver la belleza en cada espacio de la vida, sentir que ella te habla y tu puedes contestar en forma de poema, de versos, de bellas palabras.

    Un lindo escrito muy tierno


    un abrazo fuerte^^

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog