Es el corazón un pájaro libertario. Viaja con sus alas entre la sangre, sobre los huesos y el complicado engranaje de nuestro cuerpo. Saben a gloria sus aleteos felices de los que siempre cae una pluma, y cual una bella durmiente, se aposenta en el lecho de la mente haciéndose recuerdo intenso e inolvidable...
Marinel.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Bordando sosiegos.

Los mejores momentos que recuerdo, son aquellos en los que mi mente deshabitada se adueña de mi cuerpo, llenándolo de un vacío tan grato como inesperado. En esos instantes, bordo unos inigualables sosiegos para enmarcar en la memoria.

Imagen de Google.


36 comentarios:

  1. Sosiego: una de las palabras que más me agradan, tanto por su fonética como por su semántica...

    Te envidio si eres capaz de lograr ese estado sin más requisito que ejercer tu propia voluntad.

    Besos desasosegados...

    ResponderEliminar
  2. Es la calma que sigue a la tempestad.

    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Una buena relajación te deja el cuerpo como nuevo, dispuesto a aguantar otro rato de estrés.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Marinel, que bonito y original eso de bordando sosiegos para enmarcarlos en la memoria, es precioso lo que has escrito, me encanto:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta dejar mi mente en blanco, no pensar, no sentir, pero dura poco, llaman al timbre, o suena el móvil. Tu entrada me ha parecido perfecta y la de ayer genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me pasa igual solo que sin vestido rojo.
    Besos Poeta!!!

    ResponderEliminar
  7. Lapsos donde todo se suspende y fluye deliciosamente...

    ResponderEliminar
  8. La talla de tu cuerpo cuenta poco,
    la de tu cerbro cuenta mucho,
    pero sobretodo cuenta la de tu corazón.
    Un beso
    Ángel-Isidro.

    ResponderEliminar
  9. Querida Marinel, todos bordamos en nuestra memoria recuerdos hermosos que no queremos borrar y de esta manera los vemos hacerse realidad cada vez que plasmamos su imagen en nuestra mente relajada y feliz.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Sencillamente magistral. El artedebordary unir palabras lollevas a extremos que al final generan precisamente eso:sosiego.

    ResponderEliminar
  11. Toda una técnica aplicada a la relajación: sentir tu cuerpo a través de la mente, ser consciente de cada parte de tu cuerpo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. IMPRESCINDIBLES SOSIEGOS!
    Qué delicia...

    Puro arte tu entrada,Marinel.
    Besos, y felicitaciones!

    ResponderEliminar
  13. Aprenderé a guardarme esos sosiegos... Fantástico.

    Besos de sosiego!

    ResponderEliminar
  14. En ciertos momentos necesitamos expandir nuestra mente para que se apodere de nuestro cuerpo y nos llene de sosiego y una Luz luminosa de Paz interior.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  15. Que razón tienes, yo soy incapaz de
    hacerlo, dejar la mente en blanco
    y rellenar los huecos para que se
    haga dueño de nuestro cuerpo.
    Cuanto menos muy ingenioso.
    Me ha gustado la propuesta.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Y es tan absolutamente necesario el sosiego...
    Dejar la mente en blanco ayuda a recargar las energías, nos alimenta sin que seamos conscientes de ello.
    Un abrazo, Marinel.

    ResponderEliminar
  17. Son esos recuerdos que en momentos de debilidad consiguen levantarnos el animo...

    ResponderEliminar
  18. ¡Precioso! algo así como si encontraras el silencio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Cuando el sosiego te vigile, pide un deseo. Marinel. Besos

    ResponderEliminar
  20. Lo habitual es bordar con hilos de colores; tú bordas con las palabras y haces matizados, relieves y bodoques.

    Te admiro, ¿lo sabías?

    ResponderEliminar
  21. Bueno, pues alcanzado el cénit sosegante, poco más te queda por completar.
    Lo difícil sinembargo es justamente adueñarse del sosiego oportuno. Difícil, mas no imposible.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Hay otras personas que bordan desasosiegos.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Placer sosiego es mi letura de tu creación Marinel, gracias. Besos

    ResponderEliminar
  25. Ayer mientras hablaba con una amiga, le decía que, en estos momentos mi mayor aspiración es la serenidad. Estar serena. Que me dejen estarlo...


    Hermoso

    besos

    ResponderEliminar
  26. Lo has transmitido tan genial con las letras, como con la imagen... te entiendo muy bien.

    Enhorabuena artiZta:-)


    Muaaaaaaaksss!!


    Hoy llueve muchísimo aquí, ojalá tengas ahí ese sosiego y un poquito de sol.

    ResponderEliminar
  27. Cuando la mente descansa...habla la paz interior y se extiende por todos los rincones...así es amiga,asi es...
    Mi felicitación por esa consciencia y plenitud que nos dejas en este post.
    Mi abrazo inmenso y feliz jueves.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  28. Conseguir el sosiego, estar tranquila, es un gran triunfo con los tiempos que corren.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Paz y armonía... ¿se puede tener mayor felicidad? puede ser efímera y pasajera, mas mientras se siente, tocas las estrellas.

    Marinel, mi abrazo con cariño... y que continues bordando sosiegos.

    ResponderEliminar
  30. Precioso,
    sigue siendo para mí una esperada utopía.
    Persigo la paz, y ella se aleja, como cuando uno avanza hacia el horizonte.



    Abrazo gigante.



    SIL

    ResponderEliminar
  31. Hasta el título es bonito.

    Cómo los echo de menos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Me encanta "bordando sosiegos". Es una metáfora que explica perfectamente ese estado maravilloso que consigues con la mente deshabitada. (¡Qué bien vienen esos sosiegos!)
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  33. Hermosas letras amiga que bellos recuerdos.

    Un gran abrazo que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  34. Ah Marinel, cuando la mente acompaña al cuerpo, la armonía se apodera de todos los movimientos.
    bsssoss

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog