Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 25 de enero de 2016

Día de cuento.

Hoy os voy a contar un cuento. Como nota discordante, para romper un algo la monotonía de mi isla donde siempre pugnan versos por salir a vuestros ojos. En realidad lo vamos a contar entre dos:
Ester, del blog: Autodidacta y yo.
Ella tuvo la idea de escribir un cuento para que lo finalizásemos quienes quisiéramos de cuantos la visitamos y yo me presté a ello sin mucha convicción porque no estaba inspirada. Es un sol y me ha invitado a traérmelo así que lo expongo aquí y os recomiendo que la visitéis, es divertida, sabia y encantadora.
Aquí va el cuento. El inicio es suyo, a partir de advirtió es mi final.

Mira mi niña que te quiero mucho y te doy todo lo que me pides, te tolero todos los caprichos, los imposibles y las rarezas, Todo te lo consiento.
Olvida inquietudes, pídemela y te la daré, no te asuste verla efímera en el charco, donde se diluye en un chapoteo o se escapa con el día. Pídemela y te la daré, la guardo en el lago, la tengo en la fuente, espera en el mar, pídeme la LUNA  la tendrás. Pídeme la LUNA pero...no me pidas el amor del hombre que ama a tu hermana, no te lo puedo dar, no debiste nunca aspirar a él, tu aya te lo advirtió.
La niña llora desconsolada dejando caer sus lágrimas sobre el charco, el lago, la fuente y el mar y de tanto llorar se secó de pena sabiéndose lejos de poder conseguir lo que más quería que tan solo era amar a quien no debiera.
Tener la certeza de tal circunstancia, de ese desamor, la sumió en una tristeza irresoluble llevándola directa hacia el cielo inmenso. Allí acompañó, siendo ya una estrella, a la blanca luna. 
Allí, al fin...entendió.


36 comentarios:

  1. Bonito relato en esas dos partes que tan bien indicas. Felicidades.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, gracias.
      Es bueno compartir y salir de la rutina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Como continuación es muy válida pero no comparto la resignación ni la aceptación de la derrota como solución a los problemas,incluidos los sentimentales (claro que esa es solo mi opinión).Literariamente hablando, sí que me ha gustado, en eso nunca hay discrepancias :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, es solo un cuento y como tal hay que verlo, sin más.
      La resignación no es la solución para nada, pero se asume más de lo que pensamos o quisiéramos, desde mi punto de vista.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Dios, dicen que las cria.......

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, jajajaja
      Sí...y ellas se juntan!

      Eliminar
  4. Hola Marinel.

    Bello relato de ambas. Muy bien engarzada la continuación.

    Me permito, como profano declarado en poesía, cosa que ya sabes, invitarte a más de estos relatos... en prosa. Sabes que es una invitación interesada, cómo no, pero a su vez es el reconocimiento de lo bien que escribes en este género.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, hola.
      Gracias.

      Alguna vez y durante mucho tiempo no escribí poesía sino estos cuentos o relatos o historias. Lo hice de manera incansable porque me sentía inútil frente a la poesía que es lo que me apasiona.
      Hete ahí que un día me dio por perder el miedo y lanzarme...y mira, ahora siempre hay alguien que me aconseja que me pase a la prosa.

      La verdad es que soy mala en las dos cosas, así que, seguiré lo que me dicte el ánimo y el tiempo sin esperar nada más que dejarme fluir.
      :)
      Gracias de nuevo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. En el blog de Esther ya había leído ese bonito comienzo, ahora, en el tuyo, queda satisfecha mi curiosidad y quedo gratamente sorprendida por tu imaginación y buen manejo de las letras.
    ¡Ya sabía yo que aquí la prosa y el verso formaban buena pareja!
    De corazón, os dejo mis felicitaciones a las dos.
    Cariños para compartir.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, gracias, eres un encanto.
      Sólo me dejé guiar por sus letras sin pensar demasiado lo que dejaba escrito. Me alegra que te guste el tándem.
      Cariños todos.

      Eliminar
  6. No importa la luna, no importa nada de lo que te ofrecen, tampoco que te adviertan, porque solo te importa la persona que amas, aunque no sea la indicada, y claro si hablamos de amor...eso es el amor ¿o no?
    Y llorará lágrimas de sangre, pero ella seguirá amando a esa persona que seguro no debería amar.
    Nunca compartiré renunciar a los sentimientos aunque te ofrezcan el mundo.

    Me ha gustado vuestro relato, lo habéis hecho precioso.

    Besos para ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daphne, así es el amor de caprichoso y cabezota, sí...
      La renuncia no entra dentro de tus planes, de lo cual me alegro y espero que ello te lleve a la consecución de lo que deseas.
      Gracias de mi parte y seguro que de la de Ester.
      Besos para ti.

      Eliminar
  7. Entre ambas habéis logrado hacer un bello relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, me alegra que te guste.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  8. Marinel, me alegro de volver a leerte y comprobar que, aún en tu prosa la poesía está presente, amiga...Mi felicitación y mi abrazo grande a Ester y a ti por este bello y singular cuento...En mi blog os dejo un pellizquito de emoción de mi viaje.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, me alegra que vuelvas a leerme y poder volver a leerte.
      La poesía o el intento de atraparla siempre está en mi, qué le voy a hacer!
      Gracias de parte de las dos.
      Pasaré a sentir tus emociones viajeras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Bueno, más vale tarde que nunca.

    Felicidades para las dos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, en este caso el más tarde es sinónimo de nunca porque desde el allá no hay tarde ya...
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  10. Hola amiga que buen cuento tarde pero por fin entendió jejeje.

    Besitos de colores amiga mía que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gladys, sí...demasiado tarde diría yo...
      Besitos de colores.

      Eliminar
  11. Gracias por mencionarme en tu blog. Yo me llevaría el cuento a otras fechas, hemos creado situaciones pero no hemos inventado decorados; imaginemos jardines, castillos y algún joven montado en un brioso corcel. Otra educación y sin tecnología. Gracias por poner un final que le ha dado valor al principio. Un abrazo alegre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, no hay porqué darlas. Eres la artífice de esto.
      Imaginación al poder, suele decirse, así que yo cierro los ojos e imagino todos los decorados que tú quieras alejados de este presente tan distinto a como seguro ambas imaginábamos la historia...
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  12. Y con el capricho llegó el dolor, no del tipo que recuerda que estamos vivos, sino el que hace preguntarnos ¿Para qué?

    Hace eones que no paso Marinel, he vuelto y no podía menos que pasar a dejarte mi saludo!

    Hasta pronto!! Extrañaba tus letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquamarine,pues sí...a veces nos obcecamos sin pensar en otras salidas y mira tú que no siempre sale bien esa obcecación...no.
      Cierto, pero no te apures, me ocurre igual contigo y mucha gente. El tiempo es limitado y hay que llegar a tanto!
      Hasta pronto, guapa.
      Un besito

      Eliminar
  13. Que esa imaginación por parte de ambas nunca decaiga. Los cuentos siempre nos enseñan cosas, como en este caso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, que no decaiga, no.
      Y sí, los cuentos suelen aleccionar si se leen con atención.
      Besos.

      Eliminar
  14. Está bien, lo que bien acaba. Lloró un poquito pero luego ya... voló alto.
    ;)
    Bss a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, y tan alto que la llevaron sus lágrimas...!
      Besos de las dos para ti.

      Eliminar
  15. Hola Marinel, triste entendimiento tener que morir para entender que los sentimientos no se pueden obligar y mas en el del amor, aun así, te felicito ya que entre las dos habéis escrito un cuento muy bonito.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruja, sí que lo es.
      Gracias, no es para tanto mi aportación, sólo lo que se me ocurrió.
      Besos.

      Eliminar
  16. Realmente precioso relato de a dos. Me encantó.
    Aprovecho Marinel para agradecerte tu visita que despues de tanta ausencia aún te hayas tomado la molestia de comentar y comprenderme.
    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabriela, me alegra que te guste. Gracias.
      No tienes porqué agradecerme nada, es un gusto pasar por tu blog aunque no lo haga con la asiduidad que me gustaría.
      Hay que tratar de ponerse en la piel y el sentimiento de quien escribe y lees o esa es mi opinión.
      Beso enorme para ti.

      Eliminar
  17. Siempre lo que nace espontáneo es lo más bello... Aunque tenga que morir, pero es una forma de conseguir lo que se quiere. Muy hermoso cuento. No sé si conoces el blog de Martes de cuento. Te lo recomiendo. https://martesdcuento.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  18. Amar a quien no se debe, no hay deseo posible que pueda remediar tal desastre celeste.

    Besos, bien por la prosa, un desafío tan hermoso.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"