Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

miércoles, 11 de enero de 2017

Haciendo aguas...

Se rompió la madrugada tras las ventanas de fiesta.
Llega el sol a transportar sus alborados
 pedazos sobre sus manos doradas.
Mira a lo lejos, otea entre las níveas montañas
por si hallase algún resquicio de la luna plateada.
Mas...Selene ya se ha ido.
Ya el día a él reclama sus largos y
 auríferos rayos para diluir la escarcha.
¿Dónde dejar esos restos de la madrugada 
ufana tras ser amor del ocaso?
¿Qué fue del anochecer abandonando a su amada?
Volatilizó. Se hizo oquedad antes que ella despertara.
Marchó sin ver en sus ojos el amor
haciendo aguas, ni los latidos quebrados,
ni las grietas cuarteando su figura...
Huérfana de pasión se convirtió en un quebranto.
El astro, apremiado por las horas, al aire sus restos lanza.
Las nubes que observan todo, sintiéndose acongojadas
 han ido haciendo peldaños susurrándole al viento
que no la deje que caiga.
Ellas se mullen, la acogen, la cosen
y hasta le cantan.



38 comentarios:

  1. Sol y Luna...
    Una historia de amor eterno.
    Bonito poema Marinel.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, sí, la verdad es que sí. Por eso me gusta.
      Besos y gracias.

      Eliminar
  2. Las nubes son románticas y tienen alma y es que la poesía todo lo puede, la tuya lo ha logrado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, a mi me lo parecen siempre. Me parecen estar ahí precisamente para eso...para el romanticismo del alma.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. Adornos en el cielo son tus palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, muchas gracias por el bonito comentario.

      Eliminar
  4. Así es la madrugada con su magia que da paso al día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, mágica es si se sabe mirar, sí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Uno de esos poemas ante el que se descubre la cualidad de la autora en su línea de expresión más sutil… Tanto que hasta se capta el latido del alma… oculta.

    Un gran abrazo, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, el alma permanece oculta por si tanta fiereza exterior pudiese dañarla...pero está latente.
      Gran abrazo para ti.

      Eliminar
    2. Cabría señalar, de alguna manera, que no hay tal fiereza en ningún exterior... Exceptuando el que la propia mente crea. Precisamente para seguir manteniendo al alma...latente.

      El día que ésta se libere, la mente se hará herramienta al servicio de la misma y guardará silencio.

      ¡Al alcance de la mano, Marinel! Si bien puede llevar toda una vida, y aún varias, aceptarlo...

      Un gran abrazo. Buen finde.

      Eliminar
  6. Un poema precioso, Marinel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela, gracias. Me alegra que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Será por la noche
    la noche o la lluvia
    que acompaña
    hoy escribiste una hermosa nada
    ( o así la leí yo)
    una nana de amor

    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me gusta que te parezca una nana, las nanas siempre son tiernas.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Amores imposibles, cuando él aparece, ella ya es un pálido reflejo de su luz que se diluye en el cielo claro del amanecer.
    Hermosas imágenes, Marinel.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, jo...que bonito lo dices. Tienes magia en las manos.
      :)
      Gracias y besos.

      Eliminar
  9. Preciosa agua derramándose en tus versos.

    ResponderEliminar
  10. Sol y luna besando certezas.
    Dos caras de una moneda hecha poema.

    Abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AtHeNeA, así suele ser la vida...siempre con dos caras.
      Abrazo de luz.

      Eliminar
  11. Hay amores que se asemejan a las líneas paralelas, lo intentan, pero nunca van a encontrarse.
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, así es. Son amores naturalmente imposibles.
      Abrazos con cariño para ti.

      Eliminar
  12. En ese amor eterno, nos quedamos casi todos colgados. Bellas tus letras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, son amores de poesía o película, amiga mía.
      Besos.

      Eliminar
  13. Un dueto precioso, Luna y Sol, siempre ahí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred, siempre, sí. Es un excelente recurso poético.
      Besos.

      Eliminar
  14. Cómo me gusta ese paseo por el cielo, el sentir las nubes preocupadas por la luna y su posible caída entre otros momentos del poema. Una rica y plateada lectura querida Maribel. Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Leticia, me alegra que te guste este siempre socorrido recurso poético.
      Besos y gracias.

      Eliminar
  16. Viaje enre metaforas y el cielo con tus letras.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lapislázuli, así son mis letras...como viajes.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  17. Leyendo tu bello poema, me viene a la memoria un sueño imposible: dormir sobre una nube.
    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, dormir en una nube es algo imposible, pero no por ello se debe dejar de soñar, sólo imaginarlo ya es un placer,¿no?
      Besos.

      Eliminar
  18. hermoso poema Marinel, felicidades!

    ResponderEliminar
  19. Siempre tan bellos tus escritos, un placer leerlos. Me alegra que hayas "vuelto". Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maru, muchas gracias.
      A mi también me alegra que estéis ahí cuando vuelvo.
      Un abrazo.

      Eliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"