Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

sábado, 27 de mayo de 2017

Certezas...


Este respirar es como una escalera.
¡Tantos escalones!
Acaso tú...
¿No sientes que tus pies deambulan presos
de un ir subiendo sin que el descender
sea practicable?
Impensable, pues, no hay alternativa:
Hay que ir ascendiendo.
Yo siento mil mareas, ganas de volar
sintiendo el ascenso a ningún lugar.
Mas...no tengo branquias porque no soy pez.
Soy ave sin flancos, no puedo volar.
Con esas certezas, eché mis raíces
en la vastedad del piélago azul, bajo azul celaje.
Ya. Ya...
¿Cómo echar raíces en el ancho mar?
Llamo así a la vida.
¿No dijo Manrique que nuestras vidas 
son los ríos que van a dar a la mar?
Yo enraicé ya en él desde que recuerdo.
Cuando se me viene hacia la mirada
o el agua me llueve los poros...
Siento que..
No me ha de mover río que me lleve.


32 comentarios:

  1. el agua fluye, como la vida

    vivir en ella o renovarla es cosa nuestra

    besos

    ResponderEliminar
  2. Tantos escalones, tantas escaleras, tanto esfuerzo y total para nada...
    Sí.
    Mejor el mar.
    Esa es nuestra patria de verdad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, así es...demasiado esfuerzo, las más de las veces para nada.
      Siempre mejor el mar. Siempre
      Besos.

      Eliminar
  3. Cada día es un escalón a subir...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, así es...uno tras otro hasta el final.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Así vamos caminando hasta desembocar en la inmensidad del mar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Acaso tenemos branquias...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred, tal vez...por eso nadamos en este mar...
      Besos.

      Eliminar
  6. El mar, siempre el mar como un bálsamo. Tu poema me deja gratas sensaciones, Marinel.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, bálsamo como pocas cosas.
      Me alegran esas gratas sensaciones.
      Besos.

      Eliminar
  7. Con el cansancio general que arrastro pensar en escaleras me ha hecho dudar de si leerte ahora o luego, que bien "ahora", porque ese mar me ha parecido curativo y reparador. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida se vive y avanzamos subiendo escaleras, a veces, es agotador, pero hay que hacerlo, no queda otra.
      Buena entrada.
      Besos.

      Eliminar
    2. Ester, desde el cansancio salió esto. Tuve que introducir el mar/ la mar...siempre curativ@, como bien dices.
      Abrazos.

      Eliminar
    3. Mari Carmen, así es...tan agotador a veces!
      Pero hay que seguir subiendo sin más.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  8. Simbólicamente el mar es la libertad.
    Todo el mundo ansía eso.

    Me alegro que tú la hayas encontrado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola, nadie es libre por entero. Son sólo momentos.
      Besos.

      Eliminar
  9. Me alegro y comparto los planteamientos que tan poéticamente desarrollas en esta poesía.

    ResponderEliminar
  10. "Resistencia al cambio", anotado! :P

    Con razón hay que llevar siempre listo el salvavidas, eh??? pero yo acá no lo necesito, en la antesala del infierno, no hay mar, no hay río....buaaaaaaaaaaaaaa =(

    Besos Marinel :DDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liliana, ufff, vaya que sí!
      Tendré que ir a consulta por ello.
      No logro imaginar que sería de mi sin mar...
      Ánimo con esa antesala infernal...libera la imaginación y date un viaje al mar.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  11. Siempre un peldaño detras de otro.
    siempre hacia adelante.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, no queda otra que ir subiéndolos todos.
      Siempre hacia delante, sí.
      Besos.

      Eliminar
  12. los ríos son peligrosos signorina....
    Descargan su furia en esos mares tranquilos y adormilados..
    Y me pregunto usted es de raíz corta o larga?
    Sabe nadar?
    Es anfibio o pescadito...?
    Se puede comer ? Glub..
    Muasss
    S




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sicilia, lo son, sin duda, pero está bien descargar furias, sea donde sea.
      El mar te ofrece calmas chichas también para flotar en ellas "la mar de a gusto"
      Yo soy cortita, signore, jajaja
      Las alturas me atraen en la misma medida que me dan vértigo.
      Pescadito, siempre pescadito y como sabe...sólo hay que comer peces creciditos ya, jajaja
      Muassss

      Eliminar
  13. Cuando se sienten mil mareas y ganas de volar hay que cortar raíces y saltar de la escalera, aunque sea por un ratito :)

    Buen poema, Marinel.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica, por ratitos se salta esa escalera...creo que todos en mayor o menor medida saltamos la escalera y nadamos y volamos.
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  14. Mientras podamos subir y bajar escalones estamos vivos aunque sea a veces ...a rolos :-)

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, pues sí, va a ser que es así...no hay más.
      :)
      Un beso.

      Eliminar
  15. El agua, el mar, tu inspiración más bella! Precioso tu poema, mi amiga. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Julie, muchas gracias. Me alegra siempre mucho que gusten mis cosas a poetas como tú.
    Un beso fuerte para ti.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"