Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

sábado, 3 de junio de 2017

De languideces...


No halló alas el suspiro en aquel hálito exánime.
De manos llenas de páramos, no hubo estímulo.
Del circunspecto corazón no escuchó latidos
izando su liviandad al aire de los vientos.
Afligido vagó hasta refugiarse en el diluvio
 de una gota venida de ocelos en clausura.




33 comentarios:

  1. Yo ahogo suspiros antes de nacer, mañana y tarde, de ese modo la noche se hace silencio sin anhelos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilduara, no es necesario ahogarlos...yo diría que imposible...lo mejor es dejarlos llegar a donde puedan e intentar dormirlos en la noche.
      Un beso.

      Eliminar
  2. He tenido que ir al diccionario para saber el significado de "ocelo".
    Ahora ya lo sé.

    :)

    Además de disfrutar con tus poemas también aprendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, ¿a sí?
      Bueno...pues no imaginaba que pudiera enseñarte yo algo, así que es un descubrimiento que me alegra.
      Es una palabra preciosa para llamar a los ojos,¿no te parece?
      :)
      Gracias muchas.
      Besos.

      Eliminar
  3. Como un murmullo que lo envuelve
    así lo sentí yo al leerte

    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me gusta que lo sientas así. En el fondo, los suspiros son silenciosos murmullos lanzados al viento.
      :)
      Un beso.

      Eliminar
  4. suelo suspirar a menudo, y al leer el poema me he sentido libre....
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karin, la libertad reside en poder hacer y decir lo que quieras en cualquier momento...cosa que no siempre ocurre, por cierto. Pero si mi abandonado suspiro te ha hecho sentir así, bienvenido sea.
      Besos.

      Eliminar
  5. Muchas veces los suspiros son retenidos en el pecho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Marisa, así me salió al aire de las letras, sí.
      Besos miles.

      Eliminar
  7. Pero el aire lo hizo recuperar su más dulce propósito y el original: el amor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, qué bonito fin le has alcanzado.
      :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. De manos llenas de paramos.....soledad. Precioso como siempre. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capitán, así es la soledad...páramo
      Mil gracias.
      Besos.

      Eliminar
  9. No te me pongas lánguida... hazel favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, es lo que me sale y yo dejo que me salga lo que le apetezca y lo plasmo.

      Eliminar
  10. Los suspiros nunca viven mucho cuando los exhalamos, pero nos aligeran el alma. Abrazos silentes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, no...son efímeros como algunas mariposas y los comparo a ellas porque ellas con su presencia, también nos aligeran el alma.
      :)
      Abrazos muchos para ti.

      Eliminar
  11. Los suspiros son intensos pero breves y alivian.
    Una gran entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Carmen, sí que alivian a pesar de su brevedad, sí.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  12. Marinel:

    Querida Poeta, tu poema de esta entrada me hace pensar en una parte del poema "Canción de la vida profunda" del magistral poeta colombiano Porfirio Barba Jacob (1883-1942) y que te dejo aquí a manera de mi comentario:

    "...Y hay días en que somos tan lúgubres,


    tan lúgubres, como en las noches


    lúgubres el llanto del pinar.


    El alma gime entonces


    bajo el dolor del mundo,


    y acaso ni Dios mismo nos puede consolar.


    Mas hay también ¡Oh Tierra!


    un día... un día... un día...


    en que levamos anclas para jamás volver...


    Un día en que discurren vientos ineluctables


    ¡un día en que ya nadie nos puede retener!"


    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, mil gracias por traerme esta parte de lo que sin duda es un hermosísimo poema. El mío no tiene su altura ni de lejos, pero que a ti te lo haya recordado es un placer.
      Besos.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Noel, los suspiros siempre vienen de él.
      Besos.

      Eliminar
  14. Ha fallelcido signorina?
    No será tan forofa?
    Beso sabor Martini
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sicilia, no, no he fallecido y de hacerlo, que lo haré, no será por ser forofa, jajajaja
      ¿Y usted qué, es forofo y morirá de ello?
      :)
      Besos.

      Eliminar
  15. Mmmmmm....ciega, sorda y muda! Descalza también??? Jijiji

    Ahhhhh! El corazón y sus cosas!!!

    Ósculos ;)

    😝

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: me encanta la imagen!

      =))))

      Eliminar
    2. Liliana, como ves soy un compendio interesante,jajajaja
      El corazón va a su aire, es señor y soberano.
      Me alegra que te guste la imagen. Es chula, ¿verdad?
      Ósculos para ti también.
      (Qué manera tan particular de llamar a los besos, por cierto,¿a qué sí?)
      :))))

      Eliminar
  16. El diluvio de una gota a veces esconde una inmensidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Amapola, así es el diluvio de una gota, sí...
    Besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"