Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

sábado, 13 de octubre de 2018

Nada más que eso...

Tan solo eso...
(Yo y mi amor
 a los puntos suspensivos)
Como acuoso filamento 
descendiendo de lo etéreo
 surgió el deseo de abrazar el hilo
 indefinido y darle cuerpo,
 tal vez voz y siempre música.
Ronroneo de poema.
Tan solo eso.
Atisbo. Nimiedad.
Llora siempre a mi latido,
y hoy sequé sus lágrimas
con el lienzo de mi alma...
Tan solo eso.
Imagen relacionada



No hay comentarios:

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"