Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 26 de marzo de 2012

Día y noche.

Se cierne acongojada la luz diurna sobre el espacio.
Sabe que muere una vez más, como cada día al llegar  el crepúsculo devorador.
Es negro su fin continuado:
Infinitamente finito.
Un aleteo surge ensimismado en ese mar oscuro que es la noche.
Late otro fulgor en la marea nocturna, una redonda bujía  de bella luminiscencia.
Vida y muerte se entrecruzan mirándose de soslayo.

32 comentarios:

  1. Una conjunción perfecta entre la oscuridad y la claridad.Entre la noche y el dia...
    Aunque la noche tiene su cómplice la luna, que la ilumina para que se convierta en magica.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  2. Preciosos versos, es increible como me senti parte de ese cambio de vida y muerte en un solo instante...y en cada amanecer nacemos nuevamente...
    lindo,
    besos,

    ResponderEliminar
  3. ¡Que hermoso y que terrible a la vez! Desde luego que se cruzan todos los días, y si tu me dices que se miran de soslayo, seguro.
    Da gusto leerte. Me ha encantado lo del aleteo que surge. Muy inspirado Marinel. Otra perla. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Marinel, por tus palabras. Eres encantadora. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La vida y la muerte estan en continuo transito a nuestro alrededor, no podemos evitar cruzarnos con ellas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Via y muerte; luz y sombra; término y comienzo, tiempo acabado y un nuevo recomenzar.

    Una síntesis preciosa,Marinel.

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
  7. Luz y tiniebla, sol y sombra , día noche, continuo latir expansión -contracción de soslayo se miran y caminan dela mano.
    Me has hecho filosofar con tu hermosa entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me he cruzado con ella, no nos miramos, yo espero la luz, y la luz se acerca.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  9. No existen una sin la otra.

    Tiempo de vivir, y tiempo de morir.

    Bello poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Nosotros somos testigos de la tragedia o de la fiesta, depende de quien lo contemple.

    mi abrazo

    ResponderEliminar
  11. Lo de "infinitamente finito" me ha metido en un bucle sin salida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Qué bonito lo cuentas!!

    Como recreándote en ese momento en le que se apaga el día y todo lo que ese momento tiene de cierta tristeza como todo lo que se termina, se te notaba con apagón cuando escribiste esto... o es mi sensación, pero a la vez agarrándote a que mañana será otro día... y sí, MARINEL sieeempre es así.


    Un beso bonita, que ahora que empieza a anochecer, no te entre la morriña ¿vale cielo? :-)

    ResponderEliminar
  13. La luz y las tinieblas en perpetua lucha y manteniendo así un mágico equilibrio,creo que para saborearlas bien son necesarias las dos.Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Pues si...

    La imagen muy acorde a tus letras, Marinel.

    Te dejo mi siempre abrazo y desearte una bella semana.

    ResponderEliminar
  15. Son los opuestos, Marinel, solo que tu los describes con la melodia de tus letras hermosas.

    Magico poema!

    besos

    ResponderEliminar
  16. Dia y noche, luz y oscuridad, vida y muerte entrecruzándose en hermosas letras
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Se asoma la oscuridad, detrás la luz espía. Se atraviesa la noche y el día espera su turno. Vive cada palpito, cada respiro, y fenece en cada arrullo que contrae sus pliegues...Todo se enlaza, todo...Es la vida Marinel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Me envuelve ese oxímoron infinitamente finito.


    Un beso claroscuro.

    SIL

    ResponderEliminar
  19. Crepúsculo- muerte, muerte-crepúsculo. Una pareja de palabras que hacen poesía.

    ResponderEliminar
  20. Luz y misterio bellamente conjugados. Hermoso.

    ResponderEliminar
  21. Y muere en el lugar más inesperado, como siempre pasa, con las botas puestas. Y a la noche, por creerla traidora, le inventaron nombres de tinieblas y oscuridad, y por eso se rebela, con sus estrellas y sus reflejos astrales y es ella, precisamente, la que parirá de nuevo esa luz que dormía (Y que creíamos muerta).

    Un saludo. Qué blog más bonito tienes.
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  22. Marinel, precioso juego de palabras, día y noche- vida y muerte... Un universo de duos
    Buena semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Me encanta, estupenda combinación, si es que desbordas talento preciosa, un abrazote, feliz día!!!

    ResponderEliminar
  24. Y vuelta a empezar...
    Besos Marinel

    ResponderEliminar
  25. La eterna rutina que sigue su curso y el día que se adentra en la noche para dormir y permitir a los amantes su abrazo definitivo que, en su justo momento, produzca esa luminosidad que habrá de sembrar de lunas y de estrellas nuevas la insondable oscuridad del Universo.
    Un poema bello mi apreciada Marinel.

    ResponderEliminar
  26. Tiempo, vida y muerte tres temas que ni beben pasar desapercibidas en un sensibilidad tan extraordinaria como es la tuya. ¡ Qué poco necesitas para decir que la vida y la merte forman parte del ser y la existencia!
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Luz y oscuridad, vida y muerte, claridad y tinieblas, salud y enfermedad, amor y desamor,... La existencia es inconcebible sin este baile de opuestos inseparables los unos de los otros.

    ResponderEliminar
  28. Cada tarde empieza la lucha entre dos luces, la natural, que sabe que perderá la batalla, pero resistirá más allá del ocaso y la luz artificial, vago sustituto de un sol de medianoche.
    Marinel, que suerte tienen las musas de disfrutar de tu compañía!
    bssos.

    ResponderEliminar
  29. Vida y muerte,
    luz y sombras.
    El eterno retorno...

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog