Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

domingo, 7 de abril de 2013

Confesión que brota autónoma un Domingo cualquiera.

Llámenme ida, loca o desquiciada; como prefieran. Lo asumo.
Sé del desatino de alejar los trinos de pájaros locos rondando a diario sobre este presente tan desolador o el futuro aciago. De este infantilismo retozón de letras, creando castillos de hadas, paisajes gentiles, utopías variadas en donde jugar aislada de todo.
Bien sé que nada es verdad, tras una rutina auto impuesta de crear blanduras, cierro la pantalla enfrentándome a esto que todos llamamos, dura realidad.
Ignoro hasta cuándo cederé al divago. Puede que un día me levante y sin más terreno para urbanizar, marche como vine.
Quizás salga huyendo mirando espantada, voz desaforada, cabello erizado, roto el corazón. 
Todo puede ser, tratándose de mí y este adentro, donde todo vale:
Gritos y hasta aullidos, carreras veloces, coces y delirios.

No crean que ignoro esta empalagosa manera de alejar entuertos…
Tanta melosidad hasta a mí me hastía, me viene a la mente el líquido espeso color ambarino que nada me gusta.

Tanta afectación rondando mis letras, son sólo un recurso; yo lo llamo escudo frente a adversidades, a tanta crueldad, a la ingratitud de vivir de pronto, sin antes sospecha, este desencuentro con el desarrollo de un mundo normal, convertido en trampa de final terrible.
Miles de incógnitas cual buitres planeando, derrumbes que hacen que los pies, permanezcan siempre en equilibrio, mirando muy bien dónde han de pisar.

Odio, sí, lo odio, este disparate venido de unos, abocando a muchos hacia un  precipicio de donde salir, es una proeza ahora imposible.

Escribo sin más, de ésta manera; por mullir dolores, penas, estertores, boqueadas de pez al que han arrojado del cómplice mar, hoy un torbellino tan devorador, que o escribo o reviento.
Aunque, no sé yo:





Hoy compongo así...mañana...¿explosión?

28 comentarios:

  1. Estar hastiado es signo de vida . . .
    Escribir así nos ayuda a sacar
    de dentro todas las toxinas.
    Respira hondo y no dejes que nada
    ni nadie te agobie, esa es la lectura
    de tu escrito.
    Un fuerte abrazo -así lo veo yo-

    ResponderEliminar
  2. Soy de las que opino que la poesía nos salva de la dureza de la realidad. Por muy tristes que sean los versos que creamos, más dura es nuestra realidad y antes de que ésta nos aplaste, pues escribimos lo que nos rebosa.

    Siempre lo digo, el caso es escribir.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Escribe como quieras, estar enfadada y decirlo es sinceridad, sentir rabia y contarlo es liberación.
    Espero que te hayas quedado más ligera.
    Y si mañana hay explosión ya estamos avisados.

    ResponderEliminar
  4. Para rato tienes con el divago, que esto no lo apañan ni los vates.

    Mejor continúa poetizando: Nos harás bien a tus lectores.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No creas que no entendemos tus composiciones ilusorias, cada cual espanta sus moscas como puede o como sabe y tú lo haces muy bien tanto cuando eres realista, como cuando la ira te enerva.

    ResponderEliminar
  6. Conviene mascullar los pensamientos, esos que afloran sin ser buscados y llevarlos a la reflexión, de ahí se llega a la luz. Tu expresión es siempre belleza.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Escribe querida amiga y hecha fuera todo lo que tengas que decir, pero no revientes si no discute y defiende tu forma de pensar y de actuar. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Tranquila Marinel, no sabes cuánto te comprendo. Toda esa miel empalagosa posada en la ventana y en las afueras esa áspera dureza de lo que llaman realidad.
    Tómate tu tiempo, descansa. Nos unen las letras y ese algo más que hay detrás de las palabras. No puedes ocultar tanta vida, tanta gracia innata en cada esquina de tus escritos...que es lo que echaremos de menos.
    bsssoss

    ResponderEliminar
  9. Marinel a veces solo nos quedan nuestras pequeñas locuras para tratar de aislarnos del mundo voraz que nos rodea, de tanto incompetente y tanto insulto a la inteligencia que nos ha abocado a situaciones de las que no somos culpables y a las que vemos muy pocas salidas, pero no debemos rendirnos, eso nunca.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Marinel, acabas de pasar por mi blog y dejado allí tu comentario. Mi escueto poema, resume en parte el sentido de escribir como alternativa a la rabia o por la rabia, en fin, alternativa. En esta confesión dominical hay exorcismo para expulsar los demonios del instante, las agresiones de la realidad y sus máscaras, sus aristas en las que de un modo u otro somos cómplices, pero ante todo, hay poesía, buena poesía y eso trasciende y salva. Un fuerte abrazo y beso para ti.

    ResponderEliminar
  11. También en los momentos críticos la poesía toma la palabra y habla con la verdad.
    Llevamos siglos de injusticias e inhumanidades, de desvalorización y humillación suficientes para haber acabado con razas enteras. Pero está el milagro de la resistencia, la rebeldía, la lucha sin tregua y sin descanso. La eterna porfía de decir sí a la vida y de cantarle alto. Esta terca oposición a la muerte y a la mentira y todo gracias a la poesía.
    No te guardes nada Poeta!!! La verdad siempre es explosiva ja ja ja.
    Besos muchos querida Marinel!!!

    ResponderEliminar
  12. Guau!! Que bien expresado! Vacio existencial, hastio...mañana explosión.

    un abraxo!

    ResponderEliminar
  13. Querida amiga: Tanto la literatura, como el cine o la historia, ha querido reflejar los acontecimientos más sobresalientes que se vivían en cada época.
    Hoy tú, como buena poeta y escritora, intentas evadirte de una realidad aplastante que no quisiéramos vivir y lo haces fenomenal en esta entrada.
    Llevo muchas semanas sin verte por mi casa, siempre me he preguntado ¿le pasará algo a Marinel?
    Pero te veo en otros comentarios y me digo que seguramente ya me has olvidado.
    Pero como yo a ti no, por eso estoy aquí dejándote mis cariños en abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  14. A VECES ES ASÍ, SE SIENTE UNO IMPOTENTE FRENTE A TANTA MIERDA EN ESTE MUNDO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  15. La mayoría nos sentimos así, y saber expresarlo hace bien.
    Besos, feliz tarde de domingo

    ResponderEliminar
  16. Querida Marinel, hoy tus letras muestran este dolor generalizado por el que tant@s sentimos, son de esas etapas, en las que parece nuestro propio mundo se paraliza... Nos sentimos abocados a un futuro tan incierto, son las dudas las que nos espantan y poco a poco nos engulle...
    Escribir lo que sentimos, nos libera, es una buena forma de desahogar nuestra alma, y continuar caminando.
    Un beso de sol primaveral :)

    ResponderEliminar
  17. Tus metafísicas palabras son prueba del vacío interior que el simple hecho vivir y la propia condición humana nos hacen sentir.Hay aciagos momentos en que los propios pensamientos pesan...momentos en que las palabras se convierten en salida certera.Profunda introspección.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ¿Dices que nada es verdad?, mira hacia la calle y cierra los ojos, ¿es verdad lo que has visto, lo que sientes al cerrarlos?. Cada vez que leo una...una sola palabra escrita desde la bendita locura del sentimiento, cierro los ojos y pienso¿ sera verdad lo que siento?.

    Gracias por dejar que tus manos sean una raíz de tu corazón... y escribir.

    ResponderEliminar
  19. Marinel, te leía y pensaba cuanta suerte tienen las personas que como tú pueden expresar emociones que no tienen nombre a base de palabras encadenadas qeu cobran sentido,... sobretodo cuando no se pasan buenos momentos.

    Un abrazo grande y feliz semana

    ResponderEliminar
  20. La vida es como las olas del mar, van y vienen sin parar. Ahora fuertes, ahora tibias... Y nuestra vida, a veces, sufre tormentas emocionales, existenciales. Pero no todo el mundo es capaz de expresarlo como tú tan bien has hecho, con palabras. Y después, qué... pues después la calma. El sosiego. Seguro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. A lo que te resistes, persiste. No te enfoques siempre en lo mismo, porque es lo que atraerás. Piensa en la solución y no en el problema.

    Besotes, buena semana, hermosa.

    ResponderEliminar
  22. Llegarás a la conclusión de que escribir es en tu caso un arte, necesario

    ResponderEliminar
  23. Querida Marinel tu tienes que expresarte como sientas, unas veces saldran cosas hermosas y que nos llenaran a el alma de luz y alegría, y en otras se soltara todo aquello que nos afecta y en esas palabras tambien nos sentiremos atrapados por que una parte de nosotros tambien se sentía igual que tu y ello nos ayudará a reflexionar sobre nosotros mismos y en como podemos afrontar los problemas. Por lo tanto por mi parte no dejes de ser como eres. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡Y es que son tantas cosas!!! Lo único que sacia y sosiega nuestra nuestra angustia y nuestro hartazgo es encadenar una serie de Palabras que dejen volar libremente esos pensamientos que nos agobian y que originan los reyes de las sandeces y estupideces en progresión.
    Ya estoy, de nuevo, con mi poesíayvivencias...¡¡¡Gracias por estar siempre ahí!!!...Eres un Encanto.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  25. Escribir es, a veces, la mejor de las terapias.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Marinel....
    Una poeta que escribe algo as:
    "Escribo sin más, de ésta manera; por mullir dolores, penas, estertores, boqueadas de pez al que han arrojado del cómplice mar, hoy un torbellino tan devorador, que o escribo o reviento."
    No hay nada de más tener, por veces, un vacío existencial...
    Mira que puede ser hasta muy chic...
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Es tan bueno expresarse así... yo suelo aislarme y noto que es peor.
    Con perdón de la palabra vomita letras si es necesario pero no dejes de expresarte!
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Ignoro hasta cuándo cederé al divago. Puede que un día me levante y sin más terreno para urbanizar, marche como vine.
    Quizás salga huyendo mirando espantada, voz desaforada, cabello erizado, roto el corazón.



    Aún quedan árboles para oxigenar la vida, Marinel, aún la tala indiscriminada de sentimientos, deja opciones...


    Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog