Partiremos, no lo dudéis. Pasará el tiempo raudo llevándonos a la cima del recuerdo, pero no lo haremos solos, partirán con nosotros los sueños.
Marinel.

sábado, 27 de abril de 2013

Elucubraciones a la vista...

Pienso, mientras miro el azul de mis venas, en el engaño de ese reguero que me circula...
Un disfraz del rojo fluyendo revestido. Mi blanca piel sirve a su propósito, es escaparate a su atavío.
Añoro aquel columpio de azucenas: La niñez.
Un estadio donde la felicidad acudía en sus muchos ratos de ocio a columpiarse junto a mí y al unísono traíamos la risa de luna.
Recupero la mirada, el enfoque hacia este río "rojoazul".
Un ligero temblor como ola sacudida por la marea, un estallido de pájaros níveos, un astro tenue ondeando la bandera de su ardor.
Todo me ata a aquel espacio hilvanado a mi existencia con la aguja del destino irrefutable de pasar a bocanadas o a sorbos, veloz o de puntillas, por esa esfera blanca de la infancia, sin más propósito que el avance.
Siempre me supe de escarceos marinos. Mirarme era sentirme de espuma. Ignoraba la brea adhiriéndose a mis remos, horadando superficies, provocando la zozobra, el más que posible naufragio.
Pienso ahora, columpiada en este tiempo, mientras sigo observando esta pasión azul bajo mis poros, en qué será de ella...
Se irá bajo la tierra, en busca de otro mar u otro navío.
El albo de mi piel, tal vez, en ónice  convertido, hallará al fin su cometido.



37 comentarios:

  1. De pequeña,mirando el blanco de mi piel, pensaba si no sería un fantasma desubicado...
    Sí, ya era rarita entonces :)
    Con el tiempo me asumí e imaginarme porción de luna, espuma terrenal o qué se yo,¡tantas cosas blandas!
    Era un consuelo al que acompañaba el mirar la blancura de mi madre, lo que me hacía sonreír, comprobando mi ubicación terrena.
    Ahora, a veces, cuando una calma chicha se me apodera, pienso si no sería cierto aquello del espectro...
    Cosas mías, nada más que plasmo aquí, este lugar donde todo se abre a través de las palabras.
    Besos y disculpas si os aburro.
    ;)

    ResponderEliminar
  2. Marinel, tus letras tus palabras tus pensamientos son un regalo en la blogueria...podemos navegar contigo y junto tus pensamientos como felices pececillos en aguas cristalinas.... aburrir??? nunca!!!! Un besazo agradecido de
    Begoña

    ResponderEliminar
  3. Retazos de juventud que aun perduran en la viva imaginación , siempre tan tuya, espuma de mar que aún eres, como un trocito de la Luna, sí, tú eres como ese astro que a pesar de luz tenue deslumbra la hermosura de tus sentimientos.
    ¡Quién podría aburrirse en medio de tan hermosas locuras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Marinel, pienso que tener esas evocaciones de la infancia que provocan una sonrisa en el rostro y en el alma, son tremendamente satisfactorias. No tanto cuando el enganche con ese pasado impide disfrutar del presente y por tanto avanzar hacia otros horizontes.
    Siempre, siempre, un placer leerte.

    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. nada como saberse conocer

    bonito cuello

    ResponderEliminar
  6. Es un placer volver a leerte Marinel. Ya estoy de vuelta en casa. Espero que no tengas problemas con mi blog. Te mando mi cariño y mi felicitación siempre por tus excelentes entradas. Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Siempre aflora de ti esta prosa poética, ese mirar el presente con los ojos del pasdo o el pasado con los ojos del presente. Quien sabe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito nos muestras esas vivencias de la infancia.
    Mirar atrás para sentir la nostalgia de las cosas buenas que nos han pasado es amor a ese dulce pájaro de juventud, que nunca olvidamos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Esa infancia que siempre está presente en nuestros actos y pensamientos.
    Precioso.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  10. Precioso.
    Para encontrar a la que una vez fuimos, que aún habita en nosotras.


    Abrazo sin fin.


    SIL

    ResponderEliminar
  11. Hola Marinel, esos recuerdos de la infancia que no debemos olvidar nunca, y si eres tan blanquita le haces la competencia a nuestra amiga de las noches nuestra Luna y brillaras como ella, para nada nos aburres amiga, es un placer leerte:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. UN EVOCO IRREPETIBLE E INOLVIDABLE. EXCELENTE TEXTO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  13. Eres afortunada al tener tan presente la infancia. Yo nunca he tenido una gran percepción de ella. Ni ahora que está tan lejana y ni siquiera cuando la transitaba.

    Hermosa prosa

    besos

    ResponderEliminar
  14. Nunca aburre quien desnuda un sentimiento. Y mucho menos quien los desgrana, grano a grano, como haces tú.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hermoso, e interesante lo que cuentas! También soy de piel blanca, y no me importa para nada.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
  16. Yo también soy muy pálida. Qué cosas tienes muchacha, un fantasma dice...anda, anda, dale cariño a tu niña interior.

    Besotes hermosa!

    ResponderEliminar
  17. Querida Marinel, tus letras derramadas acarician una niñez dulce... como lo escribes es bello ( columpio de azucenas). Te he imaginado en ese balancear, queriendo alcanzar sonrisas de luna (como así lo dices...)
    Un placer leerte, siempre :)

    ResponderEliminar
  18. AHHH Marinel, la sangre te bulle desde niña, inquieta, rebelde ... en tus versos (que lo son) se encierran los recuerdos, las ideas, los proyectos ... con toda la intensidad de la vida vivida y por vivir.
    un bsazo.
    Me he perdido algo bueno tuyo estos días de ausencia, pero vuelvo al frente y a leerte.

    ResponderEliminar
  19. La aguamarina solía acompañar, como efectivo amuleto, a marinos con delirio*.

    *No sea confundido con delirios.

    ResponderEliminar
  20. Lograr a través de la literatura un sentimiento conmovedor lo que percibimos de la vida, es el oficio del escritor. Tú lo realizas con la pasión que es esencial para trasmitir sentimientos. Bello.
    Un placer visitarte como siempre, tranquilo fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Iluminarnos el alma, ese, es un precioso cometido...

    Buen día, Marinel.

    ResponderEliminar
  22. Al parecer hay mucho de genética en esa piel que habitándola, a veces, extrañas. Ese flujo azulado es la misma magia de tus palabras envolventes, que nos lleva a través de tus pensamientos y nos transporta.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Elucubraciones al fin y al cabo. Momentos donde repasamos el presente y el pasado. La niñez que quedó atrás y los recuerdos unidos a más elucubraciones. Y pensamientos cargados de dudas, Marinel.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  24. Marinel,en esa blancura azulada,que cubre tu cuerpo,aún pervive la niña ajena al mundo y cercana al cielo...que le costaba aceptarse y adaptarse a la materia...Tus letras, humanas y divinas, dejan constancia de la inmensidad espiritual,que te alienta y te inspira...
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Cada uno de nosotros nos vemos a nosotros mismos como algo diferente a los que nos rodean, pero en realidad no estamos tan alejados,unos pueden verse como hijos de la luna, otros del sol, quizá otros se verán como hijos de la madre tierra, pero sea como sea todos somos hijos del amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Aquéllo que fuimos lo somos,la piel como atavío en el tránsito a veces con brea que impide la *LIBRE NAVEGACIÓN DE LA BARCA.

    Me encantó,Marinel
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  28. No sé que elucubraciones te habrán hecho centrarte en la parte azul de tus venas bajo esa preciosa piel que tienes ( supongo que eres la de la foto) no es tan blanca, al menos en la fotografía se ve sonrosada, fresca y bonita... tanto como ese collar que a lo mejor es ese río azul al que te refieres, no sé MARINEL, a mi me gusta, tu azul de dentro como le de fuera, ya sabes que es mi color y a ti te veo azul brillante nada nívea, cálida, sieempre cercana rebosante de vida como tus letras aunque a veces se las note tocadas de cierta melancolía, pero eso es que asoma tu infinita sensibilidad, esa que te hace buscar estas palabras tan cuidadas y escogidas... así eres un poco tú, sencillamente sofisticada, temperamentalmente medida... verdeazul:-)


    Oootro beso muyuuyy grande y que tu semana empiece mañana llenita de azul y sol.



    PD
    Así que nada de espectral... absolutamente naada...vivita y coleando, sonrosada y preciosa, nada de blanco azulado...al menos lo que muestras no lo es:))

    ResponderEliminar
  29. No sé que elucubraciones te habrán hecho centrarte en la parte azul de tus venas bajo esa preciosa piel que tienes ( supongo que eres la de la foto) no es tan blanca, al menos en la fotografía se ve sonrosada, fresca y bonita... tanto como ese collar que a lo mejor es ese río azul al que te refieres, no sé MARINEL, a mi me gusta, tu azul de dentro como le de fuera, ya sabes que es mi color y a ti te veo azul brillante nada nívea, cálida, sieempre cercana rebosante de vida como tus letras aunque a veces se las note tocadas de cierta melancolía, pero eso es que asoma tu infinita sensibilidad, esa que te hace buscar estas palabras tan cuidadas y escogidas... así eres un poco tú, sencillamente sofisticada, temperamentalmente medida... verdeazul:-)


    Oootro beso muyuuyy grande y que tu semana empiece mañana llenita de azul y sol.



    PD
    Así que nada de espectral... absolutamente naada...vivita y coleando, sonrosada y preciosa, nada de blanco azulado...al menos lo que muestras no lo es:))

    ResponderEliminar
  30. No sé que elucubraciones te habrán hecho centrarte en la parte azul de tus venas bajo esa preciosa piel que tienes ( supongo que eres la de la foto) no es tan blanca, al menos en la fotografía se ve sonrosada, fresca y bonita... tanto como ese collar que a lo mejor es ese río azul al que te refieres, no sé MARINEL, a mi me gusta, tu azul de dentro como le de fuera, ya sabes que es mi color y a ti te veo azul brillante nada nívea, cálida, sieempre cercana rebosante de vida como tus letras aunque a veces se las note tocadas de cierta melancolía, pero eso es que asoma tu infinita sensibilidad, esa que te hace buscar estas palabras tan cuidadas y escogidas... así eres un poco tú, sencillamente sofisticada, temperamentalmente medida... verdeazul:-)


    Oootro beso muyuuyy grande y que tu semana empiece mañana llenita de azul y sol.



    PD tu piel no, pero tu espectro me ha dejado sin conexión jajaja dile que sea bueno y le diré que es blanquito, seguro que por verte sonrosada se ha enfadado conmigo:-)

    ResponderEliminar
  31. haaaaaaala perdón, yo venga a subirte comentarios pensando que no te lleganban y ahora veo una tonelada de ellos... en fin perdón, ahí te quedan... para ti y para tu espectro níveo:-)

    ResponderEliminar
  32. Piel que cubre vida y lunas sin olvido.
    Escribes maravillosamente.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  33. Muy reflexiva te encuentro en este post recuerdos y vistas previas hace de tus palabras momentos que hacen soñar. Sueña mientras vivas esta realidad. Un beso

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Compartir recuerdos de la niñez es un buen ejercicio para mantener lucida la mente y felíz el corazón. Si tu no te aburres escribiendolos, yo tampoco leyendolos.

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Però a mida que el temps passa la vida pren noves vitalitats: tot es veu amb la perspectiva d'una edad que fins llavors era desconeguda...

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog