Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 1 de julio de 2013

Queda la estela.

A medida que el deterioro avanza en el entorno, el afán de huida crece.
El romántico deseo de perpetuarse se incrementa, obviamente, sin éxito alguno.
O sí.
Pensémoslo bien.
Queda la estela en el lugar intangible que dejamos, ahí donde se entroncan los sentimientos.
Las ruinas lo son si la capacidad de ver más allá, feneció sin exequias u origen.

Imagen tomada de Google.

22 comentarios:

  1. Somos tan limitados en el tiempo y en el espacio que cualquier deterioro pasajero nos abruma y nos empequeñece. Pero también somos seres imaginativos, capaces de crear mundos
    mejores, esa es nuestra mejor virtud.

    Un placer Marinel.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. En una estela queda ese afán de huida. Una estela...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No me gustaron nunca las ruinas.
    Hay que finiquitarlo todo, hasta enterrarlo bien hondo, y a otra cosa mariposa.
    Eso sí todo duelo lleva su tiempo, y la huída, no hace más que retrasarlo.
    Besos, Mi Uka.

    ResponderEliminar
  4. El amor todo lo repara hasta lo que no tiene que reparar ja ja ja.
    Besos Poeta!!!

    ResponderEliminar
  5. Marinelamiga

    !Anda! Vengo aquí y encuentro un nuevo texto, sin embargo y como siempre buenísimo. Y corto. A veces no se puede decir tanto en tan pocas líneas. Pero que tu – lo haces. ¡Bravo!

    Te pido una vez más que des cuenta a toda tu “pandilla” de que la Travessa existe y que tendrá muchísimo placer y también honor de recibir sus miembros y, quizás, acoger sus colaboraciones y comentarios. No olvidar inscribirse como mis (per)seguidores.... El Libro Guiness está por ahí. ¡Ojalá!

    Qjs

    Henrique

    ResponderEliminar
  6. Creo que aún las ruinas más ruinosas dejan su estela, aunque sea pequeñísima...
    Dices mucho con muy pocas letras.
    Ya te lo dicen antes, hace falta mucho arte para conseguirlo.
    Cariños varios, Marinel!

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Marinel en la estela de la vida todo pasamos por momentos en que las runas del pasado pasan factura y nos recuerdan lo efímero que es todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Marinel ¡Que todo lo que pasa deja huella! Y la deja en todo el universo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Voy a echar una mirada a las ruinas.
    Alguien recompuso exequias que jamás le encargué.
    A cambio cargó con las huellas al cabo...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. ¿Tú crees que queda aunque sea una estela?

    ResponderEliminar
  11. Cualquier tipo de ruinas me pone triste, pienso más allá de lo que se ve.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¿Serán nuestras palabras la estela?

    Ojalá que sí.


    Abrazo gigante.



    SIL

    ResponderEliminar
  13. Empatizo hoy absolutamente con tu sentir, mi querida poetisa. Cuando componga la página de citas, lo he de agregar ;)!!!

    Me gusta mucho la luz a mí también, ¿vos sabés? Y no lo puedo evitar...


    Gracias mil, mi querida Marinel, por tanta hondura y belleza!!!

    Fer

    ResponderEliminar
  14. Huir hacia la imaginación, hacia lo limitado del tiempo.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ahí donde se entroncan los sentimientos está la raíz, la esencia que nos impulsa y nos inspira...Y esa esencia cuando la sentimos en profundidad sale hacia afuera inevitablemente, MARINEL.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu estela de belleza,imaginación y paz,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  16. Yo espero,que al menos una huella emotiva nuestra,sea imperecedera...

    Muy hermoso en su brevedad. (Me gusta la concresión en lo poco, así evitamos disolución)...

    ABRAZO GRANDE, QUERIDA MARINEL!
    Y bendiciones siempre.

    ResponderEliminar
  17. Me han quitado hasta la estela.

    Soy pobre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Es cierto, Marinel, el afán de huida crece ante todo deterioro, y en esa estela interior que no nos falte como raíz de origen. Muy bueno. Gracias por tu comentario, amiga. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  19. Hay estelas que se desvaneces como las que dejan las pateras en el estrecho. Amistades que se pierden como una moneda en el mercado de abastos. Otras ruinas nos invitan a reconstruir lo que nunca debemos dejar caer.
    Besos indelebles.

    ResponderEliminar
  20. Nuestra humilde voz es la estela retenida en el tiempo, pasamos buscando una eternidad efímera pero mientras el corazón siga persiguiendo la belleza, no habrá estelas ni eternidades, solo presentes. Me encanta leerte querida amiga siempre se aprende algo de ti y siempre desde la belleza. Un beso

    ResponderEliminar
  21. Algo queda Marinel cuando se desborda la esencia como lo haces, aunque a veces se sienta el frío de la inconstancia.

    Profundo y hermoso

    Abrazos muchos

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"