Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

martes, 17 de septiembre de 2013

Aroma invasor...

Perfume penetrante llegando hasta su olfato,
bendito olor imaginado sobre los poros de su piel.
¡Fue tan raudo y vivaz aquel  instante embutido en desconcierto!
Miró en derredor en busca de ese aroma desprendido,
 fragancia deseada con ávido deseo.
Mas no fue sino un triste espejismo el que encontró.
Halló de nuevo aquel desierto en medio de vorágine
de gente, donde al fin, efluvio tan sutil
se evaporó entre las dunas de esencias variopintas.
Trepó la enredadera de la desilusión
e hizo reponerse al goce del momento.
Siguiendo su camino, se alejó cargando
fantasía y aflicción.


28 comentarios:


  1. ¡La imaginación al poder!... lo que un aroma nos puede hacer evocar, y cual perdigueros seguimos el rastro...afortunadamente no siempre se encuentra la pieza, seguro que llevaríamos más de una decepción.

    Besitos volados.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, hay aromas que se sellan en la memoria de forma indeleble y nos invita a revivir épocas y momentos. Todo eso lo sabemos y no es nada novedoso, sino la forma de contarlo bellamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pareciera que en el cerebro los perfumes se personalizan, asignando a cada uno, un recuerdo vivido y parece que allí, entre esas neuronas perfumadas, no se evaporan jamás.

    Un placer irme con un perfume especial a belleza.

    Un beso, Marinel

    ResponderEliminar
  4. Volverá ese perfume a adueñarse de ti, posiblemente en tus paseos a la orilla del mar, o en ese bosque otoñal plagado de mil colores.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Fue un flash de algún momento feliz que se le quedó para siempre en la memoria impregnado del aroma del momento.Y ese aroma actuó como sutil mensajero de la felicidad tal vez ya perdida...

    Bellamente dicho, Marinel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A veces nos llegan olores y aromas, que nos invaden, nos confunden y nos hacen soñar para diluirse después en la nada...Bella expresividad y sentimiento en tus letras, Marinel.
    Mi felicitación y mi abrazo grande, amiga.
    Feliz semana
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. El mejor aroma está por llegar, siempre lo mejor, está por llegar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. El olor es lo último que se olvida. Unas palabras preciosas. Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Hasta ahora lo que leo de tí me transmite sentimientos que expresas con una sensibilidad especial.

    Los olores, a veces, recuerdan momentos pasados que fueron felices y que volveremos a encontrar. Cada momento tiene un olor peculiar, algo por lo que encerramos en el recuerdo para siempre.

    Tus palabras tienen ese olor especial.

    Bersos apretaos, Marinel.

    ResponderEliminar
  10. Esas cosas ya pasan...
    a veces, en medio del gentío un aroma, un efluvio te llega y sientes la necesidad de saber quien es su portador.
    Sobre todo porque los perfumes los aromas, los olores personales, son algo único.
    un mismo perfume en dos personas distintas huele diferente. Cada uno aportamos a cualquier perfume nuestro propio aroma personal, y eso lo hace único.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  11. El olfato invade nuestros sentidos como si de una imagen se tratara. Puede traernos el recuerdo perdido
    de un aroma imborrable.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Aunque se aleje tan bella y aromática fantasía tus versos ademas de hermosura nos recrean añorados aromas, crean ilusión -
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hay olores en la vida que nunca pueden olvidarse...ja ja ja
    Besos Poeta!!!

    ResponderEliminar
  14. Un aroma invasor, le llevó a Marcel Proust a escribir siete tomos de "en busca del tiempo perdido".
    bsazo

    ResponderEliminar
  15. El olfato, con respecto a los otros sentidos nunca falla. Un aroma reconocido, así persista un segundo, lo podemos ubicar en tiempo y espacio.
    Una sensación efímera que te sacude.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Casi siempre, ¿siempre?, los espejismos no dejan lugar a duda: son tristes.
    Pero el olfato, ay, el olfato, que jamás es espejismo, Marinel!


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Esencias variopintas, tantas como la imaginación quiera, y quedan esos aromas en la memoria, me ha pasado muy a menudo...Esos recuerdos con sus aromas quedan para siempre en el subconsciente, me encanta el sentimiento y belleza que dibujas en tus poemas.Felicidades.
    Te mando un fuerte abrazo, gracias por ser.
    Que tengas un buen día decorado de hechizados aromas.

    ResponderEliminar
  18. Vengo a darte las gracias por tus cálidas palabras en mi blog.

    Te dejo también mi reconocimiento por tu excelente prosa poética.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Precioso.

    Me hizo acordar a la sublime evocación de Marcel Proust ¨buscando el tiempo perdido.¨



    Muchos besos.



    SIL

    ResponderEliminar
  20. siempre es lindo recordar esos olores que no olvidamos, tengo muchos guardados en mi corazon.
    Un beso grande para vos! buena semana

    ResponderEliminar
  21. No sé donde perdí la fantasía.
    La aflicción si que la tengo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. No es facil trepar por la enredadera de la desilusión...cuando tantos caen al precipicio por ella. Pero tu vuelves a construir un universo de certezas y posibilidades en el marco de la duda. Precioso. Un abrtazo.

    ResponderEliminar
  23. Escribes muy bien... y me haces pensar que debería leerte más y más.
    Preciosa enredadera.
    Besiños.

    ResponderEliminar
  24. Hermosas palabras para recoger el perfume del tiempo, del momento vivido... Hermoso texto Marinel! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Que triste que fuera un oasis, pero siguio

    Abrazo

    ResponderEliminar
  26. Queda el aroma y el alma que vuela, es evidente en ti, Marinel.

    Abracitos muchos

    ResponderEliminar
  27. Hay aromas que hubiera sido mejor no penetrar.
    Un beso, linda.

    Me gusta tu nuevo look.
    :)

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog