Diminutas lunas cayendo en el bosque desde la ingente altura de los sueños, así son las letras abriéndose paso entre la poesía que la mira absorta dejándola hacerse lluvia sobre lo tupido de la mente hasta los pies de las manos que siempre caminan hallando versos...
Marinel.

*Fotografía de Masayasu Sakuma

jueves, 18 de septiembre de 2014

Bagaje emocional.

Viajo atiborrada.
Comulgo cada día con el propósito de aligerar el equipaje y sin embargo...
Un ramillete de ilusión va a la maleta, que aún antes de cerrar,
 ya se ha desprendido de parte de sus hojas.
 ¡Malditas decepciones!
No hallo ni un lugar que no pueda atrapar en mis sentidos
 o una sola persona que deje de impresionar mi mente fértil.
Así va todo a su lugar; tal vez un recoveco en nada pretencioso,
tan sólo un habitáculo de éste mi mundo particular.
Perdí hace tiempo la fuerza de encontrar
las llaves de cierre o apertura de tanta tesitura
que albergar y observo sorprendida:
 Se va haciendo baúl lo que nació menaje.
 Ingente cantidad de tozudez para enfrentar
 senderos intrincados, anhelos infinitos de llegar...
¿Sé a dónde?
Qué más da.
Cales y arenas  la maleta a rebosar.



58 comentarios:

  1. Marinel no hay mejor solución que vivir ligera de equipaje, enterrar ese baúl y vivir con las manos vacías y la mente despierta a nuevas sensaciones.

    Se me han roto los bolsillos vacíos.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saudades, de eso se trata...de aligerar o al menos, intentarlo, porque sin duda es lo mejor.
      Yo jamás consigo llenarlos.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  2. Nadie sabe bien a dónde ha de llegar, mi querida Marinel. Viajar atiborrada y desear aligerarse, decepciones, ilusiones, tozudez: todo ese es nuestro humano equipaje. Te deseo de corazón que disfrutes del viaje, como diría el poeta Kavafis en "Itaca":

    "Cuando emprendas tu viaje a Itaca
    pide que el camino sea largo,
    lleno de aventuras, lleno de experiencias.
    No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
    ni al colérico Poseidón,
    seres tales jamás hallarás en tu camino,
    si tu pensar es elevado, si selecta
    es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. (...) "

    En tu caso así son tu pensar y tu emoción.

    Un beso.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fer, me traes este poema representativo de la obra de Kavafis donde la travesía es lo importante y ahí es donde llego yo a navegar con mis atares de neuronas para desentumecerlas y hacerlas entender que nada importa lo que recale en la maleta, sino lo que mi barco navegue...

      Lo entiendo, pero fíjate...soy náufraga sin rumbo dada a coleccionar sensaciones y sentimientos en el maderamen. No puedo evitarlo...soy así, como bien apuntas.
      Gracias, eres un encanto.
      Besos.

      Eliminar
  3. Suscribo de principio a fin lo que hoy expresas, con el mismo sentimiento, con la misma sinceridad.

    ResponderEliminar
  4. El equipaje emocional siempre nos acompañara, vayamos donde vayamos. Lo que debemos entender es que esa llave de cierre o apertura está en nuestro interior.
    Marinel!! Cierra y abre, solo tú puedes hacerlo.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oriana, creo que lo intento al menos!
      Pero no...no siempre consigo abrir y cerrar a mi antojo, no.
      Seguiré.
      Cariños.

      Eliminar
  5. Es cuestión de encontrar un equilibrio, más que nada para que no te de una contractura...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, nada difícil, verdad?
      :)
      Pero sí, equilibrio es el ideal.
      Espero no contracturarme, por favorrrrr
      Besos.

      Eliminar
  6. Vivamos soltando todo poco a poco ese lastre que hemos acumulado tan sensata o insensatamente,
    porque el arte de vivir ligeros de equipaje nos abrirá un horizonte feliz.

    Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, ahí vamos, lanzando al agua de la vida más y más pertenencias insensatas e ineficaces...
      Veremos si conseguimos llegar liger@s.
      :)
      Muchos besos también para ti.

      Eliminar
  7. En nuestra maleta emocional vamos poniendo todas las cosas que hemos vividos, que nos afectado, emocionado y enseñado la belleza de la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, cierto, aunque hemos de saber deshacernos de muchas ya inservibles además de no acapararlas, y eso es lo complicado.
      Besos.

      Eliminar
  8. Tú, mi querida amiga, aún estás en la edad de llenar esa maleta de bellas vivencias e ilusiones, no dejes de hacerlo, tiempo tendrás a soltar aquello que carezca de gran importancia.
    Yo he aprendido a ir soltando todo aquello que ya no necesito, si algo queda de ilusión y buenos recuerdos, no quiero perderlos, me gustaría llevarlos conmigo hasta el final.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, no creoq ue haya edad determinada para llenar de ilusiones la maleta, de bellas vivencias, de placeres diversos.
      Es cierto que hay cosas en ella que parecen expandirse hasta ocuparlo todo tanto que duele tener que reducirles el espacio...pero hay que hacerlo para poder continuar recogiendo hermosos ramilletes...
      Besos muchos desde el corazón.

      Eliminar
  9. Ese equipaje va en una maleta sin fondo, vamos metiendo y todo cabe, hasta que necesitamos vaciarla otra vez. Sería imposible viajar con todo lo vivido. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, el fondo quizá esté en el último respiro, allí donde al fin se aligera el equipaje por completo.
      :)
      Abrazos.

      Eliminar
  10. Es mejor tener una valija llena de ilusiones, arriesgándose a “quizás” perseguir un falso sueño, que tener una maleta vacía de esperanzas y no tener siquiera un alma que perder.
    No toda piedra es valiosa, pero toda piedra es hermosa según el ojo de su observador. Tú, puedes ver belleza donde para otros no existe y sentir expectativa donde para otros no hay.
    Sigue llenando tu valija de sana ilusión y cámbialas por cal, aunque algunas veces resulte arena. Sigue viviendo y apostando por tus sueños, ideales, aspiraciones, corazonadas, por simples o complicadas que parezcan, que de seguro el inventario final te favorecerá. Pero nunca abandones tu maleta para convertirte en una más de los tantos que no pueden ver más allá de sus ojos, porque perdieron la fe en ellos mismos y sin ello, la vida resulta vacía.

    (Me encantó tu texto)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Carlos, me tenía desconcertada tu imagen...
      Ahora sé quién eres al fin, ja,ja,ja
      Yo suelo decir de mí misma que me embarga la vida, me mantiene retenida en emociones, sensaciones y sentimientos de los que no me da libertad. Me asumo tal cual soy y continúo mi viaje intentando aligerarme aunque sabiendo que jamás lo conseguiré del todo.
      :)
      Gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Marinel, busca rápido una maleta nueva o una llave que no deje escapar las ilusiones, no hay que perder ninguna.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norma, ni una pizquita de ilusión hemos de perder. De otras tantas cosas...ufff, lo que haga falta, pero de ilusión nada de nada.
      Besos.

      Eliminar
  12. Hola Marinel, esa maleta es nuestra vida, si ya la tienes a rebosar busca una nueva para no perder ninguna vivencia y sobre todo esas ilusiones que sin ellas no somos nada, me gusta todo mucho:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruja, creo que tengo un almacén lleno a rebosar de maletas, sólo el tiempo dirá cuál es la última a llenar.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  13. Cada vida una maleta, y en cada maleta tantas cosas variadas y diferentes, tantas maneras de entender la vida en la que cabe de todo, ilusiones y desengaños, sorpresas y latigazos.
    Lo importante quizá no sea la maleta, sino el tránsito, el viaje...

    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, somos un espacio inmenso de maletas sin fondo o de fondo desconocido o ignorado. Estamos abocados a ir llenándolas sin saber jamás cuándo será lo último que coloquemos en su interior.
      Cierto...el viaje es de puro placer aunque no sepamos reconocerlo tantas veces.
      Besos, hermosa.

      Eliminar
  14. Marinel, se va haciendo baul lo que nació menaje...Es cierto, hay tantas cosas por retener y guardar, que se nos van escapando de las manos, según van llegando, amiga...Pero, lo esencial está ahí, esa curiosidad e ilusión de tu alma de niña grande, que te permitirá seguir adelante, a pesar de todas las tormentas y decepciones...La vida empieza cada día y tu lo sabes y lo sientes y esa es la clave para no desesperan, ni claudicar...Mi felicitación y mi abrazo inmenso por esa grandeza interior humana y divina, amiga.
    Feliz fin de semana, Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, es que nacemos con una bolsita nimia e intangible, pero con el paso del tiempo y nuestros propios pasos, vamos convirtiéndola en un cúmulo de baúles llenos de bártulos a veces imposibles e innecesarios.
      Como una niña grande voy recogiéndolo todo, sí...
      :)
      Feliz fin de semana también para ti.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  15. Siempre ligero equipaje para así poder guardar todo lo que vayamos encontrando...

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel, siempre hay que hacerlo así, no cabe duda. Que lo consigamos es otro cantar.
      Feliz día.
      Besos.

      Eliminar
  16. Recuerdo aquél maletín de Mary Poppins del que sacaba/materializaba objetos/lo necesario sin fin...
    Creo que ir armado con ese bagaje emocional hecho de impresiones, sensaciones, ilusiones... es una bendición.

    Marinel, mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milena, ohhhh que maletín tan mágico, cómo me gustaba verla sacar lo inimaginable sin importar tamaño, forma, qué sé yo!
      Gran película que todo niño debiera ver,¿verdad?
      También lo creo...casi siempre.
      :)
      Miles de besos para ti.

      Eliminar
  17. El corazón es un buen equipaje, ahí guardamos todo lo que el desea retener para mal o para bien. Es la maleta de nuestra vida. Me ha gustado mucho Marinel. Besos y buen finde amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, el corazón es una maleta sin fondo, tienes razón.
      Feliz fin de semana.
      Besos.

      Eliminar
  18. Lo importante es caminar así de bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azzul, caminar haciendo camino al andar como dijo el poeta.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Quizás tenemos demasiado maletas que no nos sirven de nada, y hayq ue saber elegir cual es la necesaria.
    Bellas palabras.
    Beso buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, así lo creo yo, pero también creo que tenemos cierta tendencia a acumularlas...
      Gracias.
      Besos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  20. A veces llegamos sólo con equipaje de mano, pero llegamos...

    Saludos y un buen día, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, que es lo que en realidad importa...
      Saludos y buen día para ti también.

      Eliminar
  21. Pues no es mala idea cargar la maleta de todo lo que van atrapando los sentidos.....al final el baul se convierte en un cofre....muy hermoso...y toda una enseñanza....un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, en realidad es así...toda vivencia es una amalgama de sentidos que nos llenan de sentimientos diversos. Eso es lo que vamos guardando en esa maleta que somos...
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Precioso poema que me invita a vivir el momento... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julie, Carpe Díem...
      :)
      Besos.
      Por cierto...no pude comentarte en el tiempo habitado. Seguiré probando suerte, aunque leerte, te leo siempre.

      Eliminar
  23. ¡Bendita tozudez, Marinel! La tozudez de la sensibilidad... es complicado viajar así por la vida, pero... ese es el riesgo de quienes viven la vida con intensidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximo, uffff...no sé si siempre es bendita la tozudez ni por supuesto la sensibilidad...pero es lo que hay.
      Cada cual se sabe y se asume con todas las consecuencias.
      :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Siempre en tránsito Marinel, los ojos abiertos a la sorpresa y el tiempo exiguo no cabe en la maleta, de ilusiones y decepciones repleta.
    un bsazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Spaghetti, soy viajera de paso, así pues, cómo no dejarme llevar y llenar por los paisajes, las personas, los enseres...¡todo!
      :)
      Un besazo.

      Eliminar
  25. eso, así, con deteminación...!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ReltiH, con mucha determinación, aunque no siempre!
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Así es la vida: cal y arena. Quizás la arena nos facilitar apreciar y disfrutar más de la cal...

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, ciertamente. Tampoco albergo muchas dudas respecto a que arenas y cales son necesarias para entender y saborear más...
      Besos.

      Eliminar
  27. Cuántas maletas harán falta, no lo sabemos, lo importante es que seguimos el camino porque en cada una de ellas están las vivencias necesarias.

    Letras profundas en las que cada uno de ve reflejado, sin duda alguna.

    Abrazos muchos, Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayra, en realidad siento lo mismo...lo importante es seguir y cargar el equipaje, porque a la larga, seguramente, quedará lo esencial.
      Abrazos miles.

      Eliminar
  28. Perdí hace tiempo la fuerza de encontrar
    las llaves de cierre o apertura de tanta tesitura !!!!!!!!!!!!!!! Esa me la robo, y la recito en las noches.


    Mil besos.

    ResponderEliminar
  29. Sil, jamás debes perder las fuerzas de encontrar. Hay que alejar ciertos robos y a quienes los provocaron.
    Verás como encuentras otros que no te quieran robar ni provocar dolor.
    Mil besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog