Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 22 de septiembre de 2014

El vuelo irrealizable.

¿Se puede dar alas a quien no quiere volar?
Somos nosotros quienes vamos engarzando
 rejas a golpe de sentimientos intensos,
incondicionales e incluso eternos.
¿Puede haber libertad esclavizando el pensamiento?
Acabamos por entenderlo...
"Hay vuelos imposibles de atrapar"
No obstante, aún aprisionados, aferramos esa cárcel ficticia
 intentando  alojar la esencia de los sueños cuanto menos.
 No hay rémora entonces para el aleteo anhelante
 en busca de esos flancos imaginados que nos lleven
 a la volada perfecta en el espacio infinito...


59 comentarios:

  1. El vuelo es lo último que se pierde...
    ;)

    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, como la esperanza...
      ;)
      Besos, reina.

      Eliminar
  2. Bajo el principio de libertad para decidir sobre uno mismo, si no quiere alas, no quiere vivir, o no....... hay que dejarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio, no tener alas no es sinónimo de no vivir, es sencillamente vivir demasiado pegados a tierra, quiero imaginar...
      Libertad ante todo, sí.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Para volar hay que querer hacerlo, si no... no te crecen las alas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, sin duda. Las alas nacen de querer volar, solo que a veces no en todos los vuelos.

      Eliminar
  4. Ese vuelo -perfecto- es realizable, quizás sea lo que da sentido a la vida...

    Marinel, feliz semana
    y besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milena, me gustaría pensar en esa posibilidad como cierta, en ese vuelo perfecto y realizable, pero no sé...no siempre es posible, demasiados obstáculos a veces...
      Feliz semana y muchos besos.

      Eliminar
  5. Algunos tienen alas y otras capacidades, pero no las usan. Tengo la duda de si tienen o no conciencia de sus posibilidades....

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, puede ser que sea así, tal vez, porque no sepan cómo usarlas y/o también por la falta de conciencia sobre ellas...
      Besos.

      Eliminar
  6. Es libre el hombre que vive según su elección, porque el amor a la libertad hace al ser humano fuerte y al pueblo invencible.
    Pero para que necesita alas, quien no quiere volar?

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, no creo que realmente seamos libres del todo. Lo que sí creo, es que tras la búsqueda de esa ansiada libertad nos fortalecemos.
      Tal vez no sepa como volar y prefiera obviarlas.
      Besos hermosa.

      Eliminar
  7. Marinel, tú tienes unas alas enormes, tienes la poesía, con esas alas no hay límites para el vuelo en todos los cielos, sobre todo los interiores que son los que coartan el vuelo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrés, no veo mis alas...las tengo recogiditas en la espalda, así que ignoro su tamaño. Pero sí sé de esos vuelos internos; de esos sí.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  8. «Vuelos imposibles de atrapar..» me quedo reflexionando este sentir tuyo... un abrazo desde mis barcos de papel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, es sencillo...hay cosas imposibles por más que queramos que no sea así...
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Volar con alas de poesía, como tus letras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabriela, ¡ojalá!
      Lo mío sólo son pensamientos derramados en caída libre...
      Pero gracias.
      Besos.

      Eliminar
  10. Todos tenemos alas, pero algunos no nos atrevemos a volar,, seguro que es por falta de práctica, sólo hace falta un empujoncito y luego, el vuelo será constante.

    Apretao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeste, cierto, todos tenemos alas y cierto también que el miedo las coarta. Habrá que dar ese empujoncito a ver...
      :)
      Apretaísimo.

      Eliminar
  11. Pobre de aquel que no sepa volar, que no abra la jaula que nos ata al que dirán.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saudades, creo sinceramente que no todo el mundo sabe, tal vez no pueda, tal vez no sepa...qué sé yo...
      Besos.

      Eliminar
  12. La libertad es mi bien mas preciado, si tengo alas bien y si voy andando también, Me quedo un rato entre tus letras. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, libertad es una hermosa palabra a la que no damos alcance por completo jamás...todos somos de una manera u otra, esclavos.
      Pero caminaré un ratín contigo.
      :)
      Saltibrincos.

      Eliminar
  13. Yo sí que se volar. Vuelo como los ángeles, pero como soy tan vago me cuesta mucho arrancar el vuelo.

    Besos Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, holaaaaa!!!
      Me alegra verte por aquí, eso es que vas sintiéndote mejor, bueno, no hay más que mirarte por allí por las nubes cuando al fin te decides a arrancar el vuelo, ja,ja,ja
      Besos.

      Eliminar
  14. La libertad para imaginar lleva consigo las alas para querer volar...cada uno elegirá que hacer.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel, es verdad que la imaginación es el más poderoso vuelo cuyas alas nos llevan tan y más lejos.
      Eso sí es libertad.
      Feliz día.
      Besos.

      Eliminar
  15. Sólo la utopía sabe alumbrar el camino de lo imposible. ¡Ánimo, tú puedes! ¡Maravilloso!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco, que bonita frase me dejas. Gracias y gracias!
      Besos.

      Eliminar
  16. La libertad es escurridiza y tan ocasional como la felicidad. Voluntariamente también nos imponemos restricciones que merman nuestra libertad, bajo las normas educacionales. Hay demasiadas cosas que nos atan y esclavizan y no todas son físicas ni impuestas por otros. Si la libertad busca la verdad, la verdad nos llevará a un camino largo, a veces árido. Del hombre son las cadenas, cantaba una canción, de modo, que cuando describo situaciones ideales de las que emana la palabra libertad, sin que sea pronunciada, lo hago porque mi espíritu lo necesita, la encuentro más en mi propio estado de ánimo, generalmente optimista, que en las situaciones de una vida que de algún modo nos condena.
    Marinel, disculpa la extensión de mi comentario. Buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loli, la libertad es una bonita palabra, tal vez, excesivamente maniatada por unos conceptos para nada realistas, casi diría que la libertad es algo utópico lo que nos aferramos sabiendo como sabemos que permanecemos atados a infinidad de cosas, materiales o no.
      La libertad...ese ente imaginado y levemente sentido en instantes inesperados...
      Así es la vida. Sin más.
      No tienes por qué disculparte por nada, ésta es tu casa y puedes extenderte a tu gusto y antojo. Yo sumamente agradecida por tus visitas y comentarios, faltaría más!
      Besos.

      Eliminar
  17. Somos nosotros mismos quienes nos limitamos, nada ni nadie, pero es muy socorrido aquello de es esto, es que lo otro...

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, cierto...pero, ¿acaso alguien es completamente libre?
      ¿Crees de verdad que tú lo eres por entero, que no te coartas debido a tantas cosas?
      :)
      Yo me reconozco atada, libre por momentos, pero atada.
      Besos muchos, guapa.

      Eliminar
  18. Nada de limitaciones, los humanos lo podemos todo, solo hay que desearlo.
    Una entrada estupenda. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, es bonito lo que dices, pero y pidiéndote disculpas...difiero de ello...
      No basta con desear para conseguir, aquello de querer es poder, no es cierto a mi modo de ver, al menos no siempre.
      Otra realidad más que asumir.
      :)
      Un beso.

      Eliminar
  19. Cuando volamos todo es posible, no hay limitaciones ni cárceles, somos esencia viva y pura donde todo adquiere otra mirada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, en el vuelo todo es posible, hasta lo inimaginable, así pues...¿cómo no lo imaginado?
      Besos.

      Eliminar
  20. Las alas de Ícaro, así nos funciona a veces el deseo de volar, pero no importa si caemos o se desbaratan las alas. Siempre hay que soñar con realizar sueños. beso Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia, me encantó Ícaro y me encanta volar, es sólo que a veces no quiero por muchas razones.
      Aunque solo a veces, otras....uffff, que despliegue de alas!
      Beso, Leticia.

      Eliminar
  21. Marinel...Efectivamente, quien quiere volar encuentra alas y consigue hacerlo...No importa dónde o con quién estemos...Si nos sentimos felices, aunque estemos cansados...nos sentiremos libres...Porque todo lo que nos hace feliz nos hace libres...Mi felicitación y mi abrazo por esa profundidad, que siempre nos hace reflexionar, Marinel...
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinel, creo que tienes razón y que volar está íntimamente ligado al sentimiento de felicidad y éste, aunque sea esquivo, cuando llega...despliega nuestras alas.
      Ese instante de vuelo es perfecto.
      Abrazo enorme.

      Eliminar
  22. Siempre digo, sólo es necesario cerrar los ojos y abrir el alma.

    Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, de esos vuelos sé...me encanta expandirme por dentro y volar.
      Buen día.

      Eliminar
  23. Los pensamientos, querida amiga, tienen alas, vuelan solos, no dependen de nosotros y tampoco nos piden permiso para ocultarse o salir a la luz.
    Muchas, pero muchas veces, he querido acallar mis pensamientos mezclados con recuerdos, quería dejarlos descansar, sumirlos en un apacible letargo para liberarme de todo aquello que hería mi alma y no me dejaba ver con claridad la realidad.
    Pero ya sabes lo que siempre ocurre, tan escurridizos son, que no admiten prisión, siguen su caminar clamando al cielo que libres son.
    ¡Preciosa entrada!
    Cariños.
    kasioles
    Pero tengo que reconocer, que ya forman parte de mí, ahí están y a veces vuelven con fuerza para hacerme recordar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, los pensamientos son los mejores pájaros, los más diestros en el vuelo, los que no tienen límites y el infinito se les queda corto.
      Pero mandan. Sí..nos llevan tras su estela, tal vez en demasía y no siempre con nuestra conformidad...
      Otras los seguimos felices, nos retrotraemos con ellos a otras épocas o instantes que nos llenaron de alas...
      Precioso comentario que te agradezco.
      Muchos besos.

      Eliminar
  24. Creo que actualmente muchos quisieran volar
    pero no se puede hacer sin alas, se las cortaron
    de un tajo, esperemos que le vuelvan a crecer
    para remontar muy alto.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, ciertamente es así.
      Estos seres desalados son los que más duelen, los que son mayoría, los que debieran poder ver abierta la puerta de esa jaula impuesta por otros cuyo vuelo indiferente ha mermado el suyo propio...
      Un beso.

      Eliminar
  25. Marinel soy mujer de sueños, a veces creo que hasta la locura, amo el verbo volar, me gusta planear y alzar el vuelo pero estoy de acuerdo contigo, en algunas ocasiones ponemos rejas o pesas sobre nuestras alas por pensar en la eternidad y no en el instante que debemos vivir al arrancar. Un gusto como siempre leerte. Un abrazo fuerte y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, somos parecidas, pues, en eso...soñadoras natas e incluso enajenadas por los sueños donde todo vuelo es posible, ilimitado y complaciente.
      Sin embargo...ese pájaro llamado realidad no siempre es dado a salir del nido...
      Un abrazo y feliz semana para ti también.

      Eliminar
  26. Sí, los límites los ponemos nosotros pero influidos por un montón de factores ambientales y educativos que nos impiden levantar el vuelo por miedo al aterrizaje quizás o por miedo a alejarnos de la tierra segura.
    Y por supuesto,no es posible hacer volar a quien no quiere hacerlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, estoy absolutamente de acuerdo.
      No es tarea fácil levantar el vuelo por todo eso y por tanto...¿para qué alas ante lo imposible?
      Abrazos.

      Eliminar
  27. "No me des alas, enséñame a volar," Abrazos

    ResponderEliminar
  28. Qué sublime. Me ha encantado.

    A mí: la jaula me ahoga y el cielo me espanta.

    Y así estamos.



    Más besos

    ResponderEliminar
  29. Sil, ya sabes...mis cosas y manera de decir.
    Sin más.
    De temores llena...
    Ánimo.
    Más besos.

    ResponderEliminar
  30. La trama melodiosa del alegre vuelo no nos fue concebida, ¿pero a de llegar mas lejos el águila al poeta?¿a de elevarse mas la nube negra que un verso?
    Difícilmente algo puede elevarse mas que el vuelo de una hermosa poesia
    ME ENCANTAAAA Leerte ;-) un beso enorme desde las tierras frias del Tormes

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog