Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

viernes, 14 de noviembre de 2014

De repente...¿El destino?

Tienen los destinos ese algo indolente de sonrisa lívida y aire recurrente. Son como atavíos siempre apetecibles. Hora nos desvisten. Hora nos arropan de miles de incógnitas hechas de repente. Hilos cosiéndose solos en un mundo agreste donde mares rugen, vientos enmudecen, seres se demudan al son que les tejen... versos extraídos de un poema doliente, donde aquel poeta de nombre Neruda, se hicieron curiosos:

Ahora, ¿qué imprevisto paso hace crujir los caminos,
qué vapor de estación lúgubre, qué rostro de cristal,
y aún más, qué sonido de carro con espinas?

Vacuos los destinos nos miran de frente, hurgan con denuedo zonas abisales de estos enseres que llamamos cuerpos.
¿Somos sólo uno; un triste destino, cientos, miles?
Yo tildé a los míos, los multipliqué, los llamé asombrosos. Los veo venir  en sigilo sobre la hojarasca, dejándome ver su vaho taciturno en el horizonte donde habito y moro hecha floritura para las costuras de los descosidos de ese traje inerme que viene adherido. Mi grato asesor  de placer vehemente... Bésame el latido, hila mis sentidos hacia tu destino y si has de perderme entre tu tejido:
Sea de repente...



*De repente, ayer, tuve que viajar a Madrid. Un virar de rumbo repentino y frágil me llevó a pensar, mientras me alargaba a esa ciudad, lo que somos todos...en el destinar que nos teje en nada, que ésta es un todo por quien suspirar..
Paso a contestaros, luego a disfrutar de vuestra lectura, porque si algo es certero, es que viajamos raudos y veloces  por este sendero que llamamos vida, que hay que disfrutar de las pequeñeces.
Besos y gracias por vuestra paciencia.

48 comentarios:

  1. El destino es así, está ahí por mucho que a veces queramos esquivarlo. En ocasiones da respeto, más aún si nos mira de frente. Un beso y buen fin de semana Marinel.
    @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, es imposible hacerlo y siempre produce respeto debido a la ignorancia que hacia él tenemos.
      Un beso y buen fin de semana para ti.

      Eliminar
  2. El destino siempre es incierto y gracias a que lo es, porque también tiene su encanto y morbo el no saber ni el resultado final ni como se van a desarrollar los acontecimientos.

    Besos Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, así es. Y sí, la verdad es que nos gustaría saber qué nos depara, aunque de saberlo, es más que probable que no viviéramos como vivimos, puede que no siempre para bien.
      Besos.

      Eliminar
  3. Al destino, por lo general, le proyectamos todo lo malo que nos ocurre (ay, qué destino el mío) y muy poco de lo bueno. Siempre pensar en el destino me hace caminar por los laberintos que no conducen a ninguna respuesta: si realmente hay libre albedrío o hagamos lo que hagamos, todo está establecido.
    Nos dejaste un prosa llena de lirismo, Marinel.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, por eso digo que le achacamos toda culpa, que no pensamos en que somos parte fundamental de nuestro propio destino y que sólo nosotros podemos, al menos, intentar cambiarlo.
      La verdad es que este escrito me vino al pensar en el destino irrefutable...
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  4. Has descrito muy bellamente lo que es el destino y como lo percibimos cada uno de nosotros. El primer párrafo me parece perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, el destino...esa gran marea de incógnitas, salvo una...
      Gracias, me alegra que te guste.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Mira que venir a los madriles y no cruzarse nuestros pasos? sería el destino que nos equivocó por calles distintas, ese destino que nos espera sigiloso, a veces para dar y otras para quitar, pero que venga de frente, no sigilosamente y por la espalda.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saudades, ha sido un viaje relámpago. Fuimos, mis hermanos y yo, directos a Tres Cantos, donde hay un lugar para el reposo definitivo...
      Luego de todo, marchamos a casa de mi hermano a descansar y volvimos de nuevo.
      Difícilmente hubiéramos podido encontrarnos en un lugar así y mejor no, por supuesto.
      En este caso fuimos en busca del destino inapelable de un familiar muy querido.
      :(
      Besos.

      Eliminar
  7. Marinel, reflexiva y sensible es tu entrada. Deseo acotar algo, cosa que me encanta.
    La palabra y concepto de destino, existe en la civilización occidental como la griega y latina, estos últimos, copian todo lo que les satisface, ejem. A los dioses etc. del panteón griego, les han cambiado los nombres y los hacen suyos. Afrodita, es Venus para ellos, en fin.
    Aquí lo interesante de tener una vida desde nuestro nacimiento y que nadie puede cambiar, ni su camino, ni final, es el llamado "destino". En otras filosofías de vida no existe este concepto que hemos heredado de la cultura latina. Para mí, lo que recupero del destino, es la muerte, una certeza que nos da la vida y es nuestro destino final. Yo creo que al destino hay que usarlo no dejar que nos utilice. No tendría sentido vivir si todo está hecho para nosotros, digámoslo así. Un placer , espero no te molesten mis rollos jejeje. Besos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia, precisamente de ese destino iba mi escrito reflexivo, porque justo hacia ese destino irrefutable, en este caso de otro ser, fuimos al encuentro.
      Las civilizaciones desde que el mundo es mundo, han ido escogiendo a voluntad los ejemplos de otras anteriores para amoldarlas a su conveniencia.
      El destino no es otro que el morir, que para todos, cambiemos lo que cambiemos, es el mismo.
      Lo otro, el desarrollo de los acontecimientos de cada vida, llámese como se llame, tenemos potestad para cambiarlo,
      Para nada me molestan tus cosas que jamás calificaría de rollos. Me encanta charlar contigo.
      :)
      Besos muchos, amiga.

      Eliminar
  8. Si destino es lo que tenemos preparado al nacer... si destino es nuestro continuo tropiezo... si destino es tu encuentro y el mío, ¿porqué llamarle vida cuando sólo es destino?.

    Divago, amiga, por tu culpa, tus letras siempre llevan a la reflexión, jajaja.

    Besos apretaos, Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeste, nacemos con un único destino para todos sin excepción y justo a ese destino me refería, al que no podemos hacer nada por cambiar.
      Lo demás...nuestros encuentros y despedidas, nuestras caídas y alzadas, todo, todo...e le puede achacar al destino, a la casualidad o causalidad, a lo que queramos, pero parte de él podemos cambiarlo.
      El otro no, el otro es el destino de la vida.
      ¿Ves?
      Ya no divagas sola, ja,ja,ja
      Besos apretaos.

      Eliminar
  9. Yo creo en forjar una disciplina física y psicológica para mejorar y crecer como persona. Creo que la mejor forma de asegurar tu “destino” en la vida es creándolo, que la mejor manera de predecir tu futuro es haciendo todo lo posible para que pasen las cosas que deseas.
    Hace mucho tiempo que no "nos vemos" Marinel.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, en eso creo yo también por mucho que no lo consiga siempre.
      Y sí, la verdad es que ese desarrollo de vida al que también llamamos destino, está, en muchas ocasiones, en nuestra mano cambiarlo, amoldarlo de tal manera que nos haga crecer y sentir mejor.
      El único destino certero es el morir.
      Cierto, pero es que no sé si actualizas o no...no me sale nada.
      Iré a verte, claro que sí.
      ;)
      Besos.

      Eliminar
  10. Que coincidencia. Tambien viajo hoy, veremos que me depara el destino. Aunque personalmente no creo mucho en él, somos nosotros nuestro propio destino y camino.

    Te mando un saludo enorme, Marinel. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, espero que todo lo que te depare sean cosas buenas, porque como bien dices, tú puedes hacer que lo sean!
      Buen viaje.
      Saludos y hasta pronto.

      Eliminar
  11. El destino nunca sabemos que nos deparara pero esta claro que tras cada viraje del camino algo nuevo habremos aprendido y enseñado.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, en cierto modo sí que lo sabemos...todos tenemos un destino marcado e imposible de cambiar...la muerte.
      El resto de todo a lo que llamamos destino, en ocasiones, puede modificarse si ponemos todo el empeño.
      Besos.

      Eliminar
  12. El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

    William Shakespeare

    Abrazos muchos, Marinel y lindo fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayra, perfecta jugada la tuya venida de ese grande.
      Aunque...la partida siempre la ganará el destino final, juguemos y juguemos.
      Abrazos muchos.

      Eliminar
  13. Que vida (destino) recorremos que tenemos que dar las gracias constantemente y pedir paciencia. Que tu destino te conduzca por verdes primaverales. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, hemos de sentir gratitud por estar, que es mucho, y poder modificar cosas de nuestra vida para que caminemos por caminos menos hostiles.
      Del otro destino poco podemos hacer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Una buena reflexión sobre el destino, poblada de bellas palabras.
    El destino siempre incierto y lleno de buenos y malos momentos, pero todos nuestros.
    Las experiencia nos forman y conforman.
    Un beso, guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maduixeta, siempre incierto salvo el definitivo y certero que todos compartimos.
      Cierto, el recorrido hasta ese destino fiel, es absoluta y totalmente nuestro y en él crecemos, nos hacemos, nos sentimos ser, al fin.
      Un beso para ti.

      Eliminar
  15. buenas y malas pasadas juega el destino-

    no podemos dejar de jugar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, de todo hay, ciertamente.
      Jugar y jugar hasta el hartazgo.

      Eliminar
  16. Si yo supiera lo que el destino me tenía deparado y lo que aún queda por suceder ¿Sería la misma?
    ¿Viviría de la misma manera? ¿Disfrutaría de los felices momentos que me quedan?
    Desde aquí te digo que prefiero ignorarlo todo, que es mejor ver amanecer el día con esperanza y alegría que ir restando horas hasta que llegue ese momento no deseado.
    Tu escrito es un bello poema.
    Te deseo que disfrutes de este fin de semana, siento que no pueda invitarte a una merienda con mi rica mermelada, pero cariño e intención no me falta.
    Abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, yo también prefiero vivir y hasta morir en la ignorancia, por los mismos motivos que aludes.
      Mil gracias. Yo también te deseo un feliz fin de semana y una semana estupenda y no te preocupes, sé que me invitarías encantada, tanto como yo lo haría contigo.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  17. todo parte de un origen, que es evidencia
    el resto, la cobertura inimaginable para la que dirigimos nuestros pasos.
    destino, estación Termini, querida Marinel!!!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, así es, no cabe duda respecto a eso. Eso, es de las pocas certezas que asumimos.
      Un .abrazo grande, querida Pilar

      Eliminar
  18. Bella y honda reflexión. ¡Ay, el destino, Marinel...! No queda otra opción más que ponerle el pecho con el corazón abierto.

    Muchos besos.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fer, así es...no queda otra.
      Peeeeroooo, intentemos apresar los bueno de nuestro recorrido hasta llegar a las incógnitas que nos tiene preparadas ese socorrido destino...
      :)
      Muchos besos para ti, guapa.

      Eliminar
  19. Como decía William Shakespeare:
    "El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos."
    A veces encontramos nuestro Destino por los caminos que hemos, anteriormente, descartado.
    Maravillosos Pensamientos que invitan a reflexionar con tus dulces y claras Letras.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, así es. Tenía razón Shakespeare.
      Así que seguiremos jugando a ver qué nos deparan las partidas.
      Abrazos y besos.

      Eliminar
  20. El destino se asocia con lo bueno y con lo malo para ofrecernos su sorpresa, por eso creo que la vida de todos es un combinado y tiene mucho de aventura.
    Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loli, totalmente de acuerdo.
      Me encanta la aventura de vivir.
      Un beso.

      Eliminar
  21. No sé no he creído en el destino y sigo haciéndolo, la vida no nos presenta sólo una opción sino un abanico de opciones, (e incluso hasta en algunas ocasiones frente a la muerte), de equivocarnos (qué quien no lo ha hecho), pues a seguir caminando, y de hacerlo de nuevo, pues de todo se aprende.
    Y luego están esas piedras insorteables que a todos se nos han presentado y se nos presentan y ya ahí todo dependerá de cómo seamos capaces de bregar con ellas.
    Como decía Nietzsche "Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos", y para mí, eso ya es toda una aventura vital con destino incluído.
    ;)

    Mil besos van, princesa.

    Mira que nos haces cavilar, eh? Sonrío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, yo he llegado a un punto de mi vida en que no sé ni en qué creo, la verdad...
      El destino único e irrefutable, es la muerte. De lo demás, tan misterioso, sorpresivo e incógnito, no sé que creer.
      Me gusta no esperar nada para que todo lo que venga, para bien o para mal, me sorprenda y aleccione.
      Que puede que me equivoque con mi resolución...probablemente, pero como bien dices, quién no se equivoca. Vivimos en continuo aprendizaje, sobre todo, a base de eso precisamente; de cometer errores.
      De piedras insorteables sabemos todos, esas son las que más dolor producen, pero que también se suman a la experiencia; nos dan sabiduría, dolorosa, sí, pero sabiduría.
      Me encanta esa frase de Nietzsche.
      Mil besos para ti, reina.
      Jajajajaja

      Eliminar
  22. Es el fátum de los griegos (ellos lo llamaban (ananké), aquel que es inevitable y que era considerado superior, no solo a los hombres sino también a los dioses.
    No somos dueños dueños absolutos de nuestras vidas, el destino se encarga de dirigirlas más veces de las que quisiéramos.Como siempre lo has expresado con una brillante prosa.

    Un abrazo, Marinel y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, para nada somos dueños absolutos de nuestra vida. Está en nuestro derecho creérnoslo así, pero si pensamos detenidamente en ello, sabremos de lo erróneo de esa creencia.
      Esta vida y su desarrollo, es un puro misterio que bien se puede llamar destino o como cada cual prefiera.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  23. Somos nosotros quienes creamos nuestra realidad, nada es casual, sino causal, todo pasa por algo, por lo tanto, no creo en el destino. Hay que vivir y disfrutar a pesar de todo, porque nunca se sabe.

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, yo diría que nosotros intentamos crearla hasta donde podemos, lo cual no es poco y no hay que dejar de hacerlo, por supuesto. Pero no creo que enteramente podamos crear nuestra realidad...hay cosas que sencillamente nos superan.
      Vivamos, eso sí y siempre.
      Besos muchos.

      Eliminar
  24. Todo lo que sucede, tiene que suceder, y no podemos evitarlo... Estamos hechos para la sorpresa y el asombro, pero nada podemos evitar... Un abrazo.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog