Diminutas lunas cayendo en el bosque desde la ingente altura de los sueños, así son las letras abriéndose paso entre la poesía que la mira absorta dejándola hacerse lluvia sobre lo tupido de la mente hasta los pies de las manos que siempre caminan hallando versos...
Marinel.

*Fotografía de Masayasu Sakuma

lunes, 13 de abril de 2015

A lo breve...

Quiero amarte, brevedad, porque lo breve,
 si es bueno, deja rastro de dulzor,y,
 si no lo es, bastará con ponerlo
 en el desván del olvido.
Créeme lo que te digo:
Lo que se alarga... hasta aterra, pues
asemeja un ciprés decorando tierra yerma
 donde el espíritu erra no sabiéndose orientar.
Necesito de tu vuelo en suavidad
cual pluma saliendo al cielo desde
el pulso de mis dedos tras periodo de incubar.


36 comentarios:

  1. A veces las cosas más breves son las que nos dejan huella en el alma, tal vez por que las sentimos suaves y cálidas como una pluma.
    Beos

    ResponderEliminar
  2. Ilesín, así suele ser a veces, aunque según para qué cosas ya que para otras se prefiere y estima más lo eternizable...
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso poema querida amiga. Qué tengas un hermosa semana. Abrazo inmenso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RoseMarie, gracias.
      Feliz semana para ti también.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Es un placer tan grade visitarte, mi querida poetisa. Tienes un espacio tan bello que no me canso de compartirlo. Seré breve yo también y sólo me remitiré a darte las gracias por tanta belleza derramada en letras.

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fer, el placer es mío con tu visita. Te agradezco de corazón esa mirada hacia mis escritos, ese querer encontrarlos bellos,yo, como sabes, me limito a derramar lo que siento de la manera más delicada posible e ignoro si sabría hacerlo de otra forma, pero creo que no, la verdad.
      Mil gracias, de nuevo, hermosa.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Breve y bello, como contemplar la delicadeza que una pluma deja ante nuestros ojos antes de conquistar la eternidad.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AtHeNeA, hay tantas cosas bellas en derredor, que lo mío es tan sólo un leve intento de aproximación...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muchas veces con tres palabras dices un mundo...

    Un saludo Marinel, precioso poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aída, a veces los mundos me dejan que los abrevie.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  7. Los cipreses daban la bienvenida en los tiempos de los romanos, pero quien fuera, le dio la vuelta a la historia, pero son motivo de alegría.

    Mejor quedarse con buen sabor y con ganas de más, que empalagarse.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, sí, ignoro quién fue, pero así quedó la asociación.
      Claro que sí, mejor lo breve a ser posible, sin excesos.
      Beoss.

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo, hay que saber domar los sentimientos, para que entren despasito, calando los huesos
    Muy bonita forma de describirlo.
    Muchos besos marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oropéndola, todo despacito es mejor, lo que ocure es que nos cuesta entenderlo las más de las veces. Somos impetuosos en exceso.
      Gracias.
      Muchos besos.

      Eliminar
  9. En la brevedad puede haber tantas cosas: belleza, intensidad, la sensación dolorosa de que no dure más...
    Precioso poema, Marinel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, cierto, no necesariamente lo breve es nimio...
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Esa brevedad descrita se hace enormemente bella entre tus letras, entre tu mar de delicadeza.
    Me encanta leerte.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maduixeta, gracias.
      Seguramente es que tú quieres sentirlo así, de lo cual me alegro, porque así lo pretendo cuando escribo sin conseguirlo muchas veces.
      A mí también a ti.
      Lluvia de besos.

      Eliminar
  11. Estas brevedades tuyas, Marinel hija, se hacen tan hondas en el alma, que dejan de ser un suspiro para convertirse en aire fresco necesario.

    Apretaítos,,, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeste, mil gracias, ya sabes que si me dan pie, soy capaz de extenderme cual desierto, pero prefiero quedarme corta, sólo que no siempre me sale, jajajaja
      Apretaítos también para ti.

      Eliminar
  12. Cuando lo breve se hace un hueco en el alma, se transforma en eterno.
    Un beso, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJ, no lo podría decir mejor.
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Breve, suave, ligero... y dulce!

    Marinel, mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milena, así debiera ser todo, jajajaja
      Besos miles.

      Eliminar
  14. En lo breve está la intensidad de alcanzar lo efímero y evitar la pleamar de futuros de cartón.
    Sí.
    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, pues sí, ciertamente...esos futuros oprimen y deprimen.
      Besos muchos, guapa.

      Eliminar
  15. Todo lo que pasa por nuestro corazón deja huella, pero ciertas cosas a pesar de su brevedad la dejan más profunda.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel, así es. No todo lo que se expande cala tan profundamente, a veces, como lo que tan sólo roza.
      Feliz día.
      Besos.

      Eliminar
  16. Las cosas que pasan por la vida sin dejar huella, mala cosa, ya que ello quiere decir que no nos ha aportado nada. Muy bello Marinel.

    ResponderEliminar
  17. Rafa, mala de veras. Lo indiferente es nada, lo demás por muy breve que sea, siempre deja rastro.
    Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. La suavidad y brevedad deja huella para seguirla y no perderla. Besicos.

    ResponderEliminar
  19. Siempre que te leo, me dejas huella... En esa brevedad me encanta haberte conocido. Un beso.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"