Diminutas lunas cayendo en el bosque desde la ingente altura de los sueños, así son las letras abriéndose paso entre la poesía que la mira absorta dejándola hacerse lluvia sobre lo tupido de la mente hasta los pies de las manos que siempre caminan hallando versos...
Marinel.

*Fotografía de Masayasu Sakuma

miércoles, 15 de abril de 2015

Desde fuera...

Si la miro ahí arrebujada bajo esa manta tan apreciada aún estando raída por el tiempo, pienso, qué sería vivir fuera...
Me cansa este alojamiento impuesto sin concesión en el que comparto sustancia con una suerte de brebaje de miedos, ilusiones, terquedades, odios y amores e incluso algún asomo de rencor.
Heme aquí de nuevo observando su lenta respiración, ese vaivén de su pecho, tan tenue, que de no fijarse cualquiera, pudiera confundirla con una fenecida. No yo, que sé bien de su sueño abisal, de ese pernoctar de sus ojos aún brillando la luz. Sé bien de ese aliento liso y sin cisuras.
Sin embargo lo observo detenida imaginándolo distinto cual si fuera de otra y no mío...


42 comentarios:

  1. No sabes como entiendo lo que dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, me alegro de ello porque soy consciente de que no es fácil...
      :)

      Eliminar
  2. Hay días que estamos más fuera que dentro., y qué bien nos conocemos tanto a un lado como al otro...
    Hasta consideramos que ni nos pertenecemos.
    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, cierto, veo que también lo entiendes perfectamente.
      ;)
      Besos, reina, como se suele decir por aquí.

      Eliminar
  3. Y desde fuera
    me mantengo en silencio
    para no perturbar tu sueño,
    para no perturbar tu silencio,
    pero a tu lado
    para darte la mano,
    compartir sueños,
    llevarte a volar.

    una lluvia de besos, dulce Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maduixeta, jooooo que bonitooooo
      Eres una dulzura, guapísima.
      Entre tú y yo, hacemos chocolate, jajajaja
      Lluvia de besos y gracias.

      Eliminar
  4. No amiga, no te quedes solo dentro, sal y participa de lo que nos traen los días, aunque últimamente a mí tampoco me importa nada. Se mala también, no te quedes quietecita sin volar en algún atardecer, no duermas más de la cuenta pero eso sí, comparte tus sueños, y abandona la manta que no compartes más que con tu yo interior. Un abrazo amiga, te entiendo y aquí estoy por si acaso…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, mil gracias, preciosa, eres un encanto.
      Son días así...no sé cómo...de esos que preferirías dormir, verlo todo desde otra perspectiva, ángulo, qué sé yo!
      Pero todo pasa, lo sé.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. A veces desde fuera podemos apreciar y sentir mucho mejor lo que ocurre, ya que desde dentro el dolor nos hace encerrarnos en nosotros mismos.
    Me he sentido muy identificada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, así es, desde otra mirada que aún nuestra, no es como ajena. O eso desearíamos.
      Nos entendemos, pues.
      Besos.

      Eliminar
  6. Lo describes muy, muy bien.
    Voy a leerlo de nuevo para intentar volver dentro y no quedarme contemplando mi colcha azul ...tejida en silencio y remendada durante lo que parece una eternidad.


    Un abraz✴
    Gracias por tu luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AtHeNeA, me alegra que mi escrito describiendo ese algo tan difícil de explicar sea entendido, es una gozada.
      Gracias por ello.
      Un abrazo de luz para ti.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Omar, no es poema, sólo un describir sentires...
      Pero gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Si te descuidas, te tapo los piececitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, eso, a ver si me enfrío también por los pies, jajajaja

      Eliminar
  9. Es que ahí... se está bien calentito!

    Besos, mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milena, de lo más calentito, sí.
      :)
      Besos miles.

      Eliminar
  10. Nos quedamos dentro y desde dentro no lo vemos todo, solo quien nos ve sabe cuanto tenemos que ofrecer. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, sólo quien nos ve desde fuera sintiendo nuestro adentro, sabe lo que podemos abarcar. Cosa difícil, por cierto, pero no imposible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hay que dejar que el viento nos despeine, que el sol marque arrugas en nuestro rostro, disfrutemos con mayor intensidad, incluso de esa tu querida manta... pero viendo una película en invierno.
    Disfruta sin concesión a los miedos, con ilusión. El resto ya viene sin quererlo...

    Besos cielo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, yo suelo ser de despeinarme, reírme, jugar y hacer muchas cosas que me hagan feliz. Sólo son momentos de quietud en los que la rareza sale a flote y yo, como que soy muy así...y lo cuento, ya ves.
      Que no falte la ilusión, claro que no.
      Besos, guapa.

      Eliminar
  12. Cuanta sensibilidad tienes y cuanta reflexion provocas.....Lo he leido varias veces, por que encierra mucho.

    Muchas gracias por lo que aportas, Mis saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mcfpalomo, me gusta que lo sientas así, que mis escritos hagan reflexionar ya que de hecho, de mis reflexiones y sensibilidades vienen...
      Muchas gracias a ti por venir a mi isla.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Esto de fuera llega tan adentro, mi querida poetisa. Bellísimo!!!
    Gracias por tus letras derramadas, Marinel.

    Besos muchos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fer, de dentro vino, se quedó fuera prendido para que os lo llevaseis hacia dentro...
      Cosas mías, no me hagas mucho caso.
      ;)
      Gracias siempre, linda.
      Besos miles.

      Eliminar
  14. Hay que estar dentro y fuera, y salir mucho. Y si es menearse hay que menearse más que un garbanzo en la boca de un viejo.

    Besos Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, jajajajaj, siempre me haces reír. Pero sí, a menearse, a salir, a vivir la primavera, que ya ves....la sangre altera!
      Besos.

      Eliminar
  15. Hay momentos para todo y creo que debemos respetar esos tiempos de mirarnos como si estuviéramos afuera, pero en realidad lo hacemos desde adentro.
    Muy buen texto, Marinel, con tu profundidad habitual.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  16. Mirella, cierto...no hay más fuera, a veces, que el adentro. Es como un balcón al que salir cuando bullen mil cosas en las tripas...
    Gracias, sólo una más de mis cosas.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Hoy me has dado una gran idea, mirarse desde afuera... nunca he hecho ni un solo intento.
    Parte de mi vida me la he pasado tratando de analizar mis sentimientos, rebuscando entre los recuerdos para seguir viviendo.
    Estoy segura de que, si algún día logro verme desde el otro lado, romperé a reír o a llorar al contemplarme tan patética.
    Me ha parecido una entrada muy original, no podía ser otra la autora, mi querida Marinel.
    Cariños en abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, patética, ¿por qué?
      Vamos mujer, ya sabes tú que no es así, que de esa palabra ni hablamos.
      Eres una mujer sensible, nada más y nada menos. Y quién no hurga en su interior para descubrir la mejor manera de continuar?
      Ya debes ir conociéndome, sólo son cosas mías...
      ;)
      Cariños para ti.

      Eliminar
  18. Las cosas, las personas, todo...se transforma cuando se cambia la perspectiva. Hasta que no he llegado a la última palabra de tu bello y profundo texto no lo he entendido...

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, cierto....reconozco que no suelo ponerlo fácil. Soy de investigar maneras de sustraerme de la realidad y ésta ha sido una de ellas.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  19. Mirar desde fuera puede ser fácil pero es un arte mirar desde fuera y ver lo hay adentro y esto si que es difícil!

    Besos estimada amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, además de difícil, puede haber quien diga que imposible. Sin embargo y en cierta manera, no lo es tanto si nos paramos e intentamos profundizarnos...
      Besos, amigo.

      Eliminar
  20. A veces nos conocemos más desde fuera, como si fuésemos espectadores de nuestra vida.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel, es cuando, creo yo, percibimos más nuestra esencia y lo que a ella concierne.
      Feliz día y besos.

      Eliminar
  21. A veces hay que tomar aire, cerrar los ojos y respirar, ver desde fuera lo que hay dentro e intentar eliminar lo que sobra. Me ha encantado cómo lo has transmitido Marinel. Espero que hayas tenido una buena Semana Santa. Nosotros ya estamos de vuelta en el blog contando cómo la vivimos. Un beso y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  22. Pepe, la verdad es que pararse y sostenerse la mirada hacia dentro es vital para seguir, sí.
    Pasaré a saber de vuestra, seguro intensa, Semana Santa.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  23. Esos sentires y esas sensaciones, no sé porqué, a muchos les parecen conocidos.

    Besos apretaos, Marinel

    ResponderEliminar
  24. Dentro, fuera, lo importante es ser feliz, y yo presiento que tú lo eres... Besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"