Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

lunes, 24 de abril de 2017

A pesar de transitorio...


Cuando vienes desaliento a desvestirme 
con tus manos de gárgola de piedra,
siento mi piel endurecida, certeramente gélida.
Abres una oquedad en la alegría, enturbias 
el fogaje que me mora restándole calor.
Pesadumbre inaudita que impeles
al agua de mis ojos haciéndola saltar
como una ola tras las pestañas que tiritan
mientras todos mis poros erosionan cual géiseres
convirtiéndose en erizos espasmódicos.
Instante trágico a pesar de transitorio...
¿Qué hacer para evitar tus manos de sastre
detestable clavando sus punzadas?
Nada.
El plasma de mi cuerpo pugnará
por irrigar, seguir viajando por las venas
y llegar al pálpito vital, bastión inquebrantable
de mi vida, regente sin igual con armas
esenciales con las que ahuyentará
el pétreo costureo del pesar.

Fotografía de Francesca Woodman

32 comentarios:

  1. Tú siempre eres capaz de dominar y ahuyentar al desaliento, es más, has logrado hacer con él un bello poema.
    Te deseo un buen comienzo de semana.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, todos lo hacemos más o menos pronto.
      Gracias.
      Una feliz semana para ti.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Unos veros para caer rendido

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, sí...creo que consiguen rendirme hasta a mi.
      Besos.

      Eliminar
  3. Por desgracia ese "desaliento" que citas es imprevisible y llega cuando menos se lo espera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, cierto, así es el desaliento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bueno, en esta vida hay de todo, hay que saber cuando correr, parar o saltar, otras veces hay que dejar que fluya y la calma se restablece.

    Hoy no vino la Directora....andará como dicen tus letras! ;)

    Besos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liliana, de todo hay, esa es la verdad. Un día bien y al siguiente mal...
      Dejar que pase, como las tormentas.
      ;)
      Pues vamos apañadas la directora y yo!
      Besos :)))

      Eliminar
  5. Todo acaba pasando.
    Y mientras, versos y letras.

    Abrazo, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica, es así de sencillo por mucho que pueda parecer o contrario.
      Así...versando y letreando.
      Abrazo.

      Eliminar
  6. Pero mientras, se sigue palpitando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Y mientras tus versos,muy buenos.abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfa, muchas gracias. Sólo versos, sin más.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. ¡Hola, Marinel! Soy Desaliento, pero, niña, no tengo las manos de gárgola, ni frías como la piedra, eso sí... ¡he venido a desvestirte!, bueno, cuando llegues al pálpito vital te lo cuento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pitt, hola!!!
      Somos desaliento todos en muchas ocasiones. También somos aliento, que es importante!
      Jajajajaj
      Vale...ya te aviso cuando llegue ese pálpito... ;)


      Eliminar
  9. Una entrada admirable, me encanta.
    Gracias.
    Un abracete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Carmen, mil gracias.
      No sé yo si lo de admirable le va mucho, pero repito: gracias
      Un abrazote.

      Eliminar
  10. Cuando viene el desaliento me echo a temblar.
    No puedo con él.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, así es, el desaliento nos hace temblar
      Será porque lo conocemos...
      Besos.

      Eliminar
  11. Qué magnífico poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela, muchas gracias por tu amabilidad ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. El desaliento es pasajero y permite escribir como tu lo haces, dando vida a las manos, ya de piedra ya de sastre pero siempre podrán acariciarte. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, las personas que amamos escribir, nos aferramos a todo con tal de derramar letras...sean como sean
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Si a pesar del desaliento logras escribir tan maravillo poema, la vida despierta y aleja las horas inciertas que acompañan esa pesadumbre…




    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sneyder, dicho así de bonito, me haces querer un poco más a mis letras.
      Gracias.
      Un cálido abrazo.

      Eliminar
  14. Hija mía... ¡qué arte tienes...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, ay...eso quisiera yo, pero me temo que mi vena andaluza anda un mucho despistada ;)
      Gracias
      :)

      Eliminar
  15. A veces cuesta deshacer el pesar, pesa demasiado .

    Mejor no perder la esperanza en su desaparición cosiendo nuevas ilusiones que hagsn olvidar...

    O teniendo fe en que pasará.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola, mucho la verdad...
      No, no hay que perder la esperanza nunca porque el olvido llega siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Pues parece ser que a ti el desaliento no se te da mal, por el poema que te has cascado.

    Besos Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, y si se me da...lo camuflo escribiendo versos que puedan difuminarlo.
      ;)
      Besos.

      Eliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"