Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

viernes, 11 de noviembre de 2011

¿Recuerdas?

¿Recuerdas?
Calló la una presos ambos de la luna, sintiendo la gran fortuna de que no llegase el sueño.
Dieron las dos y el reloj no salía de su asombro:
Mi cabeza se perdía en la curva de tu hombro.
¡Llegaron las tres tan raudas jugando entre mis enaguas!
Las cuatro llegaron juntas  en un completo sigilo metiéndose en nuestra piel reavivando el torbellino introducido  en el sueño.
¡Pusieron todo su empeño!
¿Recuerdas?
¿Con  cuánto afán llegaron al fin las cinco?
Nos propusimos  insomnes dejar las horas correr atados desde los pies hasta el último cabello.
Y vino el amanecer acompañando a Morfeo, turbado por el entuerto, contraído el corazón y sin apenas resuello.
Extenuados vencimos por una noche a la noche, a sus horas transcurridas, a sus diatribas furiosas ante tamaña  osadía:
La tuya.
También la mía
Que sonreía victoriosa…


http://4.bp.blogspot.com/_DRVSvh6wbv8/TNxHkGiBNkI/AAAAAAAAAwo/C5Fp2EBws_g/s1600/o%2Bcasal%2B01.jpg

28 comentarios:

  1. :)
    Como para olvidar una noche así...
    Una pena que no se detenga el tiempo en esos casos.

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  2. ¡PERO...POBRE MORFEO!! Yo creo que después de esa noche ya no sabía quién era!
    Por una noche, tuvo el conflicto de identidad más grande que existe...

    ;)

    Qué hermosura,Marinel! No hay palabras, la verdad.
    Detener el tiempo de esa manera es lo mejor, sin duda alguna!

    BESOS Y ABRAZOS.
    FELIZ FIN DE SEMANA.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Me alegra que te hayas topado con mi blog, así yo también he podido reencontrarte (somos tantos...)

    Me ha parecido precioso el transcurrir de esta noche que nos muestras a través de tu palabra.

    Un abrazo.
    Mercedes

    ResponderEliminar
  4. como voy a olvidarlo, si así fue anoche...

    ResponderEliminar
  5. Una noche victoriosa.
    De las que dejan huella y un rastro en la memoria y el recuerdo.
    Un poema mágico.
    Vencer la noche, aunque sea por una noche, no es tarea fácil... ni al alcance de cualquiera.
    Cariños varios, Marinel.

    ResponderEliminar
  6. Me parece de una belleza más que notoria esta composición poetizada
    . Es que me ha fascinado, Marinel.
    Es de suponer que con estos mimbres no demores publicar o dedicarte por entero a la escritura.
    ¡Lo vales de sobra!
    Te felicito
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Marinel, eso que nos narras queda muy bonito ahí en un cuento, nunca mejor dicho, ¿pero es que hay un tío que aguante toda la noche sin dormirse?, si lo encuentras me lo presentas.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Marinel, hace tiempo que te espero, hace tiempo que dejé mi alma con las puertas abiertas, esperando tus letras derramadas.
    El tiempo llegó, como tu maravilloso `poema, llegó las dos y hasta el amanecer. Espero que cada día nos encontremos hablando de poesía, de sueños, de esperanza, de amor y de ternura.
    Gracias por quedarte a mi lado, me hace feliz
    Con ternura te dejo mi beso
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Imposible olvidar la derrota de una noche a la noche, una osadía maravillosa...

    Saludos muchos, Marinel.

    ResponderEliminar
  10. amanecer abrazados con la piel sudada... saboreando el aliento del otro... con las ventanas abiertas... disfrutando el aire limpio de la mañana... son aquellos gloriosos momentos... huellas que dan pena borrarlas de las sábanas

    ResponderEliminar
  11. Hasta el reloj se ha derretido de recordar.


    Besos mil


    SIL

    ResponderEliminar
  12. Detener el tiempo una noche..pasando las horas, entregados a ese amor de luz de luna..ese reloj sin detenerse a ninguna hora..
    Marinel..cada dia me gusta mas tus poemas
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  13. !Las doce y serenoooo!!!!

    Y Marinel enfrascada en una noche larga mientras el reloj desgranaba minutos y horas, levitaba en un mundo donde triunfaba el amor, donde como plantas trepadoras subían al cielo de los sentimientos.

    La vida hay que vivirla

    Un beso,

    ResponderEliminar
  14. Marinel... gracias por tu comentario ... a veces hasta las "islas" sufren volcanzitos en erupción... quizá necesito un poco de tiempo..para recolocarme..
    un abrazo enorme y gracias de nuevo.
    flor-isla

    ResponderEliminar
  15. A una noche de ojos abiertos le siguen un par de días de ojos intermitentes.

    Un abrazo Marinel

    ResponderEliminar
  16. ¿Se puede recordar la eternidad? Porque hay horas que no terminan nunca... permanecen eternamente en la memoria.


    besos

    ResponderEliminar
  17. Muy hermosas palabras creo que todos hemos tenido noches así, ya también las tuve, bellos recuerdos.
    Un gran abrazo querida amiga que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. Un bello transcurrir de tiempo, precioso Marinel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Una noche así no se puede olvidar! ;)

    Buen finde, besos!

    ResponderEliminar
  20. Mi reloj está roto, yo fui el culpable. Me alegro, pero necesito urgentemente uno nuevo.

    ResponderEliminar
  21. Que tengo que recordar? Que la luna no influye en la forma de actuar…… que los sueños incitan lo mismo que la realidad. Hay veces que solo es un sueño pero parece verdad. Precioso un beso

    ResponderEliminar
  22. Cualquiera se olvida de algo así.
    Y llegó el amanecer y Morfeo se tuvo que dar la vuelta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Una noche completita para recordarla siempre y repetirla cuantas veces se pueda. Muy bello. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Y en un chasquido de besos se regalaron las horas, que fueron vida en tiempo muerto. ¡Precioso!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hermoso poema Marinel! Me recuerda la fuerza y la pasión de una noche sin fin... Muy lindo poema que matiza historias en el recuerdo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  26. ¡Que nochecita!
    Pero dime...¿Qué de las 6 a las 10?

    "Te dejo mi corazón para que te traiga de regreso hasta mi casa"

    Tamally maak

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog