Partiremos, no lo dudéis. Pasará el tiempo raudo llevándonos a la cima del recuerdo, pero no lo haremos solos, partirán con nosotros los sueños.
Marinel.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Todo lo fui queriendo ser...

Me dormí en mis brazos como se duermen las flores en el otoño:
Esperando el solsticio veraniego.
Sobrevolé el aire cual ave perdiendo  sus plumas en pos del nido.
Navegué sobre las olas siendo espuma de sus crestas acuáticas hasta llegar al horizonte perdido de los besos de la luna.
Ascendí  a las cumbres oteando los rayos del sol con el que jugué al escondite entre las rocas sembradas de verde.
Verde  de árboles apabullados de intemperies.
Desierto cuajado de oasis recónditos
Yerba bañada de amaneceres ingrávidos.
Jugo sabroso de frutas silvestres.
Flores de lánguidos aromas.
Arena blanca de playa de sueños.
Todo lo fui.
Queriendo ser isla.


http://2.bp.blogspot.com/_xXXPF9h52FE/S-w_j38AiVI/AAAAAAAAQBs/CnRPQCXvQwE/s1600/Apple+Travel+Island+Full.jpg
Y acabé siendo archipiélago.

18 comentarios:

  1. Dichosa tú, que te sientes acariciada por ese mar que rodea a todas esas islas de tu archipiélago azul.
    Felicitaciones amiga.
    Un abrazo a ese dulce corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. Precioso texto Marinel, tiene encanto, magia y me he visto ahí sentada en una roca sembrada de verde admirando el magnifico paisaje.
    ¡Felicidades!, un texto de ensueño.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Suele suceder que los sueños los terminamos difuminados, convertidos en trocitos de lo que una vez imaginamos un todo.
    Un beso, bella prosa.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, voy a decirtelo ya, pues creo que aunque he comentado en otras ocasiones, nunca he pasado del elogio momentáneo al texto respectivo.
    Ahora que ya llevo leyéndote un tiempo, solo puedo decir ¡enhorabuena! ¡tenemos poeta!. No solo manejas el lenguaje estupendamente, sino que tienes muchísimas cosas que sugerir y mostrar. Una auténtica maravilla. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pues fuiste una isla maravillosa...
    Que palabras mas bien escogidas, para describir todo aquello que quieres ser...
    No dejes de soñarlo...

    Unos versos presiosos... me encantó este poema...
    No dejes de querer ser... nunca...

    besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué hermoso! Uno muchas veces persiguiendo un sueño, concreta muchas cosas que ni pensaba.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Y es que el viaje es arduo, largo y difícil, para pasar de ser un grano de arena a un continente.

    ResponderEliminar
  8. Hola linda...
    Que suave... afortunada eres de sentirte de esa forma.

    Besos.
    Gracias por estar.

    Cristofer.

    ResponderEliminar
  9. Así ando yo esperando el solsticio de verano.

    ResponderEliminar
  10. Dormir en los propios sueños y ser isla y ser...

    Es refrescante leerte, Marinel.

    Saludo enorme y buenas tardes desde mi mañana.

    ResponderEliminar
  11. Yo también lo espero con la misma ansiedad, y esa arena blanca y ese mar, los añoro tanto.
    Cumpliste tu sueño y llegaste a serlo todo queriendo ser una parte.


    Besos, linda.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que todas las islas o los brazos de aquí son parte de tu archipiélago,amiga.

    Felicidades! Es un lindo texto.

    Te dejo un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  13. Ese deseo de ser isla, aún en sueños, se resigna cuando intuimos a nuestros pares.

    Me encantan los remates, son frutillitas para cada torta.

    Un beso


    SIL

    ResponderEliminar
  14. Es un placer leerte, seguirte, volver a tus poemas, Maribel. Ya el comienzo es toda una poética, me dormí, sobrevolé, navegué, ascendí... para serlo todo en isla. Precioso, precioso. Te felicito.

    ResponderEliminar
  15. Un texto precioso..
    Un sueño viajando, oteando los rayos del sol, navegando por esas olas de espuma, jugando entre los árboles y la arena de la playa..
    Yo también quiero ser isla..
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Un paseo por las imágenes
    nos das con tus palabras
    y uno se deja llevar de la mano
    seguro, confiado hasta el final
    donde explotas
    llena de arena y palmeras

    ¡Que bonito!Muy bonito

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  17. Marinel, tus letras son de una belleza absoluta, perfecta armonía de azules y verdes del alma.

    Me quedo sentadita en el medio del paisaje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Nos dibujas un paisaje de ensueño, lleno de colorido, nítido, brillante...
    Nos regalas unas descripciones que enumeras a conciencia, hasta llevarnos al despertar de la isla en archipiélago.
    Un sueño hermoso, Marinel.
    Cariños varios.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog