Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

domingo, 25 de agosto de 2013

Creo que...

...Lo inhóspito del tiempo es proporcional a  la magnitud en que sintamos lo vivido.
Nuestro bagaje es lo que hace el trayecto fatigoso o liviano.

Mujer entre maletas, de Elene Usdin.

25 comentarios:

  1. A veces llevamos tanga carga innecesaria que nos obligan a soportar la vida en lugar de vivirla.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Espero que en la mochila donde guardamos nuestra vida pasada te pese más los buenos momentos vividos.

    Besos,

    ResponderEliminar
  3. En ese equipaje y bagaje siempre deben pesar más las alegrías y las dichas que las tristezas y pesadumbres.
    Me ha encantado la imagen de Elene Usdin.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  4. Marinel, para empezar ¡Qué alegría que el verano siga prendiendo fuego en tu interior! y además vuelvas (no sé si de vez en cuando),la verdad no importa, siempre te sentimos cerca con tu testimonio poético o reflexivo que acierta y clava dudas y certezas en tus lectores, una de ellas yo. Pues sí Marienl, a veces pesa mucho el equipaje, tanto hemos conservado y hemos necesitado que no podemos dejar nada no podemos hacernos maletas ligeras. Penas y alegrías van ahí pero para mi, tienen un significado de vida, son testimonios que me ha moldeado en fuego eso sí. Lo sabemos, nadie nos dijo que la vida sería transitar en un jardín de flores. Eso sí, podemos hacer uno y verlo en nuestro balcón, con macetas discretas o quizá otro donde la mirada se tope con plantas como en una selva... somos los jardineros y hacemos en vida lo que se puede. El viaje en el que no necesitamos más valijas que llevar con nosotros es sólo de ida, y la verdad de terror esta historia sin regreso... no importa que sea liberadora o no, se va a saber. Besos y abrazo Marinel con mi cariño de siempre deseando que todo sea mejor cada instante para ti, mi querida viajera.

    ResponderEliminar
  5. No hay que llevar mochilas pesadas, cuanto más ligero de cargas estemos,con más libertad podremos volver a empezar en caminos nuevos.Simplificar es la respuesta,a veces lo más duro es el cambio, la partida.Pero los sueños deben ser más fuertes para hacernos volar.
    Abrazos y besos para ti.

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Marinel, durante nuestro bagaje por la vida esta la llenamos de muchas cosas algunas son lastres que con el tiempo vamos abandonando lo que hace que poco a poco el camino se haga más liviano por que solo nos quedamos con lo esencial que nos da felicidad y armonía.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Llevar mochilas no sirve para nada, sólo nos agobia, por lo tanto hay que ir dejándolas a la vera del camino recorrido.
    Besoss Marinel

    ResponderEliminar
  8. Se hace pesada la carga a veces, pero seguimos, Marinel.

    Me alegra verte

    Abrazos muchos

    ResponderEliminar
  9. El tiempo y las vivencias...no siempre llevan el mismo ritmo...El tiempo vuela y la intensidad de lo vivido dá consistencia y calidad a la vida...Ojalá siempre llevemos con nosotros lo positivo,para seguir dando lo mejor,amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo grande.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. No hay como regresar y encontrar estas inmensas letras tuyas Marinel. Grandes y hermosas como siempre!

    Te dejo un beso y se feliz!

    ResponderEliminar
  13. Nuestro bagaje si, pero fundamentalmente lo que elijamos revivir de ese bagaje.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Bolso de mano, ilusión y capacidad de asombro.
    ¡Y unos euros para el café!
    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  15. Este reencuentro bien vale el sobresalto de una lectura mínima e intensa. Esto es toda una promesa de estancia y permanencia, por lo que soy feliz esperándote.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Efectivamente, este bagaje repleto de vivencias es el que a la postre dictará el veredicto de nuestra memoria.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Sí,suponiendo que es enormemente negativa la sensación de lo vivido, sentimos en nuestro ser que ha sido DEMASIADO el tiempo en esa misma condición.Esto nos desgasta, nos cansa, agobiando alma y espíritu por su intensidad.

    Por otro lado, si lo vivido es intensamente placentero no sentimos otra cosa que no sea felicidad, y pareciera que ello nos hubiese acompañado siempre! (olvidando todo rastro de tristezas)...Como cuando nos enamoramos.

    Abrazo grande,Marinel.

    ResponderEliminar
  18. Mi niña guapa, cuanto tiempo he necesitado para volver... y no era por falta de ganas, sino porque no encontraba un empujón que las destapara.
    Pero, ahora estoy, y espero que esta vez sea la de verdad.

    Lo inhóspito del tiempo es ciertamente cómo lo vivamos. Corre o se ralentiza en función de la felicidad o desdicha que nos proporciona.
    Cuanta verdad hay en tus letras.

    Gracias por estar ahí a pesar de mis ausencias.
    Gracias por ser, por estar... y por dejarme siempre una sonrisa.
    Sin duda, ha sido una de las importantes que me ha hecho volver.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  19. Querida Marinel, me alegra mucho verte, leerte de nuevo, saber que estás ahí compartiendo pensamientos, versos, ideas... Ya te escribo.
    Tu pensamiento de hoy lo comparto, es lo vivido lo que cuenta, el tiempo siempre está ahí para que pasemos por él, como un tren o como un cisne...
    Me encantó leerte de nuevo. Un fuerte abrazo, mi amiga.

    ResponderEliminar
  20. muchas oportunidad el hombre lleva mas cargas qeu del que deberia, o se carga de mas cosas de lo necesario.
    parece que es necesario que cada uno descubramos lo impresindible para nuestra vida para nuestro caminar dejar muchas cosas en el camino cosas que a veces no son necesarios.
    es mejor andar con lo justo y necesario pero qu eeste lleno de amor y ternura

    ResponderEliminar
  21. Es tan verdad...


    Un buen recuerdo lo puede ocupar todo.



    Mil besos.

    SIL

    ResponderEliminar
  22. Compartí tu reflexión y las que afirman que la mochila ligera alivia el camino.
    Es cierto, pero también que no es fácil ni gratuito desprenderse de equipaje. En el papel queda bonito pero la tarea ya es otra cuestión.
    Me alegra siempre leerte, querida Marinel.
    cariños varios, mi niña.

    ResponderEliminar
  23. Ya estás de vuelta, y eso es todo un acontecimiento!!

    El tiempo y la experiencia... otros traidores que nos hacen recordar siempre lo vivido, lo rastrero y lo liviano. Nunca todo llega a ser ni blanco ni negro, verdad?

    Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar

  24. El equipaje ligero, ligero, nos libera en los trayectos y pienso que la mejor foto es aquella que nunca se hizo pero que permanece viva en nuestra retina... menos fotos y más VER.

    Besito volado viajero.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"