Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Mi admirada....

Admiro la noche como admiro el sueño venido de arpíos insomnios. Me extasía ese tutelar buscando vestigios de diurnidad, su peregrinaje en pos de un murmullo ajeno al sonido de ese silencioso y selvático oscuro, de esa opacidad tan solo truncada por las diminutas, empero radiantes, estrellas.
Jugar, mirarlas a ellas, inventar ser parte de un conjunto de joyas colgantes y hasta refulgir de entre las tinieblas que a veces nos densan con alevosía.
El halo que viste la esfera plateada, no es, sino nuestro afán de indagar más lejos, como en los espejos...
¿No te han dado ganas de mirar detrás o mejor muy dentro por ver si en verdad es esa tu imagen o un clon viviendo mundo paralelo?
Admiro la noche como admiro el sueño al fin arribado, puesto en pedestal sobre la almohada, tras ojos cansados, ajado su entorno de tanto esperar.


32 comentarios:

  1. ¿Quien no ha querido mirar más allá de lo que se ve?, una sustitución pobre, son los sueños con los ojos abiertos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. También me fascina la noche, y las estrellas que parecen hablarnos, acurrucadas en la almohada, mientras esperamos el beso de Morfeo.
    Besos, mi Uka.

    ResponderEliminar
  3. Soy de la noche por naturaleza.

    Quedó precioso lo que hiciste con lo que te mandamos. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. La noche, la hora del silencio, el momento de enfrentarse con uno mismo...
    Me gusta como tú lo dices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No dejamos demirar, de indagar. En ocasiones con la escasa luz de una vela. Salimos dela caverna y miramos sin dejar de buscar. Y tus letras son buenas pistas en el camino...

    ResponderEliminar
  6. Hola querida amiga, hermosas letras yo también admiro la noche, más bien la espero con ansias, es mi aliada mi compañera la que guarda todos mis secretos, junto a la luna y las estrellas, precioso escrito.

    Besos querida Marinel que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  7. Yo soy más de amaneceres. Pero no dejo de comprender que, a veces, la noche me seduce. Entre sueños y vigilias: me seduce. Como a ti:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Ascender hasta las estrellas o descender hasta el fondo de nuestra imagen en el espejo, son dos formas de una misma huida de nosotros mismos.
    Preciosas reflexiones.

    ResponderEliminar
  9. Tú ya ere una joya colgada en la noche con destellos de rutilante belleza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Bello, la ensoñación y la poesía mirando el cielo, juntas desde el lecho.
    Besos de luz de luna Marinel.

    ResponderEliminar
  11. Soy de mucho soñar, hasta cuando estoy despierto. Pero aún así prefiero la luz de un día nublado que la de todas las estrellas.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. vivo en la noche, soy parte de ella y en esos desvelos sueño. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Miro atrás y veo un clown, miro adentro y veo un CLOWN, mire a donde me mire veo un CLOWN...pero en tu nueva presentación, veo un "abuelito" en flor con sus vilanos al viento...y me encanta, pediré un deseo.
    un bsazo Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Guauuu !!! Cuanta belleza en estas letras derramadas, con la pluma de tu alma.
    Admirada madrugada, estrellas...buscar en ella, nuestra yo más íntimo, más profundo.
    Abrazos de mar:)

    ResponderEliminar
  15. En verdad, Marinel no somos coincidentes, a mí es el día, la luz solar la que me anima y enamora, la que me da fuerzas; la noche enreda mis pensamientos, posiblemente de cansancio y sólo aspiro a la horizontalidad. Pero tenemos un punto de confluencia, como el cristal o la moneda son dos caras de una misma entidad: nos une las letras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Mi querida Marinel, la noche nos evoca su misterio y luz para que nuestra alma descanse entre las brillantes estrellas que siguen iluminando nuestro sueños aun por cumplir.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. La noche nos enfrenta al cielo y ahí a veces escuchamos la armonía de las esferas...Puedo decirte que mi primer poema lo hice mirando al cielo de la noche, cuando tenía doce años...sonrío.
    Mi felicitación por la magia de tu inspiración, que deja su estela en tus letras.
    Mi abrazo grande y mi cariño, Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  18. '...una vez aspiré ser noche.
    entonces las estrellas me amonestaron y fundieron la mente.
    '...entonces, troqué noche por espejo. luz por amaneceres y al alba pura, desperté, vidrio frío sin mirar!!!
    (me llovieron meteoritos. uno llevaba por nombre Marinel. y era poeta!!!)

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
  19. Soy noctambuela, auqnue me cueste al otro dia. Es ese inatante entre la noche y el dia, entre la vigilia y el sueño, tal vez veamos mas alla, mas adentro
    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. A me me fascina la noche, la tarde-noche, cuando todo se vuelve calma; y me inspiro, me miro, hago introspección y saco afuera lo que debe irse...TRATO de hacerme esta limpieza interna siempre. Pero en paz, sin culpas.
    Los momentos de desvelo son ya otro asunto para mi, pero si son ocupados así como en este caso donde brotan mágicas palabras transportadoras...querida amiga, entonces son preciosos!.
    Te felito por tus letras siempre tan honestas.

    ABRAZO GRANDE Y MUCHAS BENDICIONES!

    ResponderEliminar
  21. De noche, en esos duermevelas en que escribimos sin tinta, en que ahondamos en nosotras y tratamos de averiguar mucho más de lo que sabemos.
    Besos diurnos

    ResponderEliminar
  22. Hola Marinel, aunque en ocasiones contadas me gusta la noche yo soy mas del día, me gusta su luz, la animación de la gente, su vida, no se muchas cosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. mirar, aunque sea con la imaginación,
    muy bueno, muy bueno
    saludos

    ResponderEliminar
  24. La noche nos adentra
    en su misterio
    de sueños.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Yo también siento fascinación por la noche, ese cielo tranquilo y aparentemente quieto, el silencio...

    ¿Sabes? Hace años que tengo clara una cosa, cuando miro el cielo de noche, (sobre todo ese repleto de estrellas) sé que no solo estoy mirando el cielo exterior, sino que también estoy viendo, de algún modo, mi espacio interior. Y es que lo más grande del universo es al mismo tiempo lo más pequeño del universo.

    Muchos besos Marinel :)

    P.D: qué bien que te gustara mi poema del otro día..., me ha hecho ilusión verlo ahí en un post de tu isla, junto con tantos otros "versos brincadores". Gracias :)

    ResponderEliminar
  26. Ella es toda misterio...

    Saludos, Marinel. Buen día.

    ResponderEliminar
  27. Eres capaz de transportar con tus palabras y desde luego la noche es propicia para mecerse en ellas.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
  28. Amo tanto la noche.
    Tanto como tú.
    Besoss

    ResponderEliminar
  29. La mirada al cielo, se hace grande porque en tus ojos hay poesía, porque tu creatividad goza de la luz que regalan las estrellas... Es siempre un placer leerte, Marinel. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Tus letras siempre tan profundas, hermosas y certeras.
    Hoy nos llevas por esa noche que a muchos de nosotros llega...

    Abrazos muchos y una linda semana que comienza, Marinel.

    ResponderEliminar
  31. Sí. Me dan ganas, pero a veces temo ver mi reflejo.



    Más besos.




    SIL

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog