Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 24 de febrero de 2014

Como barcos de papel...

Si, fantaseando, te echas al agua cual barco de papel
 has de saber que corres el riesgo de hundirte.
La humedad desbarata el material de las quimeras, 
se lo traga en sus fauces higrométricas
engulléndolas a su albedrío, así como
se sorben las lágrimas; esas linfas
en el mar del sentimiento donde sólo 
hay pájaros de incesante alear. 

Podrás pretender el flote jamás a la deriva,
ni en los más alocados sueños, aún a sabiendas
de la fragilidad de tus pretensiones.
Te valdrás de la ilusión para el empuje
y, eso, te llevará tan lejos como 
la utopía te permita llegar.
Disfrutarás del oleaje imaginando
la arribada a la orilla del logro.

Tal vez las mareas te aproximen,
quizá atraques en algún malecón 
y reposes del viaje bajo el cielo infinito.
Acaso no  llegues nunca a sentir el gozo
del abordaje sintiéndote perdid@,
extraviados los anhelos, desorientada
la meta, sin percibir que la auténtica
 felicidad se hallaba en la travesía...


35 comentarios:

  1. Yo me quedo con la última parte de tu poema, disfrutaré al máximo de la travesia.
    Descansa y sueña esta noche, tú, mi querida amiga, lograrás alcanzar utopías.
    Cariños y un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. me gustó el principio y el final mas que nada. El planteo y la moraleja. Saludos Marinel...

    ResponderEliminar
  3. Cualquier viaje ... es un reto que puede hundirnos o llevarnos a la orilla del paraíso.
    Besos Marinel , bonita alegoría de la vida como un barquito de papel, y al timón nuestra esperanza.

    ResponderEliminar
  4. Mi estimada Marinel:

    Me gusta mucho la intención de moraleja que encierra este escrito tuyo.
    Muy buena imaginación!
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. "Si, fantaseando, te echas al agua cual barco de papel
    has de saber que corres el riesgo de hundirte.
    La humedad desbarata el material de las quimeras",

    "La humedad desbarata el material de las quimeras"
    Este pensamiento es lo más poético que encontré en tu poema que todo es maravilloso.

    Besos poeta, un saludo cariñoso para ti.

    ResponderEliminar
  6. Exacto.
    En el presente.
    En lo que hacemos a cada momento.
    Allí se esconde y hay que saber encontrarla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado, hay que soñar siempre aunque esos sueños no te lleven a ningún lado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me gusta fantasear contigo...y lanzarme a la deriva, ese viaje es prometedor,aunque exista el peligro del naufragio,amiga...Los retos nos impulsan hacia adelante,en ese vuelo hacia la libertad, donde ensayamos nuevas perspectivas para enriquecer el espíritu...MUY BUENO,MARINEL.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre,por tu buen hacer e inspiración.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Exacto. Hemos de saber que vamos casi a la deriva en un barquito mojado y que la marea dice cosas...Pero me basta para llegar a tu isla y relajarme. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Como bien señalas Marinel la felicidad, la realidad, está en la vía... No en la meta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pero el tiempo que el barco esté a flote nadie nos lo quita. Biquiños!

    ResponderEliminar
  12. nada está dado ni es certero
    lo incierto es el camino para todos
    y qué bueno que así sea Marinel

    de lo contrario qué monótono y patética la vida sería

    besitos y buena semana

    ResponderEliminar
  13. El caso es viajar para que todo importe... Precioso poema Marinel, lo he leído tres veces y a cual más me gusta, me encantan esos barquitos de papel que dan para tanto... Te felicito por tus letras.

    ResponderEliminar
  14. Brindaré estas noches por todos los barcos de papel a la deriva que como yo seguimos el reguero de la lluvía. Mientras esperaremos que deje de llover y salga el arco iris. No sabemos cómo y tampoco sabemos cuando, pero el sol saldrá algún día y seducirá a la luna en un anochecer constante. En un amanecer feliz

    Buen post. hermoso poema y bonita lección.

    Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  15. CREO QUE LA MÉDULA SE HALLA EN LA CONCLUSIÓN DEL TEXTO.

    AFECTOS

    ResponderEliminar
  16. Me gusta echarme al mar en la realidad y en los sueños.

    ResponderEliminar
  17. Por mi temor al agua, preferiría fantasear en la orilla y recibir a salvo los sueños que me traiga la marea.

    ¡Pero qué poema tan hermoso!

    Besos

    ResponderEliminar
  18. La alusión al barco de papel como elemento frágil está muy bien traída. Yo creo que somos todavía más vulnerables en el oceáno de los problemas diarios.
    Besos desde una orilla quimérica.

    ResponderEliminar
  19. La satisfacción que se puede encontrar al navegar en un barco de papel es tan frágil como el material con que está hecho.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Precioso y fantástico ese mundo que has creado alrededor del barco de papel y los riesgos húmedos. Derramas las letras con acierto, Marinel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Yo siempre me digo que las utopías están ahí para que cualquiera consiga que dejen de serlo.
    Al fin y al cabo es la esperanza lo que está en juego.
    Me ha encantado tu magnífico poema y su moraleja.
    Feliz semana!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Marinel, desde el primer verso, quedas atrapada en el lirismo del poema, nunca debemos dejar de soñar, nuestros sueños forman parte de nosotros y habitan en nuestra alma.

    Todo sueño es un reto qué no debemos dejar que se evapore.

    Cariños, con un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. No hay duda de que la verdadera felicidad reside en la travesía, no en la meta que nos empeñamos tan obstinadamente por alcanzar. Es una bella alegoría de la vida que me recuerda a uno de mis poemas favoritos que seguramente conocerás: "Ítaca", de Konstantínos Kaváfis.

    Feliz travesía por los mares de la fantasía, mi querida Marinel!

    Cariños.

    Fer

    ResponderEliminar
  24. Fer, has dado de lleno en el blanco. Me gusta mucho Kaváfis y esta es una modesta interpretación de ese poema tan magnífico.
    Eres un lince, hermosa.
    :)
    Besos muchos.

    ResponderEliminar
  25. Hay que disfrutar del viaje, y cuando lleguemos, ya veremos lo que hay, para qué adelantar acontecimientos, si no sabemos lo que hay.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  26. Yo confieso que me he animado a ser barquito de papel, y me han destrozado las olas, pero no me arrepiento, Marinel de mi corazón, no me arrepiento.



    =)



    Mil besos.

    ResponderEliminar
  27. Pues que la suerte nos deje mucho tiempo flotando en este hermoso barco de papel.
    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
  28. El caso es ponerse en camino, soñar con llegar y caminar viviendo :)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  29. Todos somos barcos de papel
    a la deriva del tiempo.

    Un gran poema.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Una bella alegoría de la vida donde la travesía es el auténtico objetivo del viaje, con sus alegrías y sus penas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. En frágiles embarcaciones viajamos a veces buscando ese lugar donde sentir que la tierra esta firme, que tras el velo de la noche los sueños son posibles y no lejanas quimeras de nuestra mente.A veces poder naufragar pero mientras eso ocurre todo nos llena de una realidad llena de experiencias para contar.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Con un final esperanzador
    Bellisimo post
    Abrazos

    ResponderEliminar
  34. En la vida está todo. Y no tenemos otra ni creo que haya algo más tampoco.
    Y sí, esos somos, puro tránsito.
    Besos, preciosa!

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog