Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

domingo, 2 de febrero de 2014

¿A dónde la voz...?

Corrió la voz...
Y ella, inmutable, la dejó partir.
Pensó que era hora de que conociese mundo,
sintiera la aventura de desprenderse
de su garganta; algo así como el regazo materno.
La imaginó titilante como una estrella,
regocijada en su osadía,
ansiosa por descubrir otras voces,
otras palabras que adherir a las suyas;
el amor.
De pronto sintió pena, una pena profunda
tan vivaz como su ausencia que ya iba agigantándose.
Supo de sus seguros silencios apocada,
nimia ante chillidos espeluznantes, voces airadas,
sonidos silentes como punzadas.
Recobró la compostura elucubrando...
¿Y esas otras dicciones suaves que hallará?
¿Y esas palabras lisonjeras dándole la bienvenida?
¿Y esos murmullos de felicidad?
¿Y..?
Se sentó al borde del mutismo, entre la calma
y la espera.

*Acuarela de Steve Hanks

38 comentarios:

  1. Seguramente corría para llegar hasta el alma de alguien.
    ¿De qué sirve la creación si no es para llegar al alma de alguien?

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que me pierdo entre tus letras, eres profunda y sientes, además tienes el don de ser poeta.
    Y esa voz, necesita conocer otras voces que la quieran, que la mimen, que la arropen, ella, encontrará la que le diga un te quiero de verdad,y ese te quiero... sólo podrá salir de un corazón que se haya enamorado de ella.
    Si tu poema es bello, has sabido elegir a la perfección la acuarela que lo acompaña.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  3. Será el silencio el opuesto de esa voz que se ha ido y se espera.

    Será la pausa.


    ¿Será esta mañana gris y rota...?
    ¨tan vivaz como su ausencia¨


    Besos mil.




    ResponderEliminar

  4. a veces la voz nos sorprende
    para quienes hemos estado frente al micrófono cada ocasión es comenzar de cero sea declamando , sea cantando

    me gustó el enfoque que le diste al poema Marinel
    felicitaciones

    besitos

    ResponderEliminar
  5. Conozco esos silencios y esas esperas... Muy buen poema Marinel.
    Cuando vuelvas, sabrás que mereció la pena.

    ResponderEliminar
  6. Mejor que vuelva esa voz. Seguro que vuelve, seguro, porque la voz pertenece a su dueña y con ella hablará, permanecerá en silencio, se exaltará y callará al unísono.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de la spalabras.

    ResponderEliminar
  7. En la espera
    se escucha la tenue voz
    del poeta.

    Precioso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. A veces es tiempo de esperar...

    Y seguramente en esa espera y calma, nos llega lo mejor...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Haces preguntas difíciles, querida Marinel. Pero es necesario plantearse cuándo echar la voz a correr y cuando guardar silencio. El silencio es una forma maravillosa de acompañar también. A veces nos atiborramos de palabras y nos alejamos aún más de la verdadera comunicación, esa que de verdad nutre y toca al alma.

    Muchos besos!

    Fer

    ResponderEliminar
  10. Voces y palabras se alejan para siempre de nosotros.

    Besos callados.

    ResponderEliminar
  11. Voces y palabras se alejan para siempre de nosotros.

    Besos callados.

    ResponderEliminar
  12. Voces y palabras se alejan para siempre de nosotros.

    Besos callados.

    ResponderEliminar
  13. Es curioso. Una pregunta que nunca me he hecho y al verla en ti tiene todo el sentido. ¿A dónde van las palabras? Ahora que lo pienso, creo que en ocasiones llegan a oídos indiscretos.
    Me gusta aromarme con el perfume de tus palabras, con su cadencia y armonía. A veces, me llegan tus palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Las palabras marchan en busca de sus cóngéneres para crear bellos relatos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. que cierre tan divino...
    ¿Y..?
    Se sentó al borde del mutismo, entre la calma
    y la espera.

    abrazos Marinel
    Carlos

    ResponderEliminar
  16. ¿A dónde van las palabras que se aventuran a lo nuevo? Pero si no escapasen para explorar caminos y comunicar serían instrumentos de poco oficio.
    Marinel, has dejado escapar la palabra hecha verso y qué tan bien lo has permitido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Uyyyyyyyyyyyyyyyy, creo que solamente el silencio puede comentar la inmensidad de tus letras hoy, y sabes algo Marinel, me lo llevo con tu permiso.

    Abrazos miles y linda semana

    ResponderEliminar
  18. Seguramente conoció mundo, sonidos, caricias... pero volvió,

    Besos,

    ResponderEliminar
  19. Hay voces que correrán para siempre en mi mente. Voces que, no es que las dejes partir, son libres de antemano. Aunque tu deseo fuera tenerlas siempre para ti. voces que brillan de amor...

    Magnífico Marinel!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Un mundo nuevo e inmenso se abre sin la voz. Descubrir el silencio.

    Bellas palabras Marinel

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola Marinel, preciosa y acertada acuarela de Steve Hanks, maestro de la línea. Y, cómo no, a juego con la maestría de tus palabras... A riesgo de resultar repetitivo y algo empalagoso. Tendré que conformarme con leerte y guardar silencio... También en él hay reconocimiento amiga mía.

    Kasioles te pinta muy bien. Profunda, el don, la voz...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Y la voz se hizo indepenciente...

    ResponderEliminar
  23. ESAS ESPERAS A VECES PREOCUPAN
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  24. La voz que duerme en nuestros silencios tal vez sea la más dulce.
    La que paciente, sabe esperar la palabra.

    Besos, mi Uka.

    ResponderEliminar
  25. No hay que detenerse en lo que daña...

    Hay muchas cosas, momentos, sentimientos que más adelante nos harán felices...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  26. La voz debe ser amiga del silencio para llevar bien las pausas, que la hagan más cadenciosa y mágica...Mi felicitación por tu creatividad y buen hacer, Marinel.
    Mi abrazo inmenso y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  27. Todo el poema es una belleza, pura poesía.

    Me encantó.

    Besos querida poeta.

    ResponderEliminar
  28. Se emancipó la voz y la palabra vive por su cuenta...qué bueno Marinel!
    un bsazo.

    ResponderEliminar
  29. Esto puede aplicarse perfectamente a un blog. Me acordé de ello después de pensar en mi afonía y en que mi voz se ha ido porque le ha dado la gana. Biquiños!

    ResponderEliminar
  30. He leído el poema de Huidobro de tu cabecera. Luego he leído tu poema; precioso poema, por cierto.
    Hay un poema de Huidobro que se titula "La poesía es un atentado celeste".
    Tu poema me ha hecho pensar en el. La poesía que nos hunde en su ausencia o nos eleva cuando nos besa. La Poesía: Celeste a veces, y otras; un atentado contra el alma...

    Besos y enhorabuena por tus magnificos versos

    ResponderEliminar
  31. :) Sí... en ese borde se nos queda la voz a veces.

    Besos, Marinel :)

    ResponderEliminar
  32. la voz es como un espejo, necesita de otra voz en que reflejarse y no morir de ausencia.

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Todos estamos ansiosos por descubrir otras voces. Y más si dicen tanto y tan hermoso como acostumbras. Y? pues que seguiremos buscandote. Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. A la propia voz como a los hijos hay que darles libertad, aunque nos atemorice, aunque dudemos de su madurez para caminar fuera del "regazo materno"... Es la única manera de crecer y de hacerse escuchar...

    Hago una interpretración muy subjetiva. Lo sé. Cada uno es hijo de su circunstancia...

    Besos, muchos, Marinel

    ResponderEliminar
  35. Original y hermosa tu propuesta de hoy.
    La voz regresará y se fundirá con su dueña, entonces sabrá donde fue y por qué...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. En el silencio escuchamos esa voz interior que nos lleva a encontrar las respuestas que a veces la vida y el ajetreo no nos deja escuchar.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Cuando uno no reconozca ni su voz, reza un Padre Nuestro y encomiendate a Dios.

    Besos

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog