Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

viernes, 31 de enero de 2014

Cúmulo...

Seca.
 Así me encuentro a veces, 
deshumedecida y tortuosa
como raíz que fuese retorciéndose
en las manos del tiempo.
Apática.
Desvencijada como ventana
abandonada al salitre y la perpetua
 visión del horizonte.
Cobarde.
Ante  una muralla invencible
cuyos bastiones rozan el sol
dejándome a la sombra.
Mustia.
Notando desprenderse el rocío
de mis pétalos como lágrimas
furtivas de mí en mí.
Ausente.
Y el volumen de mi ausencia
ensancha el huérfano
habitáculo de mi esternón.
Sin embargo...
Pausada.
Advirtiendo el aleteo
de pájaros a mi espalda
picoteando simientes.
Jovial.
Sintiendo la emoción
de la vigía en alta mar
surcando nuevos bríos...

Obra del autor, Roig Heredia


27 comentarios:

  1. Pues sí, con el paso del tiempo vamos adquiriendo consciencia de que el peor enemigo del hombre es la edad. Y la verdad, no es cobardía observarse a los niveles que tú lo haces y una simple observancia que nos lleva a la impotencia. frente al paso del tiempo, no se puede hacer nada.

    Hermoso poema reflexivo.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es un sentimiento con el que me siento hermanado jajaja aunque no me guste. pero es que a veces uno se queda sin nada, vacío, yermo...
    Tan ciertas esas palabras iniciales que sin embargo danpaso a un final prometedor y lleno de vida. también coincido con ese sentimiento...
    Es, en resumen, un poema sencillo y vital...
    Un placer visitarte Marinel: Lo cierto es que ahora mismo no sé si lo habré hechoya alguna vez; he visitado tantos blogs a lo largo de mis 7 años de bloguero. pero aquí sigo buscando nuevos amigos y sobre todo nuevas lecturas.
    Hoy te descubro siguiendo los pasos de mi gran amiiga Estrella.
    Te sigo...
    Un abrazo.
    José

    ResponderEliminar
  3. frente a todo, al final se sigue viviendo
    y con esperanzas
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Si estuvieras así realmente Marinel, no escribirías como lo haces, transmitiendo siempre la ilusión de que tras leer el último verso de un poema, vendrá la esperanza de un nuevo escrito tuyo. ¿Qué sería de mi sin entrar en tu blog cada Viernes, que es el día que tengo tiempo para dedicar a internet? Gracias siempre por tu entrega a la Literatura y a nosotros. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  5. En ese salirte de ti misma, vuelves a entrar rejuvenecida por el propio pensar o sentir de tu juventud que permanece, al menos el mar te la devuelve... Bellísimo poema.

    ResponderEliminar
  6. Lo bueno de un día malo es que siempre le sigue uno en el que resurgimos y podemos con todo. Biquiños!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los poemas y el dibuujo, me gustaron mucho.
    Un abrazo.

    Gracias por traerlos al blog y compartir.
    :)

    ResponderEliminar
  8. Una buena bañera, agua caliente con sales, buena música y los ojos cerrados, una manera de soñar y renacer.

    Besos,

    ResponderEliminar
  9. qué bueno que los días nos no iguales para uno ni se repiten ni se viven

    jornadas y experiencias vamos procurando y proporcionando según nuestros ánimos

    cada día tiene su afán
    dejémosle entonces al tiempo hacer su trabajo

    besitos

    ResponderEliminar
  10. "Seca
    así me encuentro a veces..."

    ¡Me has leído el pensamiento! Pero lo voy a remediar de inmediato, he quedado con los amigos, al pub irlandés a tomar unas pintas de Guiness... ves lo que te decía en el anterior comentario...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Dale la vuelta a todo, pon al frente la jovialidad y la decisión de llevar las riendas de tu vida, y que no te venza la apatía. No seas cobarde, líate a la cintura la yedra que te atenaza y hazte capitana del bajel de tu destino.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hay veces que los sentimientos son vacíos y que nos dan la sensación de que nos llevan a nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Marinel, a veces nos sentimos como dices pero no debemos dejarnos llevar y darle la vuelta a todo y sentirnos como tu dices jóvenes y fuertes y como se suele decir comernos la vida antes de que ella nos coma a nosotros:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Cambios y alteraciones de humor, de sentimientos, de vivir. Y has quitado la pluma ¿Has escrito tus versos con ella?
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  15. Son los altibajos que tiene la viday que la mayoría de las veces no sabemos adivinar qué los provocan.

    ResponderEliminar
  16. ¨A veces me siento grande como el mar,
    a veces un corto tiempo del río que va...¨ (L.G.)


    Tu poema me espeja, como siempre.



    Besos muchos.


    ResponderEliminar
  17. Me gusta esa forma de describirte, minuciosa, profunda, siendo muy conocedora de lo que vive en ti...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  18. Me encanta como escribes ! Hermoso poema! Y por lo demas un blog interesante.Me gustó.Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Saca tu salitre sudando y no sólo al sol, mojando tu epidermis y humidificando alrededor (litoral adentro), así la mar de bien.

    ResponderEliminar
  20. Yo creo, Marinel, que este cúmulo te hace más humana. Quiero decir con esto que todos en algunos o varios momentos somos un poco así: un conjunto de sensaciones, un popurrí de estados de ánimo, una mezcla de impulsos y bajones.
    Lo importante es ese aleteo de pájaros y el sonido del mar que nos prepara para seguir adelante.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  21. son fases por las que todos pasamos... pues la completa felicidad es muy difícil de sujetar.
    precioso poema donde dibujas muy bien el estado de ánimo que inunda el corazón. besos.

    ResponderEliminar
  22. Hasta el "Sin embargo" éramos dos gotas de agua.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Así,porque eres un ser humano y los humanos existimos entre nieblas y esplendores, entre alegrías y tristezas, entre sueños y realidades.
    Yo también me siento así muchas veces, casi todos los días.

    Abrazos Marinel.

    ResponderEliminar
  24. Hay días que para qué, pero mejor mirar el sol, que sale para todos, todos los días.

    Besotes hermosa!

    ResponderEliminar


  25. Voy de tu mano, y pones palabras a mi sentir hasta el punto de Pausada...la jovialidad se me alcanza un tanto lejana.

    Siempre tú, Marinel en tus poesías, igual que tus comentarios, siempre autentica.

    Besos muchos ♥♥

    ResponderEliminar
  26. Un cúmulo de sensaciones eres, somos, un vaivén que no cesa de viajar dentro de uno mismo según los días, las horas y la marejada que nos gobierne.

    Besos en calma.
    ;-)

    ResponderEliminar
  27. Marinel, eres muy consciente de tus sentimientos...Somos un cúmulo de ellos, que van turnándose, alternándose a lo largo del día...Pero,lo mejor de todo es que nos conectan con la inspiración y la magia, como tú haces amiga...Mi felicitación y mi abrazo grande,Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog