Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

jueves, 16 de enero de 2014

Y si tiemblan?

Y si tiemblan mis manos, preguntando el por qué,
 ¿qué les digo?
Se amedrentan si fallo a favor de ese miedo acechante,
si confirmo que es él el que teje los hilos de su agitación.
¿Y mentirles?
O contarles un cuento, ¡qué bien!
Érase una vez...
No, no puedo contarles lo que fue y ya no es.
Y dejarlas temblar ateridas esperando que pase
 esa turbulencia, me parece tan cruel.
Las sostengo en mi pecho, callada, divagando la forma
de volverlas al calor prolongado,
de alejar ese frío de dentro ante la certidumbre,
la sospecha de saberse a caer a los lados de nuevo.
Y la fuerza se fue, yo la vi aproximarse
un instante maldito cortado en troquel.
Se acercó sigilosa y cobarde marchó.
¿Dónde fue?
Y mis manos cayeron bajo un manto de agua
de fanales pasmados resbalando en la piel.
Ya lo tengo:
Cantaré.
Melodía de auroras, de hojarascas y miel,
de penachos de gloria y horizontes sin hiel.


30 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho Marinel, no es una rima típica típica y eso me gusta. Lo que yo pienso es que todo pasa, por mucho que nos cueste esperar que pase. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Bonito poema Marinel, pero yo no tengo esas decepciones ni problemas de amoríos que tiene tu protagonista, y las manos también me tiemblan. Sobre todo cuando me pongo nervioso parecen un flan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La verdad. Pero ellas ya lo saben y se duelen y con su calidez te abrazan; incluso en medio de la peor soledad. Tus manos...

    Muy hermoso
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Mandarica, yo siempre digo que lo mío no es poesía,sólo intentos, amagos, nada más.Nunca me rijo por rimas típicas, números de sílabas ni ná de ná...
    Así me salen,ja,ja,ja
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Y si las manos tiemblan... yo te ofrezco las mías para darte un fuerte abrazo que te llegue muy hondo a ese corazón grande de poeta que tienes.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  6. Tiemblen o no, siempre están ahí para sentir lo que nosotros sintamos...una de las partes más expresivas de nuestro cuerpo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Oye, Marinel, qué triste me he puesto leyéndote...
    Una hermosura de texto dedicado a las manos que tanta falta nos hacen aunque tiemblen de amor, de pena, de rabia o de impotencia.

    ResponderEliminar
  8. Esas manos trabajadoras que siguen los dictados de nuestra mente a veces se vuelven tímidas, temerosas y dejan de ser aves voladoras, pero sólo están dormidas, volverán a despertar.

    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Marinel, tus manos escriben lo que tu mente y tu corazón les dicta...Ellas son las palomas que te elevan sobre la realidad y a veces se quedan quietas,te quieren y te esperan.Simplemente eso...Te esperan.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu sentimiento claro, directo y sencillo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida al club Marinel ya somos dos que reusamos la métrica poética,
    cada cual asume conscientemente lo que sabe hacer y a mi personalmente me ha encantado este poema tuyo esa desolación resignada que no pretende herir a nadie y callan mansamente ocultando lastimar sentimientos.
    Precioso... hoy en día la poesía va introduciendo nuevas formas y lo que verdaderamente importa es saber transmitir y tu lo haces muy bien.
    Un cariñoso abrazo, Pilar

    ResponderEliminar
  11. Y si tiemblan, habrá que decirles que sigan adelante a pesar de las turbulencias y de las dudas que a todos nos asechan.

    Un fuerte abrazo con manos temblorosas también ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
  12. Que sean las manos
    palpitar alado
    del corazón.

    Un beso Marinel

    ResponderEliminar
  13. Me recordaste este poema de Neruda, de Los versos del Capitán.

    TUS MANOS

    Cuando tus manos salen,
    y amor, hacia las mías,
    qué me traen volando?
    Por qué se detuvieron en mi boca,
    de pronto,
    por qué las reconozco
    como si entonces antes,
    las hubiera tocado,
    como si antes de ser
    hubieran recorrido
    mi frente, mi cintura?

    Su suavidad venía
    volando sobre el tiempo,
    sobre el mar, sobre el humo,
    sobre la primavera,
    y cuando tú pusiste
    tus manos en mi pecho,
    reconocí esas alas
    de paloma dorada,
    reconocí esa greda
    y ese color de trigo.

    Los años de mi vida
    yo caminé buscándolas.
    Subí las escaleras,
    crucé los arrecifes,
    me llevaron los trenes,
    las aguas me trajeron,
    y en la piel de las uvas
    me pareció tocarte.
    La madera de pronto
    me trajo tu contacto,
    la almendra me anunciaba
    tu suavidad secreta,
    hasta que se cerraron
    tus manos en mi pecho
    y allí como dos alas
    terminaron su viaje.

    Un besazo, poeta!!!

    ResponderEliminar
  14. ¡¡¡ Quién tuviera la fortuna de escuchar tales melodías...!!!

    Aprovecho para decirte que también hay poesía sin rima, sin métrica y sin estructuras de estrofas prefijadas...

    Muchos besos, Marinel

    ResponderEliminar
  15. Musical, muy musical y hermoso.


    Saludos cordiales.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  16. Uno a veces tiene ese temblor que no es controlable que transmite todo lo que esta ocurriendo en su interior y que no sabe como expresar.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Tu le has dado a las manos la importancia que tienen, con unas letras hilvanadas de manera sabia y espontanea. Tiemblan las manos, las sacuden los sentimientos. Estamos vivos.

    ResponderEliminar
  19. Si te tiemblan las manos cielo, las frotas, das palmas, las pasa por tus preciosísimas letras y que entren en calor con ellas y después... las acercas a tu cara con los dedos juntos y te das besitos diciéndote pero miiira que me salen cosas bonitas a mi con las manos temblororas y todo:-)


    Mmmuaaaaaaaaaaaakks!! inmeeeeeenso artiZta.

    ResponderEliminar
  20. Náaaa!! Se tiembla un rato, pero después hay que seguir sí o sí, nadie lo va a hacer por tí.

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  21. Si sólo te tiemblan las manos, es por falta de Potasio, o sea, tienes mal el PH.
    Si así se lo cuentas, presto tratarán de asir un plátano o un tomate, para luego acercarlo a la boca, de ti depende querer.

    ResponderEliminar
  22. Las manos, como los ojos, y hasta el andar, siempre denuncian el alma.
    Pero también son fuente de inagotable amor.

    Qué belleza de poema, Marinel.
    Quiero decir (si me permites) que te prefiero así,en poesía...Y si es libre, mejor. No sabes cuánto sentimiento transmites! A mi al menos, en este poema tuyo, que me ha causado gran admiración, me has tocado las emociones (y creo que con eso ya está cumplido el mensaje o propósito), y hasta me he visto reflejada.Por lo tanto te animo a seguir por esta senda.
    Simplemente MARAVILLOSO.

    ABRAZO GRANDE Y FELICIDADES,MARINEL!.

    ResponderEliminar
  23. Mejor cantarles que engañarlas.
    Nuestras manos no se merecen la mentira y sí el calor cuando tiemblan por el horror de la vida.

    Un bello poema, tierno y musical.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Hola!!!! buen día! aquí conociendo tu blog! una poesía que da gusto saborear soy muy joven en este mundillo y aun me cuesta entender cortas rimas pero confieso que me ha llegado al alma, y admiro a la gente que nace con esta sensibilidad para escribir lo que el corazón pide a gritos contar , gracias por compartirlo!!!!! Te deseo que tengas un bonito resto de semana
    ME QUEDO POR AQUI TE SIGO!!!
    y Aprovecho para invitarte a mi blog y me des tu opinión sobre el DISEÑO cada VIERNES !!
    MUCHISIMAS GRACIAS :)

    http://fuk-fashion.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  25. Precioso poema, Marinel. Un poema libre, hermoso en matices y de gran belleza y esponteneidad, y por lo tanto, lleno de esa gracia que te personaliza en tu propia voz. Un fuerte abrazo. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  26. Me gusta mucho lo que has escrito Marinel. Muchas veces, las manos expresan nuestro estado, nuestro ánimo, incluso más que el rostro..., pero cuando tiemblan por amor, tiembla también el corazón. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  27. "Los poetas no deben escribir para ser explicados sino para ser sentidos" Gaspar Nuñez de Arce
    Muy lindo poema; realmente nuestras manos nos delatan acorde al momento que vivimos. Me pasa bastante seguido. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Sentido poema Marinel. Remanso de paz...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Yo las imagino en vos abiertas y cálidas, como dos pájaros de puro cielo.


    Más besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog