Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

viernes, 3 de enero de 2014

No hay mayor fortuna...(Se siente, pero es que soy mamá hasta los tuétanos :)

Voy a hablar hoy del sentimiento que transmiten ciertos detalles, de ese valor indefinido e incalculable que conforman el tesoro del adentro.
Vengo de una familia totalmente demostrativa de afectos, no recuerdo, por más que me retrotraiga a la infancia, un solo día en el que no haya recibido o dado abrazos y besos, tan sencillo como eso.
Es algo tan innato en nosotros, los hermanos, al educarnos así, que cada vez que nos vemos y no solemos tardar mucho en hacerlo, nos abrazamos y besamos como si hiciera meses que no nos encontramos. Es algo natural para nosotros y así se lo hemos inoculado a los hijos.
No concibo no besar y abrazar a mis hijos cuando se marchan o entran, cuando se acuestan o se levantan, o, sencillamente porque sí.
Y decirles que los quiero antes de dormir y a cada poco que me surge, porque es el poso que irá llenando su alma y su corazón de la misma manera que me llenaron a mí mis progenitores y que a lo largo de la vida, se va extrayendo en los momentos de dureza, para hacerles frente.
Creo, viendo como transcurre la vida, que son los mejores regalos que se nos da o damos a quienes amamos.
Todo esto viene, porque cada año tras las campanadas, mi cara se regocija de besos, mi cuerpo es estrechado innumerables veces a causa de cumplir años, uno por cada año, ¡eh!
:)
El caso es que, dejando a parte, todos esos otros materiales que también me llegan, arriban a la orilla de mi alma, esos que extraen un pedazo de amor rotundo de mi espíritu y mucho oleaje de mis ojos. Son mis salvavidas de comienzo de año; así los llamo.
Retazos de amor (abreviados) para no aburriros, pero que son los que pulen mis alas para iniciar el vuelo cada año que comienza...

-"Eres la mejor mamá del mundo, no podría haber pedido una mejor, porque aunque nos peleamos, sé que todo lo que haces es por mí, siempre estás ahí cuando te necesito, sean buenos o malos momentos.
Te quiero-"
Sandra.

-"Nunca te lo agradeceremos lo suficiente, y por eso ahora quiero que eso cambie. Disfruto de cada minuto que paso contigo como el que más y quiero que a ti te pase igual, porque la independencia tiene sus cosas buenas, pero siempre me pregunto cuáles son, cuando tras un par de días sin veros, llego a casa y te veo sonreír.
En esa tarea de hacer que seas extremadamente feliz, mamá, hoy en tu día especial, queremos decirte, como manda la tradición, que te queremos,y, que, aunque otras tradiciones puedan cambiar, el amor que sentimos por ti no lo hará. Si lo hace es porque cada vez es más y más grande. No hay distancias, discusiones, circunstancias que puedan cambiar lo que sentimos por ti. Cada obstáculo nos hace fuertes, como tú nos has hecho a nosotros.
No cambies nunca mamá, porque por muchas cosas que puedan ser distintas en nuestras vidas, el que tú estés siempre ahí, es lo que les da sentido.
Te queremos-"
Alberto.

Mi mayor riqueza.

30 comentarios:

  1. Nosotros también nos besamos cuando nos vemos, no importa que la última vez haya sido hace diez minutos al salir a por el pan. Siempre que empezamos un viaje nos besamos y nos deseamos un buen viaje unos a otros.
    Sin esos abrazos nunca estaríamos completos. Y de todos, los de los hijos son los mas dulces. La familia es como nosotros la construimos día a día. Tu eres una buena arquitecta, felicidades por ello.
    ¡Y que guapos son!

    ResponderEliminar
  2. Uno de los mejores regalos sin duda es ése. Y en el que el consumismo no daña...

    ;-)

    Besos, feliz mamá.

    ResponderEliminar
  3. acabas de recibir el mejor regalo del mundo

    ResponderEliminar
  4. ...cada vez que entro en tu isla Marinel es un regalo , una gozada
    tus letras tocan " el tesoro del adentro ""..y a la orilla de mi alma escucho tu escribir como música de fondo para delete de mi espíritu ,,,uf que sentimental me he puesto. Simplemente quiero decirte que has hecho una entrada llena de ternura...Un abrazo-amigo de Begoña

    ResponderEliminar
  5. Eres así, Marinel, porque has nacido del Amor, yo también soy así, porque desde niña vi cómo mis padres se querían, se besaban siempre y así me salieron a mi los besos hasta por los codos... Que no cambies nunca y que sigas dando besos y abrazos a mansalva a tus preciosos hijos, a tus amigos, a tus años, a todos... Somos Amor y eso es lo más importante en esta vida. Un beso fuerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Precioso regalo, Marinel.
    Eres muy afortunada pero tus hijos lo son también, MUCHO, de tenerte cerca y cercana.
    ...y nosotros también por estos regalos.
    Cariños varios a repartir!

    ResponderEliminar
  7. Ellos han hecho un monumento a su madre, y con razón, como lo hacemos cada uno que la llevamos en el alma aunque ya no esté fisicamente pero sí en el corazón.

    Tienes que estar muy orgullosa, tú los has creado, ayudado a crecer, a ser mejores personas, es tu obra.

    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Bien Marinel, las emociones hay que expresarlas siempre , que no nos gane el protocolo impuesto ni las normas restrictivas


    yo he sido madre y padre de mi hijo y ahora soy hija y madre de mi padre
    vuelta de mano , giro de destino, amor vivo en la guía de hembra humana
    somos demostrativos desde siempre,

    por lo general los latinoaméricanos somos todos de piel y abrazos y besos


    abrazos energéticos
    :D

    ResponderEliminar
  9. Que guapos son! Es emocionante leer lo que te quieren.
    Mil abrazos más

    ResponderEliminar
  10. Con retazos así no existen motivos para no ser feliz. Preciosas felicitaciones Marinel. Es lógico que te sientas muy orgullosa de ellos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Y surcando mis mejillas dos lagrimones enormes, quiero dejarte mi cariño, mi comprensión, mi felicitación por tener esos hijos maravillosos que también se parecen a los cinco míos. He intentado sembrar en ellos el amor, la comprensión, la paciencia y esos lazos de unión que les mantendrán inseparables cuando yo falte.
    Yo también me siento feliz con su llamada diaria, me siento arropada, aunque muchos no están físicamente, pero sus palabras, me estimulan y me hacen sonreír.
    Empezaré este año dando gracias por haberlos tenido, por arroparme y quererme tanto y porque sin ellos...¿qué sería de mí?
    Te felicito por ser como eres, por haberlos educado así y porque tanto madre como amiga, eres extraordinaria.
    Que nuestra amistad y cariño se haga más grande en este 2014.
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Se me había olvidado decirte que me ha encantado esa postal de felicitación que me has enviado.
    Muchísimas gracias.
    Más cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  13. Como tú ( supongo que por eso nos parecemos en tantas cosas:-) he tenido la grandísima suerte de crecer rodeada de cariño, como a ti( vosotros) a mi ( a nosotros ) nos sale instintivo las demostraciones de afecto, no es nada buscado o preparado, es que sale, es necesario, para mi es imprescindible dar besos, abrazar y espachurrar a la gente que quiero, necesito dar y sentir ese calorciro, por eso entiendo perfectamente lo que cuentas, entiendo que tus hijos son el fruto de todo esto que les has dado y por eso entiendo que te derritas completamente al leer estas dos preciosidades y ver sus caritas.


    Enhorabuena preciosa, me alegro infinito por ti, por ellos... muchísimo.


    Mil besos y un abrazo en letras que te espachurre enterita y te transmita el cariño que te tengo.


    Tooodo lo mejor para este 2014, cielo
    ... Mejor, para siempre.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda eres inmensamente rica.
    Besoss y buen año para ti!

    ResponderEliminar
  15. qué dicha, una madre orgullosa, un hijo orgulloso, el amor más limpio que existe
    .
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Con unos hijos así, no me extraña que te sientas tan feliz. Escriben llenando de amor a su madre y su madre, se lo merece por transmitirles amor y demostrarselo de un modo tan expresivo y bonito.

    Nunca se ha de quedar un te quiero dentro del tintero.

    Enhorabuena Marinel y a vosotros, por tenerla de madre.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. No te quepa duda, Marinel: los hijos son el mayor tesoro que tenemos y más cuando son cariñosos, generosos y agradecidos como los tuyos.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  18. Solo cuando somos capaces de abrir el corazón y dejar de los sentimientos fluyan en total libertad es cuando sentimos que estamos en ese lugar perfecto donde la esencia viva del amor puro e incondicional nos llenan el alma de un calor que nos se puede expresar.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  19. Felicidades por esta "riqueza", ser madre debe de ser lo más...
    El mayor regalo, que uno puede recibir es ese...los abrazos, las sonrisas
    Feliz 2014, y felices reyes amiga Marinel.
    Un abrazo de mar

    ResponderEliminar
  20. Eres muy afortunada, pero mucho! Felicidades por esa hermosa familia que tienes.

    Muchos besotes!

    ResponderEliminar
  21. Con lo guapos que son y encina te dan besos... ¿Qué más se puede pesdir?

    ResponderEliminar
  22. Es bellisima e incalculable tu riqueza, y los besos no tienen precio.
    Como te entiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. No sé si eres consciente o no de la riqueza heredada y que a su vez transmites. Nada de más valor que los afectos y demostrarlos.
    Por mi dedicación de jubilado, conozco muchas personas que están en exclusión social que no recuerdan haber recibido nunca un beso de su padre o su madre o de ambos; que jamás han oído a nadie decirles te quiero... Es un drama mayúsculo de una trascendencia inimaginable.
    Por todo ello, desde esta familia de besucones, mis felicitaciones y concordancia contigo.
    Y como no podría ser de otra forma, muchos besos.

    ResponderEliminar
  24. Emotiva entrada, Marinel, tienes unos hijos estupendos por ser capaces de decir lo que sienten a quienes quieren, es una de las cosas más importantes de la vida, que sepan manisfestar sus sentimientos, sean los que sean, pero claro, no hay que olvidar que si lo hacen es porque lo hacen con ellos, porque tienen una madre todo corazón y amor que ha sabido transmitirlo y porque ha sabido educarlos en el respeto y el cariño con sus mayores.

    Me identifico mucho con tu post, Marinel, somos muy parecidas en valorar el cariño que damos y recibimos.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  25. Precioso.
    Tu patrimonio invaluable.
    Inexpropiable.
    Nuestro motor de vida... ¿qué más?



    Muchísimos besos.


    ResponderEliminar
  26. No hay mayor fortuna, ni mayor felicidad…
    Qué preciosidad de escritos, son una bendición.
    Disfrutemos del cariño siempre

    Un cálido abrazo Marinel, besos mil

    ResponderEliminar
  27. Vaya mujer que me hiciste llorar carijo, y mira que dije que este año lloraría menos, que ya tengo los ojos todos churrasqueados.
    Pero no hay nada más hermoso que el orgulloso amor de una madre por sus hijos, nada más hermoso que esas alas que se baten al viento por verlos crecer, por verlos avanzar y se nos regocija el alma, todita, todita

    Abrazotes muchos Marinel y a esos dos seres que marchan a tu lado, otro bien grande.

    ResponderEliminar
  28. Hola Marinel, práctica que también compartimos en la familia. Y es muy gratificante. Y enriquecedor para los más pequeños a lo largo de su vida.

    De tus hijos ¡qué decir! Entrañables!

    De nuevo un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. ¡Que verdad has dicho! Son la mayor riqueza que tenemos y verlos crecer, sonreir y hacerse personas que merecenla pena es el mayor d elos tesoros.
    He creído entender que cumples el 31 de Diciembre????
    Si es así felicidades atrasadas.
    Besazo

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog