Es el corazón un pájaro libertario. Viaja con sus alas entre la sangre, sobre los huesos y el complicado engranaje de nuestro cuerpo. Saben a gloria sus aleteos felices de los que siempre cae una pluma, y cual una bella durmiente, se aposenta en el lecho de la mente haciéndose recuerdo intenso e inolvidable...
Marinel.

sábado, 17 de octubre de 2015

Luna mía...

Anoche, mientras dormía, soñé la luna.
Fascinó mi sueño, colándose hasta el lugar
donde pudiese verla aún con los ojos cerrados.
¡Y es que pasan las noches tan raudas!
No puedo mirarte cada cenit del día.
O lanzarte un beso con mi mano blanca.
Ni contarte mis cuitas y mis alegrías.
Mis monotonías.
No puedo; le digo.
Entonces me mira con sus ojos grises y se resquebraja
en un llanto suave como un agua mansa bajando del cielo.
De pronto la veo menguar de a poquito,
y yo...yo me hago trocito de su nacareo.
Fantaseo.
Fantaseo.
Ser....



Un trozo de luna, sólo una porción de nácar astral.
Descender la noche y danzar en puntas sobre la verdor
ahora sombreada por la oscuridad.
Ser la vía láctea para aquellas lágrimas en el erial.
Silente, ufana, vaporosa y pálida,
 mujer de cristal bailando en la umbría. 
Costilla de luna, veleidad lunar...

55 comentarios:

  1. La luna, siempre inspiradora como tus poemas.
    Un beso



    Anoche soñé la luna
    que, en la noche, me miraba
    anoche soñe la luna
    que a mi lecho se asomaba
    poniendo en la noche oscura
    un rayito de esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJ, bonito comentario el tuyo que demuestra lo inspiradora que puede ser la luna, ciertamente.
      :)
      Muchas gracias, me ha gustado mucho tu aporte poético.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Entiendo a la luna.
    Te lee y se emociona.
    Y llora nácar y reluce pena.
    Y te besaría si pudiera. (la luna eh... no seas malpensada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, jo que bonito.
      Jajajajaja
      Nada, no te apures, no pensaré mal...
      Yo le lanzo besos cuando está llena, así la imagino devolviéndomelo.
      Besos.

      Eliminar
  3. La luna es una de las musas fetiches de cualquier poeta...
    Y a ti te trata muy bien.
    La complicidad está asegurada.
    Un beso, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, cierto, completamente cierto.
      Cada cierto tiempo, poco o mucho, viene a sentarse en mi cabeza cual musa en espera de versos en su honor.
      Una fantástica cómplice de la que no se puede renegar.
      Beso grande.

      Eliminar
  4. eres luz propia...no puedes ser luna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, vaya, que bonito. Mil gracias.
      No. No puedo serlo, pero tu comentario hace que la roce.
      :)

      Eliminar
  5. De ahora en adelante, cuando observe a la luna, me daré cuenta de que, una parte de su resplandor, se debe a un trocito del alma de una bella mujer: MARINEL.
    Cariños y que tengas un feliz fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, ay, que comentario tan bonito, amiga poeta-cocinera, me ha encantado.
      Te doy las gracias desde mi alma.
      Cariño todo y feliz fin de semana para ti también.

      Eliminar
  6. Muy bello sentir sobre la luna, es una gran inspiradora a mi me fascina aunque se que no es realmente tan hermosa como la hace ser la imaginación.

    Un gran abrazo querida amiga feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gladys, la luna es una inspiradora nata o es que los poetas le tendemos puentes que no puede rechazar...
      No puedo imaginarla fea o no tan bella como queremos verla. Me quedo con la imaginación, pues.
      Un fuerte abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  7. La sueño, la siento, la veo, la observo, la admiro, la abrazo ... Ella es mi isla de luz.

    Preciosas letras!

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AtHeNeA, eres luna!
      Y tu isla de luz es su reflejo.
      :)
      Gracias y abrazo de luz.

      Eliminar
  8. Precioso, Marinel. La luna y sus influjos sobre las personas, cuando somos o cuando no somos conscientes de ello.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco, es verdad, siempre nos hechiza aún sin prestarle la debida atención.
      Besos.

      Eliminar
  9. Como siempre precioso y sensible como tu alma querida Marinel.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, me alegra que así te lo parezca, querida amiga.
      Besos.

      Eliminar
  10. Me pareció verte, anoche cuando miré la luna. Un abrazo para ti y mi admiración para tu pluma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, por ahí andaría de puntillas yo buscando versos, probablemente...
      :)
      La admiración es mutua.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Así son tus letras, cayendo desde la luna, como lluvia de plata. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trimbolera, vaya, que bonito. Gracias
      Besicos.

      Eliminar
  12. A la noche la requiere la luna como fiel compañera.
    La una y la otra se vislumbran y buscan para hacerse el abrazo de menguantes, crecientes, nuevas y llenas.
    Y aquí, a su gris plata quedamos//, a verlas venir, a mordisquearnos cómplices!!!!
    "La tontona, y la llaman Catalina/ la que luce, sin luces y sin agua///la que sale de noche y ni se asusta//la de cuerno al derecho, si menguada....
    Esa, esa es, que no la toquen..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, siempre, aún cuando la noche es densa y oscura y no la deja asomarse, está.
      Qué sería la noche sin ella?
      Tiene tantos apodos!
      Sin embargo, me quedo con ese tan sencillo como hermoso: luna
      Que no nos la toquen a los poetas, no.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Veleidad Lunar?
    O un sueño incompleto que se hace desear.

    ¡¡ Ay !! Luna, Lunita cascabelera.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, sí, veleidad...caprichito de una que escribe aún sin permiso de la inspiradora luna.
      Sueños incompletos nos rodean y embaucan, también eso es cierto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Precioso, tus letras tienen magia.

    Me encantó.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aída, gracias, ya me gustaría que fuesen mágicas, pero yo sólo las veo y quiero como lo que son....poemas de una aficionada.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  15. Un bello homenaje a la luna, que acaba teniendo tu cuerpo y tu voz, Marinel...Ella tiene su destino, que cumple de maravilla, no sólo es lámpara de luz, también influye en las mareas, en el equilibrio estacional y en el ánimo de todos...Merece nuestra admiración y nuestro cariño.
    Mi felicitación y mi abrazo de luz, Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, la luna es fuente inagotable de inspiración, por tanto, se lo merece todo.
      Gracias siempre.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Perfecta simbiosis entre la luna y tú. Piensa que la Luna siempre devuelve los besos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred, así lo pensaré cada vez que le lance uno.
      :)
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  17. Parece mentira que ese medallón de plata colgado del cielo, nos inspire tantas emociones y palabras.
    No tiene luz propia y sin embargo fascina, siempre que puedo salgo a mirarla.
    Lograste unas imágenes muy bellas, Marinel.
    Un abrazo grande, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, sí que es cierto...pero es que es preciosa, enigmática, casi mágica diría.
      Me alegra que te gusten las imágenes venidas de mis letras.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  18. Cuántas sensaciones permite vivir la luna.
    ¡Musa de tantos y tantos!

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, sempiterna inspiración la del astro lunar, cierto.
      Besos mil.

      Eliminar
  19. Me emocionan, me inspiran esas noches de luna y emocionados sueños...
    ¡Soñar la luna...Marinel!!! Fascinante el sueño, es retratar con un pincel, su presencia, escribir su nombre...los sueños en la mente, mientras dejas correr una lágrima por la mejilla, para mantener vivo el corazón.
    Tiene magia la luna.
    Ando como siempre sin poder llegar, ufffff, tú me perdonas ¿verdad preciosa? Estoy en el curro, mañana el jefe me manda al paro.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, estaba segura de que sería así, las personas románticas, tenemos tendencia a perdernos en los misterios de la luna...
      Tranquila, no te apures en venir, y menos desde el trabajo, no vaya a ser que por culpa de la devoción, pierdas la obligación, que no están las cosas para bromas!
      :)
      Besos muchos.

      Eliminar
  20. La luna, esa gran fuente de inspiración para los poetas, enamorados......un hermoso poema Marinel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conchi, es que hay algún poeta no enamorado?
      Y no sólo me refiero al amor hacia otro ser, sino a todo o a algo de ese todo que nos rodea...
      :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Soñar con la luna (soñar la luna,mejor) es un regalo de los dioses.Esa dama nos embruja con su misterio pálido y los poetas no podrían escribir nada a derechas sin tenerla presente.Ella nos hechiza despiertos y dormidos.Ella nos atrae porque es inalcanzable para nuestros sueños de efímeros mortales.
    Bellas letras Marinel,con un final exquisito.

    "Silente, ufana, vaporosa y pálida,
    mujer de cristal bailando en la umbría.
    Costilla de luna, veleidad lunar"

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, un precioso regalo, ciertamente.
      Creo que tienes razón...todo lo inalcanzable nos atrae, nos lleva al mundo del soñar e incluso poetizar lo misterioso de este hecho...
      Abrazos y gracias.

      Eliminar
  22. Haces bien en soñar, los sueños son el alimento del alma y la liberación de la mente.

    Besotes hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, no podría vivir sin sueños, imagino que como todo el mundo.
      Besotes, guapa.

      Eliminar
  23. Bonito homenaje a esa maravilla de luna. Tus letras siempre son de admirar.

    Besos Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, gracias, me alegra que te guste. No...no creo que mis letras sean dignas de admiración, pero son mías y las quiero.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  24. La luna tiene magia...
    y tú también.

    Enhorabuena por el poema.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola. magia infinita la de ese astro nocturno, sí.
      Gracias, eres un encanto. Tú también tienes magia, que lo sepas. Haces una poesía muy peculiar y hermosa.
      Besos.

      Eliminar
  25. Una inspiración divina, Marinel, eres un trozo de luna... y leyéndote ¡también me hago luna!
    Precioso, para releer... y seguir siendo un poco luna...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milena, gracias guapa.
      Ya somos dos lunas o al menos, dos porciones de luna danzando por aquí abajo...
      Besos.

      Eliminar
  26. Ella tan confidente, ella tan consoladora, ella tan amiga.....
    ains! si pudiera hablar de todas nuestras cuitas y todos sus consuelos.

    preciosa la luna, debe estar contenta, al ver su reflejo en tus versos.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
  27. Maduixeta, mil gracias por este discurrir por mis entradas!
    La luna es todo eso que dices, sí...pudiera parecer que estamos a solas en las noches cuando hablamos callado, para nosotros, sin oídos que escuchen, pero no...ella está ahí recogiendo nuestras cuitas.
    No sé, son mis versos tan de estar por casa!
    Ella merece de otro tipo, quizás.
    :)
    Más besos de lluvia.

    ResponderEliminar
  28. Sí. Pudiste.
    Con este poema.

    Más besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"