Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

martes, 13 de diciembre de 2011

Aprendiendo, que es gerundio.

Búscame ahí, en ese renglón torcido o allá donde se apagan los sonidos estridentes y viene música suave vistiendo los ambientes.
No suelo ser amiga de las gentes en escala interminable, a esas muchedumbres yo les huyo, a no ser por interés o por repudio e incluso voy más allá:
Por protestar todos unidos y aún así, me entra agobio, me siento cual microbio.
Y soy como un capullo, entiéndaseme bien, de flor, no de los otros que pueblan este mundo de patanes.
Me quedo acurrucada si me veo rodeada, yo siempre fui así, de estar más sola que la una mirando o bien la luna o bien el sol, a solas con mi mente, así ya éramos dos.
Pero como las flores se acicalan y se abren ellas tan galanas, también lo hice yo y a resultas de esa esa apertura gradual, me fui haciendo actual, dicharachera, cuentacuentos, fantasiosa, o campanera.
También algo guerrera: Arrrrrggggg
Ahora ando orbitando en el espacio de personas, a veces voy de gata y otras de leona.
¿Qué cómo ha sucedido?
Es un secreto:
No te lo digo.
¿Para qué?
El caso es que a solas me entretengo fantasiosa y en medio de la gente ya no soy la miedosa o comedida, aquella introvertida que muchos años fui.
Ahora hablo y gesticulo, intento ver el lado positivo, me río de mil cosas.
También me río de mí.

http://2.bp.blogspot.com/_5ACjPQojWx8/StlIaD_CYOI/AAAAAAAAAWA/1Oh0S5psmQs/s320/mujer_flor1.jpg
Faltaría más.
:)

31 comentarios:

  1. Claro que sí, faltaría más
    :)
    Aprendemos de todo, y que cambiamos, ya lo creo, esto es un perpetuo cambio, y quien no lo haga, se pierde montones de vidas por vivir.
    Aprendamos siempre...
    No hay nada mejor que reírse de uno mismo.
    Bonito y alegre post.
    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo más importante: reirse de uno mismo.
    Sigámoslo haciendo.

    ResponderEliminar
  3. un buen retrato...lo del capullo...no hace falta ni explicarlo

    ResponderEliminar
  4. Y un poco , muy poco que cambies, todo y todos los demás son distintos.
    desde huir de multitudes ¡ Ay campanera de gata a leona, graciosa y pinturera! , ya ves tú ahora ya eres estra-vertida(1) así a tu manera

    (1)vertida hacia afuera
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Reirse es buenísimo, porque mueves un montón de músculos, lo cual tonifica el cuerpo (aunque arrugue la cara).
    Sabiéndote reir de ti misma, tienes la licencia para hacerlo de todo lo demás.
    Me ha encantado esta entrada, tan optimista, que ya estoy harta de gente triste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Aaaaahhhh qué buena mirada al interior! (supieras que tenemos algunas coincidencias!)

    Tu texto bello se me refleja muy bien con la imagen que le pones a tus letras: estar o haber estado dentro de un capullo para un buen día estirar brazos y piernas y caminar por esta tierra con mejores diposiciones, a pesar de...o sea, a pesar de cualquier cosa que nos sea contraria.

    Besos, Marinel!
    Hermoso texto.
    ;)

    ResponderEliminar
  7. Coincido Marinel.
    Prefiero que mi voz se distinga entre todas las voces, y ser -aún entre todos- como yo solo quiero ser. Faltaría más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Aprendiste lo más importante, reírte de ti misma y degustar lo más bohemio, qué bueno Marinel, eso, creo, es lo que merece la pena, saber disfrutar de tí misma escuchando a los demás. Ah! Mi flor favorita es el tulipán, preciosos los que tienes en tu jardín. Besos, amiga. Un placer visitarte sin perturbar la multitud...

    ResponderEliminar
  9. Que bien te conoces amiga!!!!y que bien pintas tus procesos evolutivos y divertidos hoy te veo desenfadada
    abierta leona,, leona ,leona....me he reido mucho..porque cuando conseguimos reirnos de nostroos mismos es que hemos dado el gran salto para vivir plenamente!!!!!un abrazo muy fuerte de Begoña

    ResponderEliminar
  10. Síiiiii!!! Hay que quitarse la mojigateria de encima, que eso es como una losa. Reirse, reir a montones que rejuvenece y quita estrés.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  11. Pues eso es, faltaria más..
    No hay mejor cosa que reirse de uno mismo.
    Creo que todos tenemos un momento en la vida en que somos comedidos, nos sentimos desprotegidos entre la multitud, con los años vamos aprendiendo a hacernos fuertes, y salir a la calle, y plantarle cara hasta el mismísimo sol.

    Me gustó mucho tu evolución, no sé, me sentí muy identificada.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  12. No faltaria mas.. es bueno reirse de uno mismo. Sigue como gata o leona!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. MUY INTERESANTE INTERIORIDAD!!!
    BESOS HERMANA

    ResponderEliminar
  14. Los años han de servirnos para algo, digo yo.
    Amiga Marinel, me siento un poco identificada con este escrito y ahora que me río de mi misma es cuando no me importa compartir mis poemas con vosotros. Hace unos años ni se me habría pasado por la cabeza hacerlo. Todo se va superando.
    Besicos, cielo.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado ese recorrido de puertas adentro, con tanta sabiduría y humor.
    Efectivamente, no hay nada mejor que reirse de uno mismo, así los embates de la vida nos encuentran con la sonrisa puesta.
    ¡Sigue creciendo y aprendiendo, Marinel!
    Cariños varios.

    ResponderEliminar
  16. Gerundio: m. gram. Forma verbal no personal que expresa simultaneidad de la acción con el tiempo en que se habla.

    Pero diez veces más lindo como lo explicas tu.

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  17. Mi querida Marinel, me encantó esta entrada, conocer tu interesante historia...una metamorfosis perfecta, de crisálida poco atractiva a una hermosa mariposa que hoy vuela libre y que con su vuelo deleita a todos. Amiga mía, eres muy especial para mí. Te deseo muchas bendiciones, recibe mi abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
  18. Reírse de uno mismo o de una misma es signo de inteligencia y de madurez.

    Magnífico blog, mejor entrada. Es un gustazo asomarse a este rincón que no tiene desperdicio.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  19. Aprendiendo y aprendiendo bien.

    Feliz día.

    Muack

    ResponderEliminar
  20. Cuánta inteligencia:reirse de uno!!

    La vida como un círculo de continuo cambio
    Felicidades para ti:
    Elsa.

    ResponderEliminar
  21. Reirse de si mismo es una capacidad admirable. Como muy bien dices, se aprende con el tiempo.
    No dejes nunca de hacerlo.

    Un beso.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  22. Nuestra capacidad de burlarnos de nosotros mismos, muestra cuanto hemos crecido.

    Haces bien en no reprimirte. Se vive una sola vez.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Reírse de uno mismo es muy bueno pero cuesta mucho,no nos vamos a engañar.Lo importante es no reírse de los demás y saberlos escuchar y comprender.Celebro que ahora seas extrovertida,la introversión no ayuda para nada en este mundo.Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
  24. ¿Escribes poemas, cuentos o relatos? COMPARTELOS CON EL MUNDO¡¡¡¡
    Mandanos lo que escribas a laliescritora@hotmail.com y será leído en Basta Fuerte los sábados de 21 a 22 por www.arinfo.com.ar y haz que los oyentes del ciber espacio conozcan tu arte.

    ResponderEliminar
  25. Aprendemos cuando pensamos. Cuando escuchamos a según qué personas, y cuando nos miramos a nosotros mismos. Preciosa indagación la tuya.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. El azaroso viaje hacia nuestro interior debe comenzar con una sonrisa, tus palabras siempre bellas contienen: viaje y sonrisa, a raudales. Un besito

    ResponderEliminar
  27. Pues te buscaremos. Todo en ti me gusta. Y todo en ti comparto. Y todo en ti agradezco y valoro.
    Gracias por ser así y por todo lo que me transmites.

    Un beso con verdadero cariño.

    ResponderEliminar
  28. Aprendiendo es sinónimo de viviendo, que también es gerundio.

    Cuando nos reímos de nosotros mismos, habremos ganado la batalla- contra nosotros mismos-


    Beso grande

    SIL

    ResponderEliminar
  29. Hola Marinel!!
    Te has ido abriendo gradualmente y eso te enriquece,pues vas aprendiendo a caminar rodeada de más gente.

    Y es hermoso y terapéutico reírse de uno mismo,eso desencaja la mandíbula,que a veces se nos queda como acartonada,jaja!!

    Un beso,amiga!!

    ResponderEliminar
  30. A muchos nos pasa...
    La agradable compañia de la luna como isla de luz y el sol.. De calor hechizan y a la vez en esa pautada ,aparente ,soledad... Poco a poco en nuestra piel cala la esencia de abrirse un poco más... Y lo hacemos ...


    Un brazo de luz de sol & luna

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog